arrow
8
Genial nostalgia
Esta película estuvo por mi casa desde los 80, en una cinta de sistema Beta... imagináos. Lamentablemente ya no está y, el vídeo para reproducirla tampoco. Siempre he sido muy morbosilla. Me encanta el cine de terror y, ya con 12 ó 13 años la había visto 10 ó 20 veces, porque cuando no había nada que ver, tiraba de lo que tenía por ahí aunque lo hubiera visto en muchas ocasiones.

Es fantástica. Cuando he revisado las últimas críticas y he visto que había tres personas que enviaban un comentario, no he podido resistirme.

Cierto es que mi puntuación puede estar un poco inflada por mi nostalgia y mis recuerdos, pero creo que, objetivamente y, dado lo que hay en este género en los últimos años, se merece ser destacada, por todo: imaginación, actores, puesta en escena claustrofóbica, dosis de sustos y asquitos, etc... Pierde únicamente por el desfase de los efectos, pero si la ves teniendo en cuenta que es de cuando casi usabas chupete... hay algunas del 2000 y más, que no le llegan ni a la suela de los zapatos.

Durante esta época hay muchísimas pelis de este estilo que están francamente bien. Si las ves sin prejuicios y, con las dosis de humor adecuadas, son más que interesantes.

¡Altamente recomendable!

Ciao
[Leer más +]
44 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
¡Viajeros, al tren!
El mítico actor Christopher Lee fue en sus años mozos un gran idealista, pero no de los de hoy, esos que como mucho se encierran dos noches con litronas y petas en los paraninfos de las universidades en contra de Bolonia sin haberse leído el texto.

El inglés se fue a Finlandia a luchar contra la invasión de los comunistas de Stalin, aquella brutal agresión, conocida como la Guerra de Invierno, fue y sigue siendo uno de los capítulos más negros de la SGM que se suele silenciar.

En esta película Lee vuelve a Rusia, pero esta vez a luchar contra un extraterrestre bastante homicida. En realidad no se fue tan lejos, se quedó en los estudios de Madrid y los exteriores se rodaron en Guadarrama. Pero eso sí, les quedó francamente entretenida, una de las coproducciones en las que nuestro país participó y que se desarrollaron en los años setenta de más valor sin lugar a dudas.

Lo más destacado es que está en un terreno hasta entonces casi inexplorado. Tiene ese aire de película de la Hammer, pero ya con imágenes más duras y mucho más directo en el argumento. Y luego lo complicado que resulta mezclar apropiadamente el terror con la ciencia-ficción, dos géneros que aun cercanos, normalmente se repelen como el aceite y el agua, salvo clásicos del estilo a “Frankenstein”. Y aquí la propuesta resulta convincente.

En definitiva, una de esas películas casi de culto, para los que nos gustan estas pequeñas obras, y que aun teniendo mil defectos, que los tiene, siempre nos quedaremos con lo bueno, que también abunda. Muy recomendable.

Nota: 6,4
[Leer más +]
25 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
LA CAJA DIABÓLICA
Un despiporre de película. Razones para verla, hay muchas:
-Christopher Lee y Peter Cushing.
-Un precioso tren a vapor.
-Un argumento delirante, digno de la mismísima Hammer.
-La secuencia del bicho escapista, a lo Houdini. Te mondas viendo al susodicho abriendo candados con una ganzúa que se fabrica él mismo.
-Lo cuidado de los detalles. Hay que fijarse en cómo se cimbrean los cortinajes de los camarotes, que no son tal cosa, claro, que todo se rodó en un plató. Y lo primoroso de la maquetita ferroviaria.
-Ah! y es española. Lo que supuestamente es una estación de la China, en realidad, está rodado en mi barrio. Qué ilusión.

Cutre como ella sola y, sin embargo, altamente resultona. La imaginación al poder.
[Leer más +]
21 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Transsiberian
El corazón tiene razones que la razón no entiende, que dijo aquel (Pascal, me informa Google), y "Pánico en el Transiberiano" es un ejemplo claro de ello; la vi por primera vez en uno de los terrores favoritos de Chicho Ibáñez, y es una de las razones que han hecho de mí un fanático del cine de terror. Vista hoy, tengo que sacar al niño que hay en mí para entender esas razones, porque, sinceramente, nos hallamos ante una película meramente correcta, una serie B aderezada con un reparto de relumbrón, para darle más empaque, pero que no pasa de ahí.

Pero, ¿y el malsano placer que sentí aquella noche, hace ya algunas décadas, cuando la descubrí? ¿Y el escalofrío de terror que me provocó? ¿Y las largas horas en vela, en mi cama, esperando ver brillar en la oscuridad unos ojos rojos? No puedo olvidar todo eso, así que votemos con el corazón (encogido) de aquel chaval y dejemos de lado la razón, por una vez.
[Leer más +]
15 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
En este tren puedes perder la memoria, y también la vida.
Atención pregunta: ¿Qué puede sacarse de una película protagonizada por Christopher Lee y Peter Cushing, esos dos genios del terror inglés, la guapa Silvia Tortosa, y el televisivo Telly Savalas? Pues este producto curioso y muy atractivo que es "Pánico en el transiberiano". Una mezcla de cine de terror y ciencia ficción de serie B, así como misterio y ciertas dosis de intriga muy bien conseguidas.
No he tenido oportunidad de ver más películas de esta época ni de este género, pero si son todas tan aceptables como ésta, me apunto a hacerlo.
[Leer más +]
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
recuerdos de la infancia
Ví Pánico en el Transiberiano cuando se estrenó en un cine viejísimo de mi ciudad. Con doce años y en aquel ambiente tétrico, tengo que decir que me impresionó y durante una semana estuve durmiendo con la cabeza tapada por tal de no ver en mi imaginación los ojos sanguinolentos de las víctimas.
Después de tantos años me ilusionó volver a verla editada y, como no, la compré, pero las sensaciones fueron totalmente distintas a las de entonces. A pesar de ello, creo que es una película digna en su categoría de serie B.

Diamond
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Hasta donde vi, merecía la pena
Como ignoro si después empeora, debo calificarla como mínimo de buena. Seguramente alguien se preguntará por qué entonces dejé de verla. Un problema personal que igual parece una tontería, pero que a mí sí me afecta. Me da mucho asco lo relacionado con operaciones quirúrgicas oftalmológicas y las lentillas ópticas, elementos en los que se sustentan los efectos especiales de esta película. De hecho, llegó una escena en la que tuve que apagarla.
No obstante, si os da igual, no os confundáis. Mezclar en una producción española a dos actorazos como Christopher Lee y Peter Cushing no merma la calidad de una cinta de terror muy digna. Incluso me atrevería a decir que asusta más que algunas británicas de la Hammer o de la American International. Por lo menos en mi caso.
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Pánico en el Transiberiano (1972)
Dos buenas épocas ha tenido el cine de terror español, la actual con películas -más o menos- recientes y taquilleras como Los Otros, El Orfanato, El Espinazo del Diablo, la saga [Rec], Los Ojos de Julia, y subproductos entre los que se encuentra toda la serie B de Fantastic Factory -La Monja, Arachnid, Dagon- y proyectos menos atinados: Ouija, XP3D, Aparecidos, Emergo, Eskalofrio entre muchos otros. La otra era dorada del cine de género patrio fue en los setenta, cuando llegaron la excelente ¿Quién Puede Matar a un Niño?, El Ataque de los Muertos sin Ojos, No Profanar el Sueño de los Muertos, La Noche de Walpurgis y Pánico en el Transiberiano.

Esta última, co-producción con Reino Unido rodada en Madrid, la dirigió Eugenio Martín con el nombre artístico de Gene Martin. La película fue un fiasco en taquilla en España, sin embargo funcionó bien en mercados como el americano, el británico y en Australia. Por aquí se tuvo que conformar con el premio a mejor guión en la quinta edición del Festival de Sitges. Su reparto: Christopher Lee, Peter Cushing, Telly Savalas, Silvia Tortosa, Helga Liné y Alberto de Mendoza.

El profesor Saxton (Lee) encuentra un fósil congelado en el hielo en Manchuria y se lo lleva de cargamento en el tren Transiberiano. Allí se reencuentra con un compañero de profesión, el Dr. Wells (Cushing), con quien unirá fuerzas cuando el fósil cobre vida, escape y se muestre como un extraterrestre con la capacidad de suplantar la identidad de los pasajeros del tren con los que se cruce -añadir la tendencia de la mayor parte de los extraterrestres en el cine, matar-.

Me gustaría compartir el entusiasmo de la gente que en su momento disfrutó y se asusto de las imágenes de Pánico en el Transiberiano, pero la verdad es que el tiempo ha hecho mella en ella. Empieza interesante, con un argumento con base científica similar a la de ¿Que Sucedió Entonces? (1966), pero a partir de la aparición de la bestia pasa a ser una sucesión de escenas de terror con el acabado de la peor serie B, con sustos vistos hoy, inofensivos. Se dan lugar en la corta hora y veinte de Pánico en el Transiberiano un peludo y cutre disfraz de extraterrestre, chirriante y psicodélica banda sonora, flojos personajes y malas interpretaciones, y de entre ellas una lamentable, la de un Telly Savalas (Kojak) interpretando a un cosaco, montando un show los cinco minutos que sale.

Pese a eso -que no es poco- la película tiene su gracia, ver a los Drácula y Van Helsing de la Hammer (correctos Lee & Cushing) formar equipo, apuntes de guión que traen a la mente la versión anterior y posterior de El Enigma de Otro Mundo -extraterrestre congelado en el hielo que revive para suplantar identidades y crear una nave espacial-, la resultona ambientación, y las blancas lentillas que caracterizan a las víctimas que en los últimos quince minutos reviven como zombies -porque sí, también hay zombies-.
[Leer más +]
6 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
No estaba muerto, estaba de parranda
Bien interpretada (sorprende Silvia Tortosa), contando con actores clásicos del género y otros no tanto, posee una inteligente trama más cuidada de lo común, lo que la hace destacar sobre sus congéneres. Curiosos efectos especiales basados en lentillas, y buena música incidental de melodía pegadiza (aunque algo psicodélica a veces).
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Digno terror español
Entre finales de los años 60 y mediados de los 70 hubo una especie de fiebre de cine de terror en nuestro país. La inmensa mayoría de esas películas son auténticos bodrios y muchas deben de encontrarse entre las peores película de la historia del cine, pero incluso en ese gran estercolero se pueden encontrar 4 o 5 películas bastante dignas. Una de ellas es PANICO EN EL TRANSIBERIANO.
Y es que esta película, además de sus virtudes artísticas, cuenta con un presupuesto bastante mas elevado de la media de esos subproductos que se fabricaban como salchichas en esos años; Se construyó vagón a vagón con todo detalle el Transiberiano del titulo en el que transcurre la mayor parte de la película. También se nota el presupuesto en la abundancia de extras y su vestuario de época (la acción transcurre a principios del siglo XX). Los efectos especiales y de maquillaje también son destacables e incluso el "monstruo" resulta bastante convincente visto hoy en día.
Prueba de que no estamos ante otro bodrio de terror mas de la época es la presencia de dos actores extranjeros de prestigio dentro del género; Christopher Lee y Peter Cushing. También se contrató a Telly Savalas que hace una magnifica interpretación del salvaje, y en ocasiones cómico, jefe de los cosacos. Además de estos actores extranjeros, la parte interpretativa de la película se beneficia con la presencia de actores patrios de calidad como Julio Peña y Ángel Del Pozo, este ultimo interpretando a una especie de monje loco.
Otros aspectos como la música (compuesta por John Cacavas) algo completamente descuidado y zafio en este tipo de películas, son de una calidad inusual con una banda sonora eficiente en la que hay que destacar una bonita melodía que cobra bastante protagonismo durante la película.
La historia tiene buen ritmo narrativo y se sigue con interés no aburriendo en ningún momento. Desgraciadamente, tampoco se puede decir que estemos ante una película redonda por culpa de varios fallos en el guión y en algunas situaciones que se plantean. El mas llamativo e irritante de todos es el final en el que, sin saber porque y muy oportunamente...(en spoiler).También hay que decir que alguno de los fallos argumentales de la película pueden ser debidos a cortes que se le hicieran en su día.
A pesar de estos defectos es una película muy digna y simpática y recomiendo a quien le guste el género que intente verla porque merece la pena.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
EL TREN DEL TERROR
Co-producción hispano-británico enmarcada dentro del género fantástico y cuando la Hammer ya era una productora que empezaba a decaer. No obstante el director Eugenio Martín supo convocar actores de talla internacional como Christopher Lee, Peter Cushing o Telly Savallas, que aquí congenian para desvelar el origen de los misteriosos asesinatos que se suceden durante el trayecto iniciado desde la frontera chino-rusa.

Ambientado en 1906, el antropólogo Alexander Saxton (Christopher Lee) lleva entre su equipaje los restos de un misterioso fósil mitad humano, mitad animal y que despierta la curiosidad de algunos pasajeros, entre ellos el doctor Wells (Peter Cushing).

Y en el pasaje no faltan aristócratas, espías, monjes ortodoxos, policías curiosos y cosacos que poco a poco van siendo acosados por la misteriosa criatura que pulula en el tren. La aportación española en ésta “historia para no dormir” está formada por actores como Alberto de Mendoza, Helga Liné y Víctor Israel (que no está muy claro si es el monstruo que le asusta a él o viceversa).

Un buen momento para el cine fantástico español que empezaba a enseñar sus garras con otros films ejemplares como la tetralogía templaria del gallego Amando de Osorio; Chicho Ibañez Serrador y su “¿Quién Puede Matar a un Niño?” (1973) o una modesta colaboración de Christopher Lee con Jesús Franco en “El Conde Drácula” (1970), como claros ejemplos de la resurrección de un género que todavía no se había cultivado en España. Eugenio Martin destacaría en el género con otras películas “Una Vela para el Diablo” (1973) o “Aquella Casa en las Afueras” (1980).
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Clasicazo setentero
Uno de los mejores ejemplos del cine de terror, suspense y fantasia que se rodaba en España en la década de los sesenta y que abanderaba el gran Paul Naschy. Y es que no es moco de pavo reunir en una misma cinta a los dos grandes del cine de terror Hammer como eran el duo Christopher Lee y Peter Cushing, una pareja que hace que el film gane en personalidad, y por que no, en categoria. "Pánico en el Transiberiano" es una gran cinta de de serie B, fiel a sus principios, con momentos algo cutres pero que la hacen especial. Se nota en ella que el paso del tiempo le ha hecho mucho daño, pero que más nos da si lo que realmente importa es que nos hace pasar un muy buen rato, entretenido y aplaudible. Así pues quitaros los prejuicios y disfrutarla como se merece.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Éste sí que es el abominable ¿hombre? de las nieves
"Pánico en el Transiberiano" tiene la fortuna de combinar una serie de características que para mí la hacen especialmente atractiva. Primera, la película está ubicada geográficamente bajo el Imperio Ruso de los Zares, que como ya deberías saber, es uno de mis favoritos. Segunda, temporalmente se sitúa en 1906, una época, finales del XIX y principios del XX, pongamos hasta 1920, que es de lo más sugerente. A este respecto, por ejemplo, la moda femenina es extraordinariamente favorecedora. Resulta casi imposible no estar guapa con el look de Silvia Tortosa cuando está tocando el piano, y desde luego, ella lo está. Tercera, la trama tiene un comienzo colonial, pues nos encontramos en la China de las concesiones internacionales. Cuarta, los trenes si ya de por sí son preciosos, ¿qué decir del mítico Transiberiano? Quinta, este cine español de finales de los 60 y primera mitad de los 70, la misma España tardofranquista, tiene cierto encanto, lo confieso.

Ahora bien, sobre esto último hay cierta polémica pues en esta página se la considera inglesa y en otras, hispano-británica. Sin embargo, siempre he considerado a esta obra como española y así, viene en el DVD, que por cierto la califica con mucho ojo como "cine de terror español bizarro". Sea como fuere estamos ante una trama que va más por la aventura incluso detectivesca que el miedo: una momia que lleva dos millones de años congelada es desenterrada y llevada en ferrocarril, donde empieza a causar estragos. En este punto se cometen una serie de inexactitudes que no son importantes pero que revela extrañas divergencias. El hallazgo no es en Manchuria sino en Sichuan. Aparecen en la Concesión Rusa en Pekín, más bien habría que decir Legación, pero luego hablan como si hubieran salido de Shanghai y por último, el Transiberiano no llegaba a la capital china, en todo caso, sería el Transmanchuriano. Con todo, resulta un viaje fascinante.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
sensación de susto continua
Vi esta película de chaval y me espeluznó. Se ha ido desgastando con el tiempo, pero me hace experimentar escalofríos todavía.
La contrariedad es que aparenta demasiado parsimoniosa hoy, pero la sensación de susto continua ahí. Los intérpretes españoles se alternan con artistas internacionales de la talla de Peter Cushing y no pierden en absoluto. Es terrífica. Es una serie B plausible.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Temor
En un expreso de otros tiempos, de aspecto victoriano, viaja el personaje encarnado por Cushing. Hay allí sucesos extraños, dado que en el interior de sus vagones, esporádicamente aparece una mano obscura que ataca a los pasajeros. Por fin aparece un ser de aspecto extravagante, con una mirada muy particular, se diría que imantada. En el tren viaja, además, un científico que tiene una teoría relativa a un fósil que podría estar vinculado al caso. Sin embargo, las cosas se complicarán más cuando investigadores rusos -capitaneados por el actor Telly Savalas- crean que están ante hechos puramente criminosos, sin relación a nada extranatural. El film se deja ver, no podría decirse que es de otro planeta, pero dentro de una tónica sin excesivas pretensiones artísticas, tiene su interés para pasar un rato entretenido.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
El Expreso del terror
Conjugando con precisión los elementos de CF de base con otros totalmente de cine de terror (e incluso elementos de aventura exótica), se logra un eficaz ambiente claustrofóbico, tenso y molesto, de “look” impecable (gracias a la estupenda fotografía y la detallada dirección artística, así como de un tono “pulp” coherente con los patrones del género). También es de agradecer la implicación del reparto internacional (tanto de Christopher Lee como de Peter Cushing y también Telly Savalas), y cierta exhibición de bellezas nacionales con Silvia Tortosa y Helga Liné al frente.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Un clásico de nuestro cine
Quizás "Pánico en el Transiberiano" en la filmografía internacional es una de monstruos como tantas otras de la Hammer, pero para el cine español, este filme es un hito, por cuanto supone un alejamiento del guetto en el que se acomodaron las películas de este género en España, encorsetadas en las series B a Z, con escasos medios y aprovechadas para saltarse la censura con escenas atrevidas y desnudos de medio pelo.

"Pánico en el Transiberiano" es un magnifico film de terror de aquellos años, con una dirección que nada tiene que envidiar a Terence Fisher, el artesano por antonomasia de la Hammer, con un oficio y saber hacer nada habitual en el cine español, con habilidoso empleo de las luces, de los espacios estrechos, de la oscuridad, con la creación de escenas de thriller, sustos bien llevados y una excelente dirección de actores. Y apoyado en un buen guión, que bebe de otro clásico como es "El enigma de otro mundo".

Buen filme, imaginativo y entretenido. Una joya del cine español.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
El tren de la bruja
Tal vez hubiese tenido que mirar con los ojos de ayer para poder disfrutar de esta película hoy. Sin duda hace veinte años mi nota hubiera sido bien distinta, pero el tiempo no perdona... a nadie. Puedo tolerar que una película se vista de solemnidad e invente todo un panteón de deidades, seres y ritos: cuando asumimos que lo que vemos es ficción sin pretensiones todo es perdonable. Me molesta sin embargo que esa solemnidad use la ciencia como pretexto para validar cualquier cosa y hacerla pasar por factible (cinematográficamente hablando se entiende). ¿Que no sabemos cómo hilar algún detalle del argumento?, pongamos a un ingeniero que no cesa de llenarse la boca con él título. ¿Que esta realidad se nos queda pequeña?, usemos a un paleontólogo que nos invente una. ¿Necesitamos perspicacia? un doctor polivalente vendrá bien. Y así sumamos y seguimos. ¿Que más puedo decir? Termino antes si comento alguna cualidad positiva: está medianamente bien ambientada, para estar rodada en Madrid digo. Si es que lo nuestro nunca fue el terror.
[Leer más +]
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Sorprendente
Iba yo a ponerme, tan feliz, a hacer el comentario jocoso-festivo de la peli de marras, y resulta que ya está casi todo dicho. Por dármelas de pedante, diré que es claramente una película ecléctica, o sea, que no hay por dónde cogerla (en el sentido español del término). Coincido plenamente con que es una película soprendentemente innovadora y original, pero con unos efectos especiales de juzgado de guardia un sábado por la noche. Horribles. El ambiente de terror, suspense o incluso de pánico están muy bien llevados, en ocasiones con un acompañamiento musical adecuado, y en otros con una música que ya de por sí da grima. De hecho, yo creo que solo les falta hacer el sonido de una uña en una pizarra para poner toda la gama de sonidos chirriantes. Las poses de los actores son, por decirlo suavemente, histriónicas en tercer grado. Se pasan tres pueblos, en román paladino.
Por lo demás, no me ha desagradado, pero en la balanza de lo bueno y lo malo, el cuerpo no me pedía darle más de un seis.
A ver si hacen la segunda parte...
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Magníficos defectos.
Coproducción británico-española dirigida por el estimable Eugenio Martín, no por casualidad aquí manejando un reparto de figuras del género de terror (Lee/Cushing), que logra un magnífico trabajo en base a una jugosa historia y su propia pericia en la narración, así como otros aspectos técnicos (fotografía de Alejandro Ulloa). Pese a sus obvios (d)efectos especiales (el tren de juguete, sangre falsa, muñecos en lugar de humanos), tiene encanto en todo momento y produce una placentera sensación de defectuoso artefacto de un género nada huérfano de ellos. Muy buena colaboración de Telly Savalas, es en cierta medida un clásico de los 70.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo