arrow

Los energéticos (1979)

4,5
877
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Dos hombres rústicos castellanos se enteran un día que en sus terrenos va a ser instalada una central nuclear. Temen por sus vidas, la de sus cabras y por sus terrenos. Van a protestar al alcalde del pueblo, pero no consiguen nada. Intentan un encierro político, que termina en fracaso, hasta que aparece en sus vidas un representante de los países exportadores de petróleo que les ayuda a difundir por el mundo su protesta. Pero su actitud desencadena una serie de intereses políticos encontrados entre la OPEP, la CIA, las Multinacionales y las fuerzas vivas del pueblo. Por si fuera poco, las familias de los dos rústicos (Mondongos y Bellotos) se odian a muerte de antiguo por los derechos de propiedad de un pozo situado en el límite de sus tierras, uno de ellos tiene una hermana al que el otro se la beneficia de muy especial manera, el alcalde es hijo de un hombre que hizo fortuna con el estraperlo y, al final, su actitud ha hecho que todos se vuelvan contra ellos por ser los únicos decentes metidos en este asunto. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ España España
Título original:
Los energéticos
Duración
88 min.
Guion
Mariano Ozores
Música
Gregorio García Segura
Fotografía
Manuel Merino
Productora
Bermúdez de Castro
Género
Comedia
Grupos  Novedad
Pajares y Esteso
7
Cachondeo y despiporre
Como bien menciona 'Tinzao' en su crítica, aquí tenemos una parte de la cachonda trilogía del trío calavera formado por Pajares, Esteso y Ozores. En 'Los energéticos' te puedes partir el ojal viendo a Ozores de jeque árabe y Pajares y Esteso como aunténticos gañanes.

Gracias a estas pelis, todas ellas vistas en mi infancia, creía que se follaba con los calzoncillos puestos, de ahí mi posterior fracaso sexual con las mujeres. Y recuerda que no puedes soltar una retahíla de palabras inentendibles a lo 'Ozores' y sin venir a cuento en mitad de la frase tocarle una teta a una chavala, te puedes ganar una justificada bofetada.

Eran otros tiempos, tiempos sin depilación, sin músculos de gimnasio y sin tetitas con silicona, ahora seguramente un batallón de OFENDIDITOS lo tildaría de zafio y machista, pero las risas que me eché no me las quita nadie.
[Leer más +]
32 de 34 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
A Tope
Los Energéticos es la película más audaz de Don Mariano Ozores, tanto en forma como en fondo. Sin perder en ningún momento su garbancero concepto del espectáculo, ese sello de la casa tan reconocible y que tantas alegrías proporciona a los cinéfagos mas desprejuiciados, encontramos una serie de pruebas introducidas por el peculiar director que ofrecen unos resultados sobresalientes, sobre todo en el primer tercio del film, el cual cuenta con un tempo no visto hasta el momento en película española alguna: en 5 minutos ya hemos visionado recursos tan de andar por casa como el usar una zanja que divide el plano y enfrenta a dos familias (Bellotos y Mondongos, extrapolable a todo el agro español y, por tanto, a cualquier español) durante varias épocas señaladas, con una cámara pétrea y con la lente con barro y moscas, insertando una crítica audaz a todos aquellos fachas de toda la vida que, tras la bizarra transición que sufrimos de aquella manera, no dejan caer de la boca el término ¨democracia¨, pareciendo haberlo inventado ellos de tanto repetirlo. Poco después hay una gloriosa secuencia (con minitravelling-homenaje al famoso plano del atasco en Weekend, de Godard) que remite al Berlanga de Plácido, con una cabina siendo llevaba en volandas por toda la turbamulta de la pedanía donde se desarrolla la acción, no teniendo nada que envidiar a los mejores guiones de Azcona. Y esto en solo 15 minutos, ojo.

Después, lo habitual: profusión de tetas y felpudos a niveles espectaculares, Esteso y Pajares tartamudeando y no por exigencias del guión, Florinda Chico pasando por allí, homenajes subrayados a Apocalypse Now, Shakespeare y varias pelis de James Bond, planos montados de manera confusa, cochazos y yates (esta es una de las películas con mayor presupuesto de Ozores), cuadros por segundo duplicados para darle mayor sensación de velocidad a un tractor, una guapísima Sara Mora comportándose como una mujer de maneras muy asilvestradas, la bizarrísima persona que atiende al nombre de Ajita Wilson mostrando los avances de la cirugía en lo que al cambiar de sexo se refiere y unos niveles críticos hiperbólicos por parte de Don Mariano para con todo que ya querrían llegar a concebir moñas como el León de Aranoa y demas perroflautas de mancomunidad de lujo.
[Leer más +]
25 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil