arrow

Colombo: La muerte gana la lotería (TV) (1991)

6.3
172
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Fred Brower tiene un pequeño gran problema: acaba de ganar 30 millones en la lotería y no desea compartirlos con su próxima ex esposa. Episodio Nº58 de Colombo.

Aunque Colombo tiende a ser definida o considerada como una serie de TV, nunca fue una serie propiamente dicha. Exceptuando la presencia recurrente del personaje principal, no presenta ninguna de las características de una serie tradicional (episodios semanales, de duración regular, con cast, dirección y equipo de producción fijo). Pensados como telefilms (de hora y media como promedio de duración), cada episodio cuenta con una historia independiente y con un director y un equipo de producción distinto. Los films tuvieron una transmisión irregular, pero con un mínimo de tres o cuatro producciones por año hasta 1978. Más de diez años después, Falk retomó su personaje por dos años (1989-1990). A partir de 1990, Columbo dejó de emitirse con regularidad, y los siguientes films fueron estrenados como especiales. Por estas razones, los 68 episodios de Colombo se dispersan irregularmente a lo largo de 35 años (1968-2003). (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Columbo: Death Hits the Jackpot (TV)
Duración
92 min.
Guion
Jeffrey Bloom, Robert Van Scoyk
Música
Steve Dorff
Fotografía
George Koblasa
Productora
Universal TV / NBC Network
Género
Intriga Comedia Crimen Serie [Colombo]
8
La inesperada aportación a Colombo del pequeño 'Joe'
Columbo: Death hits the jackpot (Colombo: La muerte gana la lotería) es un telefilm dirigido por Vincent McEveety en 1991, primero de la undécima temporada y, cincuenta y nueve de la serie, pilotos incluidos, anteriormente había dirigido Descanse en paz señora Colombo en 1990. El interesante guión escrito por Jeffrey Bloom y Robert Van Scoyk nos cuenta hasta dónde puede llegar la interesada avaricia y su relación entre perdedores alrededor de un buen montón de dinero que la diosa fortuna ha dejado caer sobre ellos y las reacciones entre los personajes que por diferentes vías lo rodean; un reto para el director McEveety consiguiendo reflejar con bastante acierto sensaciones encontradas entre sus principales protagonistas.

Mediante un breve plano exterior el realizador nos presenta a Freddy Brower (Gary Kroeger) en un nuevo intento por conseguir finalmente la firma de su esposa Nancy Brower (Jamie Rose) en el documento enviado días atrás.
La indiferencia mostrada por la indolente esposa en el cumplimiento de los plazos para formalizar la separación, genera la insalvable discusión entre ambos en secuencias donde la separación de espacios son fundamentales para visualizar la situación, generando así la mayor de las sorpresas para Freddy quien en paralelo, comprueba asombrado como la suerte le ha tocado con la varita de la fortuna. Sobrepuesto inicialmente sobre su repentina riqueza, vuelca toda la confianza en su querido y admirado tío Leon Lamarr (Rip Torn).

Después de urdir un plan brillante entre sobrino y tío para mantener en secreto al verdadero ganador del premio, Martha Lamarr (Betsy Palmer) desconocedora de las intenciones de ambos y, en una excelente interpretación como desdibujada esposa del pretencioso Lamarr, se resguarda en su propio mundo de glamour sobre la inesperada suerte de su marido, viendo pasar el tiempo entre repetitivas melodías con armoniosos acordes y miradas cruzadas entre ambos en plano contra plano.

La avariciosa complicidad desde la sombra de Nancy Brower , permite al amado tío llevar a cabo el macabro plan para hacer desaparecer a su querido sobrino sin el menor atisbo de piedad donde el primerísimo plano y el plano detalle son fundamentales para visualizar su calculada y macabra acción, presentado al espectador (como es de rigor en la serie), el frio y cruel acto sobre Freddy Brower, provocando poco después la intervención de Colombo (Peter Falk) recabando las primeras informaciones sobre el nuevo caso de asesinato.

Los sentimientos enfrentados y los reproches encontrados entre Lamarr y su amante por como preservar el premio sustraído al difunto ganador, genera desconfianza mutua entre primeros planos y contra planos que, junto a la importante información entresacada por el detective a los amigos del difunto y la inesperada aportación a Colombo del pequeño ‘Joe’, el chimpancé, ayudarán a esclarecer el caso de la muerte por la lotería. Brillante retrato sobre la avaricia sin límites a cargo del prolífico realizador Vincent McEveety.

Complemento genealógico. Colombo cita a su mujer en cuatro ocasiones y, otro personaje lo hace en dos ocasiones.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil