arrow
Crítica de directorscut
Andorra la Vella, Andorra
10
A dos metros bajo tierra (Serie de TV)
A dos metros bajo tierra (Serie de TV) (2001)
  • 8,0
    39.841
  • Estados Unidos Alan Ball (Creator), Alan Ball, ...
  • Peter Krause, Michael C. Hall, Rachel Griffiths, Frances Conroy, ...

El convencionalismo será enterrado a dos metros bajo tierra. Carpe Diem.

19 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
Echaré de menos a los Fisher. No me han dado razones para vivir, pero des de luego me han dado lecciones de cómo vivir y a apreciar la vida en todas sus facetas. Hay algo más allá de una idea original. Y es que en la funeraria de los Fisher lo que más se respira es vida. “A Dos Metros Bajo Tierra” puede sentirse orgullosa de ser una serie equiparable a otras obras maestras que nos ha ofrecido la televisión como “Los Soprano” o “The Wire”. Pero no únicamente se equipara en ellas en calidad, sino que en ciertos aspectos, las supera. Difícilmente encontraremos en la televisión o en el cine un producto tan ambiguo y complejo que nos dé tanto de que pensar, de reflexionar o de hablar. He allí la magia de la serie, todo episodio supone una lección magistral de la vida a partir de la presentación de alguna muerte, que nos hace indagar sobre la vida del difunto, llegando a una moraleja y reflexión. Lo magistral de su historia es que cada una de las muertes que nos presenta son naturales, reales, estúpidas e incluso divertidas, en fin, como la vida misma… Con un ácido y soberbio sentido del humor negro. Pero eso sólo supone una pequeña pieza de todo lo que nos ofrece la serie. Nunca he visto ningún otro producto que nos presente y trate todo tipo de temas que son tan tabúes en la sociedad en la que vivimos. El mensaje de vivir que nos proporciona la serie es manifestado en aspectos de la sociedad los cuales ocultamos o nos avergonzamos, ya sean homosexualidad, enfermedades mentales, sexo, engaños, dudas existenciales, drogas, alegrías… en pocas palabras, la vida implica buenos y malos momentos y es así como la serie nos invita a vivir, pero no del modo en que creamos oportuno, sino del modo en que nosotros sintamos que estaremos bien con nosotros mismos y nos sintamos realizados. Será difícil encontrar algo que me llene tanto…

No obstante, no es perfecta. Después de dos sublimes temporadas, la serie adquiere un tono más fresco, divertido y desenfadado en la tercera y cuarta temporada, y aunque sean bien recibidos, hay una sucesión de capítulos con tramas segundarias absolutamente innecesarias que pueden llegar a hacerse tediosas. ¿Por qué aún así se merece un diez? Por el afán de los guionistas en superarse, sobre todo con una quinta temporada que vuelve a colocar la serie en su merecido puesto. Porque los mejores momentos de la serie son tan sinceros y desgarradores que nos hacen olvidar esos momentos prescindibles. Porque nada es perfecto, y la serie muestra orgullosa su imperfección tratando de superarse y el conjunto es bello a la vez que asombroso. La gente dice excelencias de sus últimos diez minutos, pero no, todo el capítulo final es una desgarradora y sincera lección de la vida que no tiene precio, tan inolvidable como irrepetible. Algunos dirán que con sus errores no la hacen merecedora del diez, pero señores, si “A Dos Metros Bajo Tierra” no lo merece, ningún otro medio de entretenimiento, ya sea del cine o de la televisión, lo merece.
¡Haz que tu opinión cuente valorando la crítica!
Ver más críticas del usuario directorscut
Ver más críticas de la película A dos metros bajo tierra (Serie de TV)