arrow

Alfred Hitchcock presenta: Un chapuzón en el mar (TV) (1958)

6,7
137
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Episodio basado en un cuento de Roald Dahl: Un matrimonio a bordo de un transatlántico se enredan en un juego de apuestas. Episodio 3x35 de la serie "Alfred Hitchcock presenta". (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Alfred Hitchcock Presents: Dip in the Pool (TV)
Duración
26 min.
Guion
Robert C. Dennis (Historia: Roald Dahl)
Fotografía
John F. Warren (B&W)
Productora
Shamley Productions / Columbia Broadcasting System (CBS)
Género
Intriga Crimen Serie [Alfred Hitchcock presenta]
9
Humor negro+ suspense= obra maestra.
Una vez más Hitch nos sorprende con la adaptación de un relato con mucho sentido de humor de Roald Dahl. En este episodio un matrimonio mayor de clase media realiza un crucero por Europa y a bordo el marido se entera de una apuesta que hay en el barco en donde se mueve mucho dinero: el que acierte la distancia que recorre el barco por día se lleva el dinero. El marido apuesta mucha cantidad de dinero, que minimiza ante su mujer diciéndole que solo se perderían la excursión a Asís, y...( el resto sigue en el spoiler, menos la última escena).

¡Sencillamente genial porque este episodio se me quedó en la memoria a pesar de que solo lo vi una vez hace la friolera de unos treinta años!

Y una vez más al final en la moraleja Hitch hace gala de un humor negro muy apropiado con este caso...
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
¡Una gran idea!
Alfred Hitchcock presenta: Dip in the pool (Un chapuzón en el mar), temporada 3, episodio 35, dirigido por Alfred Hitchcock en 1958. El aire salado rodea el descanso del señor Hitchcock sumido en un leve, casi imperceptible balanceo, interrumpiendo su interesante lectura sobre un autor conocido, para situarnos en el lugar desde donde nos informa sobre las dificultades excepcionales que han permitido la retransmisión de las imágenes dada su personal ubicación; momento que aprovecha para hacer notar cierta incomodidad en su entorno, referenciándonos sin más dilación la historia de hoy que va sobre pujas, retomando así su interesante lectura.

Aparentar lo que no se tiene es un peligro significativo para el señor William Botibol (Keenan Wynn) y su insaciable deseo de aferrarse a una realidad muy alejada de sus verdaderas posibilidades sociales y… económicas; lo contrario de la señora Ethel Botibol (Louise Platt) interesada en otros asuntos menos volátiles y mucho, mucho más realistas que son alimento para el alma. Apostador irrefrenable, el señor Botibol no tarda en sondear una singular subasta dejándose aconsejar por el señor Renshaw (Philip Bourneuf) que algo sabe sobre ese frágil y arriesgado mundo. En lo que no acierta nuestro protagonista es en sus hábitos sociales muy lejos de los que habitualmente utilizan Renshaw y su estirada esposa la señora Renshaw (Fay Wray).

Un entorno algo hostil por lo que al juego se refiere, parece retener los deseos de nuestro protagonista que, tras su primera experiencia a bordo nada afortunada, no ve salida a su incontrolable deseo. Tras recibir sabios consejos del señor Renshaw, se le ocurre ¡una gran idea! que le podría hacer ganar el premio gordo de la subasta maquinando una acción que le podría salir perfecta: Preparado el campo de acción y protagonizado el necesario encuentro con Emily (Doreen Lang), una extraña pasajera, no duda en poner en práctica su plan desde el convencimiento que le hará ganar el sustancioso montante en juego disfrutándolo posteriormente según los cálculos, no del todo fiables, de nuestro apostador impenitente.

Pasado un tiempo prudencial, encontramos a nuestro epiloguista medio dormido, haciendo el gran esfuerzo por ofrecernos una síntesis sobre algunos personajes, sus destinos y algún que otro beneficiado, aunque no en el caso de Hitch, obligado a tomar una determinación debido a un problema de escorado.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica