arrow
8
Cuando el sueño se hizo realidad
Dudo mucho que el joven Neill Blomkamp, de tan solo 29 años, llegara a soñar siquiera con "Distrito 9" cuando se rompía la cabeza realizando efectos especiales para series como "Smallville" o "Stargate SG-1". Aunque no se podía entrever su genialidad en estas series, pudimos ver un esbozo de talento, al menos en los efectos, en el famoso anuncio del Citroen C4 robótico. Todo un ejemplo de como dotar de vida, en entornos reales, a creaciones digitales.

Avanzaba poco a poco en su carrera, cuando en 2007 realizó la trilogía de cortos de “Halo”, el famoso videojuego, llegando ganar un premio en el "Cannes Lions" del 2008. Entonces, apareció Peter Jackson con el mismo sueño que Blomkamp, realizar el largometraje de “Halo”.

Trabajaron duro en ello, pero los problemas con las distribuidoras y con Microsoft, dueña de los derechos de “Halo”, hicieron que Peter Jackson desistiera, de momento, de su ansiada película. Pero Blomkamp no había acabado de soñar, entre cita y cita le fue vendiendo una idea que había tenido años atrás. En 2005, Blomkamp había dirigido y hecho los efectos digitales de un corto llamado “Alive in Joburg”, un falso documental sobre refugiados extraterrestres en Johannesburgo. La idea sonaba a viejas películas como “Alien Nation” pero Peter Jackson se sintió interesado por las grandes posibilidades que ofrecía esta idea.

Y por fin, tenemos “Distrito 9” disponible. Grandes esperanzas ha generado y la campaña de marketing viral ha sido espléndida, haciendo que las millonarias campañas de publicidad hayan sucumbido al boca a boca.

Aparte de todo lo ya dicho, lo mejor de todo es que la película es magnífica. Alejada de todos los clichés de la ciencia-ficción, creo que por fin han sacado un producto serio, con un guión más que coherente. Una película que además de entretener, profundiza en males endémicos de la raza humana. Ya que, tras veinte años en la tierra, los extraterrestres se humanizarán, y eso hará más evidente el dolor que te causa el trato que reciben. Las dosis de acción, llegan a ser pesadas por momentos pero la calidad de su factura hará menos molesta esa carga.

Neill Blomkamp está magnífico en su labor de dirección. El toque documental le queda ideal al filme, sin hacerse pesado o irritante el movimiento de la cámara. Considero un gran acierto, que cuando no sea oportuno, Neill cambie de plano para mostrar la secuencia desde una mejor posición, sin verse atado al tipo que lleva la cámara al hombro. Gracias a esto, el momento en el que el filme deja de ser un falso documental es casi inocuo.

Los actores son unos desconocidos, y están más que decentes. Y sorprende el papelón que se marca Jason Cope. El desarrollo del personaje a través de la película es sensacional, pasando de una antipatía inicial hasta acabar adorando a ese personaje.

Pues eso, película que será de culto, película que revitaliza y engrandece la ciencia ficción.

Ya hacía años, que no veía un sueño hecho realidad, por fin.
[Leer más +]
380 de 435 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
LA BLADE RUNNER DEL SIGLO XXI
¿Sorprendente?
Sí, muchísimo

¿Innovadora?
Si Matrix marcó un punto de inflexión, DISTRITO 9 será la primera cinta de Hiperrealismo Fantástico de la era.

¿Comercial?
En absoluto. Es más, la película parte del efecto contrario de lo que siempre hemos visto en las peículas americanas de ciencia-ficción. No nos hace esperar la llegada de extraterrestres, sino la posible escapada o no de éstos del planeta.

¿Hay héroes, patriotismo o final feliz?
NO. Contrariamente a lo que siempre se suele ver en una película de ciencia-ficción, esta vez el papel principal luce en manos del ANTIHÉROE. La mofa implícita en la cinta resulta incluso graciosa cuando aparecen escenas de comida rápida, y el final es de todo menos esperado...

¿Qué tal los efectos especiales, hay mejora respecto a lo último que se ha visto en cine?
Simplemente, DISTRITO 9, marca un punto de origen en lo que serán los efectos digitales de este siglo. Hiperrealismo absoluto junto a las vivencias en primera persona gracias al rodaje documental-cámara en mano. Otras películas como Hijos de los Hombres (magnífica, por cierto), dieron los primeros pasos en el estilo, siendo el embrión de este nuevo experimento que ha llegado por fin a las pantallas. DISTRITO 9, será a partir de ahora, y sin ninguna duda, película de culto en este aspecto técnico.

¿Grandes efectos=Guíon flojo?
En absoluto. Justamente, DISTRITO 9, destaca por su elaborado guión, realista, humano y, como las grandes cintas de ciencia-ficción, invita a la reflexión de quié significamos realmente los humanos como especie. Las cuestiones existencialistas del bien y del mal no pasan inadvertidas a lo largo de toda la cinta, mostrando un desarrollo fuera de lo común en los dos bandos.

¿Qué sensación general deja la película?
Todo aquel amante del cine fantástico, realista, sólido y con el rigor que debe tener una película en todos los aspectos (guión, montaje, efectos, actuaciones, apartado sonoro, etc...) está de enhorabuena con DISTRITO 9: sin duda una de las películas de este 2009, con aspiraciones a convertirse en la Blade Runner del Sigo XXI.


Lo Mejor: La frescura y originalidad que rodea a todos y cada uno de los aspectos del film. Simplemente MAGISTRAL.
Lo Peor: que nos encontramos ante el más que probable inicio de una saga, con los peligros que eso puede conllevar...


Consejo: dejad las palomitas a un lado, la película os quitará el hambre desde que os sentéis en la butaca.
[Leer más +]
255 de 318 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
¿Y esto era todo?
Creo que a la gente se le está yendo la olla con esta película. No es para tanto.

Lo más interesante, a priori, es el sangrante retrato que efectúa del ser humano (o de la sociedad humana), racista, xenófobo y miserable. Pero situar la acción en el sitio donde hasta hace bien poco tuvo lugar el "apartheid" es para decirle a los espectadores: "sabemos que eres idiota, pero te lo ponemos fácil para que sepas de que va ésto".

Es muy irregular. Empieza a modo de reportaje, pero luego se olvida de esto y pasa a un formato narrativo convencional. En su primera mitad está plagado de sentido del humor, explícito o implícito, pero después desaparece casi por entero todo eso y se convierte en un relato de pura acción, donde lo importante son los efectos especiales, y el humor da paso a la típica e inimaginativa historia de amistad viril entre dos personajes, en este caso de diferente planeta.

"Alien nación", "Enemigo mío", "Monstruoso" ó "El día de los muertos" son algunas de las pelis que se me viene a la cabeza, vaya a saber usted por qué.

Y ojo, la cinta, en conjunto, no está mal, pero cuando las críticas sobre una película vienen tan infladas, lo más habitual es que te lleves una decepción.
[Leer más +]
151 de 238 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
ESTO SÍ ES UNA BUENA PELI DE EXTRATERRESTRES
Acabo de salir del estreno en EE.UU. de Distrito 9.
Salgo FELIZ de la vida porque me acabo de entretener como hacía mucho tiempo que no lo hacía. Peter Jackson nos plantea una auténtica aventura atrevida y diferente, brillantemente ejecutada por Blomkamp.
El formato cámara en mano tipo reportaje funciona perfectamente en District 9. Quizás sea algo personal (me encanta The Blair Witch Project o REC), pero este estilo de planificación te mete en la peli desde el primer minuto.
El protagonista también funciona; un antihéroe absoluto evoluciona hasta conseguir la total empatía con el público. El proceso de transformación del personaje es fantástico (seguro que hay mucha mano de Jackson).
Hay sangre, bastante, pero completamente justificada. Siempre tuve Braindead en casa, con la simpática chica de Mujeres de Hoy en Día en una historia loca loca loca de verdad. Peter Jackson tiene mucho arte a la hora de mostrar sangría, pero ahora lo hace de una manera evolucionada, mucho más sutil, aunque no por ello escatime en litros.
Como os digo, salgo feliz de la vida de esta peli. La semana que viene voy otra vez a verla con los colegas, a ver cómo aguanta un segundo visionado, pero estoy seguro de que me va a gustar más aún ,)
NO OS LA PERDAIS!!
[Leer más +]
102 de 146 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
¡Señor Alien, está usted desahuciado!
"Distrito 9" no es la película soñada, no esperen una obra maestra de la ciencia ficción porque no lo es. No llegará el día, al menos de momento, en que podamos decir que "Blade Runner" inca la rodilla, ni que los Aliens del "Octavo pasajero" quedaran desfasados, incluso "Inteligencia Artificial" brilla más que este distrito abandonado.

Al menos, sí que es curiosa y original la situación que se plantea en la película. Ese apartheid, esa separación que viven los alienígenas en la tierra, sí que es novedosa y original. Además, Neill Blomkamp la sitúa precisamente en Sudáfrica, donde durante tantos años, hombres negros sufrieron esa segregación racial. Ahora son los hombres quienes marginan a los aliens en un distrito apartado del resto de la sociedad. El protagonista es Wikus Van De Merwe (Sharlto Copley) trabaja en el Departamento de Asuntos Alienígenas, donde tratan de registrar a los aliens conocidos como 'Gambas' y los mantienen lejos de los humanos.

Me da la impresión de que la película está incompleta y llena de lagunas, además el discurrir de los acontecimientos es simplón sin tener en cuenta de lo absurdo de las situaciones que se dan entre humanos y aliens. El simple hecho de ver a un humano desahuciar a un extraterrestre es de risa. Pero había situaciones incluso más patéticas, lo de los nigerianos era simplemente vergonzoso. Muchas cuestiones se quedan sin respuesta, y no creo que sea para dejar abiertas varias posibilidades para que el espectador saque sus conclusiones, sino por la inaptitud del director y coguionista Neill Blomkamp.
[Leer más +]
81 de 118 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Los más borrachos del cosmos
Me esperaba lo mismo de siempre, alienígenas que o bien esclavizaban a los terráqueos y viceversa, o que venían en son de paz pero luego resulta que era un truco y te sodomizaban con una buena espada láser para luego ser derrotados, o bien una fritanga más del tipo Blade runner, Matrix o Alien Nation, dónde no está claro quiénes son los buenos y quiénes los malos. ¡Pues vaya!, nada de eso es lo que yo he visto en Distrito 9.

Lo que he visto ha sido una película que se ríe de los convencionalismos del género alien para adentrarse en nuevos campos con los que crear escuela. Juega a crítica social denunciando el apartheid, pero lo hace desde la castaña, desde la anarquía. No le importa profundizar demasiado porque consigue hacer partícipe al espectador en el primer instante. Más que una crítica es un chiste, una burla a todas las pseudo películas sci-fi de contenido político, ideológico o filosofal. Los bichos son unas risas y se han ganado por derecho el título de vagos del universo. En vez de querer conquistar la Tierra, lo único que desean es vivir a su bola, y son tan necios y vagos que los tienen que sacar los humanos de su nave espacial tras un mes orbitando Johannesburgo. Brutal.

Como peli de acción funciona. Si alguno intenta ver más allá Distrito 9 le defraudará. De todas las presentadas este año como mejor película, es la que más me ha gustado. No ganará claro, vencerá la mierda esa de Avatar en vez de una película que ha conseguido rodar un final que para sí quisieran muchas superproducciones de medio pelo. Y cuando digo final me refiero al último minuto. No hacía falta mucho más para cerrar un notable film que tiene más de gamberrada seria que de ciencia ficción al uso. Notable.
[Leer más +]
49 de 55 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
COMO LA VIDA MISMA
Unos extraterrestres llegan a la Tierra con una nave espacial y evidentemente a los científicos de todo el mundo eso se la trae floja. Acaba de llegar otra civilización inteligente, capaz de comunicarse con nosotros y con tecnología superavanzada, confirmando por primera vez en la historia que no estamos solos en el Universo, pero eso a nadie le importa. No le interesa lo más mínimo a nadie saber nada sobre esos seres.

De hecho lo que quieren es que se vayan de una puta vez. ¡Que se piren, que no estamos para marcianitos joder! ¡Que pesados!

Con un argumento tan coherente y creíble como este me he inspirado para hacer unas cuantas películas ¿Quereis verlas? Miradlas, mirad que buenas:

Película 1: Unos chavales españoles viajan a Afganistan y consiguen capturar a Osama Bin Laden. Entonces deciden entregárselo a los americanos, pero estos últimos responden que no les interesa en absoluto. Los chavales insisten "Hombre, pero si es el terrorista ese que os jodió tanto ¿De verdad no lo quereis?", pero el gobierno estadounidense responde tajantemente que no, que ya pueden dejarlo libre porque no les importa lo más mínimo.

Película 2: Michael Jackson, Freddie Mercury, John Lennon y Elvis Presley reaparecen juntos, admitiendo haber fingido su muerte durante todo este tiempo y deciden dar un gran concierto pero no hay manera de que los contraten ni para actuar en un bar de 10 metros cuadrados. Posteriormente se dedican a perseguir a los pobres periodistas para que les entrevisten y les pregunten donde se han escondido todo este tiempo. Pero la prensa huye de ellos insistiendo en que no les importa y en que no creen que esa noticia vaya a vender mucho.

Película 3: Megan Fox, Scarlett Johansson y Natalie Portman se trasladan a mi casa y deciden vivir conmigo... Yo no sé como librarme de ellas, lo único que quiero es que se vayan de una vez y me dejen vivir en paz. Además resulta que les da por pasearse todo el dia en ropa interior por mi casa, no hay manera de que se vistan y encima insisten en dormir junto a mí, en mi cama... ¿Cómo consigo que se larguen?

Película 4: Bill Gates decide nombrarme como su único heredero en su testamento y yo procuro por todos los medios que no lo haga. No tengo ningunas ganas de recibir en este momento sus billones de dolares, pero él quiere dármelos ¿Conseguiré no recibir esa herencia?
[Leer más +]
59 de 78 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El señor de los marci-anillos
El "Distrito 9" es la zona de Johannesburgo donde malvive, apartada del resto de ciudadanos, la comunidad extraterrestre. Seres que llegaron de otro planeta y sobre los que el ser humano se ha impuesto, a los que la población desprecia llamándoles "bichos", y que son tratados represiva y despectivamente por las fuerzas del orden.

Lo realmente terrorífico de la situación que nos plantea el film y de estos conflictos sociales es que, pese a ser una película de ciencia ficción, cualquier espectador pueda pueda identificar el "Distrito 9" con alguna zona de su ciudad, o las imágenes del desahucio de los alienígenas con las de desalojos chabolistas habitualmente emitidas por televisión.

Pero no queda ahí la cosa, ya puestos en situación respecto a la relación entre humanos y alienígenas, transmitido el mensaje de la cinta, todavía nos queda una segunda parte repleta de acción y sorpresas. Secuencias que la asemejan cada vez más a cualquier blockbuster americano, sin perder por ello un ápice de calidad ni fuerza narrativa. Treinta millones de presupuesto perfectamente aprovechados.

Trabajo original, y distinto a lo que estamos acostumbrados a ver siempre en pantalla, "Distrito 9" reinventa el género de ciencia ficción y se convierte, por méritos propios, en una de las cintas más interesantes de este 2009. Una clara muestra de que el ser humano siempre tiende a apartar lo desconocido en lugar de solucionar, integrar o comprender.

Lo mejor: no saber nunca que pasará a continuación.
Lo peor: que la realidad supere la ficción.
[Leer más +]
54 de 68 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El efecto boomerang
La tentación de calificar a Distrito 9 como el sleeper del año debería ser puesta como mínimo en cuarentena. Cierto es que su presupuesto no llega al de las megaproducciones veraniegas que suelen asolar nuestras pantallas pero tampoco es una serie B, ni mucho menos. Apoyada en el nombre comercial de Peter Jackson y amparada en una estrategia de marketing viral, sobre todo en internet, su llegada a nuestras pantallas, y el consecuente bombazo de taquilla no debería ser sorpresa alguna.

Sin embargo, lo que sí sorprende es su asunción de alternativa, su capacidad de jugar con códigos más cercanos a propuestas más modestas y configurarse como entretenimiento, cierto, pero también como un film de varias capas, que ofrece espectáculo y al mismo tiempo se dedica a diseccionar algunos de los problemas más actuales de la sociedad actual.

Su puesta en escena de un tono casi rayano en el mockumentary la sitúa muy cerca de Monstruoso y, en cierto modo, emparentada con ella en su voluntad de transgresión del género de la ciencia ficción para convertirlas en falsos documentos de una realidad paralela no existente pero reconocible. Pero hasta aquí es donde llega el parentesco, mientras que el film de Matt Reeves pretendía ser un alegato un tanto naïf sobre el amor verdadero filmado sobre bases más o menos originales con cámara subjetiva, Distrito 9 pretende ser una carga de mayor profundidad ideológica descansando sobretodo en su impactante e inquietante realismo.

Más allá de la evidente parábola sobre el apartheid, el situar la acción en plena Sudáfrica ya es toda una declaración de intenciones. En cierto modo situar el epicentro de la acción lejos del territorio estadounidense permite una mayor y más rápida identificación emocional, como si la realidad no pudiera articularse en unas ciudades, New York, Los Angeles, que ya parecen más decorados de cine que emplazamientos reales.

A partir de estas premisas Neill Blomkamp dibuja un panorama de denuncia absoluta, una crítica veraz, sin dar un respiro al buenismo humanitario ni a la posibilidad de redención, donde el militarismo y el control de las multinacionales se imponen por encima de cualquier otra consideración. No obstante, lo que flota constantemente en el ambiente, lo que realmente dota al film de su contenido más profundo, es la plasmación del miedo como eje vertebrador de las acciones humanas. Miedo a lo desconocido primero, y miedo una vez se asume que lo conocido es diferente, y no sujeto a los parámetros por los que se mueve el mundo occidental.
(sigue en spoiler)
[Leer más +]
41 de 47 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Revoltijo alienígena
Señores y señoras: con todos ustedes el bluff con sabor a bodrio del 2009. Porque a servidor le importa un pimiento que la propuesta de Blomkamp parta de una base tan potente como interesante, si esa base para lo único que sirve es para servirnos el popurrí del año gracias a una ficción en la que te termina importanto tres cuernos lo que suceda, y es que una cosa es que el popurrí sea de esos bien construido, que deje destellos de calidad por el camino y ofrezca dosis de reflexión, humor y acción al mismo tiempo, sin que atisbemos la diferencia, pero la otra es, ni más ni menos que ésta District 9, es decir, un popurrí sin gracia, que sólamente se limita a tirar de ideas precocinadas y conocidas por todos durante la primera mitad de film, para culminarlo con un último tramo absolutamente lamentable, en el que todas las casualidades habidas y por haber, todos los giros habidos y por haber, y toda la casquería habida y por haber colisionan de frente con un espectador que sólo buscaba algo fresco, algo mínimamente original. Pero ni eso: montones y montones de munición desperdigada contra un público que tras tantas vueltas de tuerca termina sintiendo como la desidia se apodera de sus culos, y termina dejando de sentir algo por un protagonista que, desde el momento en que se transforma en pelele de una trama tan abultada como patética, le importa un comino a un servidor.

Y eso que entiendo perfectamente las virtudes de District 9: un buen primer tramo en el que se nos sorprende con ese tono semi-documental, combinado con dosis de humor que, en alguna ocasión, llegan a ser incluso algo ácidas y ambientado con la suficiencia necesaria para que cualquiera se vea inmerso en la situación que retrata Blomkamp. ¿A partir de ahí? Persecuciones sin paragón, lo que había empezado siendo un arranque interesante, transformándose en un revoltijo que bordea el thriller, la acción y la sci-fi más livianas sin ofrecer absolutamente nada, y unos personajes tan maniqueos y rancios (se salva Van der Merwe durante el primer tramo) que terminan por importarte un comino.

Pero lo peor de todo no queda ahí, lo peor es que manejando temas como los que maneja, lo haga de una forma tan burda, tan obvia y tan banal, sin profundizar, sin aportar dosis de reflexión y dejándolo todo en un quiero y no puedo que termina sometiéndose a un interminable e infumable toma y daca entre las fuerzas del bien y del mal, que en lugar de transportarte a un universo ficticio, más bien rememora aquellos episodios de Dragon Ball donde, por más que se zurraran y por más que se diesen de palos, todo continuaba hasta la extenuación.


(Sigue en el Spoiler)
[Leer más +]
64 de 95 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Neill Blomkamp no ha hecho el “Gamba”
Pues va a ser que si, el personal esta vez tenía toda la razón del mundo y nos encontramos ante una más que buena película de Ciencia Ficción, y podríamos decir que algo más.

Un desconocido total como es Neill Blomkamp, eso sí presentado en sociedad por el aclamado Peter Jackson como productor, consigue no meter la “gamba” (la pata en plan coloquial) y estropear un inteligente guión.

Una nave llega a la tierra y se para en el cielo de Johannesburgo capital de Sudáfrica (primer punto de la película el lugar elegido). Al cabo de un tiempo las autoridades entran a la nave y esta está abarrotada de alienígenas con pinta de crustáceo los cuales se hallan en un estado lamentable, su medio de locomoción se ha estropeado y están pasando grandes necesidades.

Se les habilita un lugar en un suburbio de Johannesburgo (les suena a algo) donde se les hacina como animales y finalmente se les pone una alta verja para que no puedan juntarse con el resto de la población.

La peli empieza con bastantes toques de humor, y se centra en los avatares de un tontísimo jefe de una agencia estatal de asuntos extraterrestres al que se le encarga el desalojo de las “gambas” (así llaman a los extraterrestres) de su actual ubicación a una nueva a cientos de kilómetros de la capital. Este debido a un accidente empieza a mutar, convirtiéndose poco a poco en uno de los odiados extraterrestres.

Todo esto se nos cuenta como si fuera un documental, a golpe de cámara, y con la opinión de expertos como en cualquier otra producción de este tipo.

La peli tiene de todo, buenos efectos especiales, aunque no lo parezca, una más que buena actuación del actor principal, el desconocido Jason Cope, bastante acción y un guión muy bueno que además de divertir hace reflexionar lo suyo.

Concluyendo, muy buena película de un género difícil, en el cual las buenas ideas sueles ser destrozadas por ineptos directores, esta vez este tal Neill Blomkamp no ha hecho el “gamba” hablando de “gambas”, notable bastante alto.

Totalmente recomendable.
[Leer más +]
43 de 54 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Peculiar, pero poco más
En las postrimerías del siglo XX, una inmensa nave extraterrestre llega a la ciudad sudafricana de Johannesburgo donde permanece suspendida y sin señales de vida, hasta que después de unos meses, entran las fuerzas especiales y rescatan a unos extraterrestres en un estado lamentable. Estos, a falta de un plan para retornarlos a su planeta, son confinados en un distrito de chabolas donde son, más o menos, retenidos y en donde se multiplican durante años hasta sobrepasar el millón de “almas” y crear un caos continuo en la gran urbe aneja con una actitud entre incívica y traviesa, al punto de plantearse su traslado a un lugar más seguro para los humanos; eso sí, con todas las garantías y derechos civiles o “humanos”.

Este es el interesante punto de partida de este film proveniente del hemisferio sur. La alegoría entre la Sudáfrica real y peliculera es obvia: sus minorías dominadas y dominantes, sus espacios cerrados confinando al diferente, sus conflictos interraciales; sin embargo, peca la película de un desarrollo argumental poco consistente, apreciando, eso sí, su sabor a serie B. Falta una mejor explicación y exposición de los extraterrestres, presentados, salvo excepciones, como unos bichos con la capacidad de hablar y poco más; el protagonista humano no les va a la zaga, un títere que se va rebelando contra su suerte, aunque ésta sea dar, como en otras tantas películas, su alma a un poderoso artefacto robotizado; no falta para variar la amistad de los protagonistas: humano y bicho, como son llamados en la película.

Se aprecia, ya para acabar, el esfuerzo en la denuncia del miedo a lo diferente; aunque, y mejor pensando, quién, en su sano juicio, no temería vagar por las calles de su ciudad y toparse con unos seres de dos metros y cara en forma de extraño bicho de las profundidades abismales comiéndose el caucho de un, al parecer, jugoso neumático.
[Leer más +]
37 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Excesivamente sobrevalorada para todos los errores que contiene
Distrito 9 es una de esas películas que cumple dos preceptos: por un lado es otra decepción veraniega más y por otro, una serie de "supuestos entendidos" han decidido sobrevalorarla y ya está la legión de fans de turno, sin percatarse de la gran cantidad de fallos que esta ópera prima de Neill Blomkamp atesora.

Me llama la atención que se tilde esta cinta de original. Para empezar, el planteamiento recuerda mucho, muchísimo a Hijos de los hombres, sólo que allí en lugar de ser extraterrestres, eran los inmigrantes quienes estaban metidos en guetos. Por no hablar de la integración de una sociedad proveniente del espacio en la tierra: ¿os suenan Alien Nación, V o Men in Black? (por cierto, de esta última, que es una comedia, tiene más cosas de las que algo concebido como drama pudiera desear).

Después está el estilo cámara en mano, que pareció poner de moda en su día una de las peores películas de todos los tiempos, El proyecto de la bruja de Blair, también visto en Monstruoso o Rec. La diferencia estriba en que dichas películas no abandonaron la mencionada puesta en escena en cuanto les convenía, como hace Blomkamp sin ningún pudor cuando no sabe resolver algunas partes de la trama manteniéndose fiel al estilo documental iniciado.

¿Y qué decir del guión? Por un lado se sirve de algo tan crudo como el appartheid (por si no hubiera referencias evidentes, está ambientada en Johanesburgo), por otro trata al personaje principal como si fuera un remake de La mosca y por último, cuando se da cuenta de que el público va a empezar a aburrirse al descubrir que los secretos esperados sólo son fruto de un magnífico tráiler (el avance fue buenísimo, eso hay que reconocerlo), decide tirar por el camino de película de acción de serie B, copiando lo peor de Independence day (por lo visto es muy fácil utilizar tecnología avanzada extraterrestre), empleando un uso desmedido de las vísceras, la sangre y el mal gusto y dejando a las fuerzas de seguridad de Suráfrica en el más absoluto de los ridículos, al comprobar lo sencillo que resulta entrar y salir de las mayores instalaciones secretas del país.

El último tramo resulta ya insultante, con un robot prácticamente idéntico a uno de los enemigos de Robocop, un final excesivamente explicado por si los que estamos sentados en las butacas somos tontos y no nos enteramos, un malvado villano que termina de la manera más tópica que uno pueda imaginar... Se puede discutir si la película gusta o no, pero ¿original? Sobre eso no hay debate: no lo es, pues, en resumidas cuentas, no estamos viendo más que la ampliación de un corto (Alive in Joburg) del mismo realizador, interpretado por actores inferiores a la media, desarrollado como un refrito mal montado de una serie de películas que sí marcaron en mayor o menor medida su sello en la ciencia ficción, que termina cayendo en todos los clichés y pastiches del mundo.
[Leer más +]
54 de 78 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Empezamos bien pero terminamos absurdamente
La película empieza con un buen planteamiento, se ve como en plan documental se originan los hechos de la película pero a medida que va avanzando el metraje vemos como el director nos va estafando con una serie de acciones absurdas que convierten a esta película en una estupidez bastante grande made in hollywood. Ya nos la puede presentar Peter Jackson (si el mismo que hizo la infumable King Kong) que no pienso caer en mas timos como éste.
[Leer más +]
35 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Muy problemática.
Quiero presentar una reclamación. Ya, ya sé que las reclamaciones al maestro armero, pero es que esta película parece que va a estar bien, que va a ser una buena película y… ¡Es una mierda!
El tío ese que sale, el protagonista, ya casi al final de la película me doy cuenta que es un gilipollas. No ha dejado de gritar ni un momento y total porque se le han caído las uñas y un par de muelas, qué delicado. Así estoy que ahora me duele la cabeza de tanto oírle.
Pero a lo que voy: la película es mala y además lleva un tinte de denuncia un tanto extraño, no sé cómo explicarlo. Pero bueno, da igual, porque nadie lo explica y nadie quiere explicaciones.
El problema está en que he oído que Gallardón quiere hacerles un puente, un puente desde las torres Kio hasta su nave, para que los pobres no tengan que andar pendientes de sus elevadores ¡y no me parece bien! Que bajen la nave a tierra, coño.
Y muchos matrimonios han empezado a solicitar adopciones de niños gamba y lo primero que hay que hacer es informar. Que la gente no sabe que se comen los neumáticos de los coches. Sí, sí, yo entiendo que hay que integrarlos pero hay que avisar de todo, que a más de uno se le puede terminar convirtiendo el brazo en una pata de centollo.
Y el brazo no es lo peor. Porque un brazo con pinzas puede tener sus ventajas, pero...
Lo malo, además, es que ya son dos millones seiscientos mil los que hay en el barrio y, claro, en las próximas elecciones seguramente saldrá de alcalde un gamba y ya están avisando que van a sacar una ley por la que va a ser obligatorio hablar en todos los sitios el idioma gamba y el que no lo haga: multa al canto.
La película es un embrollo y no explica nada de estas cosas, ni de donde vienen, qué les ha pasado... Nada de nada. Anda que lo del tubo de combustible es de argumento malo, malo pero de dar pena. Pobrísimo.
Y por favor, esta crítica es a la película, a la película, repito, que es muy mala. A mi no me ha gustado nada, pero nada. Me temo que no sirve más que para crear un efecto llamada.
Seamos coherentes, luego vendrán las segundas partes, los hombres de negro, los ultracuerpos y al final, por fin, aparecerá Independence Day y diremos que todo es una americanada y una mierda. Seamos coherentes.
[Leer más +]
41 de 61 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Distrito 9 o "Los Garruloaliens"
Bichos capaces de atravesar galaxias con su tecnología, con unos conocimientos muy superiores a los humanos y capaces de crear armas de biotecnología inigualables. Bichos capaces de ser unos adictos a la comida para gatos, comer neumáticos de furgonetas, que no son capaces de entender a una civilización supuestamente inferior a la suya y que se comportan como luchadores de wrestling descerebrados. Bichos recluidos como esclavos en un campo de concentración gigante incapaces de comunicarse con unos seres inferiores en tecnología y de llegar a un acuerdo para reparar su nave y largarse del planeta que tan mal les trata.

La originalidad de la película radica en pintar a la raza humana como unos seres totalmente despreciables resaltando todo aquello negativo que tantas veces se han repetido en otras ocasiones y destinarlo a la tortura de los garruloaliens de turno, aderezando la mezcla con una clara alusión al apartheid sudafricano para acabarlo de inundar todo de un ambiente xenófobo y racista.

Como colofón de la cinta se mezclan en la película un par de "transformers" pegando tiros a diestro y siniestro y haciendo explotar cuerpos humanos con rayos y truenos. A destacar tambíen el recurso semi-gore de la película que parece sacado de las primeras cintas de Peter Jackson, quizá ahí se nota la mano del productor o la influencia del mismo en el director de la película.

Un cócktail de recursos bien agitado pero con un montón de cabos sueltos e incongruencias, remarcar que la película queda abierta para una segunda parte y yo les agradecería que no siguieran adelante con la segunda parte, con una vez ya hay bastante.

Mi puntuación un 5 que sube por el retrato desagradable de la sociedad humana, los escenarios bien cuidados y las escenas semi-gore incluídas en la cinta, y baja por las contínuas incongruencias de la película, la incomprensible garrulería alienígena y el final a lo transformers.
[Leer más +]
25 de 30 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Cuando la ficción se convierte en inverosímil...
Es lo que le ha pasado a esta película, los guionistas se perdieron a los 5 minutos, y una película que podía haber estado bien, la convirtieron en una auténtica chapuza.... No hay ni una mínima parte de la historia que la pueda considerar como creíble, y eso es lo peor que le puede pasar a una película del género, perder toda la lógica....

Lo único que se libra es el formato inicial que introduce la trama, hasta promete y todo, unos minutos de presentación que te inquietan y te abren los ojos lo suficiente para soportar el primer tercio de la película..... a partir de ahí, insufribles las casi dos horas de duración.

La situación de los hechos es de lo más burlesco hacia el espectador, así como la idea conceptual en que se basa y la alegoría que representa. Aludir a un problema social como el Apartheid mediante una película de alienígenas es surrealista, y que encima hayan aterrizado sobre Johannesburgo..... ¿era por si no nos dábamos cuenta?

En fin, mala, malísima, sinceramente no vale la pena perder el tiempo viéndola.
[Leer más +]
68 de 118 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Todo lo que tocamos se convierte en...
Maravillosa película, un 10 absoluto.

Empiezo por el director: Se nota que viene y se mueve en el mundo de los videojuegos. Espectaculares efectos especiales con la nave espacial colgada sobre el cielo de Johanesburgo. Impactantes los extraterrestres, lo único que tengo que reprocharle a la película es el movimiento de cámara que es tan rápido que no me dejaba fijarme en tantas cosas como yo hubiera querido: me hubiera encantado recrear mi vista en todos y cada uno de los detalles del físico de las criaturas y no había manera!

El protagonista es el típico antihéroe, ése que todos llevamos dentro, o casi todos, y que según qué situaciones, sería capaz de cualquier cosa. Me ha gustado mucho el actor, su caracterización, su acento (mejor en versión original).

Pero lo mejor de todo es el guión y cómo lo lleva a cabo. Por fin una película no ambientada en los "protagonistas" de siempre, los Estados Unidos de América, y lo leéis con entonación coñera. Por fin una peli que habla de cómo son los políticos, del tráfico de influencias, de que los mismos que promueven la paz son los fabricantes de armas, de que todos, absolutamente todos somos racistas (blancos-negros, negros-extraterrestres) si nos ponen a vivir por obligación con seres de otros "mundos", de que somos capaces de lo peor y a cualquier precio, y lo peor de todo, que como raza, somos capaces también de contagiar todos nuestros males incluso a personajes de otra galaxia. Lo dicho, todo lo que tocamos se convierte en lo peor de nosotros mismos.

No hay que perdérsela. Peter Jackson ya era para mí una garantía, pero cuando he investigado un poco sobre el director, me he dado cuenta de que este hombre crece y nos ayuda a crecer.
[Leer más +]
32 de 46 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Una película que no es mala, sin más
Los componentes de la película son los siguientes:

* Una buena idea.
* Alguna buena interpretación.
* Efectos especiales muy buenos.
* Una fotografía muy atractiva.
* Entretenida en algunos momentos.
* Aburrida en otros momentos. Hay momentos en los que ya te imaginas lo que va a pasar en los 10 minutos siguientes.
* Un guión regularcete. Los alienígenas podrían haber dado mucho más de si.
* Alguna otra interpretación no tan buena.
* Moralina facilona propia de las pelis malas americanas.
* Por momentos se hace desagradable. La película pretende mostrar escenas "duras" pero se acaban convirtiendo en desagradables sin más.

En resumen, una película con una buena idea que podría haber sido mucho mejor, pero que se queda en una película del montón. Para coger en el videoclub una tarde de domingo aburrida.
[Leer más +]
25 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Una grata sorpresa
Realmente cuando oí acerca de una nueva película de alienígenas, no me esperaba hasta que punto se podía cambiar el cine y marcar un nuevo rumbo.

Sin lugar a dudas, creo estar contemplando un antes y un después del cine de ciencia-ficción.

No es sólo por su trama bien llevada, ni por sus espectaculares efectos especiales, ni por su nuevo punto de vista e imaginación, sino porque además en conjunto, se ha conseguido una película excelente en todos sus sentidos y te deja enganchado a la pantalla hasta el último segundo.

Si Matrix se convirtió en un referente en su momento, ahora lo acaba de conseguir Neill Blomkamp con su fantástico District 9.
[Leer más +]
33 de 49 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo