arrow

Ramen Teh (2018)

Ramen Teh
Trailer
5,9
418
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Masato, un joven chef de ramen que quiere saber más sobre el pasado de sus padres fallecidos, deja su ciudad natal en Japón embarcándose en un viaje culinario hacia Singapur para encontrar la verdad sobre su pasado y su familia. Durante esa deliciosa odisea, Masato descubrirá los secretos de sus ancestros, suculentas recetas y mucho más. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
Año / País:
/ Singapur Singapur
Título original:
Ramen Teh
Duración
90 min.
Estreno
31 de octubre de 2018
Guion
Tan Fong Cheng, Wong Kim Hoh
Música
Kevin Mathews
Fotografía
Brian Gothong Tan
Productora
Coproducción Singapur-Japón-Francia; Zhao Wei Films Pte Ltd
Género
Drama Cocina
6
Una fórmula aguachinada
Quizás lo más justo que se pueda decir de este menú asiático es que te permite saborearlo con apetito y glotonería e incluso llegue a conmover al paladar indulgente, aunque se le note un regusto meloso, fruto de una condimentación acaramelada y festivalera que, si bien no acaba de malograr el conjunto, resulta demasiado melindroso y complaciente. Es decir, las costuras de las buenas intenciones culinarias acaban siendo demasiado evidentes y, al final, el plato resultante se asemeja más a una cadena de comida rápida, por completo alejada de la alta cocina ‘fusión’ que pretende alcanzar. Siendo la primera película que veo proveniente de Singapur, no sé si esa equidistancia entre cocina autóctona y préstamos culinarios forasteros es un rasgo nacional o sólo fruto de esta simpática creación de bazar pintoresco.

Lo peor es un guion cuya estructura y progreso resulta demasiado rígido, anquilosado y evidente, como si se tuviera miedo de dejar que los atribulados personajes se desenvolvieran con libertad por una trama que se va desvelando poco a poco, pero que desde un comienzo estaba trazada con tiralíneas y sin posibles sorpresas incómodas. Sin embargo, lo mejor para un espectador occidental – como es mi caso – es que te permite obtener información sobre una remota parte del mundo y las consecuencias funestas y desgarradoras de la II Guerra Mundial en Asia, algo que casi siempre hemos visitado desde el punto de vista norteamericano y que por lo tanto reducía los matices y condicionaba la atención en unos detalles que a buen seguro ni tan siquiera habríamos tenido en consideración.

El exiguo microcosmos familiar que retrata, entre pucheros, cuencos y fogones, resulta sin duda entrañable. Aunque nos podamos perder los matices del lenguaje – se utilizan varios dialectos chinos, así como el japonés – la realización y los diálogos dejan claro todo aquello que nuestro poco diestro oído es incapaz de aprehender. Y así nos adentramos no sólo en los misterios de la cocina asiática, sino que de paso asistimos a una clase de historia ejemplar, que nos permite comprender las heridas del pasado, las afrentas del recuerdo, las amarguras de las víctimas anónimas – que, si bien pudieron ganar la guerra, perdieron sin remisión la vida – que pavimentan los olvidos y que cimientan nuestros desmemoriados días. Sólo por eso – y por alguna escena conmovedora que llega hasta el fondo del más obtuso corazón – merece la pena ver esta alambicada propuesta singapurense. La emoción es universal y conmoverse por el dolor y el perdón ajeno, por distante que éste sea, nos hace más humanos.

Lo dije al principio: hay trampa y cartón piedra. Pero si nos dejamos arrastrar por el íntimo retrato familiar hecho añicos, disfrutaremos de un suave manjar.
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
La cocina como unión
Si bien Japón y Singapur ahora tienen buenas relaciones, muchos singapurenses mayores luchan por olvidar el sufrimiento que sufrieron durante la ocupación japonesa de la Segunda Guerra Mundial. Aunque hayan pasado más de 70 años todavía quedan secuelas, el director Eric Khoo tomando como base dos platos que son extremadamente populares en cada uno de sus países: bak kut teh de Singapur y ramen de Japón, construye un film delicado y sensible.

Es la historia de una familia desunida en la que el joven Masato que acaba de perder a su padre japonés, decide ir a Singapur siguiendo los pasos de su madre, quien murió cuando aún era un niño y que su abuela repudio al casarse con un japonés. El chico tiene mucho talento para cocinar, heredado de ambos padres y decide visitar a su familia de Singapur con el pretexto de que le enseñen a cocinar algunos platos.

El director sabe mezclar hábilmente el pasado y el presente, Eric Khoo nos ofrece una historia conmovedora sobre el peso de las tradiciones y la cultura. Toda una búsqueda del pasado y la reconciliación a través de la herencia culinaria

Una hermosa película que mezcla con éxito gastronomía, amor, familia e historia. Y muy recomendable para los amantes de la comida asiática. Participó en el Festival de San Sebastián en la sección Culinary Cinema.
Destino Arrakis.com
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil