arrow
4
VIDA AGRIA DE UNA ESTHÈTICIENNE
Esta muestra de med¡ocre costumbrismo cinematográfico nos presenta a las sufridas empleadas del 'Venus Beauté", que se ocupan de estirar y abrillantar la piel de damas burguesas. Éstas hacen mientras tanto confidencias sentimentales y domésticas, relativas a un mundo acomodado, en contraste con la existencia precaria de las empleadas.
El argumento parece centrarse en la mayor de ellas, Angèle.
Tiempo atrás, el rostro de su exmarido (parece detalle simbólico) quedó desfigurado en los pormenores de la separación, y ella se acusa.
Ahora prefiere relaciones esporádicas. Liga con desconocidos en cafés y restaurantes, usando un estilo desabrido. El espectador conoce enseguida a uno de esos ligues, cuando la está dejando plantada cruelmente.
Todo esto se sabe en el mero arranque de la película
Y también: un hombre que la seguía declara sin más a la esthèticienne su amor apasionado. Ella lo rechaza cortante, pero él insiste e insiste en que se fíe de su declaración.
Sobre esa base se anuncia una posible historia de amor que tal vez aporte aire fresco y disipe el hastío.

Para estudiosos de la sentimentalidad francesa...
[Leer más +]
8 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Amor, cremas y colonias
Si revisamos las últimas ganadoras del César, puede sorprendernos que una comedia se haya alzado con el máximo galardón. Y si esa comedia es también un drama y encima es la ópera prima de Audrey Tatou, la cosa empieza a tener mayor interés. Efectivamente, Venus, salón de belleza tuvo muy merecidos los cuatro premios que recibió porque es una propuesta inusual que habla desde un universo rosa poco explorado y explotado en la gran pantalla. No estamos ante una película mojigata, pero sí sobria: una historia agridulce (que no alegre), picantona (que no erótica), atractiva (que no despampanante), femenina (que no feminista). ¿Por qué Venus, salón de belleza marca la diferencia? Su trama gira entorno a un centro de estética, sus tres empleadas y la jefa; un negocio de cremas, tónicos, rayos uva, ropa interior y colonias. Las clientas cuentan sus vidas mientras Samantha, Angele y Marie las masajean. Un acto tan íntimo que se resuelve en una poderosa demostración de las formas en las que puede manifestarse el amor. Venus, salón de belleza es un cuento urbano que retrata desde sus tres personajes la complejidad de la mujer moderna, desde la más ingenua hasta la más experimentada. Y si esto es una fábula dulzona, no se extraño que, al final, el caballero rescate a la dama y que París vuelva a recobrar la luz, el título de ciudad del amor. Muy agradable, muy francesa.

Xavier Vidal, Cinoscar & Rarities http://cachecine.blogspot.com
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
La peluquería como terapia
Marshall pretende comunicarnos la idea de cotidianeidad que se desprende de la acción de acudir a un salón de belleza para mostrarnos este lugar como sustituto del confesonario o del diván del terapeuta. La intimidad propiciada por las cabinas de belleza hace que las mujeres que las visitan cuenten historias de su más profunda propiedad.Una sencilla película que logra transmitir esa idea sin complicaciones argumentales.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo