arrow

Martha Marcy May Marlene (2011)

Martha Marcy May Marlene
Trailer
6,4
7.878
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Atormentada por ciertos hechos y dominada por una creciente ansiedad, la joven Martha abandona una secta y se va a vivir con su hermana Lucy y con Ted, el marido de ésta. Intenta adaptarse al estilo de vida de la clase media-alta, pero acosada por constantes pesadillas, no le resulta nada fácil. Mientras asume su soledad, la paranoia y los recuerdos comienzan a resquebrajar su existencia. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Martha Marcy May Marlene
Duración
102 min.
Estreno
27 de abril de 2012
Guion
Sean Durkin
Música
Danny Bensi, Saunder Jurriaans
Fotografía
Jody Lee Lipes
Productora
Fox Searchlight / BorderLine Films / FilmHaven Entertainment
Género
Drama Thriller Drama psicológico Sectas Cine independiente USA
7
M&M's
Aunque Sean Durkin ya había hecho algún cortometraje, no ha sido hasta este 2011 cuando por fin se ha colocado en el mapa cinematográfico con uno de los debuts más estimulantes del cine independiente americano reciente. Su premio a la dirección en Sundance no es gratuito y es quizá esto lo más destacable de una película que no se limita a alzarse sólo en este apartado aunque la pericia técnica de Durkin sea evidente, buscando y seleccionando encuadres, utilizando el escenario y la organización de cada elemento para narrar la historia, complementándola, no dejando nada al azar.

Durkin, que en 2010 nos habló en su cortometraje "Mary Last Seen" de la pérdida, aquí se dedica a contarnos un retorno, el de una muchacha a la civilización tras dos años en paradero desconocido por sus familiares. La historia se requebraja y alterna presente y pasado para complementarse y dibujar el retrato psicológico de la protagonista (que da nombre al título del film) interpretada fantásticamente por Elizabeth Olsen, la hermana inteligente de "las gemelas Olsen", que poco o nada tiene que ver con aquellas y con los subproductos en los que aparecieron más allá del apellido y las suaves facciones que dibujan su imperfecto pero hermoso rostro. Con una mirada, o un susurro, es capaz de comunicar bastante más que otras muchas actrices de su edad y desde luego tiene un buen futuro por delante. También está secundada por grandes actores, y aunque hay algún tic típico del cine independiente que quizá sobra un poco no empaña un resultado final sólido que funciona, además de como ejemplo perfecto de narración, a modo de (nada efectista) ejercicio estilístico y autoral. Esperemos que Durkin vaya más allá, porque hay cine en sus venas.
[Leer más +]
53 de 58 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Marcy's Song
Absorbente, fría, extraña e incómoda por momentos. Película y protagonista comparten una descripción que se convierte en sensaciones transmitidas al público, que tiene la oportunidad de vivir la decadencia psicológica del rol interpretado por una contundente Elizabeth Olsen. La dirección opta por elegir un ritmo pausado y una fotografía apagada para encuadrar la tristeza y desolación que provoca su argumento, que nos cuenta la historia de Martha, una joven que escapa de una secta inclasificable para volver con su hermana y comprobar si es posible retomar una vida normal después de haber sido sometida a todo tipo de absurdas e increíbles experiencias. Esas vivencias irán ofreciéndose a través de diversos flashbacks perfectamente montados.

“Martha Marcy May Marlene” (que se rodó en 20 días) logra superar la prueba de querer hacer sentir lo que vive su protagonista con toda la fuerza que puede desprender una persona derrumbada, invitándonos a dar un paseo a través de su descolocada mente y así comprobar su distorsionada percepción de la vida, claramente afectada por la confusión que arrastra desde que abandonó la secta. Esta lucha por la reinserción atraviesa algunas escenas tan incómodas como agobiantes por lo deprimente de las mismas. Encuentro, lamentablemente, una duración excesiva de su metraje, que bien pudiera haberse acortado media hora para contar exactamente lo mismo y así ahorrar ciertas dosis de aburrimiento. Si bien su atmósfera tan apagada concuerda perfectamente con las sensaciones que debe hacernos llegar su historia, no se aleja mucho de la fina línea que separa lo sosegado de lo tedioso.

La interpretación de Elizabeth Olsen (primera experiencia en el cine junto a “Silent House“, estrenada en el mismo festival que esta película) demuestra madurez y credibilidad, pues con una mirada describe prácticamente todo lo que pasa por su cabeza, y su actitud deja ver que está completamente entregada a su personaje. John Hawkes (“Winter’s Bone“, 2010) está sencillamente prodigioso como el sodomita líder de la secta, ofreciendo no sólo una buena interpretación sino también la ejecución de un tema extraordinario que canta y toca durante una de las escenas, el “Marcy’s Song”. La banda sonora, compuesta por Daniel Bensi y Saunder Jurrians, no es demasiado llamativa pero sí muy cumplidora e idónea para acompañar esta desapacible historia que no será trascendente por todo su conjunto o su discutible desenlace, pero sí por ese análisis que hace comprender hasta qué nivel puede llegar una mente herida y cuán de incomprensible puede ser esta no sólo para quienes rodean a la persona afectada sino para la propia persona que explora esos miedos y sensaciones abstractas.
[Leer más +]
37 de 39 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1