arrow

Heat (1995)

Sinopsis
Neil McCauley (Robert De Niro) es un experto ladrón. Su filosofía consiste en vivir sin ataduras ni vínculos que puedan constituir un obstáculo si las cosas se complican. Su banda la forman criminales profesionales tan cualificados que pueden incluso impresionar al detective Vincent Hanna (Al Pacino), un hombre que vive tan obsesionado con su trabajo que llega a poner en peligro su vida sentimental. Cuando la banda de McCauley prepara el golpe definitivo, y el equipo de Hannah se dispone a evitarlo, cada uno de ellos comprende que tiene que vérselas con la mente más brillante a la que se ha enfrentado en su carrera. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Heat
Duración
172 min.
Guion
Michael Mann
Música
Elliot Goldenthal
Fotografía
Dante Spinotti
Productora
Warner Bros / Regency Enterprises
Género
Thriller Acción Intriga Robos & Atracos Policíaco Neo-noir Remake
10
10 razones por las que Heat merece un 10.
1-Está dirigida por Michael Mann y eso por si solo ya es sinónimo de calidad. Encima hay que unirle que es su mejor película hasta la fecha y una de las mejores de los noventa.

2-Tiene un reparto espectacular, de los mejores que se han visto en los últimos años.
No hace faltar decir nada de Robert de Niro y Al Pacino, con verlos en pantalla es suficiente. Otros más a sumar a las largas listas de las mejores interpretaciones de ambos.
La película cuenta con un buen puñado de grandes actores brillando con luz propia, todos tienen su momento. Están los eternos secundarios, consumados expertos en estas lides como William Fichtner, Dani Trejo, Hank Azaria, Kevin Gage, Tom Sizemore o Jon Voight, además de Val Kilmer un peldaño más abajo de esos dos titanes que protagonizan el film, pero dando grandes muestras de su talento.
El plano femenino tampoco se queda atrás, además es una de las piezas clave durante todo el metraje. Diane Venora es el modelo perfecto de mujer y Natalie Portman el de niña. Amy Brenneman es la sencillez y la delicadeza personificada. Completándolo Ashley Judd con algún que otro buen momento. Todos aportan su granito de arena y casi todos dan lo mejor de si mismos.

3-Los aspectos técnicos del film rayan la perfección. Michael Mann muestra los rincones de Los Ángeles como nunca. Paisajes y vistas que le transportan a uno más allá de lo posible. Desde ver el mar en un apartamento buscando la relajación con intensos tonos azules, hasta las vistas de la ciudad desde una terraza. La entrada de los personajes en escena suele ir acompañada de escenarios con un gran impacto visual.

4-Una banda sonora absolutamente sublime. Michael Brook, Brian Eno, Eric Clapton, con compositores de altura, Elliot Godenthal, Lisa Gerrard y las reconocibles aportaciones de Moby.

5-La trama no se centra exclusivamente en uno o dos personajes. Se bifurca continuamente hacia otros personajes, como Chris, Waingro o Van Zant. Hay una serie de subtramas que enriquecen aun más la trama principal. No solo es una historia de policías y ladrones. Hay amor, amistad, conflictos personales, traiciones y venganzas. Por eso aun durando casi tres horas, no se hace larga ni pesada. Te metes en sus vidas y no sales hasta el final.

Sigue en el spoiler...
[Leer más +]
157 de 179 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
El mar como metáfora
Resulta un tanto simplista reducir al género policiaco un película como "Heat". Evidentemente sí, nos hallamos ante un clásico duelo entre policia y ladrón con su dosis de investigación, sus escenas de atracos y su correspondiente juego del gato y el ratón. Pero "Heat" va más allá de todo esto, se trata de un film transversal, que se acerca más al drama intimista que al thriller al uso.

Lo que se nos muestra es casi un tratado filosófico sobre las relaciones humanas. Michael Mann nos presenta toda una galería de personajes cuyo punto en común es su tremenda soledad frente al mundo que le rodea. Unos la desean para poder cumplir lo más profesionalmente posible con su tarea y otros huyen de ella aferrándose a todo aquello que les permita tener un mínimo de compañía.

Aunque el tema central, los pilares básicos del film, se centran en dos personajes centrales entorno a los cuales gira un mundo que está punto de derrumbarse por la misma causa, el celo profesional y las convicciones morales de cada uno. Así Robert de Niro se nos presenta como un hombre frío y desapasionado incapaz de apegarse a nada frente a un Al pacino al que precisamente no puede contener su apasionado torrente de emociones por todo lo que rodea. No son más que las dos caras de una misma moneda, dos románticos que viven en un mundo que no es el suyo, y que en el fondo les une un vínculo más profundo que cualquier diferencia que les pueda separar.

Todo ello se articula en una puesta en escena de tintes poéticos, de largos silencios, de miradas como puñales y de frases que se disparan como si fueran sentencias. Su mayor logro es conseguir que lo hermoso no caiga en lo pedante, que haya equilibrio entre lo lírico y lo violento y sobre todo que de al espectador motivos para la reflexión acerca de las connotaciones morales que su mensaje ofrece.

Con este film, junto con "El dilema", Michael Mann tocó techo en cuanto a la plasmación visual de su forma de entender el cine. Lástima que posteriormente cayera en la autocomplacencia, y aunque firmando notables trabajos, no dejan de ser pálidos reflejos de lo que nos ofrece esta auténtica obra maestra.

Lo mejor: El romanticismo que impregna la propuesta.
Lo peor: Que sólo sea recordada por la escena del atraco.
[Leer más +]
124 de 145 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1