arrow

Blossoms in the Dust (1941)

6,5
143
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Tras la dolorosa pérdida de su hijo, Edna, una valiente mujer de Texas, decide crear un orfanato para ayudar a los niños más desvalidos y necesitados de ayuda; pero los ciudadanos más conservadores no verán con buenos ojos la creación de una institución de acogida para niños nacidos fuera del matrimonio. Edna luchará incansablemente para conseguir legalizar el orfanato. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Blossoms in the Dust
Duración
99 min.
Guion
Anita Loos (Historia: Ralph Wheelwright)
Música
Daniele Amfitheatrof, Leo Arnaud, Murray Cutter, Leonid Raab
Fotografía
Karl Freund, W. Howard Greene
Productora
Metro-Goldwyn-Mayer / Loew's
Género
Drama
10
TODO LO QUE PARECE UN MAL CONLLEVA OCULTO UN GRAN BIEN
Hace ya algunos años, llegó a mi vida un mensaje que sacudió todos mis conceptos. Me causó mucha resistencia pero, tras releerlo numerosas veces y sopesarlo frente a mis propias experiencias, llegué a la conclusión de que contiene una precisa interpretación de las leyes existenciales. Se me da ahora este instante para que lo comparta contigo:

“Nadie puede sufrir pérdida alguna a menos que esa haya sido su propia decisión. Nadie sufre dolor, salvo cuando él mismo así lo decide. Nadie puede estar afligido, sentir temor o creer que está enfermo a menos que eso sea lo que desee. Y nadie muere sin su propio consentimiento. Jamás ocurre nada que no sea una representación de tus deseos, ni se te niega nada de lo que pides”.

La historia de Edna Gladney, una maravillosa mujer que, hasta su muerte, luchó por los niños desprotegidos de Texas, en los Estados Unidos, está magníficamente contada en el guión de Anita Loos y brillantemente llevada al cine por el director Mervyn LeRoy.

El proceso existencial de esta gran dama, se nos describe con sabia precisión haciendo, de entrada, una clarísima referencia a los sucesos de aparente adversidad, que luego servirán para que ella pueda determinar su sendero y dar amor a borbotones como era su gran sueño.

Quien observa los hechos aislados, suele hacer las consabidas preguntas o comentarios cargados de ignorancia y escepticismo: ¿Cómo permite Dios que le pase algo así a una familia tan digna? ¡Qué injusticia la de la vida con una pareja tan buena!

Y el universo permanece sordo a nuestros exabruptos porque sabe ¡bien que sabe! que la muerte no existe y que jamás se toma una decisión que sea pensada para nuestro mal.

Casada con Samuel Gladney, un cajero de banco que supo que ella sería su esposa desde el instante en que la conoció, y quien siempre la animó y apoyó para que abriera su corazón a los desprotegidos, Edna luchó con él a brazo partido para vencer las pruebas que han de determinar que si se está en el camino escogido.

Su casa primero se convierte en una guardería, y después, terminará fundando una gran institución desde la cual luchará férreamente para cambiar las leyes discriminatorias del país.

La película contiene un emotivo drama que sobrelleva Greer Garson con verdadero carisma; un delicioso humor de parte de Felix Bressart, el dedicado pediatra que se mueve como su sombra; y hay también momentos de gran valor anecdótico como el juicio al que se enfrenta Edna contra el padre chantajista que quiere ver a su hijo, o la encantadora diligencia del formulario de solicitud de adopción con la singular esposa del miembro de la Cámara.

Estamos ante un filme conmovedor, profundo, ejemplar, y con una visión precisa acerca de los hilos con que evoluciona la vida.
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Y DE PAÑUELO EN PAÑUELO
Pues sí, mis queridos amigos, proveanse bien de Kleenex, pañuelos de tela e incluso sábanas, porque este soberbio melodrama de Mervin LeRoy nos mete unos crochets que los de Cassius Clay a su lado se quedan en puras caricias maternales. Así pues, para quien guste de llorar frente a la pantalla no cabe duda de que esta es 'su película'.
Hablando más en serio, Mervin LeRoy lleva a la gran pantalla la vida de esta admirable mujer, Edna Gladney, que, además, al ser contemporánea de la película se benefició del éxito de la misma de tal forma que espectadores e instituciones conocieron y apoyaron la gran labor de esta luchadora infatigable en favor de los niños sin apellidos. Nadie mejor que la dulce y decidida Greer Garson para interpretar a Edna con una extraordinaria y contenida composición del personaje lejos de aspavientos e histrionismos absurdos que pudieran desviar nuestras miradas de lo realmente esencial: conseguir para estos pequeños un futuro sin 'marcas' en sus documentos. Felix Bressart en su papel de médico bondadoso es el cómplice ideal y el actor que interpreta al pequeño Tony nos demuestra una vez más que los niños aprenden mejor y más rápido que los adultos.
La película se llevó un único Oscar por la soberbia decoración de interiores pero quedó como un merecidísimo homenaje a una heróica y maravillosa mujer que consiguió que 10.000 pequeñuelos y pequeñuelas fueran adoptados y que las palabras "hijo ilegítimo" fuesen borradas de los documentos y de la conciencia de muchas personas.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil