arrow

Un mundo perfecto (1993)

Un mundo perfecto
Trailer
7,4
31.784
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Texas, año 1963. Butch Haynes (Kevin Costner) es un peligroso e inteligente asesino que se ha escapado de la cárcel en compañía de otro preso. Durante la huida ambos se ven obligados a tomar como rehén al joven Philip (T.J. Lowther), un niño de ocho años que vive con su devota madre, Testigo de Jehová, y sus dos hermanas. El Ranger Red Garnett (Clint Eastwood) y una criminóloga (Laura Dern) irán sobre la pista de los fugados, al tiempo que el secuestro adquiere para el niño cada vez más el carácter de una aventura. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
A Perfect World
Duración
138 min.
Guion
John Lee Hancock
Música
Lennie Niehaus
Fotografía
Jack N. Green
Productora
Warner Bros / Malpaso
Género
Drama Intriga Road Movie Años 60 Secuestros / Desapariciones Vida rural (Norteamérica)
9
¿Por qué me gusta tanto?
Es una de las películas que más veces he visto y sigue siendo de mis favoritas. Es el mejor ‘road movie’ que he visto. De largo. Y la mejor interpretación de Costner. De más largo todavía. Quizá la más redonda obra de Eastwood, la más rica en simbolismos y significados. Cada vez descubro algo nuevo.

Me gusta porque Butch no es un buen hombre, pero tampoco el peor; porque es un viaje a ninguna parte parando en todas las estaciones; porque es una lección de cine y de supervivencia; porque el protagonista persigue lo imposible; porque Buzz y su fantasma son geniales; porque detesto el fanatismo religioso; porque es un canto a la libertad. Porque es una tragedia luminosa y catártica. Porque todos hemos soñado con una máquina del tiempo.

Faster, Butch, Faster!
[Leer más +]
109 de 124 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Una maravilla olvidada (9.1)
Me ha parecido, junto a Mystic River, la mejor del director.

Es una "road movie" algo más que entretenida en la que un fugitivo (Kostner) coge como rehén a un niño testigo de Jehová. Ambos se identifican mutuamente y terminan por hacerse "cómplices". Los diálogos son inteligentísimos y mejoran aún más con las interpretaciones.

Podría parecer que sobra lo de la caravana, pero es una táctica muy inteligente tener varias historias paralelas que ir alternando (con dos o tres es suficiente, tampoco hay que pasarse como algunos jóvenes directores pretenciosos que nos bombardean con cien mil de forma vertiginosa). Esto no llega a molestar en ningún momento, incluso es justificable: es una manera muy hábil de explicarnos la infancia del fugitivo –he ahí la justificación al personaje de Laura Dern, la única que conoce su pasado (¿he dicho la única?, quizás no sea así)–.

La parte final, de temática oscura pero fotografía luminosa, es una maravilla.

Me confieso fan –aunque nunca soy incondicional de nadie– del Kevin Costner de finales de los 80 y principios de los 90. Tiene un buen puñado de películas sumamente interesantes, entre ellas la que nos ocupa.
[Leer más +]
102 de 125 usuarios han encontrado esta crítica útil