arrow

The Killing Kind (1973)

5,8
40
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Después de pasar dos años en la cárcel por violación, Terry regresa a la casa de su posesiva madre, Thelma, dueña de una pensión donde todos sus inquilinos son viejos (salvo una aspirante a modelo recién llegada). Terry mantiene oculto un trastorno mental y en su fuero interno desea vengarse de los que considera culpables de su cautiverio. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
The Killing Kind
Duración
88 min.
Guion
Tony Crechales, George Edwards
Música
Andrew Belling
Fotografía
Mario Tosi
Productora
Género
Terror Drama Thriller Crimen
8
Un buen estudio criminológico del psicópata
Terminando de ver “The Killing Kind” (1973) de Curtis Harrington con Ann Sothern, John Savage, Ruth Roman, Luana Anders, Cindy Williams, Sue Bernard, entre otros. Película de terror, sobre un joven traumatizado por una vida llena de violencia e incesto, tras salir de la cárcel, retoma la vida criminal. La historia es un homenaje a “Psycho” (1960) de Alfred Hitchcock en su temática, y algunas escenas tienen claros tributos a otras de sus obras como: “The Lodger: A Story Of The London Fog” (1927) con la renta de las habitaciones a un asesino en serie; “Suspicion” (1941) con el vaso de leche; “Rear Window” (1954) con la vecina vestida como la madre de Norman Bates; “The Birds” (1963) evidentemente, por nombrar algunos filmes; pero en el fondo, mantiene una dura crítica a la fallida reinserción a la sociedad de criminales sexuales, así como claros ejemplos al Complejo de Edipo, la locura misma, y las características esenciales que forman al psicópata y asesino en serie: Matar animales, pirotecnia, violencia, juegos macabros, egolatría, trastornos mentales y sexuales, y el asesinato. La puesta en escena es muy buena, con sombras y luces, momentos de intriga cuyo suspense está bien llevado, pero se hace predecible. Del reparto, John Savage y Ann Sothern, se coronan como los protagonistas, hijo y madre de una imparable y trágica bola de nieve. La obra pude ser notable, si se hubiera apartado completamente de Hitchcock, y hubiera encontrado una narración propia. La escena de la ducha es elocuente, donde se cambian los planos pero sigue siendo la misma escena del “Maestro del Suspense”, incluida la música compuesta por Bernand Herrmann. Nos queda un buen estudio criminológico del psicópata, que pudo ser mejor pulido con mayor presupuesto.
RECOMENDADA
NO tendrá nota en Lecturas Cinematográficas.
http://lecturascinematograficas.blogspot.com/
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
La muerte en esta pensión.
Hay películas donde uno se dice: Qué pena que esa historia no la haya agarrado otro con mejor mano, o este guión en manos de tal, hubiera sido una gran obra, y eso es lo que pasa con Impulso criminal, el mismo guión con algunos retoques, en las manos de Hitchcock, sería hoy muy recordada seguramente como una de sus mejores película.
La historia bebe aguas claras de Psicosis, pero en esta nos plantean qué hubiera pasado si un tipo perturbado, con graves trastornos sexuales, y un tremendo Edipo no resulto, hubiera dejado viva a su madre, y como esta se fuera dando cuenta de la clase de persona que era su hijo.
¿Cuál sería su reacción?
Y ahí radica lo más interesante de la película, sin dejar de destacar también la sordidez de la vida en una pensión repleta de ancianos, exceptuando por una bibliotecaria frustrada, personaje que podrían haber aprovechado más, y una aspirante a modelo.
En fin, la misma en manos de Hitchcock habría logrado escenas memorables, los asesinatos hoy formarían parte de lo más recordado de la cinematografía y demás, pero no, la dirigió un tipo mediocre, que hace un trabajo de encargo, sin ver lo que le habían dado y las posibilidades que tenia.
Buenas interpretaciones de John Savage, y sobre todo de Ann Sothern, para una actriz de su edad, que venia de la época clásica de Hollywood, interpretar un personaje como este, tan sórdido, complejo, y entregarse a él de la forma en que ella lo hizo, merece ser reconocido, la verdad que la tendrían que haber nominado a los Oscar.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica