arrow

Mi Idaho privado (1991)

Sinopsis
Mike Waters (River Phoenix) y Scott Favor (Keanu Reeves) son dos jóvenes chaperos que se ganan la vida prostituyéndose en las calles de Portland. Mike tiene una extraña enfermedad llamada narcolepsia, que le provoca un sueño repentino y profundo en cualquier parte. (FILMAFFINITY)
Director
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
My Own Private Idaho
Duración
104 min.
Guion
Gus Van Sant
Música
Bill Stafford
Fotografía
Eric Alan Edwards, John J. Campbell
Productora
New Line Cinema
Género
Drama Homosexualidad Prostitución Película de culto Cine independiente USA Road Movie
"Sin ser un film total, deja bien a las claras la imponente personalidad cinematográfica del director, su dominio del lenguaje y su impresionante capacidad creativa"
[Imágenes de actualidad]
10
¡Que Tengas un Buen Día!
No había visto mucho de Gus Van Sant. Solo aquella maravillosa “Elephant”. Ese viaje maldito a través de los diferentes puntos de vista de muchachos (De mi edad) a los cuales ya les sabemos su suerte. Había escuchado muy poco de My Own Private Idaho … ni siquiera sabía quien era River Phoenix. Después de que vi esta película, todas estas cosas cambiaron.

La historia nos cuenta sobre Mike, un hombre joven que sobrevive en las calles de Portland. El, se prostituye. Pero Mike es narcoleptico, y solo tiene un vago recuerdo de su madre. Por otro lado está Scott, hijo del alcalde de Portland. El también se prostituye y espera la muerte de su padre para heredar una gran fortuna. Un día, Mike le propone a Scott a que le acompañe a buscar a su hermano, para empezar a buscar a su madre. El viaje comienza, por una carretera que tal vez, no tenga fin…

Esta road movie no es un cuento – aunque lo parezca, solo toca estos temas para desarrollar los verdaderos temas principales – sobre la prostitución, sobre la homosexualidad o simplemente sobre sexo. Este es un cuento sobre el amor, la vida y el hogar en un lugar caótico que hasta algunas veces parece no tener sentido. Y aunque parezca un poco repetitiva, rutinaria o hasta predecible… es porque la realidad así lo es (Así mismo lo dijo Buñuel una vez sobre su Ángel Exterminador).

Esta es una obra que nunca envejecerá, y aunque hay muchos que la aman, también hay muchos que la odian, precisamente porque retoma temas que en este momento –a pesar de ya más de diez años de su estreno – todavía son participes de prejuicio. Pero a pesar de que haya gente que no la aprecie por su verdadera belleza, es una película que se mantendrá en la memoria de muchas personas. De personas que aprecian este trabajo sobre el amor y la soledad (Además de una de las actuaciones más sorprendentes que he visto en mi vida, River Phoenix es fantástico. Además que también, esta película es una de sus mas reconocidas). Una obra sobre aquel camino interminable que todos debemos recorrer.
[Leer más +]
54 de 69 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Inside my head
Tenía muchas ganas de ver esta película. Había leído algunas reseñas y críticas bastante elogiosas, y la verdad, cuando por fin tuve la oportunidad de alquilarla, no lo dude por un solo momento. Pues bien, al finalizar de ver el filme, no sabía muy bien en que pensar. No es que la película fuera mala, al contrario, es sólo que la imaginaba distinta. Algunas escenas tenían una innegable fuerza, pero otras no me terminaron de convencer. Saqué la película, la empaqué en su cajetilla y la devolví al día siguiente.

Han pasado tres días desde entonces. Involuntariamente, he pensado mucho en la película. Siento que aquellas imágenes han ocupado lentamente algunos recovecos de mi memoria. No puedo olvidar la escena de la fogata, la tristeza, compasión y ternura que me provoca el personaje de River Phoenix, el profundo desagrado y fastidio que me causa Scott, la desolación y el vacío de aquellos jóvenes que conversan en una cafetería sobre sus aventuras sexuales. Afirmar que es una historia sobre la búsqueda de un lugar en el mundo sería un imperdonable cliché, pero siento que no se puede decir menos de estos personajes, de sus luchas cotidianas, de la forma en que conciben la vida y la cruda realidad que deben afrontar. No es una película perfecta, genera expectativas que al menos en mí caso, no se cumplieron inicialmente, pero aún así, al igual que ocurre con muchas manifestaciones artísticas y humanas, va creciendo con el tiempo, con la reflexión. Y cuando esto ocurre no hay más remedio que dejarse llevar por la corriente, olvidar aquellos pasajes inconsistentes y descubrir la profunda desolación y belleza de este desconcertante filme. Mi nombre es Nelson, muchas gracias por haber leído mi crítica.
[Leer más +]
29 de 31 usuarios han encontrado esta crítica útil