arrow

Por un puñado de dólares (1964)

Por un puñado de dólares
Trailer
7,6
25.378
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Tras la muerte de Juárez, en México dominan la injusticia y el terror. Joe (Clint Eastwood), un pistolero vagabundo, llega al pueblo fronterizo de San Miguel, donde dos familias se disputan el control del territorio, y entra al servicio del clan Rojo. Una noche, es testigo del intercambio de oro por armas entre mexicanos y soldados de la Unión. Remake en clave de western de "Yojimbo", de Akira Kurosawa. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Per un pugno di dollari
Duración
95 min.
Guion
Sergio Leone, Víctor Andrés Catena, Jaime Comas Gil (Historia: A. Bonzzoni, Víctor Andrés Catena, Sergio Leone. Remake: Akira Kurosawa, Ryûzô Kikushima)
Música
Ennio Morricone
Fotografía
Massimo Dallamano
Productora
Coproducción Italia-España-Alemania del Oeste (RFA); Constantin Film Produktion / Jolly Film / Ocean Films
Género
Western Spaghetti Western Remake
Grupos  Novedad
Trilogía del dólar
Premios 0
9
No me gusta el americano, es muy listo para su trabajo
" Tu cine me gusta por el modo en que filmas a los caballos, los filmas desde el culo ". Esta frase pronunciada por Bertolucci cuando Leone le propuso rodar una película con guión de ambos, y le preguntó por qué le gustaba su cine, resume en sí misma todo lo que fue el cine de Leone. Cuando oigo que Peckinpah fue el renovador del western, particularmente me echo a reir, por que sin duda alguna, el primer rupturista con el western clásico no fue otro que el genio italiano. El spaguetti western fue un género mediocre, del que sólo cabría destacar, aparte de a Leone, a Sollima y a Corbucci, que en cierto modo no hicieron más que servirse de las bases puestas por Leone, quien, por razones obvias, fue el que alcanzó más notoriedad, y con el paso de los años no cayó en el olvido.

Probablemente, en aquellos años a nadie se le habría ocurrido empezar un western con una paliza a un niño mientras el supuesto héroe se queda impasible bebiendo agua. Pero luego nos damos cuenta que tal héroe no dista mucho de cualquier malo de los westerns clásicos. Es un tipo que no duda en matar a sangre fría, que no siente absolutamente nada, sus ojos son dos finas rendijas que no permiten que nadie sepa lo qué piensa. Y es un tipo inteligente, no duda en montar el lío si la paz no le interesa, siempre que la guerra venga provocada por unos dólares. Aunque cuando los problemas apremian, no duda en ayudar a quien sea, por que, a pesar de su aparente falta de sentimientos, la injusticia es algo que no soporta, y no duda en ayudar a quien realmente lo merece.

Como en las otras películas de la trilogía del dólar , la película no cuenta con un gran guión, los personajes no se desarrollan demasiado, y algunas de las situaciones que ocurren están cogidas con algodones. Es la dirección de Leone lo que le otorga a esta película el poderío que tiene, la inteligencia del director consigue que la película se convierta en un grandísimo entretenimiento, con una factura impecable, a pesar de varios fallos, como la fotografía nocturna de los exteriores, que son meros filtros azules. Esos primros planos, esa composición de planos, donde Leone casi pinta sobre el celuloide, esa música de Morricone, ese montaje... con unas interpretaciones geniales, un Clint Eastwood tan sobrio como siempre, y un Volonté tan perfectamente sobreactuado para dar vida al loco Ramón, consiguen darle credibilidad a una historia genial. Aunque eso si, nunca puede tomarse en serio ninguna película de la trilogía del dólar, puesto que no son más que bufonadas, ya que Leone fue al western lo que Hitchcock al cine en general, un practicante casi religioso de lo absurdo y lo bufonesco, pero genial y supremo
[Leer más +]
136 de 151 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Un Leone menor es mucho.
La película de "Yojimbo" había gustado mucho en Italia, y había sido una de las triunfadoras en Venecia unos años antes. Después de que los norteamericanos adaptasen al western otra obra de Kurosawa como "Los siete samuráis", Leone por recomendación de un amigo se puso manos a la obra para traernos lo que a posteriori se convertiría en la primera de la famosa trilogía del dólar.
El resultado es muy apreciable pero irregular, en esta ocasión el guión es bastante flojo y es una copia demasiado exacta del original japonés. Sin lugar a dudas "Por un puñado de dólares" es la película más floja de todas las dirigidas por el maestro Leone (a excepción de algún peplum anterior). Leone, en contra de otros directores que hacen sus mejores películas al principio y luego casi desaparecen con subproductos, va lentamente creciendo como cineasta y normalmente su siguiente película es mejor que la anterior.
La fantástica interpretación de Eastwood que desde el principio se mete en el personaje y no abandonará en toda la trilogía, crea escuela.
Gian Maria Volonté que aunque no es su mejor interpretación, ya nos deja lo que sería su estilo inconfundible, siendo el Jack Nicholson italiano.
Lo bueno de esta película es que el sello de todos; De Leone, de Eastwood, de Volonté, de Morricone...está ya, podrán en el futuro mejorar tal y cuál cuestión pero la esencia es ya inconfundible.
Evidentemente los problemas de esta cinta son bien conocidos, falta un poco más de presupuesto que hubiera sido necesario en algunos planos, y todavía tiene esos tics de director que no cree excesivamente en su trabajo plenamente, además de revista barata del oeste de Manuel Lafuente Estefanía que iría convirtiéndose con el tiempo en más ópera como pasará con "Hasta que llegó su hora".
La importancia de esta película es doble, ya que supone el verdadero nacimiento del spaguetti-western, es decir, una película que crea escuela e incita a decenas a filmarse, cosa que las anteriores no consiguieron. Y por supuesto estamos ante la primera película personal de Sergio Leone, ya que las anteriores el director era una pieza más del engranaje de la producción del peplum.
Uno de los diez directores más importantes de la historia del cine, aunque algunos puristas, cada vez menos, sigan sin darle importancia.
La película fue un éxito en Italia y llevaría a rodar "La muerte tenía un precio", cuando Eastwood pensaba que sus vacaciones en España pagadas ya no volverían más.
Lo mejor, como casi siempre, la inolvidable música de Ennio Morricone.
[Leer más +]
82 de 91 usuarios han encontrado esta crítica útil