arrow
6
Lo sé, soy un sentimental
Quien diría, que después de un inicio tan atropellado, soso y aburrido los Weitz levantarían esta película para convertirla en una de las más gratas sorpresas que me haya llevado últimamente. Así, después de un primer tramo bastante flojo, los hermanos reavivan la trama aportando elementos más interesantes que las poco sugestivas voces en off de Will o sus irrelevantes desmadres amorosos, y haciendo que los dos protagonistas, tanto el caracterizado por Grant como Marcus, se transformen en los principales engranajes del proyecto.

Y es que me encanta como se desarrolla la mentalidad de un sujeto como Will a lo largo del film, en un principio un tipo bastante ficticio y superfluo que, a medida que va viviendo distintas situaciones, va tomando responsabilidad de como y porqué debe reaccionar de un modo u otro, transformándose en una persona más fructífera para quienes le rodean y, sobretodo, mucho más sincera de lo que jamás se hubiese estimado durante el inicio. Quizá el personaje de Rachel quede bastante descuidado, puesto que se le podría haber sacado más partido, y sólo llega a deslumbrar en un par de secuencias donde desmuestra ser bastante perspicaz. También Nicholas Hoult se comporta, dando la réplica a Grant de una personalidad un tanto distinta, quizá más extraña y distante, pero tierna una vez has tomado contacto. Eso sí, el doblaje de dicho personaje es HORRIBLE.

El toque gamberro que aportan los realizadores resulta sugestivo en varias ocasiones, funcionando a la perfección algunos diálogos interiores, que tan poca fortuna habían cobrado en un inicio, y resultando bastante divertidos en según que circunstancias. Asimismo, resulta harto amena la dirección, que sólo se hace un tanto pesada durante el periplo inicial, pero que resuelve la papeleta del mejor modo posible. Otra de sus grandes bazas, es una impresionante banda sonora, una joya en estado puro que merece un excelente por mi parte.

Si a ello añadimos que Grant ofrece uno de sus mejores registros, el relato es bastante entrañable y, pese a ser rematadamente predecible en su final, funciona y conmueve, podriamos decir que About a boy es una de las cintas más agradables que hayan podido rondar la senda del algo desafortunado últimamente humor inglés. Para pasar un rato de lo más simpático.
[Leer más +]
38 de 43 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Historia atípica sobre gente con problemas de inadaptación
"Un niño grande" podría haberse quedado en una sencilla y superficial peliculita sobre enredos familiares, con mucho lío disparatado. Pero no. Nos ofrece una historia bastante más interesante, con trasfondo.
-No se trata sólo de una comedia. Tiene muchos puntos divertidos, pero además ofrece momentos verdaderamente dramáticos. Los problemas de Marcus, el niño, nos conmueven. Ese chico que, por causa de sus problemas familiares, se siente perdido y no tiene más remedio que madurar prematuramente y buscar en Will (Hugh Grant) una especie de figura paterna o amigo que le ayude a paliar su soledad... Su desamparo nos cala hondo a veces. No es necesario un gran drama para transmitir esa sensación.
-Will es un tipo sin oficio ni beneficio que no tiene que trabajar para ganarse la vida, con alergia al compromiso y a la familia. Es un solitario redomado que siempre busca su propia comodidad en relaciones esporádicas que no le impliquen demasiado emocionalmente. Pero su mundo cómodo se verá alterado cuando Marcus entre en su vida.
-Entre esos dos seres inadaptados se establece, por pura necesidad, una extraña relación que los irá vinculando emocionalmente y que ayudará a ambos a superar algunos de sus problemas. Es divertido ver cómo se va entablando una poco convencional amistad entre ellos, que parecen los menos indicados para ello.
-También es una historia sobre familias rotas y desestructuradas. No hay familias idílicas. Will es un solterón empedernido, Marcus es hijo de una mujer soltera maníaco-depresiva, las mujeres con las que sale Will son todas divorciadas o separadas con hijos...
-Las citas de Will (en una de ellas conoce a Marcus) y su hábito de mentir a sus ligues para hacerse encantador, dan lugar a situaciones a veces un poco extrañas, con multitud de escenas humorísticas y, en ocasiones, tristes.
-Las voces en off de Will y de Marcus van narrando ocasionalmente.
-La trama evoluciona con fluidez, sin hacerse pesada.
Lo cierto es que me gustó. La vi hace algunos años, cuando se estrenó, y salí contenta del cine. He vuelto a verla alguna vez en la tele y me sigue gustando.
Bastante recomendable, incluso aunque no sean adeptos del rey de la comedia romántica Hugh Grant. Aquí su interpretación tiene más profundidad y matices más variados que en otras de sus películas y el cambio que va experimentando su personaje es creíble y cercano.
[Leer más +]
25 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Sentidos...
Una nota demasiado elevada?

Pues quizá he exagerado un poco pero no del todo, siempre me ha parecido bien que los personajes piensen de forma diferente de lo que dicen, para quedar bien...

Aquí, Hugh hace un buen papel, donde interpreta lo que muchos desearían ser, es decir, gente independiente, con dinero, y sin ataduras, y se refleja que clase de pensamientos tiene.

Y también cómo evoluciona, y se da cuenta, que merece la pena que te importe alguien más que no tu mismo, y es cuando le das más valor a las cosas.

Más que valorar a la película, valoro el mensaje que intenta dar.
[Leer más +]
22 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Cuando “yo” se convierte en “nosotros”
Han pasado nada más y nada menos que ocho años desde el estreno de esta película hasta que la he visto. ¿Por qué? Porque pese a su buena acogida crítica y comercial en el momento de su lanzamiento, una comedia dirigida por los creadores de American Pie y con Hugh Grant de absoluto protagonista, no podía darme más pereza.

Pero me he llevado una gratísima sorpresa al revisar Un Niño Grande, cuando he encontrado una cinta mucho más profunda de lo que me esperaba, una comedia mucho más irónica de lo habitual, y un Hugh Grant que deja atrás lo insoportable y lo soportable para convertirse de una vez por todas en un actor (aunque sólo lo haya hecho en contadas ocasiones).

Un niño grande habla de gente solitaria y perdida, de románticos incurables (en el fondo de si mismos), y de lo que ocurre cuando “yo” se convierte en “nosotros”. A esa disyuntiva llega el protagonista, un hombre pagado de si mismo, en cuyo mundo no hay nada excepto él, el retrato perfecto de un vividor en nuestros días. Pero a un hombre cuyo mayor compromiso es la hora en el spa y cuyo bien más preciado es su equipo de música Bang & Olufsen, se le presenta una situación inesperada cuando por accidente entra en la vida de un solitario niño (excelente Nicholas Hoult) y de su madre, una hippie maniaco depresiva (inconmensurable Toni Collete), que sin quererlo le hacen ver sus propias carencias afectivas y la innegable necesidad de amar y ser amado que tenemos cada uno de nosotros.

Y con semejante argumento, los directores Paul Weitz y Chris Weitz, emocionan al espectador por su realista retrato de las sensibilidades contemporáneas, con un guión magnífico que rebosa ironía e inteligencia; y utilizando el montaje, el diseño de producción, el vestuario y la música, cuentan la historia, lo que sin duda diferencia a una buena película de las demás.
[Leer más +]
13 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Ojo al dato: comedia romántica con Hugh Grant sin besos. Esto hay que verlo.
Increíble pero cierto. Comedia romántica (ufffffff), Hugh Grant de cabecilla (aaaaarrrgggg), los autores del engendro "American Pie" al mando (puaaaaggg)... Diossss, cómo me he puesto a ver esto?

Pues muy fácil. Mis pretensiones (encomiables, diría yo) eran ver "Brigadoon", un musical de Vincente Minnelli bastante alabado por la crítica, un clásico, algo reconfortante para el espíritu y formativo para mi intelecto de cinéfila. Ayyyy, señor, pero el hombre propone y el cine dispone. Fue ver la primera escena musical con unas vaquitas de fondo y un montón de gente saltando y bailando y todas mis buenas intenciones se fueron al traste. Agarré el mando a distancia y comencé a apretarlo compulsivamente y hasta diría que convulsivamente.

Y qué me encontré? Pues a Hugh Grant. Sí, qué horror, pero al lado de las vaquitas cantarinas un alivio mayúsculo. Total, que digo "bueno, mira, así mañana lo puedes volver a poner verde en tu crítica. No hay mal que por bien no venga. Más se perdió en Cuba". Casi todo mi repertorio refranero sale en mi ayuda y suelto el mando. Veamos este bodrio.

Y, oh, sorpresa mayúscula. Me lo estoy pasando bien y hasta puedo mirar los tics de Hugh Grant sin tener que rascarme por el sarpullido. Resulta que el guión me parece inteligente (ojo, sin exagerar, sólo a ratillos), que la historia, dentro de lo que es, me divierte, y que me encuentro a una tremendísima Toni Collette haciendo de perroflauta depresiva que casi casi consigue que a Hugh ni lo vea. Coño, que hasta el niño me parece soportable, dentro del repelús natural que me provoca normalmente la infancia en el cine.

Ni siquiera es una historia de amor, que es lo que más me gusta de esta supuesta "comedia romántica". O al menos no de amor romántico. O al menos eso aquí es secundario. Joder, por no haber creo que no hay ni besos. Alguien ha visto alguna vez una comedia romántica americana sin besos? Pues en ésta no hay, y si los hay yo no los he visto. Es un milagro? Tal vez. En todo caso siempre se lo agradeceré a Vincente Minnelli, el padre de la gran Liza, y a sus vaquitas.

Lo mejor de todo en el cine es la sorpresa; cuando esperas un truño de tomo y lomo y casi miras la peli acojonada con los ojillos entrecerrados, y te encuentras algo que ni por asomo podías imaginar.

Oye, no os entusiasméis, que tampoco es la hostia. Sólo es... que se puede ver sin vomitar. Vedla y juzgad.
[Leer más +]
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
La mejor de Hugh Grant.
Menuda sorpresa. ¡Menuda sorpresa!.

Nunca me hubiera imaginado que una "comedia" de Hugh Grant fuera tan buena. Todo parecía indicar lo contrario. Otra película más para pasar el rato con un actor como protagonista que personalmente (por cualquier tipo de razón) me cae bien pero que todos sabemos qué tipo de películas hace. Me esperaba ver cualquier historia creada para no pensar demasiado y olvidarla al día siguiente.

Pero qué equivocado estaba.

Un niño grande no es sólo la mejor película de Hugh Grant, es un peliculón.

La forma de envolver un hecho tan dramático, tan duro, en una "comedia" con el rey de las comedias románticas, es tan original como acertado.

La historia del niño es tan sumamente agónica, tan difícil, tan complicada, tan triste y tan dura que sólo aquellos que la viven podrán saber cómo y cuánto se sufre. La pesadilla de estar siempre preocupado por lo que pueda estar pasando en tu casa cuando tú no estés es horrible, la soledad en la que te encuentras es un infierno, la impotencia ante una enfermedad de este tipo es lo peor que pueda haber. Todo esto lo refleja perfectamente la película.

Y en esta historia se introduce un agente externo que resulta ser aquel que menos podríamos imaginar; Hugh Grant.

Qué hace una tercera persona en una situación como esta, qué ve, qué piensa.

En fin, una grandísima y gratísima sorpresa, totalmente recomendable.
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Una gran película.
La verdad que es recomendable ya que es una muy lindo film para pasar un buen momento. Los personajes son muy humanos y es inevitable sentirse identificado con alguno de ellos. Los que somos hijos de madres separadas mucho más todavia. Tiene grandes actuaciones en especial Hugh Grant que esta fabuloso. Se destaca en el papel de la mama del niño Tony Collette.
[Leer más +]
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Un niño grande
La historia es muy simple, pero está muy bien realizada sin duda, muy bien hecha. Te ríes mucho con la película, sobre todo con Will, un personaje a destacar, magníficamente interpretado por Hugh Grant que lo hace de maravilla, un notable alto para él. También quiero destacar como personaje a Marcus, vaya personaje (y nunca mejor dicho), pero que se podía esperar con el padre y la madre que tiene, de tal palo tal astilla. Y nada más, pero quiero volver a destacar lo bien que está hecha la película y a Hugh Grant, que está genial. Os la recomiendo, es muy entretenida y divertida.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Niño grande, grande chico
La historia es muy simple, pero está muy bien realizada sin duda, muy bien hecha. Te ríes mucho con la película, sobre todo con Will, un personaje a destacar, magníficamente interpretado por Hugh Grant que lo hace de maravilla, un notable alto para él. También quiero destacar como personaje a Marcus, vaya personaje (y nunca mejor dicho), pero que se podía esperar con el padre y la madre que tiene, de tal palo tal astilla. Y nada más, pero quiero volver a destacar lo bien que está hecha la película y a Hugh Grant, que está genial. Os la recomiendo, es muy entretenida y divertida.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
comedia
Que gran sorpresa encontrarme esto de vez en cuando. Se puede decir que si hiciera una comedia intentaria hacer algo parecido. Muy buena. Grandes actores, grandes temas con gran sensibilidad, gran puesta en escena y desparpajo para tratar con cierta "seriedad" la vida en la actualidad.
[Leer más +]
8 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Hugh Grant es una isla en "Un niño grande". Pero no una isla cualquiera, ¡es Ibiza!
Simpática comedia británica que tiene como eje principal la amistad sincera y apoyo mutuo que surge entre un despreocupado adulto y un preocupado niño. Ambos tienen dos puntos de vista reflexivos sobre sus filosofías de la vida que nos muestran en su voz en off (ya sea la vida acomodada del inmaduro y despreocupado pero aparentemente feliz personaje de Hugh Grant, con monólogos interiores cargados de una ironía ingeniosa algo maligna y criticona, pero también sincera. O la vida con más dificultades del maduro y responsable pero temeroso Marcus, con unos monólogos internos mucho más inocentes y altruístas).

Su guión es entretenido, inteligente y cargado de una ironía amable. Todas las situaciones cotidianas y rutinarias están muy bien sacadas adelante (incluso se roza de manera acertada el tema de la gente depresiva), y sus personajes se nos hacen empáticos e identificables (sobre todo los dos protagonistas y el personaje de Toni Collete). A esto hay que añadirle una buena realización detrás de las cámaras de los hermanos Weitz y una excelente música pop inglesa.

"Un niño grande" no es de esas comedias con las que se sueltan risas y risas, sino de las que captan la atención por su inteligente mordazidad, y que dejan buen sabor de boca por estar cargadas de buenas sensaciones. No hará pensar mucho, no nos mostrará nada nuevo, ni impactará, pero es ideal para pasar una tarde relajada sin rebañarnos muchos los sesos
y acabando con un agradable regustillo tras verla.

Lo mejor: Hugh Grant como Will (este actor no suele gustarme, pero aquí parece nacido para este personaje que le sienta como un guante) y sus pensamientos en off.
Lo peor: ...
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Entretenida
No me planteé ver esta película, y no pensé que me fuera a gustar, pero Hugh Grant es un actor que me gusta demasiado y al final no lo pude resistir. Me encontré un film ameno, entretenido y con una muy buena actuación de Hugh Grant, genialmente acompañado por la exquisita Rachel Weisz y por la sorprendente Toni Collette, además Nicholas Hoult es toda una revelación.
Muy amena, pero por otro lado también previsible, no por ello desmerece que se le ponga buena nota ya que se disfruta viéndola.

Mi nota: 7.2
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Every man is an island, and I'm Ibiza
No he leído la obra de Nick Hornby, pero por las adaptaciones que he podido ver –“Alta fidelidad” y “Un niño grande”-, creo que sabe retratar de una forma no por cómica menos contundente las dudas de los Peter Pan actuales, treintañeros solteros alérgicos al compromiso que de repente un día, por un hecho extraordinario, se dan cuenta de que igual no es tan malo crecer.

“Un niño grande” toma como protagonista un soltero vividor que, gracias a los derechos de una canción navideña compuesta por su padre años atrás, puede vivir holgadamente en su loft londinense sin tener que preocuparse más que por su aspecto y por su ligue de esa temporada. Es un tipo sumamente alejado de la realidad, pero sin embargo y a pesar de sus defectos consigue ganar nuestra simpatía. Ahí es donde Hornby, o en este caso Paul Weitz -director y guionista del filme- aciertan; humanizan a alguien que es una isla, como al propio personaje le gusta decir, y vive a su aire, pero que al fin y al cabo tiene buen corazón.

Hugh Grant es este personaje. No lo interpreta, es él. No es algo malo, sino que probablemente él haya representado a lo largo de sus trabajos la quintaesencia de una generación de hombres despistadillos, acomodados, un punto egoístas, irónicos y preocupados por sí mismos que a pesar de todo, insisto, son buena gente a su manera y tienen sus dudas, al igual que todo el mundo (escribiendo esto también me viene a la cabeza, salvando las distancias, el Fry de Futurama).

Por eso en este filme no importa tanto la trama narrada como el seguimiento de ese personaje simpático que, al acabar el filme, sigue siendo Peter Pan, sí, pero un poco más maduro y perfectamente consciente de quiénes son su Wendy y sus Niños Perdidos.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Típica pero diferente.
Basada en el libro «About a Boy» del autor Nick Hornby.
Una cinta interesante. Una comedia romántica diferente que se mezcla con toques dramáticos creando un film bastante ameno.
Con un reparto amplio e inesperado, un guion bien adaptado, la historia aunque parezca típica la hacen resaltar pequeños detalles como la narrativa de los pensamientos y mantiene su corazón en todo momento.
Fue nominado a un Premio Óscar como Mejor Guion Adaptado.
Lo mejor: La forma narrativa y el original reparto.
Lo peor: El peinado de Toni Collette.
Mejor escena: El concierto.
Las frases: Mi vida se compone en unidades de tiempos.
Para ayudar a la gente hay que creérselo.
¡¡Yo soy una isla, joder!! ¡¡Soy Ibiza!!
Ningún hombre es una isla (Markus citando a Jon Bon Jovi).
Tú das sentido a mi vida.
Curiosidades: Al principio de la película Markus dice que su vida sería mejor si él fuera el niño del Sexto Sentido (refiriéndose s Haley Joel Osment). Curiosamente ambos niños comparten madre en la ficción, Toni Collette.
Otras cintas del director: American Pie, El circo de los extraños y Ahora los padres son ellos.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Así da gusto
Ácida, maravillosamente escrita, llena de buenas actuaciones, con un encanto sin par y con una elegancia que ya quisieran para sí otras películas. Se nota la base literaria de Nick Hornby, llena de ironía y mala baba, pero sin renunciar al romanticismo y los momentos tiernos propios de la mejor comedia romántica británica. Hay secuencias absolutamente brillantes, como todas las que comparten Will y Marcus (y muy especialmente la del festival infantil), y todo el reparto brilla a enorme nivel, desde el entonces pequeño Nicholas Hoult (hay que ver cómo ha empollinado el chaval) hasta un Hugh Grant mucho más soportable que de costumbre, pasando por las siempre excelentes Toni Collette y Rachel Weisz o la debutante Natalia Tena.
Más que recomendable, ejemplo de la mejor tradición de la comedia inglesa, que siempre es la mejor y la más inteligente.

Lo mejor: Todo el reparto y la constante acidez de la propuesta.
Lo peor: Le sobran unos minutos.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Niño grande, guión pequeño
El problema de ver una película después de leer el libro en el que se basa es que pueden pasar dos cosas: que cumpla tus espectativas o que las tire por la borda. Por ejemplo: El señor de los anillos es una buena adaptación, el club de los poetas muertos es otra buena adaptación,... Un niño grande... es una pésima adaptación.
La historia nos narra un personaje muy materialista y egoísta que no trabaja ya que su padre escribió una canción de navidad que le genera un pastón en derechos de autor y que gasta su tiempo ligando. Por otro lado tenemos a un chaval de 12 años cuya vida es un desastre: le pegan en el colegio y su madre es una suicida en potencia. Por supuesto la historia se puede predecir a partir de lo que acabo de decir.
La primera mitad de la película es, más o menos, el libro. Le falta la profundidad de Hornby, pero no está mal. No obstante a partir de la mitad empiezan a aparecer escenas que no me suenan de nada para acabar por inventarse un final que nada tiene que ver con la versión original de la historia. Para muestra un botón: Toda la trama se desarrolla paralela a los últimos meses de vida de Kurt Cobain. En el libro se habla del Nevermind y de Nirvana... En la peli no se menciona ni una sola vez. Y no es que sea un dato curioso en la novela... la trama...
En fin.
Fracasado el deseo de ver una buena adaptación me centro en la peli y tenemos al Hugh Grant de siempre, en el papel de siempre, con los tics de siempre y la pastelada de siempre. El tipo se empeña en todas las películas en aparecer como medio tonto, ingenuo.
Del resto de actores podemos decir que están correctos en sus papeles sin aspavientos.
Finalmente la peli es para verla con la novia una noche de estas que no te apetece calentarte el coco y que sólo piensas en poner algo que pase sin pena ni gloria para ir a dormir y mañana será otro día.
[Leer más +]
5 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Simpática Comedia.
Tras rodar "American Pie" el director Paul Weitz al parecer decidió dejarle a otro (el directo J.B Rogers) seguir con el legado y decidió rodar junto con su hermano una historia simple pero británica.
Y es que parece mentira que en vez de ir a los sencillo y lo superficial, los directores hayan buscado labrar unos sentimientos sobre ambos personajes.
Y es que Nicholas Hoult (X-MEN first class) no es solo un chico normal para Grant, es su contacto para demostrarle que vive en la realidad y no es un simple títere que vive a costa de su padre.
Aunque para mí sobra el personaje de Toni Collette, la madre suicida de Hoult, no es que sobre pero aparece demasiado.
Un buen guión, un gran Hugh Grant y un doblaje de pena para un film muy notorio y aceptable.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Un niño grande, una pequeña sorpresa.
Entretenida comedia, cuyo resultado se hace reconfortante y que se convierte en toda una agradable sorpresa. Resulta que a mí, Hugh Grant tampoco es que me cause demasiada simpatía, aunque reconozco que no es mal actor y que el personaje que se esconde detrás de esta comedia me cae bastante bien, por estar tratado al igual que muchos de los componentes por los que se sustenta la cinta con bastante realismo y que sus dotes interpretativos, para el caso no son malos.
Para mí el guión de este film no es que sea nada del otro mundo, y debo reconocer que el comienzo de la cinta no me resultó demasiado de mi agrado. Sin embargo, conforme avanza el reloj las situaciones que se desprenden están sumamente cuidadas, haciendo que lo que en principio fuese una comedia al uso, se erija en un producto bastante simpático por la forma en que es abordada toda la "trama" ya que es un cine que aunque sencillo, cuenta una historia con cierto encanto, haciendo que la moralina de fondo no se vuelva en empalagosa, sino que está tratada en su justa medida.
Además no dejó de sorprenderme la ternura en que en muchas ocasiones está tratado todo el meollo, siendo admirable las cualidades que se pueden sonsacar de cada personaje que interviene en la cinta. Luego es una historia que aunque no sea nada del otro mundo, engancha facilmente, sea por una cosa o otra se trata de la típica comedia, que también cuenta con un poquito de drama, que al final acaba "encandilado" al público que la visiona.
Finalmente, se presenta como un pasatiempos, que sin ser una maravilla, llama la atención por su capacidad de sorprender con unas dosis de ingenio que ya quisieran para sí muchas de la cintas familiares del mismo estilo, y sobretodo como un ejercicio en el que la simpatía de los personajes, el drama y comedia tomados con cierta ligereza, es decir sin caer en la exageración, y las actuaciones y situaciones no demasiado irreales hacen de él un digno y decente, que no extraordinario, entretenimiento.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Tres unidades de tiempo desperdiciadas
A mí de todo este intento lo que más me ha gustado, además de la fugaz y tardía presencia de Rachel Weisz, cuyo personaje también se llama Rachel, es esta forma de organizarse la vida del protagonista, mediante unidades de tiempo de media hora. Tengo que probarla. En lo demás, parece que "Un niño grande" es una comedia británica tirando a indie del montón pero resulta que estuvo nominada al Oscar por el mejor guión, además de a dos BAFTAS y a dos Globos de Oro. Basada en una novela de Nick Hornby, "About a boy", publicada en 1998, a veces hace gala de algunos chispazos simpáticos, los personajes tienen cierto recorrido psicológico y afortunadamente Paul Weitz y Chris Weitz, que son hermanos, no confundir su apellido con el de la mencionada Rachel Weisz, que tiene una "s" en vez de una "t", evitan la descabellada historia romántica que todos teníamos en mente. Muchas gracias. Sin embargo, la película es lo suficientemente plasta como para no pasar el corte. Para empezar, me gustaría saber porque este señor, bien parecido, con dinero, elegante, con saber estar y personalidad, tiene que recurrir a estos trucos para ligarse a marujas poco apetecibles. Peor aún es el dichoso niño, que cae mal. Digámoslo claro: éste es un pringado y un rarito, no me extraña nada que en el cole se metan con él. Encima tiene padre, ¿por qué no le da la vara a éste? Ah, la historia con la chica de la escuela no se la cree nadie.

Por si fuera poco, "Un niño grande" maneja ideas. Por ejemplo, ¿hay que adaptarse al grupo o mantener tu forma de ser? Mi opinión es que lo primero te puede llevar al borreguismo pero lo segundo a la marginación. Hay que tener personalidad salvo si ésta te lleva a hacer el ridículo; hay que seguir las reglas colectivas si estas no son perjudiciales. Por ejemplo, si alguien viste de forma estrafalaria, como la madre del chico, ¿tiene que defender su estilo por que sí? Yo creo que no, que hay unas normas sociales cuya vulneración debería ser, y de hecho lo es, penada de una forma u otra. Por otro lado, me pregunto que si el objetivo es "molar", va a ser difícil poner un límite a los comportamientos individuales. Hay que tener cuidado en esto y la película no lo tiene. Por otro lado, también me ha llamado la atención, no porque no me lo esperaba sino porque es importante, esa crítica que se le hace a Will (Hugh Grant) por no "hacer nada". En realidad, es un privilegiado que puede vivir y bien sin trabajar. Lo que pasa es que es demasiado vago, primario y desganado para dedicarse a cualquier cosa que le atraiga. Por ejemplo, no tiene ningún hobby. Este señor representa el ideal de la vida ociosa, propio de la nobleza, que se entretenía en una cosa u otra, siempre por diversión, no por necesidad. Pero en esta sociedad burguesa, liberal, materialista y a su modo también marxista, si no "trabajas" no eres nada, ni tienes nada que contar. Muy triste.
[Leer más +]
3 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Decepcionante segunda parte
Mientras que la primera parte de la película la adaptación es fiel y no se me ocurre mejor actor que Grant para encarnar al solterón de Will. Lo que pasa es que todo se torna en decepción en una segunda parte noña y superflua. ¿Donde está la trama de Nirvana y Cobain y la magnetica r
relación Marcus-Ellie que tan bien funciona en la novela de Hornby? El desenlace de la función del colegio es ridícula, sobre todo si lo comparamos con el libro
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo