arrow
8
Una infancia injusta
Normalmente, cuando una película me impacta, suelo leerme en esta página los extractos de críticas que hay bajo la sinopsis. Aquellas de la gente profesional.
Palabra de honor de que no tengo la intención de construir la mía tirando por el camino fácil, que sería poner en la palestra demagógicamente a José Manuel Cuéllar, del diario ABC. Sólo quiero apuntar, por la sensiblería que tengo en estos momentos, que me sorprende que alguien sea capaz de usar para "Voces inocentes" una línea tan despiadada como -Melodrama bobalicón y llorica- si tenemos en cuenta que lo visto es un pedacito de infancia de alguien real, de una criatura de once años que sufrió en sus propias carnes aquellos días tormentosos.
La vida en Cuscatancingo se muestra cruel, injusta, sanguinaria e inhumana. De ese modo ocurrió y así nos lo cuenta Mandoki.

El muchacho que hace de Chava (al igual que el resto de los chicos), con su trabajo deja en pañales a cualquier estrella que se pasea hoy día por Hollywood. Ellos no cuentan ni con las tablas, ni con teatro previo, ni con el creído subido a la cabeza. Y aun así, me repito y vuelvo a decir que más quisieran los que adornan carpetas de colegialas hacer una interpretación como la de los chicos. Y es que te los ves con las manos en la nuca y una pistola apuntándoles la cabeza y se te hiela la sangre; no por la escena en sí, que se basta ella sola para llegar, sino por la expresión en sus rostros. Viéndolos, parece mentira que esos semblantes son únicamente actos interpretativos.


Me gustaría ver la cara de un superviviente de aquel entonces, al leer que alguien define a "Voces inocentes" como bobalicón y llorica. Y que lo dice un ser que probablemente ha llorado muchas veces en su vida sin saber que es tener un arma encañonando su cabeza.
[Leer más +]
58 de 64 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Como Ser Antipatriótico
Voces Inocentes se estreno en mi país a finales del 2004, convirtiéndose de manera absurda en una película intocable.
Me explico: No había una persona que se atreviera a catalogar esta película negativamente, escuchaba comentarios que la veían como una obra maestra incomprendida, hablaban de la valiente labor de denuncia de su guionista el Oscar Torres, incluso un presentador comento que no entendía como filmes como Million Dollar Baby o The Aviator habían sido considerados por la Academia dejando de lado a esta "obra maestra".

Y es que comentar que Voces Inocentes era una película manipuladora, sobrevalorada y hasta cierto punto irreal te convertía en un insensible ante el sufrimiento de los niños que injustamente fueron llevados a combatir en mi país.

Voces Inocentes nos narra la historia de Chava, un niño de 11 años que vive dentro del conflicto armado en El Salvador; no puede negar que Torres y Mandoki tenían material para crear una película cruda y excelente, un film valiente y de protesta, pero todo se ha quedado en buenas intenciones.

Voy a sonar sádico pero si esta película quería demostrar los hechos de un difícil conflicto, tenia que convertirse en un film violento así como al nivel mostrado en Cidade de Deus de Meirelles, pero tal vez Torres no ha querido revivir estos episodios; la gente que vivio esta guerra comenta que la crudeza del film es baja, podría llamarse infantil e incluso creo que si se hubiera contado la historia verdadera estarías ante una película demoledora y no ante un drama sentimental.

La ambientación y el cuido de detalles es pobre, por ejemplo en el pueblo que habita Chava se encuentra un anuncio publicitario de un producto exclusivamente mexicano (de hecho en los pueblos pequeños nunca colocan este tipo de anuncios), otra muestra las placas de los vehículos, año 2000 y algunas extranjeras, pero sobre todo incompresible el hecho de que todos los actores no solo sean mexicanos sino que no utilizan acento salvadoreño.

Las interpretaciones son en su mayoría malas, todos los niños actores están pésimas incluso su protagonista, Leoner Varela brinda la interpretación más decente y el resto del reparto pasa sin pena si gloria.

Su punto fuerte es ser en cierta forma un film de denuncia, mal llevado sin lugar a dudas y en eso explico la supuestamente neutralidad del film, Mandoki se empeña en mostrar a la Guardia (soldados) como unos nazis sin alma, puede ser así, pero la guerrilla era igual de violenta, por lo tanto el film no puede pretender mostrarnos buenos y malos, porque en una guerra donde su buscan ideales inexistentes esto no existe.
[Leer más +]
29 de 44 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Triste y bella
Mandoki nos regala una buena pieza, y nos tortura con un realismo escalofriante. En mi humilde opinión, es lo mejor que se ha hecho a propósito de la carnicería ocurrida en El Salvador durante esa horrorosa década del ochenta, llena de sangre y terror. La intensidad de la trama, la dinámica narración y el brillante manejo del primer plano reclaman el aplauso para el buen Mandoki.
[Leer más +]
20 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Espeluznante
Esto de las críticas debe de tener bastante de cómo se le estructure el cerebro a uno. Las mías tienen en cuenta fundamentalmente las emociones que en él producen imágenes, sonidos, historia... Voces Inocentes golpea mis emociones con plena contundencia. Me resulta una cinta indispensable, en absoluto de lágrima fácil para un eterno enemigo de culebrones televisivos. La interpretación del niño es fabulosa y contenida, en una película que rebosa una crueldad de lo menos Tarantiniana.
[Leer más +]
12 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Mandoki el corajudo
Aunque el crítico del ABC le llame "bobalicón y llorica", me parece que se trata de uno de los melodramas más difíciles de hacer, que sólo por exponer lo que expone ya merece admiración y sobrecogimiento. Las películas de Mandoki no me gustan mucho, más bien nada, y aquí cojea por bastantes lados, pero trae entre manos un tema que nadie se atreve a tocar, por lo difícil por lo espinoso y lo comprometido ideológicamente: el espantoso drama de los niños soldados reclutados a la fuerza no más cumplen 12 años en la guerra de El Salvador (1980-1992) y en muchos otros lugares ahora mismo.
Hay que ser muy valiente y estar muy bien pertrechado por productores igualmente corajudos e imaginativos para llevar adelante un guión tan complejo y en unas condiciones geográficas y climáticas tan difíciles, y encima con niños.
Sólo por aproximarnos a este asunto político de tanta envergadura, nosotros urbanitas miradores de películas vale la pena y se merece el mejor de los reinos posibles. Ya sé que con buenas intenciones no se hacen obras de arte, pero a veces son capaces de enamorarse las unas con las otras y general criaturas extrañas, que rompen los esquemas, que, simplemente, están ahí para que hagamos el esfuerzo de reflexionar y de mirar más allá de nuestros ombligos... en nuestro mundo feliz.
[Leer más +]
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Duro Relato
Duro relato de la guerra civil del Salvador centrado en los que más sufren en estos casos, los niños, que en esta ocasión no sólo son víctimas de los disparos y las bombas, si no que también son reclutados por el ejercito en cuanto cumplen los 12 años, si no lo es antes.

De la mano de Chava, el niño protagonista, se van sucediendo los acontecimientos en un pueblillo atrapado entre la guerrilla y el ejercito salvadoreño (ayudado por el ejercito USA): desde los enfrentamientos y reclutamientos hasta la vida cotidiana del trabajo, la escuela, la familia y los amigos.
[Leer más +]
7 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
No es tan sencillo
Alejarse de los lugares comunes de la sensibileria hollywoodense no siempre resulta sencillo para una industria cinematográfica que busca un nuevo espacio en el mercado del gusto internacional, alejarse también del fácil adoctrinamiento o el lugar común de las causas justas que nos ofrecen los movimientos revolucionarios latinoamericanos tampoco es sencillo. Mandoki ofrece una obra equilibrada, en donde se expresa la vida rural centroamericana sin el recurso del exotismo de la pobreza, no magnifica el sufrimiento ni la valentía, no hay héroes en el sentido tradicional. Es una bella obra que expresa emotividad sin aleccionamientos.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Un drama fácil y sentimentalón. Increiblemente sobrevalorada
No conozco el resto de las películas de Mandoki, pero con ver esta sinceramente no me quedaron ganas de hacerlo. Porque si podemos echar la culpa de este bodrio a alguien sin duda es al director ya que es una lástima que haya desperdiciado los talentos de Leonor Varela y -sobretodo- del joven Carlos Padilla. Y para qué hablar de la tremenda importancia de su contexto social.
En todo el desarollo de la trama, si es que podemos hablar de ambos, ya que en esta película no existe desarrollo ni menos trama: todo reduce a una constante repetición de episodios cada cual más parecido en estructura a los otros (niño juega/conversa, tiroteo repentino, huida, muerte de un familiar/amigo del niño, fin de la escena) . Lo único que subsiste es el tema: el sufrimiento de un niño en la guerra, y el único esbozo de desarrollo es la pérdida de la inocencia en estas circunstancias (algo más que repetido, lo peor: recurriendo a recursos que en lo demasiado evidentes caen en lo burdo: el uso de la imagen del amigo reclutado por la guerrilla, , que aparece en dos escenas, como símbolo de la degradación de la infancia).
La falta de trama que adolece la pelicula hace pensar que Mandoki sólo se preocupó de transmitir de la forma más evidente el horror de la violencia en El Salvador, sin considerar que en toda obra la importancia del tema no es el único elemento para hacer buena una película, ni mucho menos.
Una lástima, sobretodo considerando la responsabilidad que significa mostrar una realidad tan dura como la que han vivido los salvadoreños, para lo cual habría sido necesario una trabajo con un mínimo de estructura narrativa (que haya algo de historia, vamos!) para no caer en el simple eslogan sentimentalón como lo es esta película.
[Leer más +]
26 de 50 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
No te dejará indifirente
Cuando vi esta pelicula, poco conocida, me fue atrapando su ambiente, sus personajes (notables los niños y Leonor Varela). Cruda, emotiva, te hace pensar. En resumen, Hermosa pelicula y extraordinarias actuaciones.
[Leer más +]
10 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
NO ES GRAN COSA
Tengo que pasar por la pena de ir en contra del común de las críticas, salvo algunas excepciones. Cuando la ví tenía grandes expectativas y lo hice con grán atención y la verdad es que no me gustó, o tal vez mis expectativas eran tan altas que me sentí decepcionado. A continuación describo por qué:

- Se explota de forma sensacionalista y melodramática la experiencia de los niños en medio de la guerra. No había necesidad. Para qué poner a los niños a caer como si fueran judíos.
- Se nota sesgo en la concepción del problema. Se nota que quien escribió y dirigió esto tiene cierta favorabilidad a favor de la guerrilla y presenta a los soldados del gobierno como si fueran SS. En una guerra ambos bandos son igual de sanguinarios, no veo por qué mostrar a la guerrilla como si fueran el mesías.
- Generalmente en este tipo de películas se pretende dejar alguna enseñanza, algo en qué pensar y en este caso no lo veo por ninguna parte. No quiere decir que yo sea insensible, para la muestra, cuando ví "La Vida es Bella", duré pensando en lo ocurrido en esa película todos los días por lo menos durante un mes.
[Leer más +]
6 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Una gran obra
Creo que representa bien la realidad, mezcla sentimental y bélica, alguna crítica dice que no representa la realidad de la guerra civil porque debería de ser más dura, y que se queda en el camino, pero para mí es bastante dura, no será mas violenta por que haya más tiros en la cabeza y más muertos, la dureza se crea narrando la historia desde la perspectiva de los niños afrontando la guerra, como se entremezclan en algo que no comprenden, lo humano y lo sentimental se refleja en un escenario de confrontación y llantos donde cabe la alegría y naturalidad de los niños.

Mi valoración personal es muy buena, buen guión, profundidad en los personajes y cercanía, al final se me escapo alguna lagrimilla.
La recomiendo.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El acertado giro de Luis Mandoki
"Voces Inocentes" es una película inspirada en la infancia del escritor de cine Oscar Torres, producida por Lawrence Bender (responsable de muchos de los proyectos de Quentin Tarantino) y dirigida por Luis Mandoki. Relata la década de los años ochenta en El Salvador cuando las fuerzas armadas obligaban al reclutamiento de niños de doce años sacándolos de las escuelas. Chava (Carlos Padilla), tiene once. Con suerte aún le queda un año antes de que él también sea enrolado y tenga que coger las armas en la batalla del gobierno contra los rebeldes del ejército FMLN (Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional).

Con esta película Luis Mandoki, que nos tenía acostumbrado a insulsas producciones de Hollywood (como "Atrapada", "Mensaje en una botella", "Mirada de Ángel" o "Cuando un hombre ama a una mujer"), dio un giro de 180º al cine que hasta el momento había hecho, volviendo los ojos hacia la dura realidad centroamericana con un discurso crítico sorprendente. En esta línea continuó con sus dos proyectos posteriores "¿Quién es el señor López?" (2006) y "Fraude" (2007), convirtiéndose en uno de los pilares del nuevo cine Mexicano junto a Guillermo del Toro ("El laberinto del Fauno"), Alejandro González Iñarritu ("Amores perros") y Alfonso Cuarón ("Y tu mamá también").

Estamos ante una película dura de ver, en la que nos espera un enfrentamiento con nuestras propias conciencias. Más de dos millones de niños han muerto en los últimos diez años en conflictos armados, e incontables más han abandonado sus hogares. Actualmente se calcula que más de 250.000 son utilizados como soldados en todo el mundo.

Tomando como ejemplo un país que fue barrido por la irresponsabilidad neocolonialista, "Voces inocentes" es una excelente retrato de las causas de esta vergüenza y la violencia enquistada que ha sido su legado. Una película/testimonio para la necesaria memoria.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Excesivo azúcar+excesivos horrores+tópicos+malas actuaciones=mala película
Por dios... ¿Por qué este bodrio tiene semejantes calificaciones?

Después de mucho meditar, creo que sólo cabe una sola explicación: el director hurga tanto en la temática sensiblera y melodramática que a priori parece que estamos cometiendo un pecado si le damos a esta peli menos de un 6..."Pobres niños...lo que sufren...¡esto tiene que ser una obra maestra!"

En fin, me da la sensación de que hay algunos que se forman la opinión de un largometraje en función del nivel del drama humano que muestre...¡Pero las cosas no son así señores! Por muy dura que haya sido la situación de los niños salvadoreños durante la guerra, esta película no deja de ser una basura.

Los motivos no son pocos. Para empezar, las patéticas actuaciones. De vergüenza. Creo que sólo viendo telenovelas mejicanas (de las cutres), he visto más sobreactuaciones y más voces impostadas. Especialmente, es malísimo el trabajo del niño protagonista.

Otro detalle negativo importante es la reiteración de la estructura narrativa: vida feliz y cotidiana, masacre, vida feliz y cotidiana, masacre, vida feliz y cotidiana, masacre...Y así hasta la saciedad.

Pero lo peor de todo, y lo que convierte a esta obra en una absoluta bazofia, es la cantidad industrial de tópicos y de almíbar que tenemos que tragar a lo largo del visionado: la inocencia del niño perdida al hacerse soldado, el enamoramiento edulcorado del protagonista, las frases típicas del niño a su mamá y de la mámá a su niño, el hippie guitarrista y romántico que se pone a tocar en medio de la refriega y que acaba enrolándose en la guerrilla...

Supongo que el director querría hacer una buena película basándose en mostrar el contraste entre la cotidianeidad y el horror de la guerra, pero le ha salido el tiro por la culata: da la sensación de que quiere atormentar y asquear constantemente al espectador, bien a través de una indigestión de azúcar en los momentos "buen rollito", bien a través de dolor, traumas infantiles y tragedias inconmensurables en los momentos "masacre".

Vamos, lo único que salva la función es la importante labor realizada en cuanto a la denuncia social de conflictos olvidados, y el hecho de recordar a nuestras adormecidas conciencias la cantidad de niños obligados a luchar en guerras. Pero de valor cinematográfico, un 0.
[Leer más +]
18 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
BIENVENIDO AL MUNDO REAL.
Con esta frase Morfeo destapaba los ojos de Neo en Matrix, la obra maestra de los Wachowski. Pues bien, existe una tipología cinematográfica que persigue este mismo fin desalienante; y Voces Inocentes ha entrado a formar parte de la misma de una manera destacada y muy contundente.

En este caso en particular Matrix podría identificarse, de nuevo, con un sistema social, económico, político y militar totalmente corrupto; sus víctimas, la gente de a pie, humilde y sencilla, que disfrutan simplemente viendo reír a sus niños haciendo volar luciérnagas de papel; Morfeo sería Luis Mandoki y Neo, nosotros, los occidentales primermundistas biempensantes y confiados..., tranquilos..., acomodados..., acostumbrados por unos medios de comunicación cada vez más idiotizantes a que nuestras principales inquietudes cotidianas sean si Andreíta se ha comido el pollo o si Yola Berrocal se aumentará 3 tallas más las tetas.
Y así nos va... Gobiernos que callan mientras otros delinquen; jueces que ni la huelen (o no quieren olerla), y millones de personas que lo sufren impotentemente en los más variopintos lugares de este estúpido planeta tan mal repartido y tan mal aprovechado.

Son necesarias voces como ésta, pues las voces de los inocentes tienen mucho que decir con su mirada limpia y su pasado truncado. Son voces duras y estremecedoras, indudablemente, pero sus verdades son mucho más poderosas que los intereses miserables, sucios y mezquinos de quienes les han destrozado la vida.
Son voces que impactan, conmueven, impresionan, nos retuercen por dentro con fuerza, nos duelen al inyectarnos su dolor; pero, a pesar de eso, son voces imprescindibles en los tiempos que corren.

La historia que nos narra Mandoki es universal; pese a situarse en unas circunstancias geográficas e históricas muy precisas, es la misma que la que se sufre aún hoy en más de 40 países del mundo, en los que los niños crecen con un fusil en sus manos.
El film, evidentemente, ha pasado de refilón y rapidito ante nuestras narices (quizás es que no conviene indignar demasiado a la peña, no sea que piense demasiado y malamente).
Por eso deberíamos sentirnos obligados a hacer funcionar el boca a boca. Merece la pena despertar conciencias, puesto que las reivindicaciones justas que caen en el olvido son la semilla de los errores del futuro y el escudo de quienes se favorecen de ello.
[Leer más +]
5 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Buena película sobre la Guerra Civil en El Salvador
Duro y melancólico retrato de las vivencias de la gente que sufrió esta guerra y en particular de los niños. Y buen retrato histórico de paso de la situación social y política del país. El niño protagonista hace una papel sobresaliente. Me parte el corazón todas las visicitudes que le tocan vivir de tan pequeñito y se le acaba cogiendo cariño. Pero también a sus amigos.
Cruda pero excelente. Muy bien hecha en todos los sentidos. Alguno de los actores no está a la altura del nivel interpretativo de otros, pero en general bien.
No se pierdan también "Romero". Que trata sobre esa guerra.
Me cala muy hondo y me siento muy triste con el sufrimiento de toda esta gente. Además es un país que merece un especial cariño por mi parte ya que tengo vínculos familiares con él.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Pensé que estabas muerta.
En la actualidad existen varios cientos de miles de niños y niñas soldados (de 300,000 a 400,000 según la fuente) en varias decenas de países (de 30 a 40 según la fuente). Claro que esto no es nuevo. Es tan antiguo como el trabajo o la esclavitud infantil desde prácticamente el inicio de las sociedades humanas 12,000 años atrás. Constante desde entonces y vigente en la actualidad.

Oscar Torres, guionista, nace en El Salvador (1972) en plena guerra civil en una pequeña población rural donde año tras año veía como eran reclutados a la fuerza niños para participar en la guerra. Su mayor temor era cumplir doce años, edad en la que seria reclutado para pelear.

El director Luis Mandoki logra una gran película poniendo todo el peso actoral de la misma sobre un niño de 10 años con nula experiencia en el séptimo arte y lo complementa con un excelente reparto de secundarios. Filmada en locaciones exteriores en su mayor parte logra una excelente fotografía, con una adecuada BSO y magníficos efectos de sonido, sonidos de guerra que estremecen, y justo la cantidad de efectos especiales necesarios que se requerían para contar la historia.

Fue muy criticada en El Salvador por no respetar acentos y usos de lenguaje; por haber sido filmada en locaciones que no tiene semejanza con en tipo de suelo y flora donde realmente sucedieron los hechos y algunos otros detalles del tipo. Además se le critico que tomara partido por la guerrilla sobre el gobierno por lo que los malos del film eran los soldados del gobierno (incluidos los soldados de USA que en la vida real hay estuvieron y ahí siguen todavía, donde no están?????), y fue criticada por tener una cierta visión de inocencia infantil ante un conflicto tan complejo como cualquier guerra lo es.

El guión fue escrito para contar la historia desde el punto de vista de un niño de once años, de ahí su visión infantil; los malos eran los del ejercito porque eso fue lo que el atestiguo, talvez si el guionista hubiese sido a esa edad hijo de un político o militar o un acaudalado empresario su visión seria otra. Y lo de los acentos y geografías es lo de menos para lo importante en esta historia. Escojan ustedes otro país, prácticamente cualquiera, y podremos encontrar el periodo histórico adecuado para contar una historia terrible sobre niños soldado. Veamos lo trascendente del tema por favor.

Recibió numerosos reconocimientos en muestras y festivales cinematográficos, pero los más importantes se los otorgaron organismos como UNICEF y Amnistía Internacional entre otros. Por la violencia de la temática recibió clasificación para adolescentes y adultos según cada país, aunque ha sido exhibida en varios países en funciones especiales para niños previa explicación de lo que iban a ver.

Altamente recomendable inclusive para ver en compañía de niños preadolescentes con supervisión.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
No es tan mala como parece
Si hay alguien quien estaba pendiente de la realización de esta película, eran la gente de mi país El Salvador, donde se desarrolla la trama de esta historiA.
Me tocó vivir de cerca la guerra civil en mi paìs, y lo que menos deseaba ver eran guerrilleros cabalgando por los pueblos como hizo Oliver Stone en la pésima "Salvador", hay cosas que destacar de Luis Mandoki, por ejemplo la elección de un sitio que se asemeje lo mas probable a un pueblo salvadoreño/latinoamericano ..creo que el pueblo que se muestra.. con las champas (casas) es muy apaludible..ninguna película había logrado plasmar eso de nuestro país.
Creo que la actuación del niño es lo mas rescatable y hay ciertos momentos de dirección que son muy buenos, asi como el incluir de fondo las canciones salvadoreñas que se escuchan en algunos fragmentos que me parecen apropiadas.
Sin embargo..no todo es tan bueno...me pareció irritante escuchar el acento mexicano en "salvadoreños"..detalles que se pueden notar sobre todo en Leonor Varela, la película se cae en en la segunda mitad cuando se vuelve melodramática y es que para demostrar un drama como este que todos los salvadoreños sufrimos no hay porque hacerlo tan meloso..asi no lo vivimos.
Poner a la Guardia Nacional (los soldados como los llaman en la película), como peor que unos nazis y los guerrilleros como un grupo de paladines..cuando en la vida real..los dos bandos eran iguales y peores...creo que se pierde la objetividad en ese sentido.
Sin embargo, creo que el esfuerzo y la intención de Mandoki es de agradecer, pero todos los salvadoreños no deberíamos ser conformes con estas cintas y aplaudir sin analisis de por medio cada película (escasa aunque sea) que toque el tema de la guerra civil en El Salvador.
[Leer más +]
6 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Una película tan dura y estremecedora como a la vez necesaria
No tengo por costumbre hacer mención a las opiniones vertidas sobre una película por parte de la crítica especializada, ya que suelen usar palabras rebuscadas solamente para demostrar que saben escribir muy bien y, también, debido a que les dan por ensalzar auténticos bodrios infumables y, por el contrario, lanzarse al cuello de las cintas comerciales aunque sean buenas. Como ya dije antes, no suelo comentar lo que dicen estos señores, los supuestos profesionales del cine, pero hoy me es imposible no hacerlo tras ver “Voces inocentes” (me dio por leerles y me quedé con las patas colgando). Fijaos en esta crítica sobre el filme que nos atañe porque no tiene desperdicio: “Melodrama bobalicón y llorica (...) Mandoki rueda con reiteración y estruendo” (José Manuel Cuéllar: Diario ABC). Madre de mi vida y de mi corazón, vaya tela como están las cabezas… ¿a quién se le ocurre decir esto sobre un durísimo relato como este basado en hechos reales?

Antes de nada, lo primero que quería comentar es que este es un relato visto a través de los ojos de un niño de 11 años por lo que puede parecer que se hace una distinción maniquea entre soldados del gobierno y guerrilleros (y la verdad es que puede que así sea, pero hay que tener en cuenta que un crío de esa edad no tiene la capacidad para juzgar de un adulto). Así pues, él ve a los soldados disparar a su casa, llevarse a sus amigos con 12 años para ser reclutados, pegarle al cura del pueblo o secuestrar a las mujeres y por consiguiente los identifica como los malos. Por otra parte, ve a los guerrilleros tocando una guitarra, regalándole una radio o avisándoles de que los soldados van a venir a reclutar niños al día siguiente y entonces para él son los buenos. Evidentemente, las dos facciones combatientes cometieron atrocidades y por descontado que no existe en ninguna guerra el blanco y el negro, sino tonalidades muy grises en ambos bandos, pero repito que es comprensible que un niño lo pueda ver de ese modo.

Una vez aclarado esto, tengo que decir que “Voces inocentes” me parece una película redonda en todos los aspectos. La historia es tan dura y estremecedora como a la vez necesaria, muy necesaria diría yo (esa práctica de reclutar niños soldados es algo despreciable y preocupa que lo hagan más países de los que creíamos). Además del excelente guión, tenemos unas magníficas interpretaciones de los niños, y de una inmensa Leonor Varela, que se encargan de aportar realismo a la historia y conmovernos en más de una ocasión. Y por último, posee un apartado técnico bastante solvente (la ambientación es buena, los tiroteos están bien filmados y la fotografía es preciosa).

Y poco más voy a añadir, “Voces inocentes” es una película muy cruda, con tensión, con una fuerte carga dramática y con varias escenas que se te quedarán grabadas a fuego en la retina (por ejemplo, la de los niños en los tejados escondiéndose de los militares o la escalofriante escena de las ejecuciones con los tiros en la nuca).
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Muy sobrevalorada
La película, que aunque trata con cierta dureza un tema espeluznante, es muy floja, rozando el ridículo en ocasiones, al más puro estilo holliwoodiense. Utiliza artimañas simplonas para tratar de crear escenas de dureza (cámaras lentas, planos pretenciosos, musiquitas bobaliconas de violines... ) cuando esa dureza no la consigue ni con el guión ni con la interpretación de los actores. Los giros de la película están muy en la línea de las películas cutres destinadas al consumo rápido, al "usar y tirar" con palomitas. La puesta en escena es poco creíble: actores y actrices guapas con las pieles impolutas, la protagonista luciendo vestidos nuevos cada vez, los acentos mexicanos en el Salvador...

Se agradece que salgan estos temas tan salvajes en el cine, y que se denuncien hasta la saciedad, pero no basta con esto para que la película sea buena. Una lástima, porque la compramos fiándonos de la nota de Filmaffinity. Sin ninguna duda, muy sobrevalorada.
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Un acierto de nuestro cine mexicano
Mandoki nos muestra un Salvador terrible, temeroso y hostil, crudo como todas la guerrillas Latinoamericanas, pero que contrapone de manera estremecedora con la historia de Chava y sus amiguitos, unos infantes que a pesar de situarse en la oscuridad de la guerra retroalimentan el film a cada momento mediante su ingenio e inocencia.

La historia es redonda aunque me hubiese gustado un giro de tuerca que nos sorprendiera aún más, ya que de alguna forma resulta predecible el climax de la historia.

De igual forma creo que tantos tiroteos no eran necesarios, con la fragilidad de las interpretaciones actorales eran más que suficientes.

De cualquier forma, y tanto en lo visual como en la realización este trabajo es un acierto de nuestro cine mexicano. Enhorabuena!!!!!!!!.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo