arrow
9
No entiendo que tiene de mala
Creo que no tengo mal gusto para el cine, pero en esta película que personalmente me gusto bastante, me ha sorprendido que haya sido tan mal valorada. Si bien es cierto que tiene algunos fallos argumentales, los cuales me parecen menores. Creo que Costner esta muy bien en esta película, creo es una película sobre las rarezas y tal vez la grandeza humana. Si han visto cadena de favores, cuando uno ya piensa que este mundo es una basura el ser humano sorprende y hace algo sorprendente que te permite hacer las paces con el mundo. Pues esta es una historia de esas, en un futuro amargo, una esperanza, es capaz de cambiar los acontecimientos de la historia. El personaje de Costner esta muy bien desarrollado y el resto esta a la altura. A mí me hizo pensar y no se me hizo muy larga aunque si creo que debería haber sido algo más corta y tal vez un final diferente, algo menos americano.
[Leer más +]
62 de 84 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Un poco de sentido del humor, no me sean aburridos.
Cuando Billy Wilder y I.A.L Diamond se sentaban en una mesa con un par de tazas de café y dejaban fluir sus privilegiadas mentes en busca de la comedia perfecta el resultado era lo buscado y lo conseguido por ambos.

Cuando vemos una de las muchas comedias que nos llegan prefabricadas en serie por el Hollywood actual nuestros labios no producen movimiento alguno aún a sabiendas de que alguien ha hecho esa película para que nos riamos.

Cuando alguien sin presupuesto pero con muchas ideas rueda una película como brain dead no solo nos arranca la carcajada sino que apreciamos su modestia, su falta de pretensiones y su talento.

Cuando alguien como Ed Wood pretende hacer cine pero en vez de ello le sale un despropósito que nos hace rodar por el suelo de risa simplemente nos quitamos el sombrero.

Pero la verdadera pirueta cómica, la comedia high-class solo está al alcance de algo muchísimo más difícil. Pongamos millones de dólares sobre la mesa, pretendamos hacer una película seria, con todo tipo de pretensiones absurdas, con reparto de campanillas, guionistas de renombre, duración desproporcionada, deseos de perdurar como gran obra de referencia no solo de entretenimiento sino con ramificaciones filosóficas y humanitarias. Tiremos la casa por la ventana y mostrémosle al mundo que somos los más listos, los más guapos, los más buenos y los más patrióticos, la humildad se la regalamos a cualquier cineasta fracasado underground preferiblemente europeo. Cuando todo esto está en la mente de todos los que participan en la película desde el maquillador hasta la mula que interpreta a Shakespeare y les sale damas y caballeros semejante churro de proporciones atómicas donde todo es de una estupidez alucinógena, cuando desde la primera escena tienes deseos de pellizcarte para comprobar si esto está sucediendo, cuando todos los diálogos provocan la carcajada, cuando nada tiene sentido salvo que decidas reírte de principio a fin. Cuando esto sucede se ha producido el milagro.

En una escena de La Flor De Mi Secreto, Marisa Paredes tiene problemas para quitarse su botín. Almodóvar ha declarado en muchas ocasiones que con esas imágenes quería expresar la soledad de Amanda Gris, en lo que para él era un momento de gran tristeza e intimismo. Sin embargo en los cines los espectadores durante la lucha entre la musa y su bota se partían de risa. Almodóvar suele citar este hecho como uno de los más curiosos que le han pasado en su carrera. Sin duda sí que es curioso y muy difícil de lograr y esto es lo que han conseguido los responsables de The Postman durante 3 horas ¡¡¡¡.
[Leer más +]
73 de 109 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Una segunda oportunidad
Quizá usted disfrute de la parsimoniosa belleza de "Bailando con Lobos" pero le achaque a este filme su larga duración. Quizá le encanta "Mad Max" pero ésta cinta le parece delirante. Quizá creyó que la historia era obra de un par de tarados sin reparar en que sus guionistas son Eric Roth (Munich, El buen Pastor, Forrest Gump) y Brian Helgeland (Mystic River, L.A. Confidential). O quizá la vio con lógicos prejuicios debido a unas críticas injustamente crueles.

Pero quizá pueda darle una segunda oportunidad -como yo hice- a este "Mensajero del futuro" y quien sabe, incluso encontrar tras algunos excesos (de metraje, de grandilocuencia, incluso de cierto patrioterismo) y varios defectos (la plana interpretación de Costner) una agradable historia ingénuamente romántica, un espectáculo de aventuras disfrutable y hasta un canto a la lucha incondicional por la libertad, no mucho más afectado que el de la muy celebrada "Braveheart".
[Leer más +]
56 de 75 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Visión post-atómica del futuro
A pesar del patriotismo estadounidense como trasfondo, esta película me encanta porque es de las pocas que se atreve plantear un futuro alternativo sólo para el pueblo americano; ya que se supone que ha habido una guerra civil altamente destructiva en ese país, y por una vez el resto del mundo estamos a salvo de este tipo de paranoias Hollywoodienses.
[Leer más +]
30 de 47 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
APROBADO
Cinta injustamente infravalorada dada la calidad en el rodaje que tiene y a su vez se mantiene con eficacia y armonía. Es cierto que la historia y el guión son pobres y que es una fábula patriota pero el trabajo en conjunto flota. Costner de nuevo fabrica un producto que se salva de la quema. Refresco, picoteo y una historia más que se puede ver.
[Leer más +]
19 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Y un día, hijo mío, los butaneros dominarán la Tierra
Resulta muy curioso que Kevin Costner tenga la mayoría de sus películas más celebradas ambientadas en el pasado ("Bailando con lobos", "Robin Hood", "Los intocables", "JFK"...) y aquellas en las que se ha adentrado en el futuro hallan sido auténticos varapalos, como ésta misma o "Waterworld". Si yo fuera él, no volvería más a enfrascarme en futuros distópicos. Aunque, bueno, quién sabe, a lo mejor a la tercera va la vencida (no cuento "Testamento final", pues allí no era protagonista).

Lo bien cierto es que esta película no es tan mala como se ha dicho, resulta un pasatiempo aceptable para pasar el rato. Su historia es en verdad original y tiene su miga (construir el futuro con el pasado en un presente en ruinas a base de algo tan nímio y frágil como unos papeles sin nada relevante que contar), pero cuenta con varios lastres que impiden un posible despegue de la historia, empezando por una duración (casi tres horas) algo excesiva.
El principal es que, en el fondo, no es sino la típica historia de superación personal en la que un perdedor solitario que va por el mundo a lo suyo se encuentra de pronto con la oportunidad de hacer algo grande y/o noble que redima su existencia. Ese tipo de historias que el cine yankee ha producido como churros a lo largo de su historia y a las que el público en general le ha cogido la medida.
Si por lo menos el aroma patriotero, tan ligado a este tipo de productos (que unos se toman a coña y otros reciben con asqueo) fuesen menor, habría tenido menos suspicacias. Un tono algo más oscuro en la estética tampoco le habría venido mal. Además, la historia de amor -que parece ser no puede faltar, supongo que por contrato- queda un poco bastante forzada (spoiler).
[Leer más +]
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Tengo un amigo cartero, el mejor del mundo entero...
... y quiero creer que pertenece a la conspiración de carteros mundial que pagó a Kevin Costner para dirigir e interpretar esta delirante fantasía de poder epistolar, una obra que, de ser concebida como una sátira descabellada a lo "Top Secret" y durara hora y media menos, estaría considerada como una obra maestra del género y no como un truñaco de proporciones cósmicas. Sin embargo, aunque la comicidad involuntaria da muchos puntos a esta patética fantochada, se resiente de su larga duración: a la hora y media ya estamos deseando que termine la larga agonía, aunque es en su tramo final, sobre todo en su resolución, cuando algunos de los momentos más delirantes de toda la cinta tienen lugar, y merece la pena asistir asombrados a un final "más dificil todavía", y con esto me refiero a que lo tenía difícil para superar en idioteces al resto del metraje, pero Costner consigue meter más chorradas en los 10 minutos finales de este bodrio que muchos directores en toda su filmografía, así que, si consiguen llegar hasta este tramo final, su titánico esfuerzo obtendrá recompensa. Felicidades.
[Leer más +]
10 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
El cartero dejo el guión
Una catástrofe de grandes proporciones le ha sobrevenido a la nación estadounidense, como resultado la población se ha diezmado significativamente, el modernismo urbano y la vida social como se conocía ha desaparecido, reina el caos y la anarquía.

La sociedad actual está llena de violencia y dominada por una banda de delincuentes dirigida por el General Bethlehem (Will Patton) y su ayudante Idaho (James Russo) conocidos como los holnistas, que tratan de imponer el orden perdido usando la violencia.

Un desconocido (Kevin Costner) huyendo de esta banda logra esconderse en un antiguo camión del servicio postal, en donde encuentra un viejo uniforme que le sirve de abrigo. Al llegar a un pueblo es recibido como un cartero real del servicio postal,
creando la impresión de que todo ha vuelto a la normalidad.

El film goza de buena temática y con la rúbrica de Kevin Coster debió ser un éxito de taquilla seguro, pero en el cine no todo está escrito. El film fue bombardeado por la alta crítica especializada sin misericordia alguna. La pregunta es, ¿se merecía ese trato?

El film prometía mucho, pero el guión resulto ser dispar con lo que pretendía comunicar y/o presentar. Buenas escenografías y decorados, pero faltándole la razón de ser. Buenas secuencias de acción, pero con la sensación de que falto algo por terminar.

En el film aparecen tres hijos de Kevin Costner, Annie Costner canta "American the Beautiful", Lily Costner y Joe Costner que aparece al final haciendo del niño que le entrega una carta mientras el cartero la recoge montado a caballo.

También, el cantante Tom Petty aparece haciendo de alcalde de "Bridge City", una de las pequeñas poblaciones del film.

Kevin Costner ha dirigido, protagonizado y producido en cuatro ocasiones, "Dances with Wolves" (1990), "Waterworld" (1995) y "Open Range" (2003), de forma exitosa, pero en este film, "The Postman" (1997), fue el más lento en la taquilla.

La película tuvo un presupuesto de $80 millones y generó por venta de taquillas la cantidad de $18 millones en EEUU solamente, además recibió once nominaciones a diferentes premios en festivales de cine, de los cuales ganó seis de ellos.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Típica superproducción y buena peli que fracasa en taquilla
Esta película de mala no tiene nada, de hecho es una buena película, y como espectáculo está sobrada. Ahora bien, tampoco voy a obviar su fracaso en taquilla, ni las malas críticas que recibió en su día. Desde mi modesta experiencia cinéfila, opino que su fracaso se debe a la rareza del argumento y al gran contraste entre su presupuesto y la justita calidad de la historia que nos cuenta, esto es para que todos lo entendamos, que la peli está bien, y punto, pero nada más. También digo que hay miles de películas de este estilo, y que para mí son peores que ésta y que no han sido machacadas por la crítica, ni naufragaron en taquilla de manera tan colosal.

Kevin Costner es un actor bastante limitado a nivel interpretativo, y en esta película se ve claramente, pero no solo en ésta, sino en todas o casi todas en las que participa. Esto no es excusa para que la película fracasara ni para que le dieran un razzie por interpretar al "cartero".

Resumiendo. La taquilla es muchas veces un fenómeno difícil de manejar, sino mirad a Walt Disney, que saca fracasos de taquilla entre exitazos totales. Por ej, el Llanero solitario, ha sido un fracaso estrepitoso, qué pasa que los de Disney son tontos? ¿Alguien se cree que no hacen estudios de las historias que quieren llevar a la gran pantalla, y aún así muchas veces se equivocan y, viceversa, con el Rey León, por ej, se llevaron una enorme sorpresa, puesto que no era la película más importante que estaba produciendo el estudio por aquél entonces (el estudio estaba mucho más volcado con la producción de Pocahontas), y al final Pocahontas no tuvo el éxito del El rey león. También hay que saber cuando sacar determinado tipo de películas, puesto que la taquilla se mueve por modas. Ahora están de moda las pelis y series frikis de fantasía, tipo señor de los anillos y juego de tronos, pues bien, si sacas otro tipo de peli, te arriesgas a que nadie se interese por ella. En la industria del cine hay que saber lo que quiere ver la gente en un determinado momento. Si sacas la peli que a tí te da la gana porque sí, te arriesgas a tener un sonoro fracaso (especialmente si aún encima te has dejado un grandísimo presupuesto en ella).

Moraleja: no te arriesgues contando historias raras, la gente quiere ver grandes historias, que lleven los elementos que han triunfado siempre. Y en este caso, Costner cometió el error 2 veces, primero con Waterworld, y después con ésta. A ver si es cierto que no cae en una tercera del estilo. Mad Max, también es una peli modernista del estilo de estas dos, con un presupuesto irrisorio, y sin embargo fue un exitazo, contando una historia mucho más sencilla.

The Postman no es una gran película, pero si un buen espectáculo, y bastante entretenida. Por sacarle un par de fallos, dura demasiado y el montaje, pega algún que otro salto en determinados momentos que deja lagunas en la historia.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
No es tan mala
No sé porque la gente odia tanto esta película, entiendo que no te guste, porque es bastante larga, demasiado patriótica, y un sin fin de cosas más, pero bueno, a mí me ha rescatado de muchos días de resaca, que no tenia nada que hacer, la he visto dos veces entera, y dos o tres mas a cachos.
Tampoco se hace tan larga, es entretenida, y es esa clase de película que si la coges media hora o cuarenticinco minutos después, todavía puedes enterarte bien de la peli.
A parte de esto, a mí me gusto la primera vez que la vi, puede que sea porque la vi de adolescente, donde mis gustos eran más comerciales, y donde cualquier cosa te vale. Quizás es una peli que según vayas creciendo menos te guste, porque es demasiado, como diría, soñadora. Típica peli americana.
Sin embargo, se deja ver.
[Leer más +]
9 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Perfecta película para una tarde en pareja sin nada que hacer ni ganas de hacer.
Antes de entrar en la concreta y simple crítica que tengo que hacer sobre esta película, debo indicar una premisa:

"Un 8 por esta película, es sobrevalorarla. Pero mi 6 se quedaría corto ante el escarnio generalizado en las votaciones y las críticas.

Algunas cargadas de prejuicios y manías persecutorias y otras sin ningún criterio. Poner a esta película, con un guión mediocre pero funcional, con fallos técnicos, de guión y de actuación pero que entretiene durante ¡3 largas horas! o al menos no aburre...un 1 o un 2, hace que me plantee que utilidad le puedo sacar a esta página a la hora de valorar si merece la pena ir al cine a ver una u otra película.

Esta superproducción con exceso de recursos, pero falto de talento o de resultados, se queda en mediocre (al gusto entre un 4 y un 6). Pero si en una escala de 1 a 10, se le valora con un 1 o 2, ¿dónde dejamos las auténticas atrocidades y masacres al séptimo arte?"

En cuanto a la película, es un larguísimo largometraje, sobre un futuro distópico con un utópico final . Una sociedad postapocalíptica, donde los avances tecnológicos conviven con arcaicas formas de supervivencia. Donde un caudillo pretende claudicar a una mayoría (nunca hubo tanta mayoría) a base de la fuerza y la brutalidad. Pero que deberá hacer frente a un inesperado héroe redentor y una mayoría con ganas de tener esperanza cada día...en forma de cartas.

Hay muchos excesos, sobretodo de metraje, de patriotismo y de pasteleo...pero coje la manta, las palomitas, las cervecitas, acurrucate o dejate acurrucar y pasa una agradable tarde tumbado en el sofá. Lo peor que os puede pasar, es que os peguéis una larga siesta...pero en buena compañía.

Saludos y sin acritud.
[Leer más +]
5 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
KEVIN SIN REYNOLDS
En un futuro apocalíptico los Estados Unidos sufre las desoladoras consecuencias de una Guerra Civil. Los supervivientes se atrincheran en fuertes. Un hombre al que le apodarán como el Mensajero (Kevin Costner) viaja solitario a su suerte hasta ser detenido por un ejército liderado por el sanguinario general Bethlehem (Will Patton). Cuando consigue huir de sus fauces, se esconde en una herrumbrosa camioneta que había pertenecido al antiguo Servicio Postal. De ese modo comprenderá que su lucha contra la tiranía que intenta imponer Bethlehem será intentando restablecer enlaces comunicativos en las distintas zonas del país.

No aparecieron signos de madurez creativa desde el fracaso propiciado por “Waterworld” (1995) épica cinta futurista que Kevin Costner delegó a Kevin Reynolds. A sus anchas el actor y realizador de “Bailando con Lobos” (Dance with Wolves, 1990) cometería la imprudencia y desventura de campar a sus anchas sin desmarcarse del género de la Ciencia-Ficción con dosis de “western”, películas de “Mad Max” con mensaje patriótico incluido. Y en éste último aspecto surgió el gran problema. Demasiado discurso como para utilizar el Servicio Postal como vía de esperanza para que todos los Estados vuelvan a estar Unidos y América vuelva a ser la Nación que fue, es decir, Una, Grande y Libre.

Para dar con la solución nos muestra una tierra salvaje y dominada por la Anarquía (dotada de una dogmática fascista comandada por el villano de turno interpretado por Will Patton), frente a un grupo de gentes de buen corazón (padres e hijos que parecen salidos de una barbacoa comunitaria que luchan por un mundo mejor gracias a un cartero superhéroe). Así juntitos la Patria nace por si sola.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Mensajero del pasado debiera ser
Justo cuando parecía que “Mensajero del Futuro” divagaba sin ton ni son entre paseos en ciudades abandonadas, teatrillos en pueblos y ejércitos privados de “neofeudales” surgió un momento que parecía dar un significado singular a la cinta: la idea de llevar las cartas del pasado, cartas que debieran haberse recibido 16 años antes pero que no llegaron a su destinatario. La idea me pareció buena y gracias a ella podía haberse filmado una buena película pero entonces me preguntaba ¿Por qué “Mensajero del Futuro” si Kevin Costner es realmente mensajero del pasado?

De todos la confusión no tarda mucho en desaparecer pues a los pocos minutos la historia vuelve a desbarrar con una intrascendente grupo de carteros que tratan de insuflar heroísmo y épica a la prosaica tarea de repartir el correo. Y por mucha música, cámara lenta, grandiosidad, pues emocionarse con Kevin Costner cogiendo una carta lo veo bastante complicado.

Después de muchas vueltas, amores, luchas y peripecias interminables la cinta logra entretener por momentos si bien no logra en ningún momento transmitir la emoción que supuestamente debiera. La idea patriótica tampoco te llega y junto a la poca sustancia de la trama, el espectador termina viéndola, gracias a su carácter bienintencionado, con conmiseración más que con placer.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Se merece una segunda oportunidad
Después de salir más o menos airoso con la menospreciada Waterworld, Kevin Costner volvió a jugársela con otra superproducción post-apoclíptica en la que reincide interpretando un personaje solitario en un mundo devastado que acaba convirtiéndose en la gran esperanza de la humanidad al hacerse pasar por cartero para sobrevivir.

Mensajero del futuro es una obra fallida cargada de patriotismo y buenas intenciones con momentos muy logrados pero desigual y de excesiva duración. Para colmo se echa en falta más acción en un film de casi tres horas que acaba haciéndose aburrido. Fue un completo desastre artístico ganadora del razzie a la peor película del 97 y fracasó estrepitosamente en taquilla desde entonces Costner no levanta cabeza.

Si en Waterworld la crítica se cebó con él, a mi juicio injustamente, la película era al menos un espectacular entretenimiento, sin embargo en ésta, el argumento prescinde casi por completo de la acción y la historia se enreda demasiado al final para terminar con un acto de patriotismo yanki sonrojante. No obstante no me pareció tan mala como cuando la vi en su momento y con el tiempo le he cogido cariño. Cierto que a Costner no le salió bien la jugada esta vez pero su película me parece interesante y conviene rescatarla del olvido.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Tampoco hay que rasgarse las vestiduras
"Mensajero del futuro" no es una buena película, ni tan siquiera es demasiado entretenida, pero tampoco es tan sumamente pésima como muchos se atrevieron a decir. Simplemente, es un western futurista rodado con oficio, pero sin garra; le falta todo aquello que hacía grande a "Bailando con lobos" y a su vez, posee los mismos defectos que aquella, un exceso de blandenguería y de mensaje políticamente correcto presente durante todo el metraje del film.

No obstante, tampoco hay que rasgarse las vestiduras, a la película le sobran minutos y también pretensiones, pero eso hoy en día le ocurre a muchísimas películas y directores.
[Leer más +]
10 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
BUENO... COMIENZA LA REDENCION.
Me alegra ver y comprobar, que tampoco yo estoy del todo equivocado...como siempre digo, una película mala, en inicio, es la que, sobre todo, esta mal rodada... y esta no está mal hecha, por supuesto que no.

Tal vez le sobran pretensiones, y dá la sensación de que se quiso repetir formula con la INCREIBLEMENTE-MARAVILLOSA "Bailando con lobos", pero quizá se equivocaron con el guión, simplemente, no engancha y es "demasiado complicada" para el espectador, pero a su favor, no aburre, a pesar de su ya de por si, excesivo e innecesario metraje y ciertos tramos un tanto pasmosos y el pequeño tramo patriotero (pudo haberse situado en una Europa devastada, pero claro, es mas complicado).. y otra pequeña sensación viendola, observadlo, a veces, da la sensación de que todo está rodado en el mismo sitio, mismo pueblo, mismo tramo de bosque... una sensación de encajonamiento,pero bueno se deja ver.

El señor Costner no dirige mal (¡incluso tiene un Oscar!!!), pero recae en hacer una película épica innecesariamente, tal vez con un toque un poco más intimista y no tanta parafernalia espectacular le hubiese quedado mejor, lo dicho, falla el guión y la duración, estos factores, desde luego fueron fundamentales en "Bailando con lobos",en la que, precisamente fueron decisivos, sobre todo para no realizar una película aburrida... y en esta última no lo consigue, la última media hora no hay quien se la trague, pero bueno...se deja ver.

Vamos que ni es tan mala ni tan buena, pero pudo ser mejor, despues de la pasta gastada, y la historia es más que acertada, un pais sin comunicaciones no funciona (pensad solo cuando hay una huelga de transportistas,paralizan la vida cotidiana) , imaginaros ahora sin internet, correo, tranporte público etc... y también muy acertado el tema de la nueva generación fascista, no sería raro, que en un futuro, no muy lejano surgieran estos grupos, de hecho ya existen, y empezasen a hacerse cargo primero de grupos, luego de pueblos y asi sucesivamente.. vamos terrorífico.

De hecho los USA es la nación (por extensión y población) que mas grupos NEONAZIS y RACISTAS del mundo, y están en activo, cuidadito con este detalle... y se supone que es la nación más democrática y libre del mundo. SALUDOS.
[Leer más +]
10 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Cada cual recuerda lo que quiere
Kevin Costner recordaba su gran trabajo en “Bailando con lobos” y decidió recuperar caballos y copiar literalmente planos para su nuevo film.
Recordaba haber protagonizado “Robin Hood, príncipe de los ladrones” y decidió recuperar el sarcasmo de Morgan Freeman, pero sin él.
Y recordaba el fiasco de taquilla de “Waterworld” y decidió resarcirse con un film que tratara el fin del mundo de una manera más comercial, sin holocaustos, sin personajes individualistas,… en resumen, sin la naturaleza real de la raza humana. Decidió transformar la más que decente “Waterworld” en una americanada, y le fue aún peor.

“The Postman” no tiene la calidad ni visual ni mental de la anterior y esto le pasa factura. Con ellos sus casi tres horas se hacen interminables, y aunque los clichés normalizados por el estereotipo de Costner sean efectivos, no evitan que se trate de un film flojo.
Podía haber sido peor, pero es difícil. ¿Su peor film?
Las apariciones de Giovanni Ribisi, Will Patton, Daniel Von Bargen,… innecesarias. En esta película hay un único protagonista: Kevin Costner y sus amados Estados Unidos de América.
[Leer más +]
5 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Petardo
Es de las pocas películas que no he podido terminar de ver. Un despropósito detrás de otro, y lo peor es que encima es aburrida, por innecesariamente larga. Lo único salvable es la fotografía, la decoración y el vestuario. Es una pena que dediquen dinero a este tipo de bodrios. A su lado Waterworld es una obra maestra.

Podría seguir dedicando epítetos a esta ¿película? pero no voy a perder más tiempo en comentarla, solo puse esta crítica porque he flipado un poco con algunos comentarios que la pintan como buena, y me parece de justicia que haya pluraridad de opiniones, pese a que hay un criterio bastante generalizado de que esta peli es un petardo.

Mención especial a los que cambian los títulos en español, lo de "Mensajero del futuro" es de los peores títulos que se han inventado (el original es "The postman"), y solo añadir que Kevin Costner pasó de ser uno de los actores más cotizados de Hollywood en la década de los 90 a estar relegado a un segundo plano gracias a participar (y en este caso dirigir) fiascos de este calibre. Una pena para un actor que participó en grandes películas como "Los intocables" o "JFK".

Bye bye, Kevin Kostner de Jesus.
[Leer más +]
3 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Vuelve el héroe de Ford. Mad Max en el interior de los USA.
Kevin Costner descubrió que la envidia es muy mala. Como le pasó a Night Shyamalan. Como le pasó a Spielberg. Si tienes un éxito rápido, los carroñeros se sientan a su puerta a verte pasar. Eso lo aprendió a las bravas Kevin Costner. Ni Waterworld era tan mala ni tampoco Mensajero del Futuro era un bodrio.

De películas postapocalípticas hay muchas y muy variaditas (El planeta de los simios, The road, El libro de Eli, Callejón infernal, Mad Max I y II, El último hombre vivo, Soy leyenda, Cyborg, Cherry 2000, Nueva York año 2012 y un largo etcétera, a la que debe unirse la nueva serie de Abrahams llamada Revolution, o el subgénero zombie) y siempre transmiten una sociedad moralmente destruida en busca de alguna esperanza, desde sobrevivir a poder reconstruir una sociedad más justa y equilibrada. Es un género dificil y que suele tener escaso éxito, debido al triste mensaje que subyace en la película: la humanidad destruida por sí misma. Además, esta película bucea en una obsesión propia de los estadounidenses, la de la destrucción de su modo de vida, como ya mostró otra serie polémica "América" o la película "Amanecer Rojo".

Así que lo tenía dificil Costner para no darse un batacazo comercial. Sin embargo, no se puede hablar de un batacazo artístico. La película es épica, su puesta en escena y dirección es magnífica, talentosa, con una eficaz descripción de los personajes, de la historia, de los secundarios y apoyada con unas potentes escenas de acción, siendo esta película heredera de las películas de John Ford o de Howard Hawks. Porque la película es un western, donde hay un bueno, una pandilla de malos malísimos y una población sojuzgada, vapuleada y sin esperanza.

Costner es un magnífico director. Quizá mejor que actor. Le gusta contar historias y dotarlas de un hálito épico, de nobleza desinteresada, de heroicidad. Sus personajes son arquetipos del héroe altruista, del samurai sin señor como en la mítica "Los Siete samurais". Coincide con ella en el trasfondo, la defensa de los desesperados le permite encontrarse a su protagonista si mismo y su papel en la vida.

Magnífica película. Injustamente tratada.
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
El hombre que creyó en los reestablecidos EE.UU.
Para Kevin Reynolds, la hazaña y el consecuente fracaso total que supuso la post-apocalíptica aventura de acción "Waterworld" fue más que suficiente.
Para él, pero no para el sr. Costner, que poco después se lanzó en cuerpo y alma a dirigir, producir y protagonizar una nueva y mastodóntica producción.

Esta peripecia nos lleva a un 2.013 en el que el mundo ha sido completamente destruido por la guerra, transformado en un vasto páramo, inhóspito y hostil. No hay grandes ciudades, no hay tecnología, la civilización tal como la conocíamos no existe ahora, únicamente pequeñas poblaciones y aldeas cuyas gentes sobreviven como buenamente pueden a tiempos de catástrofe y reconstrucción. En esta tierra destruida deambula un hombre junto a su asno atravesando las grandes llanuras desiertas y yendo de pueblo en pueblo, ganándose un poco de comida a cambio de realizar representaciones "shakespearianas".
Por desgracia el destino ha hecho que se cruce en el camino del despótico Bethlehem, cabecilla de los Holnistas, un gran ejército que gobierna con puño de hierro el territorio y tiene sometido a todos sus habitantes; tras lograr huir del general y sus tropas el nómada se refugia en el coche de un mensajero y se cubre con sus ropas. Un inocente gesto que el hombre únicamente aprovecha para conseguir comida en el pueblo de Pineview, pero sin esperarlo insuflará esperanza a las gentes del lugar al hablar de un supuesto reestablecido congreso de los EE.UU.. Poco a poco, este "mensajero" marcará el comienzo de una nueva era, y no sólo para el país, sino para toda la civilización.

Lo dicho, el pobre Reynolds acabó hasta la coronilla de Kevin Costner cuando por última vez colaboraron en la fastuosa "Waterworld", sobre todo porque el ego del actor era demasiado grande y cargante como para llegar a un acuerdo con él; el que la película se estrellase en la taquilla fue la gota que colmó el vaso, así que imagínense el poco cuerpo que tenía Kevin Reynolds para más fantasías post-apocalípticas.
Sin embargo, poco después, Costner decidió abarcar otra historia de base distópico-futurista poniéndose tras las cámaras por segunda y penúltima vez (siete años después de "Bailando con Lobos") para "Mensajero del Futuro", con el guión de Eric Roth y Brian Helgeland basándose en la premiada novela homónima de David Brin, escrita a mediados de los '80. Dicha novela estaba formada por dos partes, y Costner se salta premeditadamente la segunda, donde Brin nos presentaba una ciudad a la que llega el protagonista dominada por una especie de Inteligencia Artificial dañada y en la que unos científicos trabajan; una sección sin duda mucho más enfocada a la ciencia-ficción de corte fantástico que el director prefirió omitir, haciendo del film un "western" futurista de tonos épicos, eso sí, respetando el mensaje de la obra original.

"Mensajero del Futuro" poco o nada tiene que ver con "Bailando con Lobos", el mayor logro de Costner como director, y la razón es que, aparte de ser terriblemente larga (que eso es lo de menos, la verdad), se revela demasiado sentimental, demasiado patriótica y lo más importante, demasiado pretenciosa: según el actor/director, el país está en ruinas y él va a levantarlo de nuevo; la esperanza, los sueños y el amor van a ayudar a reestablecer la tierra apocalíptica y destruida en la que se ha convertido EE.UU.. Oye, que la intención es preciosa, claro que sí, pero también utópica, porque a ver quien se lo cree, y más teniendo que combatir con un ejército armado despiadado.
Bien, lo que nos encontramos aquí son 2 horas y 54 minutos (todo seguido y sin pausas) que nos confirman las aspiraciones mesiánicas del sr. Costner, quien se creyó una mezcla de Cecil B. DeMille y Michael Cimino al intentar contener todo el megalómano mundo de la obra de David Brin en esta película, algo que desde el inicio ya era la crónica de una muerte anunciada, aunque el autor sin duda tenía fe en Costner. Pese a estar situada en un futuro distópico, tampoco tiene nada que ver con "Waterworld". Aquella era una copia de "Mad Max 3", sólo que en un mundo acuático en lugar de un desierto; la que nos ocupa se parece más a un clásico "western" de John Ford que otra cosa: hay malos muy malos y buenos muy buenos, y los buenos vencerán a los malos gracias a obrar conforme a un sistema de valores basado en la bondad, la dedicación, la humildad, la piedad, la fe y el amor por la patria (no sé ustedes, yo perdí la cuenta la de veces que dicen que creen en los EE.UU.).

A pesar de todas las trabas argumentales y sus intenciones, el film contiene grandes secuencias de acción y un despliegue de medios absolutamente brutal. Es más, como "western" propiamente dicho creo que es genial.
Kevin Costner está feliz de ser el Mensajero, si se le ve en la cara; disfruta siendo el protagonista más que una niña con zapatos nuevos, y aquí es el protagonista absoluto, un combinado de sus personajes de "Waterworld", "Robin Hood" y "Bailando con Lobos", pero esta vez el papel le va muy grande. De toda la retahíla de actores que hay en la película se salva Will Patton, que está que se sale como Bethlehem, un villano de esos que hace honor a su condición. Y para resaltar las raíces americanas del film qué mejor que contar con el artista Tom Petty como al chiflado alcalde de Bridge City.

La he visto dos veces en mi vida, en VHS a los 15 años, y la desilusión que me llevé fue de aúpa (yo esperaba otro "Mad Max", pero no), y ahora. Dos veces, y de principio a fin. Sí, sí, no me invento nada.
Ahora bien, no sé si habrá una tercera vez...
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Ver críticas con texto completo