arrow
Crítica de moore
Madrid, España
1
Megatiburón contra crocosaurio
Megatiburón contra crocosaurio (2010)
  • 1,8
    1.004
  • Estados Unidos Christopher Ray
  • Gary Stretch, Robert Picardo, Jaleel White, Sarah Lieving, ...

Cuando vi el título, me han entrado ganas de ir a verla. Pocas veces he salido más satisfecho de una sala de cine.

7 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Antes de visualizar semejante culminación de la excelencia, nunca antes vista en la ¿gran? pantalla, me planteo una serie de cuestiones. Preguntas y reflexiones como estas se pasan por mi mente.

Leeros el título otra vez por favor. "Megatiburón contra crocosaurio"... Joder, menuda pieza. Es un título... sugerente, diría yo. Incentiva la imaginación. ¿América falta de ideas? Que alguien lo diga después de considerar este título. Perdonad, pero es que estoy flipando.
¿Megatiburón contra crocosaurio? Me entran ganas de reír. ¿Quién lo ha dirigido? ¿Un niño de 5 años? ¿Es a papel y a lápiz? Lástima que no se haya estrenado en ningún cine, nos hemos perdido una gran película. Me da que debió de haberse llevado algún Oscar. Por lo menos al de título más original. Una joya, un diamante en bruto, eso es lo que es. Me imagino que contará con unas grandísimas interpretaciones... Robert de Niro podría hacer de megatiburón y Steve Buscemi de crocosaurio. Yo lo veo. Lástima que no se les haya ocurrido contactar con ellos. Pero aún así, los protagonistas me llaman mucho la atención. Deberán de ser actores de método, ¿no?

LA VEO. Me quedo pensativo horas y horas reflexionando acerca de esta visión psicológica con claros guiños al nihilismo que presenta esta obra maestra, esta culminación cumbre de las vanguardias del Siglo XXI. Me avergüenzo de mí mismo al haber tenido una visión previa tan infantil de esta maravillosa cinta. DIOS, LO EQUIVOCADO QUE ESTABA. Desde luego es para que la estudien los más aclamados críticos y filósofos que reflexionan sobre las cuestiones más complicadas de la existencia, y lo interrelacionen con pasados profundos, místicos y con cuestiones de las crisis de identidad y las felicidades existenciales. Yo jamás podré entender tantas cosas como ellos, pero me quedo con que ha sido una experiencia maravillosa, que me ha hecho ganar más como individuo pensante y aprender a reflexionar más, mejor y desde una postura diferente que hasta ahora. Gran parte de la culpa de todos estos avances estratosféricos la tiene la expresividad del cristalino y puro rostro del megacrocotiburón (al final resultó ser una terrible mutación que se debatía entre la vida y la muerte y es lo que había originado la más cruenta y salvaje guerra entre las las dos especies mutantes), que de haber contado con mis minutos en el plano, hubiera desbancado a Marlon Brando en el Padrino, como la figura interpretativa más expresiva. Una cosa inolvidable, de verdad. A veces cuando estoy solo, todavía esa bendita y maldita expresividad me asaltan, haciendo que la tristeza me asole y que hace que no me sienta más que una insignificante parte más de ese Maravilloso Universo del que todos formamos parte. Qué profundidad, Dios bendito...

Bueno, ya basta de hacer quedaros con la miel en los labios... ¡Id corriendo a verla! ¡Y yo también voy a rememorarla ahora por segunda vez! Lo admito, los clásicos son mi debilidad.
¡Haz que tu opinión cuente valorando la crítica!
Ver más críticas del usuario moore
Ver más críticas de la película Megatiburón contra crocosaurio