arrow
Críticas de OsitoF
Críticas ordenadas por:
El clan
El clan (2015)
  • 6,7
    9.621
  • Argentina Pablo Trapero
  • Guillermo Francella, Peter Lanzani, Gastón Cocchiarale, Giselle Motta, ...
6
El mal como algo próximo y cotidiano
Desde Argentina nos llega esta pequeña sorpresa en la que cuesta un poco ubicarse al principio, pero una vez que las cartas están sobre la mesa, es una película oscura, negra, ambientada en la transición argentina y la reconversión de ciertos criminales del estado en criminales a secas. El gran acierto, para mí, de la película es haber encontrado una historia real a través de la cual presentar y encarnar el mal como algo cortés, familiar, padre cercano, amable cuando quiere; presentar el mal tal como lo es en la realidad, que siempre está donde uno no se lo espera y rodeado de familiares cómplices pasivos que no mueven un dedo ante los crímenes del líder porque disfrutan de buena posición y prefieren saborearla. El apoyo incondicional que reciben los criminales de sus allegados que ponen la sangre por encima de la verdad o la justicia es otro de los puntos que dan que pensar e hielan la sangre.

Realista, muy bien interpretada, bien ambientada, bien narrada, falla un poco cuando se embarca en artificios de montaje y horteradas musicales como buscando un ritmo tarantiniano no le hace falta, no le pega nada y sólo le perjudica.

Muy interesante, emotiva e impactante, lástima no entender 100% los dejes argentinos.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Momentum
Momentum (2015)
  • 4,2
    1.634
  • Estados Unidos Stephen S. Campanelli
  • Olga Kurylenko, Morgan Freeman, James Purefoy, Karl Thaning, ...
5
Curiosamente interesante
Peleas cutres, persecuciones olvidables, tiroeos de barrio, explosiones de Mercadona, abuso de planos de lencería gratuitos y música de ritmo-random… todo lo técnico en “Momentum” es un quiero y no puedo muy por debajo de las expectativas que marca un guión no original, pero sí razonablemente elaborado. Claramente vive por encima de sus posilidades pero algún diálogo con chispa y las intensas interpretaciones de Purefoy y Kurylenko ofrecen cierto magnetismo que invita a quedarse a ver qué pasa.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ballerina
Ballerina (2016)
  • 6,2
    2.383
  • Francia Éric Warin, Éric Summer
  • Animation
6
Clásica y bien
“Ballerina” tiene una factura de animación clásica, como de la segunda etapa Disney (la de “La Bella y la Bestia”), con un uso elegante de ordenador que no cae en excesos ni en extravagancias y que encaja muy bien en el contexto de París de principios de siglo en que se desarrolla la historia.

Una historia que aún vista mil veces (niña pobre que pelea por un sueño ante mil adversidades únicamente con tesón, perseverancia e ilusión) funciona gracias a su mejor virtud: construir una atmósfera clásica y refinada en el mundo del ballet y mantenerse en ella a pesar de introducir música de hoy, pero muy bien elegida, adaptada e integrada. De hecho, cuando patina es cuando se sale de ahí y mete elementos exagerados de acción y persecuciones dirigidas probablemente a entretener a los más pequeños o a los menos exigentes y que no encajan ni con cola y solo consiguen cargarse la magia. Lástima, porque ganaría muchos puntos si se centrara en lo que que cuenta.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Mascotas
Mascotas (2016)
  • 5,7
    18.214
  • Estados Unidos Chris Renaud, Yarrow Cheney
  • Animation
5
No pasará a la historia
Max es un perrete acomodado de casa bien que vive muy bien solo siendo el ojito derecho de su dueña hasta que un día, otro perrazo llamado Duque es adoptado e invade su hogar. Del previsible enfrentamiento salen perdiendo los dos y terminan enfrentándose a la perrera, a mascotas abandonadas que no les ven con buenos ojos y a un adorable conejo psicópata llamado Pompón. El regreso al hogar ayudado por su novia secreta Bridget y amigos del bloque centra una historia ya muy vista y sin más alicientes que la moraleja de que tenemos que querer más a nuestras mascotas y, por supuesto, no ser de esos malnacidos que las abandonan.

Muy colorista, pero ni técnica ni argumentalmente pasará a la historia. Tiene un cierto humor ligero, pero muy ligero, casi evanescente, con alguna mascota que es simpatica de por sí, por inercia, sin pretenderlo. Luego la historia es normal con persecuciones y escenas de acción no excesivamente destacables.

Si tuviera 6-12 años, no me llamaría mucho la atención.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
En el ojo de la tormenta
En el ojo de la tormenta (2014)
  • 4,6
    4.274
  • Estados Unidos Steven Quale
  • Richard Armitage, Sarah Wayne Callies, Jeremy Sumpter, Nathan Kress, ...
6
Entretenidamente simple
Con todos sus clichés, su enternecedora previsibilidad y sus personajes estereotipados, “En el Ojo de la Tormenta” nos ofrece un rato de acción de la buena, digna, con buenos efectos especiales y de aventuras sin pretensiones. Vale que hay películas mejores pero, ¿vamos a ponerla verde por no proponer juegos psicológicos, dramas sociofamiliares o porque se entienda todo de principio a fin? Yo, personalmente, no. Simplemente elige el momento adecuado (una tarde sin nada que hacer y sin ganas de pensar) y ponte a verla con un refresco y algo para picar. Además puedes revisar el móvil de vez en cuando sin miedo a perderte nada.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Heidi
Heidi (2015)
  • 6,4
    984
  • Alemania Alain Gsponer
  • Anuk Steffe, Bruno Ganz, Katharina Schüttler, Jella Haase, ...
5
Una versión demasiado alemana
Salvo encomiables excepciones que conocen el libro de 1880 de Johanna Spyri, a cualquier persona de más de treinta años le dices «Heidi» y le viene inmediatamente a la cabeza la serie japonesa de la niña infatigablemente optimista caía bien a todo el mundo, jugaba con Pedro y Niebla y se las tenía tiesas con la señorita Rottenmeyer. No sólo le viene a la cabeza, sino que habrá visto la serie al menos una vez y se habrá emocionado con la escena de Clara al menos una vez… o sea, lo que viene siendo una serie de culto.

Por eso, haría falta un extraordinario motivo para revisar la obra y llevarla al cine, y esta versión cinematográfica no la proporciona. ¿Sus puntos fuertes? Imagino que ver a los personajes en sus tres dimensiones de carne y hueso puede ser interesante para la gente de hoy en día, pero aunque el elenco no decepcione, tampoco es que sea un elemento de valor incontestable. Tampoco ciertos matices realistas en los comportamientos humanos alejados del infatigable optimismo de la serie ofrecen motivos irrefutables para aportar ese algo que la haga recomendable. Sí que hay que destacar la fotografía, muy colorista que saca partido de los espectaculares paisajes alpinos y cierto valor -¿insensato?- en pretender ser más fiel al libro que a la serie.

Dejando a un lado las odiosas comparaciones, el ritmo es tosco, frío, alemán, con enormes saltos en la narración para meter todos los puntos de interés en el metraje. Se ha sacrificado calidad y emotividad a cambio de cantidad; Clara echa a andar como si tal cosa, sin darle importancia, nada que ver con el nudo en la garganta que se me puso las dos veces que vi la serie. También falta Niebla. Y todo supongo que en un intento de hacer la historia accesible a millenials que no se acercarían a la serie ni con un palo por considerarla vintage y obsoleta -un error de cálculo, en mi opinión, ya que esos chavales no se acercarán a nada donde los protagonistes no anden con tablets y no insulten a sus profesores para vivir descabelladas aventuras-.

Objetivamente, pasable… pero no le veo sitio.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Slow West
Slow West (2015)
  • 6,3
    5.771
  • Reino Unido John Maclean
  • Michael Fassbender, Kodi Smit-McPhee, Ben Mendelsohn, Brooke Williams, ...
5
Correcto: mucho de 'slow' y mucho de 'west'
Western de los de ahora, de esos que plantean las aventuras – por llamarlo de alguna manera- en el salvaje oeste en toda su cotidiana realidad (lentitud, miseria y roña por todas partes) alejada de la épica de los clásicos “del oeste” con su aventuras idealizadas entre buenos y malos y de los crepusculares, ya más realistas pero igualmente con sus buenos y malos. De hecho, aquí tenemos casi un western psicológico, con continuos contrastes tanto para el protagonista, Jay, que transita desde su inicial moralidad virginal hacia el descubrimiento del cruel mundo real en el que le va introduciendo compañero como para este último, Fassbender, que evoluciona desde su egoismo de superviviencia hacia una posible vida familiar.

La película hace equilibrios entre un ritmo lento y aburrido, con una propuesta inicial que cuesta creer, y un desarrollo interesante con continuos y realistas asesinatos y tiroteos -de esos donde la puntería es pobre con las armas de la época, el retroceso brutal y recargar no es inmediato- y muchos diálogos que colorean el fondo con escenas en segundo plano fondo sin desviar la atención de unas tramas principales, que confluyen en el momento justo de una manera muy, muy artificiosa. Precisamente es ese final, tanto lo que cuenta como la forma de contarlo, lo que hace que la película no me termine de convencer. No está a la altura de una dirección bastante buena hasta ese momento.

Resumen de la película con spoilers:
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Turbo Kid
Turbo Kid (2015)
  • 5,9
    3.854
  • Canadá Anouk Whissell, François Simard, ...
  • Munro Chambers, Laurence Leboeuf, Michael Ironside, Edwin Wright, ...
1
Truño Kid
Producción independiente que viene a proponer un híbrido imposible del mítico videojuego “Paperboy” (absteneos millenials, es un clásico de la era de los Amstrad y los Spectrum) y del “Mad Max” original (lo mismo: absteneos millenials). O sea, que va de un chaval que sobrevive en un cutre mundo postapocalíptico yendo sin mucho sentido de un lado a otro con una bici. Con una estética ochentera, una puesta en escena simplona, una historia absurda, un gore infantil, unas peleas y persecuciones ramplonas y una música de videojuego de 8 bits, un único pensamiento nos atormenta la hora y media que dura esta patochada: ¿POR QUÉ?

Y es que no lo entiendo. Si pretende ser un revival nostálgico, resulta trasnochada como lo sería hoy día una gala de Jose Luis Moreno. Si es una parodia, me pregunto qué intenta parodiar. Si es un proyecto personal, ¿por qué están pensando en hacer una segunda parte? Si es un intento de hacer ver que se puede hacer ciencia ficción sin recursos, lo que precisamente se termina demostrando es justo lo contrario. Así pues, ¿por qué se ha comercializado y distribuido esta cosa sin pies ni cabeza? Si alguien me escribe y me lo explica, me replantearé su nota y su categoría de truño (nivel de truño: truño kid). Hasta entonces, para mí, esto es una charlotada estilo Robert Rodriguez que intenta elevar las películas caseras a la categoría de cine pero, eso sí, como dicen los que le defienden, «con mucho buen rollo». Con mucho buen rollo, los cojones: esto es simplemente una muy mala película que intenta bajar el nivel exigible a una película en lugar de subir el suyo.

Resumen de la película con spoilers en el spoiler:
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Las apariencias engañan
Las apariencias engañan (2016)
  • 4,7
    2.099
  • Estados Unidos Greg Mottola
  • Jon Hamm, Isla Fisher, Zach Galifianakis, Gal Gadot, ...
5
Para lo bueno y lo malo, distinta a lo que se hace ahora
“Las apariencias engañan” es una comedia de acción, espías y enredos familiares cuya mejor virtud es que propone un humor familiar para todos los públicos, distinto al paradigma actual de vulgaridad sexual en cada frase, y su peor defecto es que siendo una película de 2016 parece sacada de 1996, algo obsoleta y con escenas de acción infantiles.

Poniendo todo en la balanza, el saldo es ligeramemte positivo. El reparto es bastante acertado, con John Hamm y Gal Gadot poniendo la clase y el atractivo y con unos Isla Fisher y Zach Galifianakis que sin ser desternillantes (no sé quién fue el genio que les dijo que los suyo es la comedia) sí encajan en un humor de situación, donde la gracia está más en el contexto que en lo que se dice o como se dice. Lo malo es que eso requiere mucha preparación para el gag y el ritmo se vuelve ochenteramente lento, algo que no es necesariamente malo (ya que nos desintoxica de esta tendencia actual a prentender hacer reír metiendo la palabra ‘polla’, ‘chochito’ o ‘follar’ en cada diálogo o monólogo o tirándose un pedo o en cada escena). En otras palabras, hay menos humor, pero más digno. De hecho, la vergüenza ajena viene más por los inofensivos tiroteos, peleas y persecuciones, puro relleno. También los secundarios, muchos de ellos sacados de la buenísima “Veep” contribuyen al buen rollo general.

Pues eso, sin ser memorable es razonablemente entretenida y de buen gusto.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Cien años de perdón
Cien años de perdón (2016)
  • 6,1
    16.874
  • España Daniel Calparsoro
  • Rodrigo De la Serna, Luis Tosar, Raúl Arévalo, Patricia Vico, ...
3
Película globo: bonita por fuera, hueca por dentro
Cada año, por motivos fiscolegales, Antena 3 y Tele 5 tienen que invertir una cierta cantidad de dinero en cine nacional y, de hecho, gran parte de los pelotazos españoles –“El niño”, “Celda 211”, “El desconocido”…- proceden de esta política. Se puede decir muchas cosas de las calidades y cualidades de esas dos cadenas, pero hay una cosa innegable común a las dos: de tontas no tienen un pelo y no van a subvencionar cine sin esperar recuperar con creces lo invertido por muy español que sea dicho cine. Es muy raro que una película española financiada por cadenas de televisión pinche en taquilla.

Tanto éxito – al menos en taquilla- no es fruto de la casualidad sino del trabajo, aunque siempre no del trabajo cinematográfico, sino del estudiar el mercado para saber qué quiere la gente, por qué cosas está dispuesta la gente a pagar la entrada y ofrecérselo con el reparto que esté de moda en ese momento. Por eso todas estas películas made in Antena 3 o Tele 5 nos terminan resultando tan familiares y parecidas unas a otras, por el trabajo de laboratorio a través del cual han sido desarrolladas.

“Cien años de perdón” va un paso más allá y directamente ha sido elaborada por un algoritmo inicializado por una semilla cuyas palabras clave son ‘denuncia social’, ‘crisis’, ‘lluvia’, ‘atracadores buen corazón’, ‘bancos malos’, ‘rehenes’ y ‘políticos corruptos’. Y el resultado fueron cien folios de un guión mecánico y encorsetado que propone una serie de escenas de mucha intensidad para manipular mentes sugestionables generando empatía con los delincuentes y, muy al gusto de 2016, que odiemos a los bancos especuladores y a los políticos corruptos. Ni el meollo de la trama ni mucho menos el desarrollo de la acción resisten un mínimo análisis crítico, pero para eso tenemos un enloquecido elenco argentino que nos distrae con sus acentos, su humor peculiar y sus expresiones pintorescas. La elección de Tosar y Coronado obedece a la búsqueda en Google de ‘top actores serios españoles que no pueden faltar en tu película de moda’ y resto están un poco por estar, son intercambiables y sus diálogos generados por ordenador los podría recitar hasta yo.

Para mí, todo lo bueno que podamos decir sobre “Cien años de perdón” -su atmósfera, la puesta en escena, es entretenida- queda anulado por el hecho de ser una cosa falsa, un producto de bollería industrial sabroso pero insano. Lo siento, es que no me gusta que me manipulen y que encima cobren por ello.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Un traidor como los nuestros
Un traidor como los nuestros (2016)
  • 5,5
    2.477
  • Reino Unido Susanna White
  • Ewan McGregor, Stellan Skarsgård, Damian Lewis, Naomie Harris, ...
6
Le Carré se traiciona un poco a sí mismo
Como digo siempre, los libros de John Le Carré pueden parecer un peñazo… pero algo deben de tener cuando siempre, siempre se les termina versionando para el cine o la televisión. Para mí, su gran atractivo es el de contar historias interesantes (espionajes de estado, espionajes industriales, atracos, chantajes o lo que sea) con un grado de realismo tan grande que se convierte, a la vez, en su mayor defecto. Y es que cuando cuentas una historia en todo su detalle, el ritmo baja y el espectador medio sufre. Y si el protagonista no siempre encuentra la solución al problema o la solución no es elegante o la solución no es espectacular, el espectador medio sufre. Y si gran parte de la película se dedica a contar, como sucede en la vida rela, cómo el espionaje o el trabajo policial es, en gran medida, cuestión de esperar y tener paciencia para que el otro cometa un error, el espectador medio sufre. Y como hay tanta gente que, con mucha o toda la razón, no cree que hayamos venido a este mundo a sufrir, resulta que los libros y las películas de Le Carré no son aptos para espectadores medios o impacientes, pero suelen gustar a los amantes del realismo.

Yo me incluyo entre ellos, por eso me suele gustar la desmitificación del trabajo de espionaje y cómo los héroes suelen ser funcionarios con pinta anónima que destacan más por su capacidad para leer horas y horas de informes hasta encontrar el patrón que superagentes que enamoran a su fuente con una mirada. Gente en apariencia normal, pero con sentido común para seguir las pistas a ver dónde conducen y muchas veces con defectos e imperfecciones que afectan a su trabajo y se dejan ver en los resultados. “Un traidor como los nuestros” reúne muchas de esas cualidades del ‘Universo Le Carré’: gente corriente que se ve envuelta en un juego de poder que le viene grande y reacciona como haría la gente normal, con miedo, con tensión, con dudas, con imperfecciones; funcionarios que manipulan y exprimen a sus fuentes pero que mantienen cierto código de lealtad; políticos que sólo piensan en mantener el poder y que les salga lo más barato posible; agentes que intentan cumplir con su deber, pero pensando siempre primero en cubrirse ante cualquier fallo… y, sobre todo, tensión, mucha tensión en absolutamente todas las escenas, la típica tensión que cabe esperar en una persona normal a la que se lleva al límite y a la que cualquier situación cotidiana se le antoja peligrosa porque nunca sabe quién puede estar mirando y en quién puede confiar. Es curioso que hay escenas de gente corriendo que se siente perseguida sin que realmente nadie les siga, que nos tiene más en ascuas que las típicas persecuciones al límite.

Aunque también hay que reconocer que no es la mejor obra de Le Carré, precisamente porque más de una vez y más de dos, por algún motivo, se sale de sus propias normas e introduce elementos ‘comerciales’ como una aparición milagrosa en el último segundo, casualidades inverosímiles o edulcorantes cinematográficos. Con todo, no deja de ser una opción interesante.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Emperador
Emperador (2012)
  • 5,8
    1.976
  • Estados Unidos Peter Webber
  • Matthew Fox, Tommy Lee Jones, Kaori Momoi, Eriko Hatsune, ...
5
Emperador a la plancha
Hay una situación recurrente de Masterchef (u otro ‘talent’ culinario cualquiera) que resume a la perfección lo que falla en esta película: un aspirante coge los productos, los lava, los pela, los corta, los mezcla, si es osado los pasa un mínimo en la sartén, los emplata bonito y el juez viene a decirle que sí, majo, que muy rico todo porque ha usado los productos de calidad que siempre tiene a su disposición y es imposible que sepan mal, pero que de cocinar, que es de lo que se trata, nada de nada.

Con “Emperador” pasa algo parecido. El argumento es novedoso porque refleja un hecho histórico no contado nunca, lo que de da el punto de interés justo para que a los aficionados a la historia amplíen el relato en documentales o en internet… pero de talento cinematografico hay poco por no decir directamente que no hay nada. La estructura es muy convencional con el marco histórico prestándose de coartada a una posible historia de amor narrada a golpetazos de recuerdos, colocados de la manera menos elegante posible. La dirección es raquíticamente simplona, simplemente coloca a la gente en escena y les pone a recitar las frases de la forma menos atractiva para el espectador y el montaje lo empeora porque cuando una escena ha empezado a tomar algo de interés por pura inercia, no por talento, ¡zas!, metemos un flashback cortarollos para que la mente desconecte y tenga que vovler a esforzarse en iniciar otro hilo. Tampoco es que la elección del pobre Matthew Fox y sus únicos registros de cabreado, muy cabredo y desconcertado como único protagonista ayude a empatizar con lo que se nos muestra (Lee Jones y el intérprete japonés ponen algo de calor, pero sus apariciones son mínimas).

Así, a base de patadas para adelante flashback va, flashback viene, esta fallida película cuenta algo interesante de la forma menos atractiva posible. Te tiene que gustar mucho la historia para llegar hasta el final o para encontrarle el lado bueno.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Victor Frankenstein
Victor Frankenstein (2015)
  • 4,7
    3.857
  • Estados Unidos Paul McGuigan
  • Daniel Radcliffe, James McAvoy, Jessica Brown Findlay, Mark Gatiss, ...
6
Muy simple, dicho en el buen sentido
Después de doscientas y pico películas sobre el mito de Frankestein empieza ya a dar un poco de pereza enfrentarse a otra revisión del tema. Vale que el reparto es atractivo y los medios actuales permiten ofrecer aproximaciones más realistas, pero la pereza de visitar una y otra vez los mismos sitios y puntos comunes sigue ahí. Si se hace el considerable esfuerzo necesario para vencerla, “Victor Frankestein” ofrece una versión amable, barroca y pseudocientífica de la historia conocida, una especie de ‘buddy-movie’ que funciona razonablemente bien en la medida que no se exija rigor ni respeto con nada precedente.

Porque, en efecto, lo que tenemos no es a un doctor loco y a su jorobado esclavo contra el mundo, sino a dos mentes privilegiadas que conectan en un mundo donde la ciencia está en pañales y la razón no está por encima de la clase social. Así, Victor lucha para curar e integrar a Igor en la sociedad e Igor lucha para que el alma de Victor no se pierda y se mantenga en los límites de la moral. Introducción, desarrollo y desenlace recorren la historia conocida blanqueándola a la medida de una producción si bien no familiar, sí para adolescentes con ganas de no complicarse.

Con estos mimbres argumentales, un intérprete de mucha fuerza como James McAvoy, otro competente pero sin sangre como Radcliffe, muchísimas licencias, ritmo alto, bastante presupuesto y una ambientación agradablemente luminosa (se agradece ver lo que está pasando en lugar de dejarnos los ojos en sórdidos lugares oscuros como en obras precedentes), “Viktor Frankestein” nos deja una película que no aporta nada pero que se deja ver sin apenas esfuerzo. Su simpleza, en este caso, es una virtud. Para rompernos la cabeza con consideraciones psicosociales, ya ha hay versiones previas más apropiadas.

Para los que no vayan a verla o no la recuerden, dejo mi resumen en el spoiler (ojo, que hay spoiler).
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Soy el número cuatro
Soy el número cuatro (2011)
  • 4,9
    10.696
  • Estados Unidos D.J. Caruso
  • Alex Pettyfer, Timothy Olyphant, Dianna Agron, Teresa Palmer, ...
6
Gana con el tiempo
Película de aventuras y ciencia ficción para adolescentes que gana con el tiempo. La valoré con un aburrido cuatro hace unos años y, vista otra vez hace poco, me parece superior a sus equivalentes actuales. Sin un reparto excesivamente conocido pero con unos sorprendentemente dignos efectos especiales y muchísima imaginación, la película recorre las etapas habituales del género (cambio de hogar indeseado, rebelión contra la autoridad, dificultades de adaptación, el primer amor serio, la consciencia de sus responsabilidad) con naturalidad y competencia técnica.

El argumento se entiende perfectamente a pesar de que lo narrado en la película es sólo un pequeño episodio dentro de una guerra interestelar de enormes proporciones, ya que el guión consiste desarrollar el contexto sin estropear el ritmo. Las escenas de acción son proporcionadas y consistentes y, en general, la película se ve con agrado e interés. Guarda ciertos paralelismos con “Crepúsculo” pero despojada, afortunadamente, de tanta pretenciosidad. Además tiene la inocencia de la primera década del siglo XXI, por lo que su sentido del humor y sus escenas románticas no te hace sentir vergüenza ajena.

Probablemente, a pesar de ser una película para adolescentes, termine gustando a gente adulta que disfruta con las aventuras y la fantasía. A lo mejor la has visto y no te acuerdas (pasó sin pena ni gloria por España) así que hago un resumen en el spoiler (obviamente con spoilers, claro).
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Pasado de vueltas
Pasado de vueltas (2006)
  • 4,9
    3.715
  • Estados Unidos Adam McKay
  • Will Ferrell, John C. Reilly, Gary Cole, Jane Lynch, ...
6
El indomable Will Ferrell
Para el 90% de los espectadores actuales, acostumbrados al humor Apatow de descerebrados millenials salidorros y treintañeros que se sienten viejos e intentan desfasar como jovenzuelos, Will Ferrell es una reliquia del pasado, un vejestorio con un humor demasiado trabajado para los requisitos actuales donde si dedicas más de treinta segundos a un gag, se considera obsoleto y se le deja de prestar atención.

Los que somos un pelín más mayores o menos metidos en el mundo youtuber o influencer y podemos mantener la atención en algo más de un minuto, encontramos interesantes comedias como esta “Pasados de vueltas” con sketches irreverentes pero no necesariamente basados en frases soeces o situaciones sexualmente humillantes. O al menos no sistemáticamente. Y en este tipo de humor el infravalorado Will Ferrell (por no decir ‘denostado’) es un experto en formar personajes cómicos CON los que reírse, no DE los que reírse tanto cuando da la cara como cuando no (recordemos como, en la sombra, mantenía el entramado de comedias de culto como “Zoolander”).

“Pasados de Vuelta” es una comedia decente, agradable, graciosa en muchos momentos y de la que estoy seguro que actores del reparto que hoy en día triunfan a lo grande como Amy Adams no se sienten avergonzadas. No todos los actores que se meten en el mundillo a través de películas de perfil bajo como ésta pueden decir lo mismo.
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Los 33
Los 33 (2015)
  • 5,8
    2.248
  • Estados Unidos Patricia Riggen
  • Antonio Banderas, Rodrigo Santoro, Juliette Binoche, Mario Casas, ...
5
Se merecían una película mejor
Quizá el principal inconveniente de hacer en 2015 una película sobre sobre hechos acaecidos en 2010 sea que, inevitablemente, salga hecha un spoiler en sí misma. Quizá hace ocho años las redes sociales no tuvieran la repercusión de hoy en día pero sí que internet permitía a los informativos un seguimiento casi en tiempo real de la situación. Ante esta situación, habría dos posibles enfoques al llevar la historia de los 33 hombres enterrados vivos en una mina de oro chilena. La primera sería una película fiel a la historia, una especie de documental contrastable de las experiencias de los protagonistas dentro y fuera de la mina así como de su contexto, centrada en todo lo que no vio la luz durante el proceso. La segunda vendría siendo una epopeya de sacrificio y tenacidad, tomando las licencias oportunas para hacer la historia más vistosa y vendible.

“Los 33” elige la segunda opción, lo que en sí mismo no es reprobable, al menos en mi opinión. Yo creo que los treinta y tres mineros atrapados se ganaron el derecho de contar su historia como consideraron oportuno, especialmente si la justicia no encontró responsable a nadie de la tragedia y no se les indemnizó. Pero lo que también es cierto es que las licencias terminan quitando realismo en favor de innecesarios clichés narrativos en forma de abrazos grupales, caras conocidas del cine europeo y americano imposibles de asociar a la vida en la mina, discursos motivadores, escenas forzadamente emotivas, protagonismos inverosímiles a los actores principales (claro, mola más que perforación decisiva la lleve a cabo el ministro de minería que el especialista anónimo) o ficticias inyecciones de tensión de última hora. Y con cada cambio argumental de la realidad en favor del espectáculo, la historia de los mineros se deja un poco de credibilidad y rebaja la simpatía que sentíamos por ellos o les quita mérito.

Yo creo que el episodio y sus protagonistas se merecían una película mejor. “Los 33” es vistosa en lo técnico y engancha en lo argumental, pero narrativamente falla en no tener claro si contar las cosas como sucedieron o contarlas como a la gente le gustaría que hubiesen sucedido. También se aprecia mucha precaución por no herir a nadie ni dejar en mal lugar a más gente de la necesaria. Son demasiadas restricciones a la narración como para que pueda salir de ahí algo que no chirríe. Aún así, la épica del episodio global tiene el suficiente tirón como para que se vea con indulgencia y agrado.

***Un resumen personal de la película (con spoilers, claro) a continuaciónr***
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
45 años
45 años (2015)
  • 6,6
    4.593
  • Reino Unido Andrew Haigh
  • Charlotte Rampling, Tom Courtenay, Geraldine James, Dolly Wells, ...
3
Me abuuuuurro
Tras cuarenta y cinco años casados y a falta de una semana para montar una especie de bodas de platino por adelantado, Kate y Geoff reciben una noticia inesperada del pasado de Geoff que trae algo de conflicto a sus vidas. Vaya por delante que me parece que si la película me parece floja (3) es porque no aguanto este cine tan íntimo y personal que discurre en tiempo casi real para mostrar miserias de andar por casa. Las interpretaciones son buenísimas y si el objetivo es plasmar la cotidianedad de lo intrascendente, la dirección es magnífica, pero no puedo recomendar a nadie una película en la que no sucede nada destacable, nada que no me pueda pasar a mí una mañana en la que se me olvide hacer la cama y mi mujer me consuele diciendo que podemos arreglarlo.

Dicho lo cual, no acepto que unos cuantos listos que viven de escribir reseñas me den lecciones sobre lo que me pierdo al no saborear esta delicia etérea o que se insinue que mi capacidad cultural está en entredicho si no aprecio los matices de la nada que es esta insufrible “45 años”. Mi impresión es que ningún crítico ha visto la película entera y todos han inventado reseñas positivas o reciclado las críticas de otros.

Ejemplos:

- Jordi Costa (El País): «Haigh sigue indagando en el lenguaje secreto del amor y su reverso a través de la mirada íntima (...) Película sutil, humanísima y desoladora». Esto es lo que yo llamo hablar en hueco. Entiendo cada palabra, entiendo cada frase, pero puedes cambiarlas de orden y el significado seguiría siendo el mismo: NADA, puro relleno diciendo algo positivo para no desentonar con el resto de críticas (que probablemente haya leído por encima).

- Luis Martínez (El Mundo): «Un drama en que cada plano es filmado de una forma tan sincera y con tanto detalle que permite ir más allá de la superficie para, con toda la sencillez del mundo, alcanzar lo más hondo». No miente el bueno de Luis en lo que cada plano tiene mucho detalle. Lo que no dice es que puede perfectamente durar cinco o diez minutos en los que Kate anda por la calle, ve unas diapositivas o charla distraidamente con sus amigas, sin aportar gran cosa a la historia o aportando lo mismo que podría contar en 30 segundos.


- Nando Salvá (El Periódico): «Lo que Haigh logra aquí es casi milagroso: la sutileza con la que deja que la mugre salga gradualmente de debajo de la alfombra, y la economía y la honestidad con la que trata las emociones de sus personajes». No se puede decir más claro: los personajes pasean por la peli como por su casa sin hacer o decir gran cosa (o sea, sutilmente) y, poco a poco, ocurren conflictos como que Geoff vuelve a fumar o que se lastima la mano al arreglar el baño. Trepidante ¿no?

- Jessica Kiang (Indiewire): «Diseccionarnos y quitar capas de tiempo y memoria hasta que todo lo vital queda expuesto bajo su bisturí, eso es lo que hace '45 Years': cirugía a corazón abierto». Jessica, claramente no ha pasado del primer cuarto de hora y recicla la crítica de una película de médicos que tenía a medio escribir subiéndose a la ola de película íntima y sutil.

- Peter Bradshaw (The Guardian) y Antonio Weinrichter (ABC) vienen a decir lo mismo: «Prodigio de sutileza, esta película se sustenta sobre un trabajo espectacular de dos actores: el inefable Tom Courtenay y una arrebatadora Charlotte Rampling (...)» y « Es (...) [un] conmovedor y absorbente drama con dos intérpretes que ofrecen la sabiduría y la técnica de toda una vida en sus interpretaciones. (...)» O sea que las interpretaciones son convincentes pero, primero, hay más de teatro que de cine y, segundo, te tienen que gustar mucho los actores o ser familiares suyos para aguantar hasta el final.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
El Principito
El Principito (2015)
  • 7,1
    5.252
  • Francia Mark Osborne
  • Animation
5
No, NO es "El Principito" sino una OBRA BASADA en el clásico
A pesar de llamarse igual que la obra inmortal de Antoine de Saint-Exupery, la película “El principito” no es una adaptación, sino una obra basada en la misma. Realmente, la historia que cuenta el libro está embebida como una subtrama de la trama central, en la que una niña forzada a madurar prematuramente encuentra en su extravagante vecino una ventana a la infancia que está perdiendo conectando ahí con la figura de el principito.

A nivel de animación, es factura técnica es más que correcta y muy bien integrada en la trama, con varios niveles de textura en los grafismos según la acción esté referida al libro original, se trate de un flashback o se refiera al presente. También la narración es agradable y lo personajes carismáticos.

Como soy una persona generosa, imagino que la idea es la de facilitar el acceso de los niños al libro, no la hacer un spin-off y llamarlo igual que el original, combinando la publicidad gratuita que da el título con hacerla pasar como propia y original. Pero es un punto de vista difícil de justificar puesto que una de las muchas virtudes del libro es la hacer comprensible y fácil de entender una historia más compleja de lo que parece y en la que aparecen nuevos matices cada vez que se lee con más edad. En otras palabras, si la idea era mantener el libro como elemento central, no hacían falta tantos giros se podría simplemente haber trasladado el libro a animación y, a la vista de las técnicas empleadas, habría quedado una adaptación muy correcta.

Estamos ante una película infantil recomendable, pero no puedo dejar de pensar que el director, el guionista y la productora son unos listos.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
El Gran Hotel Budapest
El Gran Hotel Budapest (2014)
  • 7,3
    65.554
  • Estados Unidos Wes Anderson
  • Ralph Fiennes, Tony Revolori, Saoirse Ronan, Edward Norton, ...
5
Saturación de pretenciosidad
“Gran Hotel Budapest” es una obra coral de esas que solía hacer Robert Altman metiendo multitud de personajes en multitud de historias paralelas que se terminaban conectando entre sí. Algunas de esas obras tenían un tono de más o menos serio o más menos cómico, pero en general se trataba de propuestas trabajadas donde el todo era superior a la suma de las partes.

Sin embargo, a Wes Anderson, en quien algunos han querido ver a un nuevo Scorsese (La revista Esquire, sin comentarios), le sucede lo contrario: consigue reunir a un envidiable elenco de artistas que son o suelen ser siempre protagonistas allá por donde van pero no los integra en la película más allá de juntarlos a todos en el mismo plano y el resultado es que por separado las partes suman más que un todo reducido a un batiburrillo forzado de famosos peleando por decir la frase que les ha tocado. Este fracaso en el planteamiento reduce “Gran Hotel Budapenst” a una simple y bobalicona comedia de enredos protagonizada por Fiennes adornada por cameos dispersos que poco aportan salvo distraer la atención de las carencias.

Y digo lo de ‘comedia’ siendo generosos. Todo lo que se ha invertido en decorados, grafismos, atrezzo y pretenciosidad de época (y en sueldos, claro), se ha obtenido sacrificando un guión que abusa del humor gestual y del estereotipo y adolece de ritmo, estructura y, lo que es peor, gracia. Hace cincuenta años, ver a los personajes disfrazados de años veinte y poniendo voces huecas de aristócratas venidos a más podía tener su gracia, pero los tiempos han cambiado y la película no, la gente ya no se ríe con un tartazo a una vieja, ni con un botones patoso. Quizá como representación teatral podría tener su justificación, pero yo creo que “Gran Hotel Budapest” llega veinte años tarde a lo que es el cine actual.

Desconcertante, incomprensible y, sobre todo, ABURRIDA. Arrasó en los oscars técnico con sus apabullantes estilismos, lo que indique que, contra lo que opinan muchos, los Oscar son coherentes en un año, 2014, que premió joyitas como “Birdman”, “Boyhood” o “Ida” y colocó a 2014 en la lista de años negros para el espectador de andar por casa.
[Leer más +]
1 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
La bella y la bestia
La bella y la bestia (2014)
  • 5,2
    3.654
  • Francia Christophe Gans
  • Léa Seydoux, Vincent Cassel, André Dussollier, Eduardo Noriega, ...
4
Cuando el rigor histórico no es suficiente
En plena tormenta de adaptaciones Disney de sus clásicos de animación a películas de carne y hueso, el cine francés mete baza y se adelanta con su propia revisión de “La Bella y la Bestia”, imagino que intentando rentabilizar la moda y hacer pasar por Disney algo que no lo es. En lo primero, no me meto, cada uno es libre de buscar el negocio donde quiera o donde pueda. En lo segundo, Christophe Gans mete la pata hasta el fondo y transforma en oscuridad y terror un clásico de esperanza y romanticismo.

Y es que a “La bella y la bestia, una revisión tétrica de Christophe Dans” tiene unos correctos efectos especiales, un destacable trabajo de recreación histórico que trata de mezclar las dos épocas (el Renacimiento, cuando Bestia era un príncipe y el Primer Imperio francés) en las que transcurre la historia y un notable esfuerzo técnico al servicio de un guión que saca lo más tenebroso del cuento y lo pone en la piel de un actor llamado a papeles de atormentado como Cassel, una actriz cómoda en papeles fríos como Seydoux y un Eduardo Noriega completamente fuera de lugar (¿lo de que el malo sea español en una película francesa no resulta sospechoso?). Si las recientes revisiones Disney pretenden ampliar el espectro a niños y no tan niños, esta adaptación deja fuera de juego a los niños, que tendrán pesadillas y a los no tan niños, que se aburrirán, dejando sólo al típico público amante del cine francés como espectador potencial.

Quizá sea por un exceso de celo en trasladar el cuento original a la pantalla, pero esta adaptación no engancha. Creí que nunca lo diría, pero eché de menos las tazas cantando.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil