arrow

Atlantic City (1980)

Atlantic City
Trailer
7,3
3.952
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
A Lou Pascal (Burt Lancaster), un viejo gángster de poca monta que consigue algún dinero con las apuestas, lo mantiene en realidad la viuda de su antiguo jefe. En el mismo edificio que él vive Sally (Susan Sarandon), una atractiva mujer aspirante a croupier cuyo cuerpo lo tiene obsesionado. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Canadá Canadá
Título original:
Atlantic City
Duración
104 min.
Guion
John Guare
Música
Michel Legrand
Fotografía
Richard Ciupka
Productora
Coproducción Canadá-Francia-Estados Unidos; Selta Films (Montreal) / Cine-Neighbor / International Cinema Corporation / CFDC
Género
Drama Romance Crimen Drogas Vejez Neo-noir
Aclamado film americano de Malle que contó con unos excepcionales Burt Lancaster y Susan Sarandon. Narra la emotiva historia de una pareja a punto de tener un hijo que roba un paquete de droga y se refugia en Atlantic City, donde ambos encuentran ayuda por parte de Lou, un viejo fracasado que siempre soñó con ser un gángster.
[FilmAffinity]
"Con Vania, el mejor film USA de Malle. Narra el encuentro de dos sujetos solitarios en su miseria compartida"
[Diario El País]
8
Sueña el pobre en su riqueza y el anciano en su juventud
Segundo film de la etapa americana de Louis Malle y para algunos el mejor de la misma. Escribe el guión el dramaturgo John Guare (“Seis grados de separación”, Schepici, 1993) a propuesta de Sarandon. Se rueda en exteriores de Filadelfia (Pensilvania), Atlantic City (NJ), Margarte (NJ), NYC y Montreal (Canadá), entre el 31-X-1979 y el 5-I-1980. Nominado a 5 Oscar, gana el León de oro (Venecia). Producido por Dennis Héroux y John Kemeny, se estrena el 2-IX-1980 (Festival Venecia).

La acción dramática tiene lugar en Filadelfia, Margate, Atlantic City y una localidad próxima, entre mayo y diciembre de 1979. Lou Pasco (Lancaster), antiguo guardaespaldas del gángster Pinza, de unos 60 años de edad, malvive como agente de pequeñas apuestas ilegales. Amante de Grace, viuda de Pinza, se enamora de su vecina, la joven canadiense Sally Matthews (Sarandon), a la que admira desde lejos. Se siente desilusionado, derrotado y solo. Vive refugiado en un pasado imaginario. Siempre deseó ser amante de una mujer joven, un héroe rico y un gángster importante. Ella trabaja como camarera en la cafetería de un casino y por la noche asiste a clases de crupier. Es solitaria, idealista y necesita dinero con avidez. Aspira a ser crupier del casino de Montecarlo.

El film suma drama, crimen, gángsters, thriller y romance. Es la segunda colaboración de Malle y Sarandon, que entonces formaban pareja sentimental. El guión, a cargo de un amigo de Sarandon, está cortado a la medida de Lancaster y Sarandon. Sus papeles corresponden a dos soñadores. Lou vive de recuerdos, fantasías e ilusiones de grandeza, que le sirven de refugio para evadirse de una realidad monótona, aburrida y tediosa. Sally, tras el fracaso de su matrimonio con un joven cocainómano, se refugia en la ciudad del juego para tomar clases de crupier. Su sueño es llegar a ser la primera mujer crupier del casino de Montecarlo. La interacción entre los dos personajes permite a Lou vivir una aventura en la que intervendrá como conquistador, matón y gángster acaudalado. A Sally le va a permitir viajar a Europa. Los dos saldrán beneficiados en lo que más necesitan.

El film reflexiona sobre las diferencias que separan sueños e ilusiones de la realidad; sobre los cambios que ha de experimentar una ciudad para transitar con éxito de un pasado superado a un futuro de prosperidad; y sobre el proceso de envejecimiento y pérdida de facultades de las personas humanas. Destaca la profundidad del análisis psicológico de los personajes y el afecto con el que son tratados. Valora positivamente las diferencias humanas, la tolerancia y el sentido humanitario. Recurre a la ironía, la sátira y el humor. La ambientación es realista, sobria y desprovista de adornos añadidos. Se sirve de símbolos que acogen y dan sentido a la historia, como la ciudad que ha de demoler antiguos edificios hoteleros anacrónicos para dar paso en su lugar a nuevas instalaciones dedicadas a nuevos usos.
[Leer más +]
33 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Del patetismo y la dignidad.
Una película legendaria hasta cierto punto, y polémica, de los años 80, dónde Susan Sarandon y sus refrescantes limones dieron mucho que hablar.
Narra la historia de un decrépito y patético ex-gángster de baja estofa (Lancaster) quien verá sacudida su monótona vida por la aparición en ésta del ex-marido de su vecina (Sarandon), a la que espía desde su ventana por las noches.
Malle narra una historia de amor imposible, otoñal, tan patética como el propio personaje de Lancaster, y consigue que seres realmente despreciables por dedicarse a traficar con droga nos resulten simpáticos, casi queridos, y comprendidos. Película sobre la búsqueda de la dignidad cuando todo parece haberse vivido, resulta en todo momento atractiva, interesante y equilibrada.
[Leer más +]
20 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil