arrow
Críticas de Laura_17
Críticas ordenadas por:
Vengadores: Infinity War
Vengadores: Infinity War (2018)
  • 7,6
    31.975
  • Estados Unidos Anthony Russo, Joe Russo
  • Robert Downey Jr., Chris Hemsworth, Benedict Cumberbatch, Chris Evans, ...
9
Y la idea se convirtió en algo más
Surgió una idea: reunir a un grupo de personas excepcionales para ver si podíamos convertirnos en algo más.

Ese grupo no son personajes de ficción con capa, escudo o armadura. Ese grupo son un amplísimo (casi infinito) equipo compuesto por productores que concibieron y trabajaron una ambiciosa idea, la de crear un Universo cinematográfico basado en los cómics de Marvel; por escritores que le dieron forma basándose en miles de páginas; por un equipo técnico que trabajó duro por llevar ese sueño a la pantalla y por un equipo de intérpretes que le dieron vida a unos emblemáticos personajes que se han ganado nuestro corazón.

Infinity War no es una película, es la culminación de diez años de trabajo. Es algo que no se había hecho antes. Tiene tanto valor ya no solo porque sea una película realmente buena, sino porque demuestra que MARVEL ha sabido crear algo más que una franquicia.

Las expectativas eran tan altas que era muy fácil que fuera un fiasco. Casi todos los personajes del UCM juntos en la misma película para hacerle frente a un villano que tendría que estar a la altura. Seamos sinceros, el gran problema del UCM siempre han sido sus villanos, y aunque Loki, el Buitre o incluso Zemo estaban bien, esta película necesitaba a un villano que estuviera a una altura casi imposible de alcanzar. Casi, porque sorprendentemente lo han logrado y han construido a un villano espectacular. Más allá de su poderosa presencia, este Thanos tiene motivaciones, relaciones personales y una historia coherente de fondo. No es el malo que quiere destruir el universo sino el que quiere salvarlo. Tiene convicciones con las que podemos no estar de acuerdo, pero las entendemos. Es un personaje coherente con el que empatizamos. Y eso hace que me olvide fácilmente del cruel Thanos enamorado de la muerte.

Infinity war comienza con una secuencia brutal y el ritmo se mantiene en prácticamente toda la película. Parte con la ventaja de que ya conocemos a los personajes y sabe aprovecharla bien para unir a los diferentes héroes en pequeños grupos; a destacar el tandem formado por los elementales Dr.Strange y Tony Stark. Por supuesto, hay personajes que pierden protagonismo frente a otros, pero se entiende el porqué. La guerra será infinita, pero el tiempo no. Dada su historia, es lógico que Visión, Thor o Gamora tengan más protagonismo que otros como Falcon, War Machine o Viuda negra. Y con toda la dificultad que entraña, todos ellos tienen su pequeño momento.

La épica hace aparición en no pocas ocasiones y la tensión sobre las vidas de los personajes se mantiene a lo largo de las dos horas y 40 minutos. Infinity war es divertida, es triste, es épica, es sumamente disfrutable y es lo que debería ser un blockbuster. Es entretenimiento de calidad que apela al corazón de los que durante estos diez años hemos seguido las diferentes aventuras de Los Vengadores. No es perfecta, tiene agujeros de guión y cosas que chirrían, pero quedan opacadas por todas sus virtudes.

Por eso solo puedo decir gracias. Gracias por tener esa ambiciosa idea y darle forma, gracias por convertiros en una familia creativa y transmitirlo con ese buen rollo, gracias por generar tanto hype haciendo que compartamos teorías durante meses, gracias por mantenerme agarrada a la butaca compartiendo cada reacción con mi hermana y gracias por hacer que no duerma la noche previa ni la noche posterior a ver Infinity war.

Esos momentos son algo que no se paga con dinero.
[Leer más +]
7 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
CSI: Caso cerrado (TV)
CSI: Caso cerrado (TV) (2015)
  • 5,2
    232
  • Estados Unidos Louis Shaw Milito
  • Ted Danson, Jorja Fox, Eric Szmanda, Robert David Hall, ...
6
El final que se hizo esperar
Gustos a parte, nadie puede poner en cuestión que CSI: Crime Scene Investigation es una de las series más influyentes e importantes de la historia de la televisión. Concebida como una serie muy modesta, se convirtió en un contundente éxito que pilló por sorpresa incluso a sus creadores. Su visión científica de la investigación criminal supuso un punto de ruptura con lo que habíamos visto hasta el momento. La narración que hacía uso de los flashbacks para explicar los crímenes y las teorías, sumado a su característico estilo visual (la fotografía, esos planos en los que se acercaban microscopicamente o se metían en el interior del cadáver), la alejaban del resto de series policíacas a las que estábamos tan acostumbrados.

Era el año 2000 y de repente, una serie de científicos se convirtió en todo un fenómeno, llegando a ser la serie más vista a nivel mundial. La gente se empezó a interesar por la criminología, un montón de series nacieron debido a su éxito (sus Spin Off, NCIS, Bones, Mentes criminales, ...) e incluso afectó a nivel real por culpa del llamado "efecto CSI": los criminales empezaron a ser más cuidadosos y en los juicios se tenían expectativas muy altas por las técnicas y los cortos plazos que se veían en la serie.

CSI tenía la característica de no tener una continuidad entre episodios. Si te saltabas uno, no pasaba nada (*). Presentaba un caso, unos sospechosos y te involucraba en él. Era como el juego de adivinar quien era el asesino, pero con ciencia, psicología y mucho humor negro. Y luego estaba su protagonista, Gil Grissom, uno de los mejores personajes de la TV. Hombre de ciencia, culto, adicto al trabajo, amante de los bichos y con tendencia a la misantropía. Las personas mienten, las pruebas no. Un líder peculiar con tanto carisma que cuando se marchó en la novena temporada la serie no volvió a ser lo mismo. Quince temporadas son demasiadas y los años pesan. Ese fue el problema de CSI, que no supo acabar a tiempo.

Y ese final llegó en forma de dos capítulos especiales que traían a parte del querido elenco que había dejado la serie tiempo atrás: la poderosa Catherine Willows, el mordaz capitán Brass y nuestro adorado Grissom, que volvía a encontrarse con dos mujeres de su vida: la enigmática Lady Heather (personaje recurrente a lo largo de la serie) y Sara Sidle, la aplicada estudiante de fuerte carácter que se involucraba emocionalmente en los casos y que se enamoró de su mentor.

Personalmente, creo que el problema de este capítulo fue enfocarlo en la historia de amor de sus protagonistas, muy bien desarrollada en la serie, pero tratada con torpeza en el final. La excusa de poner a Lady Heather como sospechosa/víctima para traer a Grissom y enfrentarla a Sara se ve como un recurso cliché y forzado. No hay que olvidar que esa relación evolucionó de forma lenta (¡tardamos siete años en ver un beso!) y aquí todo parece precipitado con tal de darnos un final. Pero lo peor es que el caso resulta tan inverosímil como la forma de resolverlo y los diálogos y escenas no están a la altura. Teniendo casos tan buenos como el de Paul Milander (T1 y T2), Peligro Sepulcral (T5) o el asesino de las miniaturas (T7), la verdad es que se podían haber currado un mejor antagonista, con motivos más creíbles y una personalidad más interesante.

He visto CSI desde los 10 años (escondida detrás del sofá porque no me dejaban verla) y pasé mi adolescencia enganchada a los casos del laboratorio de Las Vegas. Así que solo puedo decir que este es el final que tanto se hizo esperar, pero no es el final que merecía una serie tan importante como CSI.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Coco
Coco (2017)
  • 8,0
    37.141
  • Estados Unidos Lee Unkrich, Adrián Molina
  • Animation
8
Ofrenda a México, a la vida y a la música
Hace mucho tiempo que no cuelgo una crítica en esta web, quizá demasiado, pero tras ver Coco necesitaba decir lo que me había parecido.

Después de ver las simplemente correctas Buscando a Dory y El viaje de Arlo, Coco no me llamaba en absoluto la atención. Es más, de no haber sido de Pixar, probablemente no la habría visto en el cine. Pero he ahí mi debilidad: Pixar, la factoría de animación que gusta a niños y enamora a adultos.

Es con eso con lo que juegan y con lo que ganan al espectador. Porque un niño no ha vivido lo mismo que un adulto para romperse con la historia de Carl y Ellie. Un niño ve en Wall-e a un robot adorable y gracioso, pero no entiende las referencias al cine mudo ni empatiza tanto con su tierno romance. Raro es que sepa quien es Frida Khalo y entienda el chiste, o sea consciente del trasfondo político de Bichos. No tiene la madurez suficiente para captar la brillantez de Inside out y la sublime escena del pensamiento abstracto. Pero sobretodo, no ha dejado atrás su infancia para mirar con los nostálgicos ojos de un adulto la escena en la que Andy juega una última vez con sus juguetes. Porque eso es lo que hace Pixar: despierta a nuestro niño interior sin olvidarse de nuestro yo adulto, jugando con nuestras emociones como si fuéramos un vaquero de plástico y tela.

Afortunadamente, Pixar vuelve a encontrar su camino con Coco, una preciosa obra que utiliza el sueño de un niño que quiere ser músico para llevarnos por un precioso viaje en el que las raíces, tradiciones y familia comparten protagonismo con la música.

El detalle de la animación es sorprendente. Desde las arrugas de los personajes más ancianos, a los movimientos de piel o el hoyuelo del carismático protagonista. La colorida estética le va realmente bien y el diseño del mundo de los muertos, con los divertidos detalles (los funcionarios, las aduanas, los guardianes, ...), es fascinante. No se me ocurre mejor homenaje a la cultura mexicana. De hecho, me parece un gran acierto y muestra de respeto que en España se haya mantenido el doblaje mexicano.

En cuanto a la historia, sucede algo que me cautivó e hizo que saliera del cine con una gran sonrisa. Y es que, pese a ser previsible, no deja de sorprender por la forma en la que aborda los sentimientos. Piensas "esta historia no es para tanto" o "se veía venir", pero luego te meten esa escena que te deja en vilo por un minuto. Y te emocionas. Y perdonas que el antagonista sea tan plano o que lo vieras venir; porque por un momento todos somos Miguel y cuando entiendes de verdad que Coco es más que un nombre caes, de nuevo, rendido ante la maestría y humanidad de Pixar.

Coco es el Pixar que nos conquistó con Wall-e y nos enamoró con Up, una preciosa ofrenda a la música, a nuestras raíces y a la vida. De esas maravillas que no se olvidan. Y si no se olvidan, nunca mueren.
[Leer más +]
33 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil
Capitán América: Civil War
Capitán América: Civil War (2016)
  • 6,8
    34.873
  • Estados Unidos Anthony Russo, Joe Russo
  • Chris Evans, Robert Downey Jr., Sebastian Stan, Scarlett Johansson, ...
8
Sentimientos encontrados
La casa de las ideas ha conseguido algo mucho más grande que juntar a un buen puñado de Superhéroes en una misma película, ha creado un universo cinematográfico con personajes que tienen opinión, pasado y personalidad. Los poderes son importantes, pero las personas que hay detrás también. Eso es lo que hace grande a Civil War.

La primera fase en la que se nos presentaba a los personajes principales de MARVEL de forma más ligera y con mucho humor ya ha pasado; ahora esos mismos héroes se ven envueltos en una disyuntiva, como resultado de los daños colaterales causados por sus batallas. Por ende, vemos como cada personaje toma su decisión de unirse al bando de los que cooperan con el Gobierno (Team Ironman) o los que defienden la autonomía de los Superhéroes (Team Cap).

Es precisamente eso lo que la hace más madura, lo que la distingue del resto sin perder el sentido del humor. Es una situación de sentimientos encontrados porque entendemos a cada personaje, todos tienen voz y voto, entendemos las razones, los puntos de vista y los miedos de cada personaje. Me parece un gran acierto como han tratado los traumas de Stark, la evolución de Pantera Negra, el miedo de Wanda o la aparición de los sentimientos de Visión (a quien me hubiera gustado ver más).

La dirección de los Russo no decepciona, aunque la prefería en El soldado de invierno. Algunos movimientos de cámara llegan a marear, el montaje al principio es algo caótico (fundamentalmente en la lucha de Wakanda), pero cumplen con solvencia, en especial en esa pedazo de secuencia del aeropuerto; si bien he de reconocer que eché en falta un plano secuencia conjunto, de esos a los que Whedon nos tenía acostumbrados en las escenas grupales, y sigo pensando que ese enfrentamiento de todos los personajes rodado por él hubiera dado mucho más juego.

A veces pasa que olvidamos que la película es del Capítan América y no de los Vengadores, porque los secundarios son unos robaescenas y tanto Spiderman como Antman o Pantera Negra se salen, pero nunca dejan de lado la lucha entre Ironman y el Capitán América, la razón contra el corazón que se irán alterando conforme avance el conflicto.

La lucha ahora no es con el enemigo, es con la familia; en eso consiste una Guerra Civil.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Momias (Serie de TV)
Momias (Serie de TV) (1997)
  • 5,1
    98
  • Estados Unidos Seth Kearsley
  • Animation
7
"Con la fuerza de Ra" y de la Infancia
Vale. Es posible que mi nota sea demasiado para esta serie de los 90 sobre unas Momias que vuelven a la vida en el siglo XX para proteger a un niño que lleva dentro el espíritu del joven Faraón al que fallaron hace 3500 años.

De hecho, en su día la tacharon de ser una copia barata de Gárgolas, cuya calidad es mejor. Si bien es cierto que los guerreros de piedra estaban destinados a un público más adulto y las historias más trabajadas.

¿Qué aunque la premisa era interesante había muchas incoherencias? No lo discuto. De hecho era la primera en preguntarme como podían comer si no tenían órganos, ruborizarse o llorar si en su cuerpo no había fluido alguno. Y si, el malo malísimo era una especie de viejo pederasta -con una sarcástica serpiente a modo de bastón- que quería poseer al niño y sus planes siempre eran una basura. Vamos, que a cualquier niño de 8 años se le ocurrirían planes más competentes para capturan al muchacho.

¿Pero qué decir de las momias? ¡Pues que estaban muy chulas! Siempre deseaba que dijeran la frase que da título a esta crítica y se transformasen. El noble Jak-al, el comilón Armon, la rebelde y valiente Nefer-tina y, por supuesto, el hechicero Rath, que protagonizaba los mejores momentos cómicos (nunca olvidaré la frase "Ugh Indigentes. En nuestra época los poníamos a trabajar en las Pirámides. ¡Problema Resuelto!" o cuando le capturan y le dicen que no tiene órganos vitales y responde "Por supuesto que los tengo. Los guardo en unas jarras junto a mi cama").

Vale que algunas tramas dejaban mucho que desear, pero ¡por Ra! ¿Acaso no tenía carisma? Vamos, que ya les gustaría a muchas series de hoy día destinadas a los más pequeños tener el encanto y el sentido del humor que tenían Las Momias.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
Brave (Indomable)
Brave (Indomable) (2012)
  • 6,5
    45.936
  • Estados Unidos Mark Andrews, Brenda Chapman, ...
  • Animation
8
Cabalgando hacia un digno destino
He de admitir que Pixar es una de mis debilidades; porque desde que no pude reprimir las carcajadas cuando cierto pececito azulado intentaba hablar balleno, desde que vi a ese robot con aires chaplinescos mostrando su curiosidad ante los objetos que encontraba en la basura, desde que me emocioné con la historia de Carl y Ellie, y desde que se me saltaron las lágrimas en esa incineradora donde la infancia de muchos hacía compañía a Woody y sus amigos, sencillamente me enamoré. Porque el hecho de que una película animada, que además sea de gran calidad, con grandes gags, humor inteligente y un guión que ya quisieran muchas, te haga sentir por un momento como un niño y te aleje del mundo, dejándote con una profunda sensación de satisfacción (que no consiguen ni redes sociales, ni reyes tartamudos, ni artistas venidos a menos) y una imborrable sonrisa, es algo impagable.


Y es que se nota que Pixar cuando siempre nos regala esas joyitas de cortometraje. En esta ocasión es La Luna, una maravilla a la altura de las mejores obras cortas de la factoría, que por su belleza creativa permanecerá en el firmamento cinematográfico.


Hace tiempo oí que Brave es la película "más Disney de Pixar". En cierto sentido es verdad, porque posee muchos de los tópicos que vemos en los clásicos Disney: estructura narrativa similar, sucesos previsibles, personajes estereotipados, final predecible y algo cursi, fuertes reminiscencias de otras películas de la casa del ratón,... pero también al cine de Miyazaki.

Lo que hace que Brave permanezca en territorio de Pixar es el acertado e inteligente retrato feminista, llevado con buen humor y sin demagogia, y la relación madre-hija. Pero no en la parte emocional, que es de donde cojea bastante el film, sino en el contraste entre caracteres y mentalidades tan opuestas, en el pensamiento de Merida sobre la posición de las mujeres, en el hecho de que -en cierto modo- nuestra heroína también sea nuestra villana y de que pueda ser feliz sin un príncipe azul. Eso es lo que la hace diferente.

Aún así, se notan los cambios creativos conforme avanza el metraje, y con ello me refiero al despido de Brenda Chapman como directora. Y es que parece que una línea imaginaria divide el gran comienzo de la última parte del film, porque la película empieza con pulso firme y prometiendo, pero conforme avanza vemos como pierde fuelle y el encanto de la primera media hora.

En cuanto a los personajes, considero que son los secundarios los que realmente brillan, aún teniendo en cuenta que la protagonista está a la altura. Así pues, conocemos a una maravillosa Reina anclada en las viejas costumbres que tiene una relación difícil con su hija, un Rey tan bruto como divertido, una bruja delirante y tres pequeños niños revoltosos que son toda una delicia cómica.

De lo que nadie se puede quejar es de la preciosa banda sonora y de la calidad de la animación. En este último aspecto estamos frente a lo mejor de Pixar hasta la fecha: los magníficos paisajes, el pelazo de Merida o las expresiones y arrugas de los personajes, que incluso tienen los gestos de los actores que les dan voz ¿acaso soy la única que reconoció el movimiento de cejas de Emma Thompson en la Reina Elinor?

¿Qué se parece a Disney? ¿Y qué? ¿Es que esperabáis la nueva Wall-e 2.0 o Toy Story 3 en el medievo?
Ya empiezo a estar cansada de los que critican la falta de originalidad de Pixar, se meten tanto con sus precuelas y secuelas, y cuando experimentan con algo diferente -primer cuento de hadas, protagonista femenina, ambientado en la época Medieval- lo ponen a parir porque parece salida de la compañía amiga ¿Acaso son malas sus películas? Porque me parece que Aladin o Mulán son bastante dignas, por no mencionar El Rey León o La Bella y la Bestia. Y Brave está a la altura de Ratatouille y muy por encima de Cars y Bichos, porque es entretenida, muy divertida, visualmente espectacular y por un momento hizo que me sintiera libre junto a Merida, mientras cabalgaba por esas fantásticas tierras escocesas.
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
The Amazing Spider-Man
The Amazing Spider-Man (2012)
  • 5,8
    47.091
  • Estados Unidos Marc Webb
  • Andrew Garfield, Emma Stone, Rhys Ifans, Denis Leary, ...
7
La nueva telaraña de Webb
Érase una vez un señor muy malo que dirigió una película sobre un tímido muchacho marveliano que acababa transformándose en un taquillero superhéroe. El hombre araña repitió dos veces, con resultados mediocres e incluso devastadores –la tercera- para los fans del mítico héroe. Diez años después, un señor algo más bueno volvió a dar vida al Trepamuros.

Y resulta que la oscuridad invadió la historia, pero solo en parte, restándole algo de atractivo al resultado final. También hubo un mayor dramatismo, superando con creces al primer e infantil hombre araña. La historia está mejor construida y más trabajada, y los que no han leído el tebeo descubrirán la interesante trama que involucra a los padres de Peter.

Pero entonces tenemos un déjà vu y volvemos a ver como nuestro querido protagonista pierde a alguien muy preciado en un acontecimiento que marcará su vida para siempre. ¡Pobre Spidey! ¿Es que no pudo ver la película de Raimi para aprender de los errores? Afortunadamente, el bueno de Webb –el árbitro no, el cineasta- si vio su antecedente y supo sacarle mayor partido a la muerte de quien vosotros sabéis (no, no es Voldemort) dando más emoción y realismo a la secuencia.

Nuestro nuevo héroe se llama Andrew Garfield, un prometedor chico al que vimos hace tiempo en La red social. Parece que con los años, Spider-man ha madurado y se ha transformado en un cabezón con más carisma y que transmite más ternura y sensibilidad que Tobey Maguire; si bien este Spider-man da una muestra de crueldad atípica en el "amigo y vecino" más famoso de Nueva York, dejando atrás su moralidad, ingenuidad y capacidad para perdonar.

Y como toda obra se reduce a un tipo de narración, y el elemento más indispensable es la chica, apareció una nueva novia no-pelirroja, Gwen Stacy. Evidentemente, no me voy a inmiscuir en eso de quien es el verdadero amor de Peter, prefiero dejar que los fans se batan en un duelo a muerte. Pero Emma Stone llega a superar a MJ y tiene mucha más química con Garfield de la que tuvo en su día Dunst con Maguire.

Entonces llegamos a una conclusión que básicamente ya habíamos sacado cuando se confirmó el casting, el reparto le da varias vueltas al original. Además, y ya sin comparar, los efectos especiales son magníficos, aunque no me parece que el 3D esté justificado. La BSO es una delicia y hace un acompañamiento perfecto.

Pero como esto no es un cuento, no todo es tan bonito: la película entera resulta repetitiva y tenemos la sensación constante de haberlo visto todo antes (cosa más normal en un remake que en un reboot). La historia tarda en arrancar y el guión recurre a demasiadas coincidencias para que la trama fluya, como la casualidad de que Gwen sea el nexo de unión entre el policía, el científico y Peter Parker.

Sigue en Spoiler por falta de espacio
[Leer más +]
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
La dama de hierro
La dama de hierro (2011)
  • 5,9
    12.934
  • Reino Unido Phyllida Lloyd
  • Meryl Streep, Jim Broadbent, Anthony Head, Richard E. Grant, ...
4
La santificación de Thatcher... y de Meryl...
A veces las comparaciones son inevitables. Hace más de un año se estrenaba en España una película que nos contaba la historia real de un monarca inglés. Esta vez, la historia que nos cuentan es la de una controvertida política. Sin embargo, La Dama de hierro dista mucho de la calidad de El discurso del Rey. El principal problema es que la directora Phyllida Lloyd quiere abarcar toda la vida de Margaret Thatcher. Así, vemos brevemente una infancia que le perseguirá de por vida, la ascensión de su carrera (en 15 min), y acontecimientos tan relevantes como la huelga de los mineros y los sindicatos, la Guerra de las Malvinas y la dimisión de la primera ministra transcurren en unos escasos 20 minutos; con lo cual, vemos lo querida que es tras la victoria inglesa en la Guerra de las Malvinas, pero 5 minutos después vemos el fin de su carrera política (aunque transcurren ocho años entre ambos sucesos).

Ese afán por querer narrar toda su vida en poco más de hora y media va a ser la gran carga del film. Al contrario que en El discurso del Rey, que se centra en una etapa concreta y un problema del protagonista, en La Dama de hierro se quiere abarcar demasiado, y teniendo en cuenta los diversos temas que se podrían tratar, resulta un desperdicio.

El otro gran lastre de la cinta va a ser la forma de narrarla, recurriendo torpemente a flashbacks. Así, vemos a una anciana con demencia recordar toda su vida y hablar con su difunto marido -un desaprovechado Jim Broadbent- en un montón de repetitivas escenas. Y es que, si al menos fuera un ejercicio de autocrítica, tendría sentido… Además, si el objetivo de la directora era dar fluidez con esta estructura, no lo consigue, pues a ratos resulta verdaderamente tediosa.

El tercer problema es el toque feminista que hay en las secuencias referentes a la vida política de la protagonista. Parece que todo el que se enfrenta o critica a la Thatcher lo hace porque es una mujer. Una cosa es humanizar al personaje para que podamos llegar a empatizar con él -cosa que consigue en el tema de la soledad, pero no en el de la demencia- y otra muy distinta es santificarle y no mostrar todas las facetas, a excepción de una escena (esa en la que humilla a su "mano derecha"). Cierto es, que no es lo mismo empatizar con un monarca tartamudo obligado a reinar y a afrontar una dura prueba de superación personal, que con una política conservadora cuya tenacidad se convierte en soberbia…

Continúa en spoiler por falta de espacio
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los juegos del hambre
Los juegos del hambre (2012)
  • 6,2
    80.221
  • Estados Unidos Gary Ross
  • Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson, Elizabeth Banks, Woody Harrelson, ...
7
El vivo al podio y el muerto al hoyo
La bautizaron hace tiempo como “la sucesora de Crepúsculo”, pero cuando se estrenó hace un mes en EE.UU, se ganó por sorpresa el favor de los críticos y se convirtió en un verdadero taquillazo, poniéndose por detrás de la última entrega de Harry Potter y de El Caballero Oscuro en la cosecha del primer fin de semana.

Y es que el éxito de crítica radica en que en realidad no tiene nada que ver con Crepúsculo. Los Juegos del hambre no es una melosa película sobre el amor adolescente, es una película sobre guerra, sobre la represión y el miedo que causa un Gobierno tiránico, sobre moralidad y supervivencia. Son todos los temas que aborda con acierto los que hacen buena la película. Así, nos encontramos con un buen guión que sabe aprovechar el material de Suzanne Collins, que puestos a comparar, es mucho más interesante y de mejor calidad que el de Meyer.

Sin embargo, hay algo en lo que Los Juegos del Hambre falla de pleno y es su desafortunada dirección. Durante buena parte de la película vemos como Katniss va corriendo y saltando por ahí, utilizando el recurso de la cámara al hombro. Craso error. No sólo marea –decídmelo a mí que además estaba en tercera fila- sino que llega a ser un martirio. Pero es que el director, Gary Ross, no solo nos tortura con esas secuencias, los rápidos movimientos de cámara en escenas que no lo requieren en absoluto llegan a ser verdaderamente fastidiosos.

Y si esto último nos sobra, hay algo que echamos de menos. Porque si asistimos a una cacería en el bosque a la que solo puede sobrevivir una persona, esperamos que haya sangre y violencia, pues aquí prácticamente no vemos nada, salvo heridillas, algún apuñalamiento y muertes implícitas.

Pasamos a uno de los puntos fuertes del filme, su reparto. El joven Josh Hutcherson cumple su cometido sin resultar excesivamente soso o ñoño, así como Liam Hemsworth. Es un lujo ver por ahí a actores de la talla de Donald Sutherland, los ridiculizados Elizabeth Banks, Stanley Tucci o Toby Jones, y en especial a un carismático Woody Harrelson. Pero es su talentosa protagonista, Jennifer Lawrence (nominada al Oscar por Winter´s Bone) quien se lleva la mayor parte de los elogios. Su personaje está bien construido y el desarrollo de Katniss es más que correcto. El peso de muchas escenas recae directamente en ella y lo afronta con gran acierto, ya sean las escenas de acción, las que tienen cierta gracia (genial frente a los patrocinadores) o las más emotivas. Lawrence demuestra que debemos tener un ojo puesto en su prometedora carrera.

En cuanto a la dirección artística, vestuario y demás aspectos técnicos no hay mucho que decir, aunque destaca una buena banda sonora, que llega a ser fantástica en varios momentos.

Puesto que no he leído la novela, no puedo calificarla como adaptación, sin embargo, como película es muy entretenida, toca diversos temas interesantes y, aunque tiene serios defectos que la perjudican bastante, se deja ver.
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
El topo
El topo (2011)
  • 6,4
    22.222
  • Reino Unido Tomas Alfredson
  • Gary Oldman, Colin Firth, Tom Hardy, Mark Strong, ...
7
Jaque mate a la lealtad
TINKER. Con una carta de presentación como la de Tomas Alfredson, es imposible no sentirse atraído ante la idea de visionar su segunda película, algo que puede confirmar su talento como director. Y lo cierto es que en esta cinta demuestra que apunta maneras. Con una dirección brillante y uno de los mejores trabajos del año, Alfredson nos cuenta una historia de espías de una manera poco habitual. Lejos del estereotipo del thriller de espías con grandes dosis de suspense, romance y elegancia que caracteriza a la saga de James Bond, el realizador sueco se centra en ese sentimiento tan humano que es la lealtad. Con un montaje complejo, lleno de flashbacks y momentos de paranoia, vemos un juego realmente inteligente, una buena partida de ajedrez difícil de seguir.

TAILOR. La dirección artística es soberbia, y resulta frustrante su omisión en los Oscars. Porque sin una mano maestra como la de Alfredson, la fotografía y la excelente puesta en escena no brillaría de la forma en la que lo hace, dándole a la cinta una atrayente atmósfera de intriga y sobriedad. Con una secuencia inicial precedida por un magnífico plano de la capital húngara, vemos el inicio de la historia: una escena llena de tensión que será el desencadenante de la investigación. Escenas como los flashbacks que incumben a Jim Prideaux, el momento de la conversación en la pista de aterrizaje o una de las finales –anticipada por un agobiante silencio- en la que Smiley se enfrenta a los sospechosos, son memorables. Y aún lo es más el poético final y la banda sonora de Alberto Iglesias.

SOLDIER. No cabe duda de que Gary Oldman es uno de los actores más camaleónicos, carismáticos y queridos por los amantes del cine, aquí da una lección con su contenida, sutil e inquietante interpretación de George Smiley, digna del reconocimiento de la Academia de Hollywood (que ya es hora…). Oldman está muy bien arropado por uno de los mejores elencos masculinos de los últimos años. Un breve pero acertado John Hurt, un ambiguo Benedict Cumberbatch, un imponente Ciaran Hinds, un sentimental Tom Hardy, un más que notable Mark Strong y un comedido Colin Firth dan todo un recital.

SPY. Personajes bien construidos y en especial Smiley. Gracias a pequeños detalles vemos su soledad, su desconfianza, lo metódico que es o lo aburrida que es su vida, más allá de su trabajo. Es el personaje más atractivo y bien construido. Sin embargo, no todo son elogios, y pese a que el guión es bueno, la trama es muy densa. Los flashbacks y algunas escenas intercaladas que aparentemente no tienen importancia, pero que ayudan a la construcción de los personajes llegan a despistar. Una trama complicada y lenta, si bien hacia el final se ve todo claro, es fácil perderse, y no gustará a todo el mundo. Además -y ese es el gran defecto- la historia no entusiasma, está bien pero no llega hasta ese punto y a muchos les parecerá enormemente fría.

Sigue en spoiler por falta de espacio
[Leer más +]
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Moneyball: Rompiendo las reglas
Moneyball: Rompiendo las reglas (2011)
  • 6,7
    31.334
  • Estados Unidos Bennett Miller
  • Brad Pitt, Jonah Hill, Philip Seymour Hoffman, Robin Wright, ...
5
Béisbol, ese aburrido deporte
Con una buena acogida entre la crítica y seis candidaturas al Oscar, Moneyball es la adaptación de un libro de Michael Lewis, basado en hechos reales, y cuenta la historia de un director general de un equipo de béisbol que se hizo famoso por conseguir grandes éxitos empleando métodos estadísticos por ordenador para organizar a sus jugadores, con unos recursos económicos inferiores a la mayoría de equipos de las Grandes Ligas.

Nos encontramos frente a una película bastante normalita, que bien podría pasar como un telefilme de laaarga duración. ¿Qué narices me importa la historia familiar de Billy? ¿O las que prolongan el tiempo en pantalla de jugadores que van a durar un suspiro? Por no hablar de todas en las que Brad Pitt sale conduciendo...

Pero a pesar de la excesiva duración, el gran problema de la cinta es que no emociona. Hace exactamente dos años, podíamos ver una buena e infravalorada película en la que el deporte era uno de sus protagonistas, en ese caso fue el rugby. Su otro protagonista era Nelson Mandela, y con él el racismo. En Moneyball podemos decir que el segundo protagonista es ese complicado juego que es la vida. La película de Eastwood sí que emocionaba, no hacía falta que te gustara el rugby o que supieses sus reglas, con la mirada de Morgan Freeman visionando el partido era suficiente. Tanto en Invictus como en Moneyball conocíamos el final, pero sólo una emocionaba.

Más allá de que en Moneyball apenas veamos los partidos, está el hecho de que el béisbol es un coñazo. Me da igual que el entrenador sea Robert Redford (El mejor), Tom Hanks (Ellas dan el golpe), Kevin Costner (Campo de sueños) o que batee Tim Robbins (Los Búfalos de Durham; con Costner de nuevo). El béisbol no apasiona, a menos que seas un super-fan yanqui de este deporte, claro está. El personaje de Pitt en la película dice que “es imposible no enamorarse del béisbol”, pero lo cierto es que este deporte –al menos en el cine- no solo no enamora, sino que aburre.

Así pues, lo mejor de la película resulta ser la parte analítica, concretamente cuando Pitt y ese interesante secundario en el que se convierte Jonah Hill empiezan a formar su equipo. Lo malo es que una vez está formada la plantilla y hay cambios tras los fracasos, resulta verdaderamente tediosa (a eso de la mitad del metraje), con la salvedad de un par de escenas y las amenas intervenciones de Hill.

Una de las cosas que no me quedan claras es el motivo de la nominación al Oscar de Brad Pitt, no sé si es por liarse a hostias con todo lo que tiene a mano, por hacer ejercicio o por conducir en un aluvión de escenas que nos dejan claro lo guapo que es y que no falla en su interpretación... Pero tampoco deslumbra.

A favor de ella, hay que destacar la acertada pero breve intervención de Philip Seymour Hoffman y al ya mencionado Jonah Hill, además de una buena banda sonora, pero no creo que sea una de las mejores películas del año.
[Leer más +]
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
War Horse (Caballo de batalla)
War Horse (Caballo de batalla) (2011)
  • 6,5
    27.411
  • Estados Unidos Steven Spielberg
  • Jeremy Irvine, Emily Watson, Peter Mullan, Niels Arestrup, ...
8
Emocionante galope
He crecido con las películas de Steven Spielberg. Por su culpa no puedo mirar al mar tranquila y les tengo absoluto pánico a los tiburones, pero cada vez que echan Tiburón en tv la veo. Gracias a él, me emocioné por primera vez con una película y soñaba con dinosaurios. Con Spielberg he disfrutado una y otra vez de una de las mejores sagas de aventuras de la Historia del cine (dejémoslo en trilogía). Su historia sobre el Holocausto y ese abrigo rojo que destaca entre el blanco y negro me sobrecogieron. Y gracias a él me empezaron a interesar las películas bélicas.

Ahora en War horse, nos muestra la historia de amistad entre un muchacho y un caballo. La historia es sosa, hay que reconocerlo, y no es la primera vez que nos encontramos frente a algo parecido. Y me da igual que gran parte de los críticos del mundo estén más que encantados este año con películas que no son gran cosa como Los descendientes, o alaben a otras sin ningún encanto como Moneyball. War Horse puede resultar cursi (que lo es), pero al menos emociona y entretiene.

El inicio es poco prometedor y bastante flojo, con una sucesión de tópicos en los primeros 40 minutos. Pero luego llegan las pequeñas historias referentes a las aventuras del caballo, que es donde Spielberg demuestra su mejor lado. Vemos el final de una de ellas, tras las aspas de un molino, rodado con gran pericia, para poco después regalarnos una bella imagen en un establo por cortesía de una majestuosa fotografía. Con esa secuencia se inicia el principio de otra aventur.

Y he aquí una de las mejores partes del film. Una niña que, pese a varias desgracias y la cercanía de la Guerra, siempre demuestra una apasionante vitalidad y no tarda más de un minuto en ganarse el cariño del público. La relación con su abuelo es enternecedora y es muy fácil que te saquen más de una sonrisa.

La otra gran parte de la película corresponde a la Batalla del Somme. Ahí volvemos a ver secuencias que nos recuerdan en buena medida a Salvar al soldado Ryan, además de la escena más surrealista pero a la vez divertida y emocionante de la película, me refiero al caballo perdido en tierra de nadie. Simplemente brillante.

En cuanto al reparto, los secundarios más veteranos cumplen perfectamente su cometido en los primeros minutos y es una lástima que sus papeles se remitan a la consecución de tópicos… En cambio, uno de los puntos flojos resulta el protagonista humano de la cinta. Jeremy Irvine no solo no cumple, sino que decepciona. Es fastidioso dar con el típico chavalín guaperas cuya interpretación resulta insulsa y no transmite lo que se pretende. Es por ese motivo por el que al principio no empatizamos con su historia de amistad, si bien al final su actuación mejora ligeramente.

Continúa en spoiler por falta de espacio
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
Toy Story 3
Toy Story 3 (2010)
  • 7,9
    112.631
  • Estados Unidos Lee Unkrich
  • Animation
9
Juguemos una última vez con Woody, Buzz y compañía.
Acabo de ver Toy Story 3 y no sabría expresar bien lo que siento, porque he visto una de las películas más completas que recuerdo, porque te desternillas con las aventuras de los juguetes más entrañables de la Historia del cine y a la vez te emocionas con esa nostalgia, que jamás había plasmado tan bien una película.

Una cosa hay que decir, aunque para nada es algo reprochable ni mucho menos, la Pixar nos mima demasiado. No solo sus películas rozan la perfección (a excepción de Cars), sino que además nos regalan un corto maravilloso antes de cada película, en este caso "Día y noche", una creativa y original mezcla de contrastes, que acompaña perfectamente al largometraje.

Toy Story 3 es una obra maestra, motivos no le faltan: por ser la mejor despedida que se le podría hacer a una saga de tanta calidad, por sus divertidos personajes, por sus guiños a otras obras maestras como Cadena Perpetua o El Señor de los anillos, por su humor, emotividad e incluso el nerviosismo que llegas a sentir practicamente en las escenas finales, porque Woody sigue siendo el carismático vaquero que antepone la seguridad de sus amigos y enemigos a la suya, porque Buzz baila flamenco (zeñores!) mejor que aterriza,...

Porque yo he crecido con Woody, Buzz, Rex, Hamm, Mr. Potato y Slinky. Al igual que Andy, yo también me voy a la Universidad, pero esa nostalgia nunca se irá, ni tampoco aquellos recuerdos tan felices que me dejó la infancia.
Es curioso que los niños quieran crecer tan pronto, y cuando ya son -somos- mayores deseen volver a aquellos años en los que eran felices jugando con su correspondiente Woody.

Una película imprescindible, por la cual merece la pena pagar y que no decepciona. Juguemos y disfrutemos una última vez con los juguetes más entrañables y divertidos del cine.

Hasta siempre Woddy, Buzz y compañía.
[Leer más +]
25 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
El retrato de Dorian Gray
El retrato de Dorian Gray (2009)
  • 5,0
    16.089
  • Reino Unido Oliver Parker
  • Ben Barnes, Colin Firth, Rebecca Hall, Rachel Hurd-Wood, ...
3
"Detrás de toda hermosura hay algo trágico"; detrás de este truñete absolutamente nada
Adaptar un clásico de la literatura siempre supone un gran riesgo. En este caso, la historia de uno de los personajes más interesantes de la literatura se desaprovecha de manera alarmante. Los personajes carecen de profundidad y estan simplificados hasta niveles que rozan lo absurdo. A esto se le une otro craso error de guión: la evolución del personaje de Gray, que pasa fugazmente de ser un joven inocente a un cruel narcisista carente de bondad, todo ello sin explorar más las relaciones con los demás personajes (especialmente con el pintor).

Otro de los grandes fallos del film reside en su dirección y su pésimo montaje, con esos sustos típicos de una película de terror adolescente, la estética gótico-vampírica y la escena del metro al más puro estilo de "Destino final", los flashbacks, lo reiterativa y pedante que se hace (sobretodo con los excesos de Gray), la primera y última escena del film* y la intriga que el director despierta entorno al demacrado retrato, creando espectativas que luego no cumple. En cuanto a la ambientación, no está mal, pero creo que moderniza demasiado la época victoriana.

Interpretativamente, Ben Barnes no da la talla, no es que no le pegue su personaje, sino que no pasa de ser una cara bonita, y su retrato es más expresivo y actúa mejor que él... De hecho, nunca he deseado tanto darle la mortalidad a un personaje inmortal (a excepción de los tolais de Crepúsculo). Pero si hay algo que se salve de la película ese es el siempre encantador Colin Firth, que con su personaje se convierte en el único punto de apoyo de la película (magnífico en la primera parte) y se come al soso de Barnes. Ben Chaplin cumple con su cometido, pero me hubiese gustado verle más, así como la relación que tiene con el presonaje de Dorian Gray.


En conclusión, decepcionante adaptación que no merece la pena ver... Por el momento yo me voy a acercar a la biblioteca, que todavía no he leído "El retrato de Dorian Gray"

Un saludo
[Leer más +]
13 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Tiana y el sapo
Tiana y el sapo (2009)
  • 6,2
    17.620
  • Estados Unidos John Musker, Ron Clements
  • Animation
6
Los príncipes no trabajan... se tocan los huevos
En primer lugar, he oído que el proyecto de una princesa negra llevaba más de 20 años rondando por la factoría Disney. Si es asi, que no estoy 100% segura, no me parece bien que no la hayan sacado antes, porque si, Obama está muy de moda, pero hubiese estado mejor que esta película la sacasen hace 15 ó 20 años.

"Tiana y el sapo" no es una mala película de Disney. Está más o menos entretenida, los personajes secundarios son realmente simpáticos, en especial esa luciérnaga enamorada de la estrella, el cocodrilo del jazz y ese malvado mago que recuerda tanto a Jafar. La ambientación de Nueva Orleans es magnífica y la de la laguna, mágica.

Pero lo mejor es esa música, la banda sonora que tiene como protagonista al jazz, un género que, personalmente, me encanta. Aunque tiene como antecedente a los gatos jazz de "Los Aristogatos".

Sin embargo, el film es a veces lento y aburrido, y no tiene el encanto de las películas Disney por excelencia. Por si fuera poco no puedes evitar compararla con las películas de Pixar: no tiene los puntos divertidos que hacen que te retuerzas de la risa en la butaca, pero tampoco llega a encandilar con su emotividad y, para colmo, es bastante previsible.

Finalmente, que no engañen a los niños: los príncipes no trabajan duro para montar restaurantes, normalmente hacen poco, cobran demasiado en proporción a su esfuerzo y se pegan unas buenas vacaciones.

Un saludo
[Leer más +]
16 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
John Q.
John Q. (2002)
  • 6,8
    38.445
  • Estados Unidos Nick Cassavetes
  • Denzel Washington, Robert Duvall, James Woods, Anne Heche, ...
7
Los críticos de FA dan la puñalada
Nunca me había ni planteado hacer una crítica sobre esta película, hasta que leí un par de críticas en esta misma web, en la que en poco más de dos líneas dicen que esta película es de lo peor que han visto, que es vulgar o una telenovela. Esto me asombra, porque ni siquiera argumentan porque es tan mala.

En mi opinión, es una historia emotiva y dura, con un claro mensaje que critica el sistema sanitario estadounidense, y que cuenta con una muy buena interpretación de ese gran actor que es Denzell Washington que hace lo imposible por tratar de salvar a su hijo.

Quizás el guión sea un poco flojo y la historia algo inverosímil, pero cosas mucho peores se han visto. ¿Qué es sensiblera? Si, sin duda. ¿Pero como no va a serlo? Al fin y al cabo es un buen padre que está dispuesto a cualquier cosa por salvar a su hijo moribundo, si eso no te llega, ni siquiera un poco, el que necesita un transplante de corazón-piedra eres tú.
[Leer más +]
87 de 110 usuarios han encontrado esta crítica útil
El beso de Judas
El beso de Judas (1999)
  • 5,7
    870
  • Estados Unidos Sebastian Gutierrez
  • Carla Gugino, Emma Thompson, Alan Rickman, Simon Baker, ...
7
Emma y Alan, unos policías muy peculiares
Nunca había oído nada sobre esta película hasta que me enteré de que una gran actriz que me encanta salía en ella, lo que supuso el aliciente para verla.

El registro de Emma Thompson es bastante amplio, empezando por sus papeles en dramas costumbristas como "Regreso a Howards End" y "Sentido y sensibilidad", pasando por la esperanzadora y honrada abogada de "En el nombre del padre" o la exquisita y vital ama de llaves de "Lo que queda del día", una peculiar niñera, una excéntrica "amiga de Peter" e incluso una princesa en "Henry V", y terminando con sus papeles más divertidos en "Love Actually" y la shakespeariana "Mucho ruido y pocas nueces". Pero ¿de policía? lo cierto es que nunca me la imaginé, pero en "El beso de Judas" demuestra que hasta eso lo hace bien. Hace un papel realmente divertido y, tanto su actitud (ojo a la escena de los patines, casi me da algo!) como los diálogos con Alan no tienen desperdicio: la primera conversación que tienen es memorable.

Alan Rickman, otro gran actor británico, se convierte junto a Emma, en lo mejor del film. Con un humor un tanto ácido y que protagoniza escenas bastante divertidas, como la de la escayola.

La protagonista, Carla Gugino, no se desenvuelve mal en un personaje atormentado por sus actos, y los demás secundarios cumplen correctamente con su cometido.

En definitiva, El beso de Judas no es una gran película pero está entretenida. Aunque es algo lenta, mezcla intriga, sexo y diálogos bastante ácidos con unos peculiares personajes, y vale la pena verla por Alan y Emma.

Nota: 6,5

Un saludo
[Leer más +]
14 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
Nine
Nine (2009)
  • 5,1
    12.815
  • Estados Unidos Rob Marshall
  • Daniel Day-Lewis, Marion Cotillard, Penélope Cruz, Kate Hudson, ...
5
Be Intelligent y ahórrate la entrada
Cuando vi el magnífico trailer de Nine, pese a no ser aficionada a las películas de este tipo, pensé que prometía mucho, que con ese buen reparto encabezado por el siempre genial Daniel Day Lewis, tendría que estar muy bien la película de Marshall.
Y en efecto, prometía, pero se quedó en eso, porque cumplir no cumple. La historia, que sólo sirve para que cada uno haga su respectivo gorgorito, no llega a entusiasmar por el mero hecho de que su protagonista, Guido, no tiene ningún encanto.
Pese al renombre del reparto, las interpretaciones son bastante mediocres y algunas rozan lo absurdo. A su favor he de decir que cuenta con una buena escenificación y un buen vestuario.

De un total de 8 actores, de los cuales a 6 se les considera medianamente buenos: 2 hacen unas interpretaciones correctas, el señor Day Lewis y Marion Cotillard. Posiblemente, esta última sea de lo mejor del film. Otras dos, Dench y Kidman, hacen unas interpretaciones flojas, y Penélope Cruz y Kate Hudson están PEnosas, más allá de que la dobladora de la española sea bastante mala. Sofía Loren sale 2 minutos y Fergie sólo canta una canción.

De 10 números musicales, uno es bueno (Be Italian) y otro pasable (Cinema Italiano). Los demás o son muy aburridos o rozan lo patético, como el de Judy Dench, que parece estar haciendo gárgaras durante casi toda la canción.

En cuanto a los gorgoritos, la única que sale bien parada es la cantante de Black Eyed Peas, aunque Daniel y Nicole no lo hacen mal.

Dentro de poco se harán públicas las nominaciones a los Oscar, y con antecedentes como Chicago no me extrañaría que les cayese alguna nominación e incluso algo más... Total! cada año la cagan más...

Sé italiano, sé francés, sé inglés, sé español, y sobretodo, sé inteligente y ahórrate la entrada.

Un saludo
[Leer más +]
14 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
Lo que queda del día
Lo que queda del día (1993)
  • 7,6
    17.563
  • Reino Unido James Ivory
  • Anthony Hopkins, Emma Thompson, James Fox, Christopher Reeve, ...
9
Mr. Stevens & Miss Kenton... Anthony & Emma... una auténtica delicia
-El mayordomo y el ama de llaves
Mr.Stevens: estirado, inglés de pura cepa, frío a más no poder, extremadamente responsable y entregado por completo a la servidumbre de su señor Lord Darlington... imperturbable... lo cual nos lleva a la nueva ama de llaves, Miss Kenton: joven, atractiva, responsable y con carácter. Al principio chocan, tratan de molestarse mutuamente y protagonizan escenas divertidas, como la del chino. Luego se enamoran, eso si, sin decirse nada, en el más absoluto y estricto silencio.

-Contexto
Todo ello transcurre durante el comienzo de la II Guerra Mundial, con un Lord de ideales muy cuestionables, nada éticos ni morales. Stevens lo sabe, pero sólo puede servir a su señor, mantenerse al margen, porque él le sirve, pero no opina, ni escucha, se limita a ver como se quiebran la vida, dignidad y las "buenas intenciones" de su señor.

-El encanto
Una historia de amor en silencio, ELEGANTE, CÁLIDA, SÚTIL Y ENVOLVENTE, pero también REALISTA. Y es que las decisiones que tomamos marcan nuestra vida, y cuando queremos darnos cuenta la hemos desperdiciado, no hay vuelta atrás.

-Interpretaciones
Sir Anthony Hopkins está inigualable, perfecto... sin duda me faltan palabras para describirlo, pero es que está más que soberbio. Con esos gestos, esa postura, esas miradas, incluso esa forma de andar. No creo que ningún actor, vivo o muerto, pudiera haber interpretado el papel de Stevens como lo hace Hopkins. La talentosa Emma Thompson no se queda atrás, hace una interpretación genial, exquisita, maravillosa. Aporta humanidad y vitalidad a la película y hace que la "armadura" del mayordomo -e incluso la del espectador- se tambalee.
Y es que ESTO SI QUE ES UNA HISTORIA DE AMOR en condiciones, ¡cuánta química hay entre ellos! Se lanzan tales miradas y es tal la química que hay entre ambos, que llegas a sentirte impotente de que Stevens no le declare su amor a la señorita Kenton, o de que simplemente la plante un buen beso. Para mi, entran en la lista de las 20 parejas con más química del cine.

-Aspectos técnicos, secundarios,...
La banda sonora es fantástica, la fotografía excelente, al igual que el vestuario, guión, dirección y cada habitación de Darlington Hall. Los secundarios no brillan, que para eso están sus protagonistas, pero realizan unas interpretaciones a la altura del film, en especial Christopher Reeve, James Fox y Peter Vaughan (Stevens padre).


Con todo esto, Lo que queda del día, la historia de una pareja atípicamente perfecta, se hace una auténtica delicia de ver y sentir. Recomendable, aunque no para todo tipo de espectador, pues se toma su tiempo para contar la historia.

En spoiler unas anécdotas. Nota:8,5
[Leer más +]
23 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
Rebeca
Rebeca (1940)
  • 8,3
    33.869
  • Estados Unidos Alfred Hitchcock
  • Laurence Olivier, Joan Fontaine, George Sanders, Judith Anderson, ...
9
Bienvenidos a Manderley... Bienvenidos al mejor cine
Lo cierto es que a mi Alfred Hitchcock me encanta y se podría decir que es mi director favorito, con permiso del señor Eastwood. Es esta su primera película de su etapa americana, la única premiada con el Oscar (cosa realmente injusta) y donde demuestra mejor su gran talento como director.

Normalmente los expertos ven en Vértigo su mayor obra, aunque claro, teniendo en su filmografía obras como "Psicosis", "El hombre que sabía demasiado" o "Con la muerte en los talones" entre muchas otras, es difícil decantarse por una en concreto.

Sin embargo yo veo en Rebeca algo que no veo en Vértigo, y no pretendo menospreciar la segunda porque también tiene una gran calidad y unas magníficas interpretaciones, pero cuando Vértigo es a ratos aburrida Rebeca siempre mantiene la tensión y la carga que tiene que soportar una joven sin nombre interpretada por una exquisita Joan Fontaine, timida y dulce, que se siente empequeñecida por la figura de una mujer ausente durante todo el film pero presente en cada rincón y persona de Manderley, y frustrada por la actitud pasiva y fría de su marido, un sobresaliente Laurence Olivier, poseedor de un oscuro secreto.

A ello se le une la señora Danvers (Judith Anderson), una ama de llaves, que debería ocupar un lugar destacado en la lista de "malos del cine" y que hace una interpretación magistral, que pone los pelos de punta hasta cuando anda.

También merece ser mencionado George Sanders en el papel de Jack Fabel, el primo de Rebeca.

Otra de las cosas que hace a esta película una exquisitez es su maravillosa fotografía, a la que hay que añadir una buena banda sonora muy acorde con la película, un magnífico guión y un buen montaje.

Une el misterio y el suspense, con una dosis de romance, unas geniales interpretaciones y la peculiar presencia de un personaje ausente durante todo el metraje y obtendrás una dosis de buen cine, obtendrás Rebeca.

Bienvenidos a Manderley... Bienvenidos al mejor cine
[Leer más +]
18 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil