arrow
6
Pecadorrrrrr 2
The sinner 1 es, para mi, una de las series con las que más he disfrutado del catálogo de Netflix. La vi de una sentada, los 8 episodios uno tras otro sin poder parar.
Tenía muchas ganas de ver la nueva temporada y lo que iba leyendo de ella resultaba bastante prometedor... pero no.
No está al nivel de la primera temporada ni de lejos. Incluso dejando a un lado la (odiosa) comparación yo diría que como serie de misterio/crimen es bastante regulera.
No creo que resuelva las incógnitas que plantea de una forma satisfactoria. Y el "grand finale", la revelación sorprendente se ve venir y da la sensación de ser un poco relleno para que haya un final inesperado.

Por desgracia, creo que esta segunda temporada es mucho menos compacta que la primera y se pierde un poco intentando enredar el misterio para que de para 8 episodios.
No es catastrófica ni una serie de interés nulo pero tiene como lastre ser la segunda temporada de una (a mi entender) fabulosa primera temporada y eso le pesa.



Quizás para poder disfrutarla más sería recomendable, caso de no haber visto ninguna temporada, ver esta segunda temporada primero y luego primera.
[Leer más +]
17 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Otro thriller en problemas
El comienzo es inquietante. No el promedio ni el final. Bah, la resolución es inquietante pero por motivos que explicaré en la zona spoilers.
Se comete un doble crimen y una secta se convierte en referencia obligada sin razón de ser más que para justificar la trama. Con algo había que movilizar la acción. Pongamos entonces una secta que siempre facilita la creación de misterio. Si se trata de una secta cerrada al mundo exterior por supuesto tabica secretos. Tenemos gran parte del problema, resuelto. Después vemos. Y en el después vemos se pierde la intriga. Por lo tanto, como cuando uno dice una mentira, con el tiempo hay que sostenerla y, para sostenerla, el mentiroso se termina enredando y tratando de explicar una y otra vez el enredo. Corre la trama y las explicaciones paralelas intentan solucionar lo insolucionable, es decir: la falta de lógica interna.
Cuando no existe la contención de un buen guión, difícil que los actores hagan bien sus ejercicios de riesgo. Como trapecistas sin red, se lanzan al vacío faltos de confianza. No podemos juzgarlos con libertad entonces.
La ambientación es buena. La producción, también. Algunas escenas se tornan más cercanas al set de televisión que al de cine pero se comprende y tolera porque son pocas.
[Leer más +]
17 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Somo personas
The Sinner es un ejemplo de que un thriller no tiene por que ser una historia enrevesada para ser buena.
Un guión muy bien estructurado, que te hace que te sientas dentro de la propia serie, dentro de cada personaje. Hace que no te pierdas a lo largo del trama como pasa con algunas series o películas que al final no te acuerdas quien fue quien hizo esto o quien es aquel...
Eso es una de las cosas que mas me ha gustado de la serie, que estas en contacto con cada sentimiento del personaje.
La banda sonora que aparece en escenas con mas tensión me parece muy acertada. Te hace estar encima de la pantalla en cada momento que suena.
Una buena reflexión sobre los actos que cometemos en nuestra vida diaria.En como los actos de los padres pueden afectar para bien o para mal en la vida de un hijo.
Bill Pullman ,una vez mas,impecable.
[Leer más +]
8 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Sectarismo
Esta segunda temporada de The Sinner tiene en común con su predecesora ciertos hilos argumentales que valieron para redondear en su estreno un gran thriller. Un asesinato en condiciones extrañas, con sospechosos en situación de indefensión, sectas o camarillas desprendiendo sordidez por doquier y un investigador que lejos de dejarse llevar por la corriente, es capaz de remontar un río por el que bajan aguas turbulentas.

Cora en la primera y Julian en la segunda, constituyen, aunque por razones divergentes, sendas personalidades unidas por el tormento de un complicado y ajetreado pasado, del que desprenderse no parece tarea baladí.

Es probable que en futuras temporadas, los creadores de esta ficción tengan que encomendarse a otras premisas para mantener el interés de la concurrencia. De momento les ha salido bien, y en esta segunda parte he de reconocer que consiguen atraparte en la propuesta, y que pese a las similitudes antes descritas no sientes reiteración ni hastío frente a lo que te están contando.

Esa sensación de lo ya visto y de lo muy manido, que inevitablemente acaba desembocando en el aburrimiento, el peor de los escenarios para el que contempla una obra, es salvada con la solvencia de un guion escrito con ideas claras, en la búsqueda de un desenlace que ves creíble.

De momento, la gallina de los huevos de oro está vivita y coleando
[Leer más +]
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Un nuevo pecador de la pradera
Al igual que pasó con “Por 13 razones”, aunque con menos sentido todavía, aquí se han sacado de la manga una nueva temporada de una serie a la que aparentemente no le faltaba nada por contar.
Por lo menos se han dignado en no seguir con el cerrado caso con Jessica Biel, y abren un arco argumental totalmente nuevo.
Lo malo es que, simplemente por titularse “The sinner”, al cabo de cinco minutos del piloto ya podemos sospechar que nada es lo que parece con este niño y lo que les sucede a sus padres.
En su favor tiene que repite Bill Pullman, que está genial como policía “mayorcete” de vuelta de todo, lo que sirve como nexo con lo que ya hemos visto hasta ahora, con lo cual no llega a pasar lo mismo que pasó en “True detective” (borrón y cuenta nueva).
También destaca la actuación del niño en un papel que no debe de ser fácil de hacer en alguien de su edad y con tan poca experiencia como actor.
La trama es más o menos interesante, generando intriga por conocer los detalles de lo que pasó y los secretos de esta familia.
Se agradece de nuevo que sean tan poquitos episodios, porque así no se pueden permitir excederse con las escenas de relleno. Además, aunque no sea frenética en ritmo, los episodios se pasan volando. La veo muy adecuada para hacer un maratón en un día o dos.
En definitiva, a pesar de que nadie la había pedido y de los cambios fundamentales, más o menos (quizás algo menos) está en la línea de calidad la primera temporada.
Eso sí, espero que no hagan muchas más tandas de episodios, porque creo sinceramente que esta serie no se presta mucho a alargarse sin necesidad.
[Leer más +]
3 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Otro crimen misterioso pero menos efectivo que el anterior
Mantiene la misma dinámica que su temporada anterior aunque la historia me pareció más rebuscada y menos efectiva. Así todo genera intriga, mucho suspenso, las actuaciones son excelentes y el giro del final resulta sorprendente. En líneas generales es una muy buena serie, por momentos se torna adictiva y te romperá la cabeza por resolver el caso antes que el detective. La recomiendo.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Muy por debajo de la anterior temporada
A pesar de tener los ingredientes necesarios para interesar tanto como la primera temporada, estamos ante un trabajo ambientado con oscuridad y elegancia pero cuyo contenido no consigue enganchar ni intrigar como cabría esperar. Bill Pullman no es suficiente para sostenerla, y se echa mucho de menos un binomio sólido como el que hizo con Jessica Biel en la primera temporada.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Remordimientos pecadores.
Segunda entrega de esta serie donde prima el suspense psicológico sobre la acción, con sugerentes puestas en escena en lo que parecen misterios insondables que finalmente se quedan en remordimientos y expiación.

Nuevamente Bill Pullman se mete en la camisa y la mente del detective Harry Ambrose, un hombre que además de investigar y explorar los hechos y las mentes de los sospechosos, debe convivir con sus propios fantasmas.

En esta ocasión se encuentra con el crimen cometido por un niño de 13 años que asesina a sus padres cuando viajaban de vacaciones. El hecho se comete precisamente en los alrededores del pueblo donde nació, y le llaman para ayudar a resolver el caso tras el éxito del resuelto en la primera temporada con Cora Tannetti como protagonista y su intenso drama psicológico, donde ya vislumbramos su necesidad de expiación de sus propios pecados.

Como en la primera parte, prima lo psicológico sobre la acción, la trama te conduce como espectador a observar y estar atento a todos los figurantes que te van presentado,manteniendo la guardia con todos, ya que cualquiera puede ser culpable de pecados insondables, que no sabemos si tienen o no relación con el caso que nos ocupa.

Estimable miniserie, aunque ya no sorprende, al menos no tanto como la primera temporada. Señalar que la protagonista de la primera temporada, Jessica Biel, actúa en esta como productora. Además de Bill Pullman, reseñar las magníficas e intensas interpretaciones a cargo de Carrie Coon, Natalie Paul y del niño Elisha Henig, muy memorable.

Notable, 7.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Mantiene el nivel
En esta continuación, no de la trama de la primera temporada, si no de las sombras que persiguen al protagonista principal (el detective Harry Ambrose encarnado por Bill Pullman), la serie mantiene el nivel de tensión existencial y drama personal de los diferentes personajes que interpretan esta serie.

Como puntos fuertes destacaría el buen encaje de tramas que tiene, y que si bien en algún caso quedan bastante cojas a la finalización del octavo capítulo, mantienen el interés del espectador en todo momento. También las grandes intepretaciones de una gran Carrie Coon (Vera) y su enrevesada personalidad (¿qué es verdad, qué es mentira? Ni al final lo sabemos) y Nathalie Paul (la oficial Heather Novack) y su atormentado,a la vez que inocente, personaje. También corto, pero desde mi punto de vista decisivo, el papel del padre de Heather, Jack, encarnado por Tracy Letts y cuyo punto de oscuridad y mentira adereza de forma decisiva el transcurso de la serie. El por muchos aclamado niño actor Elisha Henig tiene una actuación discreta.

En cuanto a los aspectos menos positivos destacaría cierta lentitud en el ritmo, la poco convincente actuación del niño o los vacíos y lineas inconexas o no resueltas que estos 8 capítulos dejan, que sin duda alguna mantienen atentos al espectador hasta el final pero que dejan cierto poso a historia inconclusa en nuestros cerebro.

En resumen, buena serie que creo dejará suficientemente satisfechos a los amantes de este tipo de series de tensión emocional de temática policíaca.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
7
Muy recomendable
Muy distinta de la primera temporada pero casi tan buena como aquella.
Ya había recomendado la primera, y esta segunda -que no es continuación de la primera, como suele suceder en otras series- tiene un nivel casi tan alto como el de aquella.
La trama tal vez sea un tanto más escabros, pero deviene razonable y no quedan cabos sueltos.
Es digna de verse.
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
The Sinner 2.0
La segunda temporada de The Sinner ha sido una grata sorpresa. Después de una primera temporada con un caso autoconclusivo, han sabido reconducir esta nueva temporada, combinando personajes de la primera entrega con nuevos en la segunda. Un nuevo asesinato sin motivo aparente, nuevas preguntas y revelaciones respecto de antiguos personajes. La serie se hace amena y son únicamente 8 capítulos. Aunque hay algunas escenas un poco tediosas, no hacen de menos al desarrollo del argumento. Me encanta Carrie Coon y su papel lo hace a la perfección y lo mismo digo de Bill Pullman (detective en la primera entrega); también merece especial atención Julian (Elisha Henig) que hace una magnifica actuación y es en torno al cual gira toda la trama..
[Leer más +]
0 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Segundas partes tan o más buenas
La primera sensación al finalizar la segunda temporada de esta serie fue que, como no muchas otras veces, segundas partes son, al menos, igual de buenas que las primeras.
Esta nueva entrega de The Sinner agrega dos elementos que mejoran claramente el producto original, elevando la apuesta y confirmando el rumbo, manejando la historia como si se desprendiera de su temporada anterior:
1) Un casting renovado con actuaciones de gran factura en los papeles principales, coprotagónicos de Bill Pullman, quien continúa como protagonista central. Tanto Carrie Coon ( sombría, perversa y atemorizantemente genial) como Elisha Henig (ambiguo y siniestro, cumpliendo con la dosis de pavura que nos genera todo niño no angelical) elevan con su composición a personajes centrales que refuerzan un guión aún mejor que en la temporada 1.
2) El agregado de la tensión y la opresión en el guión que genera el regreso del personaje de Pullman a su pueblo natal y algunos vínculos que recrudecen sus crisis de vida hasta un descubrimiento fatal, le dan a esta serie la vuelta de tuerca que pedíamos a la ya buena temporada anterior. Quizás haya un exceso en el tiempo dedicado a alguna historia lateral, pero finalmente el producto final queda a salvo y con buen semblante.
Para no spoilear, resumir que la serie no defrauda, con actuaciones soberbias, un relato mejorado y crédito abierto para lo que pueda venir. Si gustó la temporada inicial, ir a por ésta. Y aprovechar el convite.
[Leer más +]
0 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Un misterio adictivo
Una serie que empiezo a ver por la segunda temporada, dado que los casos en que se basan las dos temporadas que actualmente se han emitido son independientes. Sectas, violencia, el poder de la mente proyectado hacia personas que son vulnerables. Interesa desde el inicio, con un Bill Pullman al que su antiguo calificativo de "peor actor vivo" le ha hecho, al menos para mí, entrañable. Perfecto encarnando a un personaje con un pasado de terrible similitud con el del niño al que se acusa de un horrendo crimen. Con sus imperfecciones interpretativas y sus gestos y miradas tan limitados, Pullman responde perfectamente a este papel. Además, Coon y Henig están perfectas en sus personajes femeninos, El niño, con un rostro más que inquietante, también cuadra en este retrato desolador del interior de una secta y de los misterios y ruindades de una pequeña y respetable comunidad. Se ve rápidamente y es más que entretenida. Lo menos bueno, los giros al pasado del personaje de Bill Pullman y cómo se explican las situaciones volviendo a un pasado que tampoco se nos muestra con mucha verosimilitud.
[Leer más +]
0 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Un protagonista con una sola expresión.
Una buena serie, engancha casi tanto como su anterior temporada sin resultar repetitiva.
Sin embargo, aunque en la primera no llegó a molestarme, en esta, el tiempo que tenemos a Bill Pullman de cara nos hace inevitable darnos cuenta. Este hombre solo tiene una expresión facial.
¡Por diós!¡Incluso Chuck Norris o Stalone tienen más registros que este hombre!, no sabía si poner esta observación en la zona spoiler por plantar esta semilla envenenada en la mente de nadie, pero esa expresión de mirar al vacío con ojillos entrecerrados de reflexión y atisbo de sonrisa es permanente, da igual si esta viendo un cadaver, hablando con un testigo o comiendo con sus compañeros.

La serie es magnífica, pero me temo que el lastre de un protagonista incapaz de mostrar más de una expresión lastrará su futuro, por otro lado se agradece que hayan obviado las perversiones y dramas familiares del inspector, que fueron complétamente prescindibles en la primera temporada, lo siguiente que tienen que eliminar es al inspector al completo.
[Leer más +]
7 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo