arrow

Juego de poder (2007)

Juego de poder
Trailer
6.2
13,216
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
A principios de los ochenta, un congresista americano aficionado a la diversión, una mujer de la alta sociedad de Houston defensora acérrima de las buenas causas y un agente de la CIA apasionado por los retos, conspiraron para llevar a cabo la mayor operación secreta de la historia. Joanne Herring (Julia Roberts), una de las mujeres más ricas de Texas y virulenta anticomunista, convenció al congresista Charlie Wilson (Tom Hanks) para que ayudara a los muyahidines afganos, consiguiendo fondos y armas para expulsar a los soviéticos de Afganistán. El compañero de lucha de Charlie en esta dura batalla fue el agente de la CIA Gust Avrakotos (Philip Seymour Hoffman). (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Charlie Wilson's War
Duración
97 min.
Estreno
22 de febrero de 2008
Guion
Aaron Sorkin (Libro: George Crile)
Música
James Newton Howard
Fotografía
Stephen Goldblatt
Productora
Universal Pictures / Relativity Studios / Participant Media / Playtone
Género
Drama Política Guerra de Afganistán-URSS Guerra Fría Años 80 Años 90 Basado en hechos reales
"Es toda una historia, y sus responsables la narran con claridad y con brío."
[The New York Times]
"Un filme sobre guerra y política que consigue ser al mismo tiempo racional e inspiradora. Y también es la película más divertidamente inteligente del año."
[Time]
7
Cuando la guerra fría se calienta
Podría parecer la típica película americana de ensalzamiento de sus valores a través de la intriga política, pero no lo es. Pese al discursito inicial y alguna que otra ''perla'' suelta, La guerra de Charlie Wilson es toda una sátira hacia el mundo de la alta política, las intrigas internacionales y el papel que pueden llegar a jugar ciertas personas (Joanne) ajenas a la política pero bien situadas socialmente. El cinismo, la hipocresía, la manipulación y las corruptelas política quedan plasmadas en cada uno de los personajes, repletos de carisma.

Mención especial habría que hacer del papel de Seymour Hoffman como el agente de la CIA en horas bajas que todavía es capaz de mover hilos, justamente nominado al Oscar por su brillante actuación. No es el caso de Julia Roberts, a la que no acabé de situar bien en su papel, pese a interpretar a una fría millonaria texana, ultraconservadora, inteligente y manipuladora.

En definitiva es un buen film de intriga política, con bastante humor y una crítica de las guerras que, aparentemente frías, están totalmente alejadas de este calificativo.
[Leer más +]
79 de 88 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Ya estamos con los moralistas
Siempre igual. Cuando hay una peli americana que cuenta un episodio de su historia reciente, aunque sea para enmarcarla en un retrato personal como este caso, saltan los de siempre con su discurso moralista. Que si ya están justificando las atrocidades del Imperio, que si ya nos están vendiendo propaganda USA, que si es un "insulto a la inteligencia"... bla bla. Esta última aseveración siempre me ha hecho mucha gracia, porque no entiendo como se puede insultar a la inteligencia, yo creía que se insultaba a las personas; es como si uno dice que se siente insultado en el tobillo, es absurdo. En fin, la murga de siempre. Yo personalmente no tengo mucha simpatía por el Imperio, pero madre mía, hasta que oigo a los antiamericanos y sus obsesiones, y descubro que hay cosas peores.

Déjense de chorradas. Esta es una buena peli porque cuenta una buena historia y está bien narrada. Aaron Sorkin es un guionista fantástico, sus diálogos son siempre brillantes. Mike Nichols es un buen director, las actuaciones están bien, sobresaliendo Seymour Hoffman como de costumbre, y la presunta ambigüedad ideológica me importa un rábano. Si tuviese que juzgar a las pelis por la identificación que tengo por el "mensaje" (otra obsesión de los pesados moralistas) catearía a todas, que sólo estoy al cien por cien de acuerdo conmigo, como es natural. Que se ensalte a un político borrachuzo tramposillo y mujeriego, a un espía maleducado y a una ricachona de extrema derecha en esta peli me parece muy bien. Todo eso, y más, era Churchill. En fin, ya se sabe que hoy en día a mucha gente le importa más lo que parece, que lo que es.
[Leer más +]
66 de 95 usuarios han encontrado esta crítica útil