arrow
Crítica de Gabriel
Almería, España
10
Soy un fugitivo
Soy un fugitivo (1932)
  • 8,0
    1.832
  • Estados Unidos Mervyn LeRoy
  • Paul Muni, Glenda Farrell, Helen Vinson, Preston Foster, ...

Una joya injustamente olvidada

51 de 57 usuarios han encontrado esta crítica útil
Parte de un relato autobiográfico de Robert E. Burns, donde describe las durísimas condiciones de vida de una cárcel de Georgia y comienza a rodarse tan sólo 7 meses después de la publicación del libro para aprovechar su popularidad.
Fue un éxito de taquilla, de hecho, inmediatamente después, la Warner puso en marcha "20.000 años en Sing Sing", de Michael Curtiz, también sobre el tema carcelario.

"Soy un fugitivo" narra los avatares de James Allen, un condecorado oficial que tras acabar la Primera Guerra Mundial, vuelve a su pueblo, pero tras rechazar su antiguo oficio, decide buscar otro empleo fuera de allí. Tras un malentendido, le acusan de robar quince dolares y le condenan a diez años de cárcel. Allí descubrirá las infrahumanas condiciones de vida de una "chain gang".
Puede encuadrarse dentro del cine "penitenciario", subgénero del cine negro.

Esta película es una auténtica maravilla, un ejemplo de concisión, de aprovechamiento cinematográfico del tiempo (ocurren muchas cosas en sus aprovechadísimos 90 minutos) y también es una película de denuncia, no en vano, contribuyó a la reforma del sistema carcelario y a la abolición de las chain gang (penitenciaría donde los presos se encontraban encadenados permanentemente). Tampoco se corta a la hora de criticar la miseria moral de los jueces, que imponen condenas de manera arbitraria.

Paul Muni realiza un trabajo espectacular, auténticamente realista. Tiene innumerables matices, como cuando va a empeñar su medalla, su rostro de sufrimiento, etc
La descripción de la vida carcelaria, rodada en tono semi-documental es e lo mejor del film. La persecución con perros es genial, auténticamente trepidante, con los ladridos repitiéndose constantemente, creándo un clima de tensión máxima. La persecución final es igualmente magistral (con la metáfora del puente incluida). Y el impagable final es, en mi opinión, uno de los mejores de la historia del cine.

Desconozco las razones por las que este film no tiene más consideración, desde mi punto de vista, está injustamente olvidado, a pesar de ser una joya.

Cien por cien recomendable.
¡Haz que tu opinión cuente valorando la crítica!
Ver más críticas del usuario Gabriel
Ver más críticas de la película Soy un fugitivo