arrow
5
La historia de Saúl y David.
La bíblica y legendaria historia de la rivalidad de Saúl y David (sí, el que se cargó a Goliat) dirigida por el irregular Beresford, con la típica buena ambientación inglesa y sus buenos intérpretes (salvo el aburrido, inexpresivo y diminuto de talento y espíritu para el papel Richar Gere), resulta ser una película aséptica, previsible, sin garra ni capacidad de sorprender.
Interesante como mero documento histórico de liviana coherencia para entender las primeras civilizaciones (sí, cerca de dónde Jorgito Bush y su "equipo Jarl" han liberado a base de bombas inteligentes al mundo). Y nada más.
[Leer más +]
11 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Historia bíblica lejos de los maniqueísmos típicos
Se trata de una producción discreta que pasó sin pena ni gloria pero que a mí, particularmente, sí me dejó un buen sabor de boca. La vi en los 80, en video doméstico, y ahora que estoy leyendo bastante sobre los pueblos del antiguo testamento tenia ganas de verla de nuevo y no me ha defraudado.

Lo que se agradece de la película es que se aleje de dualismos maniqueos y humanice a los legendarios Samuel, Saúl o David. Por otra parte, al retratar la bestialidad de aquellos primeros reyes hebreos es muy fiel a lo que describe la Biblia en los Libros de Samuel. Samuel es un profeta que no duda en decapitar al rey de los amorreos en nombre de Yahvé. Saúl es un rey valiente, pero a la vez celoso de David y busca la muerte de este. David, el héroe de leyenda vencedor de Goliath (muy bien filmada la secuencia del combate), deviene en un rey justo pero al mismo tiempo no duda en cargarse a un capitán hitita para robarle la esposa. Encima, acabaría con sus antiguos aliados filisteos a pesar de haber jurado no tocar aquella tierra.

En resumidas cuentas, la nación hebrea se forjó de manera no muy diferente a la de otras naciones, a base de sangre, traiciones y aplastar a los más débiles. Por esto no deja de ser gracioso que el mismo Dios que en el Antiguo Testamento pide la muerte de niños, mujeres y ancianos, en el Nuevo Testamento se erija como ideal del bien y del valor supremo de toda vida humana.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
La historia de David
Partiendo de que las películas religiosas tienen su propio público, la cinta Rey David es un filme muy ajustado a lo escrito en los textos biblicos sobre este importante personaje. Sin profundizar mucho en la experiencia espiritual o religiosa, la película es una buena adaptación a los momentos más importantes de David. Lo más destacado es que para este tipo de cine tener a Richard Gere como protagonista es todo un lujo. Para los que tienen un amplio conocimiento del Antiguo Testamento es de seguro que la película colmará sus expectativas. Igualmente para quienes desconocen la vida y obra de David, el filme es una abundante fuente de información fiel a su origien.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
David es Nathaniel Parker
Me es imposible de catear a una película que trate sobre el rey David. Es imposible para mí. No obstante diré que tras haber visto la obra maestra para la televisión (para la televisión hay pequeñas joyitas ocultas a la vista) de 1995 protagonizada por Nathaniel Parker (Merlín la serie y Stardust) y Sheryl Lee como la reina Betsabé, que es un canto bucólico a las sagradas escrituras y un remanso de romanticismo y pasión narrativa a Dios con la evocadora música de Ennio Morricone compuesta para el arpa del rey poeta, ésta de Richard Gere deja bastante que desear. Para empezar el papel no le va. Richard Gere podrá ser muchas cosas, sobretodo el brillante abogado de "Pretty woman" o el tío que aprende a bailar con Jennifer López, pero su rol de rey David va acompañado de una sobreactuacion innecesaria. El tono está mal, quiere ser tan elevado que resulta rocambolesco. Alice Krige no es una convicente Betsabé, la elegida por Dios, tantas veces tan bien representadas como Sheryl Lee o Susan Hayward en otras adaptaciones. El resto del reparto es de tapadillo y la dirección hecha con prisas. Todo se sostiene con alfires, con un poco destacable vestuario y unas ridículas interpretaciones exageradas y tristes coreografías, no es para tanto. David se merecía mucho más.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
De pastor a Rey
Correcta producción británica sobre este personaje bíblico, si bien demasiado lenta en determinados momentos. Paradójicamente otras superproducciones largas de este género resultan más entretenidas. En ocasiones parece más un telefilme que un estreno de cine y, aunque el guión es a veces algo plano, el reparto cumple en sus respectivos roles. Un joven Richard Gere interpreta bien al Rey David, aunque quizá el que mejor profundiza en el perfil psicológico de su papel en cuanto a las miradas envidiosas sea el actor que da vida a Saúl.
[Leer más +]
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Una historia que da para mucho más....
A nivel personal me parece que la historia de David en el antiguo testamento es una de las más interesantes y apasionantes de la Biblia, desde la unción a manos de Samuel, los años de fuga por los celos enfermizos de Saúl, el regreso glorioso a Judá y los conflictos morales, sociales y espirituales de su largo reinado, el trasfondo emotivo de los acontecimientos resulta épico, al estilo de las obras tintadas de la mano de Shakespeare. La Historia de David y Salomón son de las partes más sangrientas y violentas de la biblia por las constantes batallas por territorio y poder que tenían que librarse, era en épocas de largas y cruentas batallas, pero más que eso aterrizando en la Historia de David, me parece como una historia llena de humanidad, David aun siendo un hombre lleno de la gracia divina, es un ser egoísta en ocasiones, humano y pecador, lleno de deseos de grandeza y poder, la parábola de siempre de la corrupción del poder en el mortal, además de la intrínseca lucha del hombre como ser viviente y la oposición/sumisión natural ante un Dios, porque es natural esa resistencia, esa lucha de Fe y realidad es extensa y llena de cuestionamientos, algo que todo ser humano está “destinado” a vivir. La película de Bruce Beresford (recordado por haber dirigido El Chofer de la señora Daisy) describe bastante bien los primeros años de la Vida de David, hasta la lucha y el escape del Tormento del Rey Saúl (Edward Woodward en la mejor actuación del filme, su descripción del Rey atormentado es muy creíble), eso sí a la propuesta le falta ambición y poder, no es tan épica como debió ser y las batallas en muchos casos con pobres coreografías de luchas son bastante insatisfactorias, pero el filme se sostiene bien narrativamente en esos minutos iniciales, junto a ello un buen trabajo de un joven Richard Gere haciendo del personaje principal, pero con cierta escasez de fuerza dramática sobre todo en los minutos que describen su reinado. En síntesis podemos dividir el filme en dos, un buen desarrollo narrativo de la primera parte antes de la entrada a Judea, la segunda parte y la más interesante en donde se desarrolla la obsesión de David por Betsabe, la caída de fe de David y la traición de Absalón su hijo mayor es tocada de manera muy superficial, lastima por que esta era la parte que más provecho se le podía sacar. El Rey David se describe como un filme simple que no llena las expectativas que su historia merecía, pero que se hace bastante disfrutable sobre todo por el montaje discreto pero natural y la primera hora.

Lo Bueno

Buen montaje, y momentos de estimable factura

Las actuaciones cumplen, pero a diferencia de Woodward no resultan apasionantes.

Lo Malo

Se desperdicia la historia de fondo, la Historia de David se da para un desarrollo más interesante y de más poder visual, falto peripecia para decidir que partes destacar, además de que el metraje se queda corto para el desarrollo idóneo.

Falto explotar el poder visual de la propuesta, mas trabajo cinematográfico.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Un soberano con mucha solera
El otro día, en una de esas charlas cinematográficas, salió la cuestión sobre lo que fue de Richard Gere después de sus sonados "American Gigoló" (1980) y "Oficial y Caballero" (1982) hasta la archifamosa "Pretty Woman" (1990). Casi una década perdida en la que no podía recordar ningún trabajo destacable, ni conocido, salvo la irregular "Cotton Club" (1984). Pues alguna película hay en estos años como por ejemplo, la presente "Rey David", un producto atípico para nuestro acostumbrado galán de comedias románticas, cosa que nos hace verlo con extrañeza.

Como su nombre indica, se trata de un drama histórico-bíblico sobre el famoso monarca hebreo, aquel de la honda y Goliat. A su favor tiene la correcta ambientación, la fidelidad a lo narrado en las escrituras, lo legendario de la figura y la ausencia de errores significativos. En su contra, que nos sabemos la historia, por lo que desaparece la sorpresa, que no profundiza ni en las temas, ni en los personajes, que le falta chispa y que tiene un aire peligroso a telefilme. La conclusión es que es un trabajo digno pero te deja con ganas de algo más elaborado.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
El niño que venció a Goliat y se convirtió en rey
Reconozco que no soy muy amante de las películas con historias bíblicas, ya que en general todas me parecen bastante similares, y las tramas están muy trilladas.
En 1985 el director Bruce Beresford decidió llevar a la gran pantalla una de las historias más famosas del Antiguo Testamento. La historia de David, un niño que fue elegido por Dios para ser el rey del futuro Israel. Un niño que se convirtió en un guerrero muy famoso y reconocido al vencer a Goliat solamente con el lanzamiento de una piedra con una honda. Sus encontronazos con el rey Saúl y las diversas guerras para saber quien es el verdadero rey a ojos de Dios, marcó su vida y la de un pueblo en una tierra que protegía el Arca de la Alianza.
La película es floja y aunque todas estas historias bíblicas son muy conocidas, y en algunos casos entretenidas por todas las batallas y aspectos mágicos que se desarrollan; en esta ocasión uno no consigue engancharse salvo en algún momento puntual; y ello es debido a que la historia no atrapa ni convence, y uno no es capaz de ver los minutos pasar ya que no conecta con el espectador.
El director utilizaron a una de las estrellas masculinas del momento. El actor Richard Gere se mete en la piel de este personaje para intentar atraer a más público, pero su estrategia no funcionó del todo; y con el paso de los años se ha demostrado que ese movimiento no era suficiente para que la película funcionara; ya que se necesita mucho más que una estrella para que el éxito esté garantizado.
El guión es flojo aunque la historia sea universal y entretenga a millones de personas. Aquí no consigue convencer debido a que todo el desarrollo está mal llevado y no se involucra ni conecta con el espectador. Algunas escenas puntuales se pueden salvar, pero dichas escenas son escasas y no soportan el peso de caída al vacío que arrastra todo el film desde casi el principio.
Richard Gere tampoco está muy brillante en su papel. Yo debo reconocer que no es un actor que me entusiasme, pero tampoco me parece que sea malo como mucha gente opina. Es un intérprete que suele estar correcto (aunque tiene trabajos muy buenos), pero en esta ocasión su actuación no convence ya que no llega a transmitir y parece que no se encuentra cómodo en su rol. ¿Será que ya tenía en su mente esos pensamientos budistas a los que se acogería públicamente en un futuro?
En fin, "Rey David" es una película de trama bíblica que lleva al cine uno de los personajes e historias más importantes del Antiguo Testamento. Un film que no conecta y eso le hace pasar la factura de no convencer tanto como uno podría esperar.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
Ver críticas con texto completo