arrow

Los comediantes (1967)

6,0
239
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un hombre totalmente ajeno a la política viaja a Haití, estado insular gobernado con mano de hierro por el dictador Papa Doc Duvalier, para reanudar su relación amorosa con la esposa de un embajador. Sin embargo, durante su estancia observa ciertos hechos que producen en él un cambio radical que lo lleva a alterar sus planes iniciales. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Comedians
Duración
150 min.
Guion
Graham Greene (Novela: Graham Greene)
Música
Laurence Rosenthal
Fotografía
Henri Decaë
Productora
MGM
Género
Drama
Grupos  Novedad
Adaptaciones de Graham Greene
8
Anticipo a la caída de un régimen brutal
¡Quien podía imaginar que aquel médico que, durante algunos años, se mostró comprometido con la erradicación de las enfermedades tropicales (paludismo, tifus…) que solían sufrir los haitianos de menores recursos, habría de traicionar el enorme apoyo que luego le dio el pueblo para que subiera al poder. Aunque, en realidad, fue el ejército el que le dio su mayor respaldo, Francois Duvalier también contó ampliamente con un pueblo crédulo e ignorante que hasta le llamaba Papá Doc, en alusión a su primera y respetada profesión. Después, al convertirse en un dictador tirano, brutal y represivo, muchos ciudadanos, al referirse a él, procuraban que la c de Doc sonara como una g.

En pocos años, el dictador sembró el terror en todo Haití, al ejercer su régimen siguiendo lineamientos del fascismo europeo, incluida la creación de un cuerpo policial que imitaba a las SS, que él llamó la VSN (Voluntariado de la Seguridad Nacional) cuyos miembros, al no recibir sueldo alguno, se dedicaron al crimen, el pillaje y la extorsión para conseguir dinero.

Fueron 14 años (1957-1971) de un gobierno, autoproclamado vitalicio y apoyado por los EEUU, que dejó a Haití en la mayor de las ruinas. Al morir Duvalier, el suyo era el país más pobre de América, el de mayor mortalidad infantil, altísimo promedio de criminalidad anual, tenía el más alto índice de analfabetismo y la salud pública era un completo desastre. Y a las fuerzas del Estado se les atribuyen más de 30 mil asesinatos durante todo el régimen.

Sobre lo que sucedía en la Haití de los años 60 y con el deseo de contarle al mundo sobre los desmanes de este deplorable gobierno, el notable escritor Graham Greene, escribió su novela “LOS COMEDIANTES” que, luego, él mismo convirtió en un guión cinematográfico, dirigido con acierto e impacto por el inglés Peter Glenville, internacionalmente reconocido por su brillantísima “Becket”.

Greene se centra en los días en que un pintor, un camarero y un médico, están comenzando a sentir que el pueblo no puede seguir soportando la temible presencia de los Tontons-macoutes (en creole: “Hombres de saco” nombre despectivo e intimidante que, a semejanza del Coco, se daba a los miembros del VSN) y entonces, comienzan a pensar en la idea de oponerse radicalmente al gobierno creando una guerrilla que, aunque escasa como la de Fidel en Cuba, quizás consiga derrocar al dictador.

Entre ellos, un hotelero inglés (Richard Burton); un fanfarrón que se hace querer conocido como el mayor Jones (excelente Alec Guinness); un candidato a las próximas presidenciales en los EEUU y su comprometida esposa (Paul Ford y la encantadora Lilian Gish); un embajador (Peter Ustinov) y su insatisfecha y atractiva mujer (Elizabeth Taylor) rendida ante su amor por Brown el hotelero, mantienen el protagonismo tratando de cumplir su tímido papel, en un sistema que les respeta, pero que a ratos les hace sentir que, cualquiera que haga oposición puede ser asesinado.

Título para Latinoamérica: “LOS FARSANTES”
[Leer más +]
10 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
¡Ay Haití!
Sobre una novela y un guión de Graham Greene, un puñado de buenos actores se ponen a las ordenes del director Peter Glenville, con capital americano, y, sin desbordar en ningún momento su fría profesionalidad, obtienen un resultado decente, sin un solo añadido más.

La acción transcurre en Haití; tan en boca de todo el mundo, en estos funestos días. Eran, los años de François Duvalier presidente vitalicio, autoproclamado santón del vudú, al que imitaban en su vestimenta (gafas de sol oscuras) y fechorías, los Voluntarios de la Seguridad Nacional, también llamados Tonton Macoute. Los niveles de corrupción, los negocios de los occidentales sin escrúpulos, las embajadas garantistas, algún torpe movimiento de liberación y los amores adúlteros revolotean por un país convulso, condenado a la pobreza y a la eterna inestabilidad.

Larga película y larga tragedia la de un pueblo, tan poco apreciado, que hasta su madre tierra quiere hacerle desaparecer.
[Leer más +]
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil