arrow

Oficial y asesino (TV) (2012)

3.3
171
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Los robos en casas se están haciendo habituales en un tranquilo barrio. Lo más curioso es que el ladrón solo se lleva ropa interior de las mujeres. La policía sospecha que pronto irá más lejos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Canadá Canadá
Título original:
An Officer and a Murderer (TV)
Duración
105 min.
Guion
Keith Ross Leckie
Fotografía
Boris Mojsovski
Productora
Solo One Productions
Género
Intriga Thriller Robos & Atracos Basado en hechos reales Telefilm
6
Thriller tranquilo
Sin estridencias este film relata los hechos sucedidos a partir del desbarranque del oficial de la Fuerza aérea canadiense Russell Williams un asesino serial que fue condenado en el año 2010 por dos violaciones seguidas de muerte y ochenta y dos allanamientos de morada, donde robaba la ropa interior de las mujeres,tenía una enorme colección de la misma al momento de ser detenido.Su carrera criminal comenzó recién a los 44 años y esta duró hasta sus 47, edad en la que fue descubierto por la policía.
No es un film deslumbrante ni tiene escenas que provoquen temor,pero a quienes gustan de las pelis de asesinos seriales,es seguro que la disfrutaran.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Película para televisión que cuenta una historia de los más bizarra... y real, que es lo más increíble.
Rodada para la televisión canadiense, cuenta la historia de un Coronel de origen británico, afincado en Ontario (Canadá), de intachable hoja de servicios, que de buenas a primeras comienza una espiral decadente en la que empieza por allanar casas y robar prendas íntimas de sus vecinas, para después pasar al acoso y violación, y acabar -como era de suponer- asesinando al más puro estilo "serial killer" pero que, debido a unos descuidos, finalmente es acorralado y detenido.

Todo esto no sería especialmente interesante si no fuese porque se trata de un caso real, absolutamente bizarro e increíble, ya que el Coronel Russell Williams padecía un fetichismo enfermizo que le obligaba a hacer fotografías y grabaciones (algunas con la ropa interior robada a las vecinas que se pueden ver en internet y que, sencillamente, son patéticas) a las víctimas, y que en la películe se muestra con bastante fidelidad, lo que ayuda a componer y comprender el puzzle en que se convirtió la desordenada personalidad del protagonista, que en apariencia parecía un buen hombre con total autocontrol, altamente valorado en su comunidad y en su trabajo.

Es una película al uso, de las típicas del mediodía, pero bien hecha, muy bien interpretada por el infravalorado Gary Cole y, aunque con ligeras variaciones respecto a la historia real, bastante fidedigna, sobre todo teniendo en cuenta lo tremendamente extravagante del personaje principal.

Por cierto, aunque en la película no se muestra, todo lo que desencadenó el desorden del Coronel Williams fue la muerte de un gato al que amaba con devoción. En la película se muestra a un minino que le acompaña en muchas escenas, pero se obvia la curiosa relación que tenía con los felinos. Un rasgo peculiar más del personaje.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil