arrow
8
Un homenaje en vida
Messi, es el título de este buen documental que repasa la vida del jugador de futbol argentino, Lionel Messi, desde su infancia hasta su momento más importante en su carrera, su cuarto balón de oro, y como ha tenido que superar obstáculos, reveses y demás, pero también ha tenido sus buenos momentos, y todo ello analizado de forma educada a medio camino entre entrevistas informales y una buena cena de amigos, tanto por amigos de infancia, profesores de infancia, medios deportivos, compañeros de equipo y grandes estrellas del mundo del futbol que lo han acompañado estos años, y todo ello bajo la supervisión genial de Alex de la Iglesia, siendo lo más destacable el escenario elegido, un buen restaurante junto a una botella de vino, donde comparten sus "amigos" confidencias intimas sobre el jugador.



Si he de poner una pega, pondría dos. La primera sería la propia ausencia de Lionel, creo que un par de frases o líneas hubieran sido más acertadas, sobre todo alguna confidencia intima y personal y la segunda, la falta de detractores, alguien que hubiera pinchado un poco y se hubiera alejado de tantos halagos y lisonjas, porque en esta vida las opiniones son variadas y lo importante es mostrarlas todas, aunque como deje claro en mi título, es un homenaje en vida, y por lo tanto, en todo homenaje, sobran el actor principal y los enemigos.



Si te gusta el futbol, ya seas del Madrid, del Atlético, del Brasil o del copón, acabarás enganchándote a este homenaje, porque en el futbol se sabe reconocer lo bueno, y Lionel lo es, por mucho que uno se niegue a reconocerlo en público.



P.D.: ¡Ojalá llegue pronto el de Iniesta!
[Leer más +]
20 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
CRÓNICA DE UN ASCENSO SIN DEBILIDADES
Hace poco más de doce meses, se estrenaba en las pantallas españolas «Diamantes negros», un film de denuncia acerca de los recovecos del negocio del fútbol. Un largometraje de ficción que enfocaba sobre jóvenes africanos, futuribles perlas objeto de deseo, y su posterior conversión en juguetes rotos al servicio de despiadados inversores.

Llega ahora a las salas el contrapunto de aquella película, el caso de un futbolista adolescente que emigró y obtuvo el éxito. El documental «Messi», dirigido por Álex de la Iglesia, autor habitualmente de ficciones ricas en fantasía.

Construido sobre declaraciones realizadas por amigos de la infancia, periodistas deportivos y personajes del fútbol hispano-argentino, «Messi» sigue una estructura ortodoxa y cronológica desde la niñez del protagonista hasta su último título continental, obtenido en Londres en 2011.

La principal aportación de la cinta reside en las notas sobre la infancia del fenómeno. En la descripción de su barrio, sus amistades y su entorno socioeconómico. Así como de sus primeros días de estancia en Barcelona, a la espera de ser contratado aún con trece años. Único momento éste en el que el guión se permite cierta introspección en la psicología del jugador.

Aún no siendo gran aficionado al fútbol, es imposible no conocer la acumulación de triunfos y títulos de Messi, y su reconocimiento como figura individual. Ello limita la necesidad de recopilar dichos datos en este momento. Quizá el afán de este documental se justifica más de cara al interés de generaciones futuras.

Pero el punto débil del film estriba en la precipitación que supone homenajear a un futbolista que permanece en activo. «Messi» es la crónica del ascenso imparable de un deportista de alta competición, en el que sólo caben halagos que ensalcen su trayectoria siempre creciente. Será interesante abordar con los años cómo fue el inevitable declive, lo cual enriquecerá la actual visión, por fuerza plana.

De hecho, acuciados por la cercanía cronológica, ninguno de los entrevistados se permite el menor cuestionamiento. Y sólo cabe agradecer que no se caiga en el tópico de añadir que es mejor persona aún que competidor. Aunque sí se crea cierta confusión de términos cuando se define como humildad lo que en realidad más parece discreción. Alguien que ansía ser el mejor y ganar siempre puede ser gran persona y callado, pero no es humilde.

Incluso en el presente, tras tres temporadas sin títulos internacionales de renombre, cuando parece haber alcanzado ya el techo, se evita cualquier mención y se pasa de puntillas sobre elementos que le han hecho aparecer en la sección de economía del telediario.

Entre los asuntos interesantes abordados en la trama figura la explicación de que su llegada a Barcelona está basada en la imposibilidad de que recibiera un tratamiento médico adecuado en su país de origen, debido a su alto precio. Este asunto merecería una reflexión sobre el acceso a cuidados médicos en España o en Argentina, sin necesidad de ser un superdotado para la práctica del fútbol.

Otro elemento llamativo es la decisión tomada por su padre de mudarse a solas con él a Barcelona, dejando a su cónyuge y otros hijos en Argentina. Los desvelos e inseguridad que debieron de provocar tal separación podrían llenar una muy interesante película.

Finalmente, el argumento refiere el encumbramiento del jugador en el imaginario popular hasta el olimpo, en compañía de otro futbolista singular y del guerrillero Che Guevara. Merecería debate la escala de valores de una sociedad que asume este tridente como líder.
[Leer más +]
24 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
El mejor jugador de la historia
A la hora de votar y escribir críticas siempre me suelo guiar y dejarme llevar por mis emociones, y estaba claro que este documental no iba a ser una excepción y mas siendo un fútbolero "enfermizo" un culé de siempre y un chico de 28 años que podrá decir a sus hijos que el vio al mejor jugador de fútbol de la historia.
He vivido los pasos de este chico desde que Rikjaard le hiciera debutar en Oporto con 17 años y casi paralelamente en cuanto a edad porque apenas me saca 1 año y las emociones que me ha echo vivir las guardaré para la eternidad.
Es verdad que soy partidario de que libros, documentales, películas sobre genios en cualquier materia se hagan cuando se retiren, pero bueno, esta de moda últimamente...
La primera parte es muy emocionante, sobre todo lo por que pasó desde niño y las dificultades a las que se vieron él y su familia para que a día de hoy sigamos disfrutando de este fenómeno. Y luego la segunda, es un rosario (nunca mejor dicho) de goles y momentos para la historia.
Todo envuelto en un restaurante y con opiniones de jugadores, ex-jugadores, entrenadores, familia, profesores y casi todo el entorno de Messi.
Me han encantado los actores que hacen de la familia de Leo y que bien han elegido físicamente a los jóvenes en cada rango de edad que hacen de él. Sé que todo lo que se haga de él se quedará corto y probablemente se puede hacer mejor, todo se puede mejorar en esta vida pero a mi me ha emocionado.
Y opino de su carrera fútbolística no voy a entrar en cosas extra deportivas que todos las sabemos ya... Hay tanto defraudador en este país que sin embargo no nos harán nunca disfrutar como lo ha echo este pequeño gran hombre, Lionel Andres Messi Cutticini, el mejor jugador de la historia, como pone en su dorsal, un 10.
[Leer más +]
15 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
¿Por qué "Messi" no funciona?
Este film documental lo tenía todo para cumplir con las expectativas; un "reparto" de lujo, dignas recreaciones, una buena historia que contar, imágenes de archivo que hablan por sí solas... pero la película no funciona. No sabría decir por qué, pero no consigue emocionarte a pesar de la historia de superación, es todo muy previsible. No hay imaginación por ningún lado.

Tengo la impresión de que el director, Álex de la Iglesia, nunca creyó en este proyecto y, además, deja traslucir en él su falta de pasión por el fútbol. En una entrevista en La Razón (3/9/2014) reconoce: "Siempre tengo una clara intención de huir de mí mismo. Otra cosa es que pueda hacerlo. Por eso cuando me proponen lo de Messi acepto por lo ajeno que me resulta. Es un material que no controlo, tengo que investigar sobre él, porque a mí no me gusta el fútbol".

Me parece una pésima idea no poner un documental sobre fútbol en manos de alguien que ame el fútbol. Y ese error se nota en el película. ¿Por qué "Messi" no funciona? Pues precisamente porque el director no ama el fútbol, simplemente eso. Los que sí amamos este deporte lo percibimos desde el minuto uno.

Como comparación, recomiendo ver la película documental "Senna", sobre el piloto de Fórmula 1 Ayrton Senna; aunque está realizada única y exclusivamente con imágenes de archivo, sí te da la sensación de que es cine de verdad y logra emocionarte. Aunque inferior a "Senna", el documental "Manny" sobre Manny Pacquiao también es destacable.

Le doy un cinco por el esfuerzo realizado para reunir todos esos nombres ilustres.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Programa de televisión de lujo.
Estamos ante un típico producto oportunista para colocar en todas las televisiones de habla hispana a un precio más elevado del que sería justo por el simple hecho de haber sido pensado para el cine y dirigido por un director consagrado. Seguramente con varios negros trabajando para el proyecto tanto en el guión como en la dirección.
Como documental se deja ver. El problema es de concepto. Ha sido desarrollada antes de tiempo y con un personaje protagonista que está todavía en activo y que puede proporcionar todavía giros arguméntales -experiencias vitales- que hará que el documental quede obsoleto en cuestión de meses.
Más complejo de producir, al tener que juntar a todo el mundo en un gran encuentro y rodearlos de cámaras y micrófonos, que difícil de dirigir.
Las recreaciones ficticias también son flojas, por suerte a medida que avanza se usan menos y se recurre al archivo, que es lo que mejor está tratado en la película. Me ha gustado el recurso que los testimonios puenda ir viendo escenas en las televisiones que tienen en el salón.
Olvidable.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
El zarismo mercantilista del fútbol
Independientemente si ví o no el documental, como tampoco voy a evaluar el contenido del mismo, que me imagino fue regular tirando a mal con fines mercantilistas; me parece una actitud bastante oportunista y canalla hacerle un documental prematuro a los cracks del fútbol; y más si son con los dos sempiternos candidatos al balón de oro de la UEFA (llámese Cristiano Ronaldo y Messi) que se entregan a principios de cada año teniendo en cuenta los conceptos de los periodistas genuflexos y faranduleros que influencian en su votación, para el tercer candidato ahí para tenerlo de postre de acuerdo a su desempeño que obtuvo a pulso.
Hablar de divinidades, aptitudes, proezas, errores, estrategias y forma de ser de Messi es gracias a los legendarios cracks como lo fue Johann Cruyff (Q.E.P.D.), sus parceros de Barza (Mascherano, Pique, Iniesta, etc), los de la selección (Aguero, Di María, Romero; que lastimosamente, no sirve para selección nacional ya que le ha sido esquivo en copas mundiales y Copas Américas por más de una década) y técnicos catalanes y argentinos entre truinfadores y pelmazos. Lo mismo pasa con CR7 cuando esta en el Real Madrid y en la selección portuguesa (Benzema, Bale, Nani, Ancellotti, Mourinho, etc,; recientemente por fin logró el título de la Eurocopa de Francia de este año ganándole a la selección anfitriona) es bueno pero el gran pecado es cuando lo elaboran cuando están en la cúspide o en el ocaso sin terminar su carrera aún.
Insisto que no le hagan lo mismo a los demás cracks como lo son Luis Suárez, Neymar, Arturo Vidal, Ousmane Dembelé, Eden Hazard, Chicharito, Antoine Griezzman, Iker Casillas, Karim Benzema, (...), Radamel Falcao García y James Rodríguez (estos dos últimos que son las presas preferidas de los medios de comunicación y marketing ponzoñosos para seguirles glorificando y destrozando cuando se les dé la gana).
Les pido encarecidamente a los productores televisivos y fílmicos que ni se les ocurra hacer lo mismo no sólo con el fútbol, si no también con el ciclismo, salto triple, baloncesto, natación, clavados,atletismo y demás deportes que eso los incomoda mucho y los crucifique por el simple hecho de no lograr el objetivo principal y mandarlo al carajo.
[Leer más +]
6 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Mejor mírate un video en youtube con sus mejores jugadas.
Messi, como futbolista, es un genio, es magnífico, espectacular, único, el mejor. Como dijo Cruyff ¡gracias a Dios que Messi existe!. Para todo culé Messi es un ídolo, para todo aficionado al fútbol ver jugar a Messi es un placer y cualquiera que tenga dos dedos de frente puede ver que Messi es el mejor jugador del mundo con muchísima, muchísma muchísima, diferencia.

La vida privada de Messi, la historia que arrastra desde niño, tiene el interés o el atractivo evidente de ver cómo una persona sale de la nada para convertirse en una superestrella mundial. Lo mismo ocurre con otros tantos legendarios deportistas pese a tener, como es lógico, sus particularidades, sus singularidades, sus penas y alegrías. No tiene, sin embargo, una vida como (por ejemplo) la del gran mito llamado Maradona, con el que tanto se le compara. Con Messi hablamos de un futbolista estratosférico, pero si hacemos un documental de Maradona podemos hablar de un futbolista estratosférico con, además, una vida increíblemente apasionante. Si en este documental se nos presentan amigos de la infancia que nos dicen lo bien que jugaba ya de niño, exprofesores que nos dicen cómo hacía los deberes, compañeros y gente cercana que nos cuenta cómo jugaba a la play o lo tímido y reservado que es, si se nos habla de la hormona de crecimiento, de lo bajo que era, de su familia, de su integración en Barcelona...de Maradona podríamos hablar de cómo salió de la miseria más absoluta, de su carácter, de su liderazgo, de las drogas, de sus amistades, de sus pensamientos políticos, de su inmenso poder, de injusticias, de lo que fue para Argentina, de su contexto social...y de muchísimas cosas más.

Con esto quiero decir que lo que en este documental se va a ver no es un partido del Barça, donde Messi puede meter 4 goles, hacer 3 caños, regatear a 10 jugadores, recorrer el campo de área a área o tirar un penalty a lo Johan Cruyff. No, se nos va a contar, por encima, la vida de este chaval hasta llegar a estar donde ahora está y aburrirá a todo aquel que espere algo fuera de lo común.

El documental en sí es malo, no nos vamos a engañar. Por muy fan de Messi que puedas ser ves que este documental deja bastante que desear. No es la primera vez que veo a actores intrepretando (aquí lo hacen realmente mal) al protagonista del documental y la gente que lo rodea y no me acaba de convencer, lo veo exageradamente falso. Reunir a 3 amigos de la infancia a hablar de trivialidades sin ningún tipo de interés o a exprofesores comentando cómo bailaba disfrazado o lo bien o mal que hacía los deberes lo encuentro totalmente sobrante. La idea en sí de reunir a todos en un restaurante la encuentro fallida, pese a que las palabras de Cruyff, Iniesta, Piqué, Mascherano, Pinto o algún otro sí que merecen la pena ser escuchadas.

Ignoro si al señor de la Iglesia le gusta el fútbol, pero me da la sensación de que le cayó este trabajo por encargo en las manos y su interés por el mismo fue 0 patatero. Eso sí, poniéndonos sonrojantes imágenes de Messi preparado para tirarle un penalty a Casillas mientras "recuerda" cuando era niño.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Documental de los creadores de...
No hay mucho que comentar sobre este documental, que aburre a todos excepto a los forofos de Messi, que aunque salga meando durante media hora también lo honrarán, así es el fútbol.
Un apunte de vital importancia, el guión está escrito por Jorge Valdano. Para quien tenga la fortuna de no conocerlo les diré que si quieres echarse una siesta, o no tienen sueño pongan cualquier entrevista de este señor y quedarán plácidamente dormidos en menos de 5 minutos. En resumen, es mejor ver cualquier vídeo resumen de internet de Messi que el documental, al menos te entretienes más y no se hace tan pesado.
[Leer más +]
48 de 94 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Intresante documental sobre un genio del fútbol.
El documental de Alex de la Iglesia no explota adecuadamente las posibilidades de un buen documental y despeja pocas novedades sobre la vida y la carrera de uno de los mejores futbolistas de la historia, pero aún así resulta interesante.
Finalmente, quiero manifestar mi absoluta repugna por los insultos que algunos madridistas amargados vierten aquí sobre un chaval que, además de ser un gran futbolista, tiene siempre un comportamiento que para sí quisiera el acomplejado de monadas Ronaldo.
Es un lástima que Film Affinitty publique críticas con insultos tan graves y gratuitos.
[Leer más +]
7 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
EL FUTBOLISTA GENIAL Y LA CORRECCIÓN POLÍTICA
Jonathan Holland ha definido mejor que nadie la sensación que provoca este documental. Por un lado, mantiene el mito de Messi, jugador genial y desequilibrante, referente del gran Barcelona de los últimos años. En el haber, no hay ninguna indagación en el mito, más allá de las dificultades en su infancia por la hormona de crecimiento (de hecho, las escenas más jugosas, bien recreadas por el Álex de la Iglesia más impersonal que se recuerda, casi invisible en el proceso).

Uno no tiene por qué ser un primer espada en todas las facetas de su vida. Messi parece capaz de resolver casi todo con una pelota y un arco en medio, pero no es precisamente el tipo más mediático del mundo, tampoco lo pretende. Personalidades más tortuosas y exuberantes como la de Maradona son más material de esta clase de leyendas fuera del campo, ya que resultan más controvertidos y polémicamente incorrectos. Lio, polémicas fiscales al margen, parece muy cómodo con su disfraz de extraterrestre en el Camp Nou y el mini-Rosario que ha sabido crearse a su alrededor.

Nada tiene de malo eso, pero a la hora de este reportaje penaliza que acaba pasando sin ensuciar, cierto es, pero tampoco aclara alguna de nuestras lagunas sobre este pibe argentino como persona. Sí que es una muy buena idea ese restaurante donde diversas figuras de su vida debaten sobre él en una cena (cabe destacarse en especial a César Luis Menotti y Javier Mascherano, de verbo florido ambos y capaces de vender un congelador en el Polo Norte cuando defiende su idea futbolística).

Se nota la lírica y crítica (a veces, extraordinariamente laudatoria) del guión de Jorge Valdano. Hay hallazgos como la profundización en la protección que le brindó Frank Rijkaard en sus primeros años, su entrañable amistad con Ronaldinho o los problemas que ha tenido con su combinado nacional.

Se ve sin problemas y pasa rápido, como una jugada de Leo... pero te deja con esa incómoda sensación de querer saber mucho más.
[Leer más +]
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
EL D10S DEL FUTBOL. (FELIZ CUMPLEAÑOS) El documental? Una nadería.
100/08(14/06/15) Nadie es perfecto, soy futbolero, del Barça, y muy de Messi, hoy es su 28 cumpleaños y sumado al reciente triplete de títulos en este 2015, Liga, Copa y Champions me he decidido a ver este documental sobre la figura más grande que he visto sobre un campo de futbol, no entro en si es mejor que Cruyff, Pelé o Di, no los he visto jugar, pero si mejor que Maradona, a este si lo he disfrutado y le faltó la regularidad que al rosarino, si, Diego tiene un Mundial, pero Messi tiene a sus 27 años, 4 Champions, 7 ligas, 3 copas, 2 Mundiales de clubs, 4 Balones de Oro, 3 Botas de Oro, es el máximo goleador histórico de la liga, el que más goles ha metido en una sola temporada en liga, 50, Máximo goleador histórico en un año natural (96 goles), único jugador que en una eliminatoria Champions ha marcado 5 goles en un partido, es máximo goleador de la Champions y más y más. Esto es Lionel Andres Messi Cutticini, pero me atendré a juzgar este documental, producido por Mediapro, al que he entrado con esperanzas, dirigido por Alex de la Iglesia, que al no ser aficionado al futbol podría dar una visión objetiva del fenómeno, y con guión de Jorge Valdano. Pero mi gozo en un pozo, trabajo que no está ni a media altura de lo que este mito del balompié merece. Se atiene a ser una hagiografía sin el menor afán introspectivo, sucesión de halagos en que no se le buscan aristas, todo es alabar su genialidad.

Se nos cuenta su vida de modo cronológico, nacido el 24 de junio de 1987, su infancia en Rosario (Argentina), sus comienzos en el futbol, sus problemas de crecimiento, su llegada a Barcelona con 13 años, su irrupción en el primer equipo con 16 años de la mano de Rijkaard frente al Oporto, debutando oficialmente y con golazo a los 17 años, y su gloriosa etapa de éxitos en el Futbol Club Barcelona (único club al que ha pertenecido), hasta llegar a su segunda Champions del 2011 en Londres.

La pizca de pretendida originalidad se expone en que el realizador junta en un restaurante a un puñado de gente que comentaran sobre él, saltando de mesa en mesa recogiendo opiniones de unos y otros. Están organizados del modo siguiente: En la mesa de amigos de Rosario están, Cintia Arellano, Diego Vallejos y Walter Barrera; Hay otra con sus compañeros de la generación 1987 del Newells Old Boys, Matias Pecce, Diego Rovira, Franco Casanova, Matias Gianantonio, Agustin Roani y Gerardo Grighini; La mesa de entrenadores y periodistas argentinos que analizan su infancia, Kike Dominguez (Entrenador Newell´s), Ernesto Vecchio (Entrenador Newell´s) y Rafael Bielsa (Politico y escritor); La mesa de profesores en su infancia, Monica Domina, Andrea Sosa, Silvana Suarez, Maria del Carmen Gody y Gustavo Teres; La mesa entrenadores categorías inferiores F.C. Barcelona, Pere Gratacós (F.C. Barcelona B), Alex García Casañas (F.C. Barcelona Cadete A), Xavier Perez Farguell (Ex Director General F.C. Barcelona) y Xavier Llorens (F.C. Barcelona Infantil B); La mesa de compañeros F.C. Barcelona José Manuel Pinto, Gerard Piqué, Andrés Iniesta y Javier Mascherano; La mesa periodistas españoles Santiago Segurola (Periodista, director adjunto diario 'MARCA'), Ramon Besa (Periodista, redactor jefe diario 'El País'), Jordi Basté (Periodista, director 'El Món', RAC1), Jorge Lopez (Periodista, diario 'Olé', es argentino) y Guillem Balagué (Periodista, autor 'Messi'); Mesa entrenadores y periodistas argentinos, Cesar Luis Menotti (Ex seleccionador de Argentina), Juan Pablo Varsky (Periodista, Metro FM), Ezequiel Fernández Moores (Periodista y escritor. Diario 'La Nación'), Marcelo Sottile (Periodista, autor 'Lionel Messi, el Distinto') y Daniel Arcucci (Redactor jefe 'La Nación'); Otra mesa entrenadores y periodistas argentinos, Alejandro Sabella (Seleccionador nacional Argentina), Hugo Tocalli (Ex seleccionador nacional Argentina Sub-20), Claudio Vivas (Ex segundo entrenador selección nacional Argentina), Pablo Vitti (Ex compañero de Messi, Argentina Sub-20), Oscar Martinez (Periodista, TyC Sports) y Diego Schwarzstein (Endocrinólogo); Y la mesa principal, la de Jorge Valdano y Johan Cruyff.

Se nos relatan sus comienzos en las canchas de Rosario, como lo acompañaba y alentaba su abuela Celia Olivera de Cuccittini (a la que Messi dedica cada uno de sus goles señalando con sus dedos índices al cielo), y a través de testimonios de los comensales arriba referido se da una semblanza ensalzadora de Messi, pero superflua en lo humano y personal. Salpicado todo esto de dramatizaciones bastante pobres en la que varios actores hacen de Messi en las diferentes edades (Alex Burgues, Marc Balaguer, Valentín Rodríguez y Juan Ignacio Martínez). Lo más interesante es el apartado de su infancia, la exposición de cómo el espacio geosocial marca la personalidad, las imágenes de archivo en que un chiquillo poco más grande que el balón haciendo convirtiendo en conos a los rivales, o las inéditas y divertidas imágenes del Messi niño difrazado para una función de colegio de caracol, también tiene interés el tramo de su llegada a Barcelona con 13 años y su complicada adaptación. Los problemas de su familia en un entorno nuevo. La segunda parte está dedicada a su épica etapa en el primer equipo aquí cobran importancia las secuencias de futbol ya multiconocidas, habiendo una comparativa Maradona-Messi, nada original, es en este tramo donde el azúcar se desborda hasta niveles no aptos a diabéticos, llegando a crear un villano en la persona de Mourinho, muy retorcido, y eso que no es santo de mi devoción. Me ha gustado la espontaneidad de algunos comentarios y discusiones, como algunos protagonizados por Menotti y Sabella. También resulta emocionante escucha al periodista argentino Jorge “Topo” López, amigo de Messi, que meses después del rodaje, durante el Mundial 2014 de Brasil murió, en un accidente de tráfico, mientras iba en un taxi, este fue atropellado por unos delincuentes, el documental está dedicado a él. (sigue en spoiler)
[Leer más +]
6 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Messi desde lejos y por ahora
Documental mezclado de ficción bastante irregular a cargo de Alex de la Iglesia, tiene una estructura narrativa simple, tratando el tiempo de forma lineal (desde los comienzos del protagonista hasta el presente).
Utiliza como hilo conductor un restaurante donde están sentados amigos suyos, entrenadores de fútbol, compañeros de equipo, periodistas... en distintas mesas, donde van hablando de Messi y son el prólogo de las imágenes mezcladas entre reales y ficticias con actores.
Técnicamente, no le veo realmente nada destacable, los actores entran, salen y no se puede valorar su trabajo, aún con los actores pienso que es un documental y nada más ya que la trama actuada termina de forma brusca cuando el protagonista llega a la edad adulta.
Como documental le veo fallos bastante graves, cuando alguien quiere hacer un biopic es indispensable que se sepa cómo es (o era) esa persona, pero no obligatoriamente reflejada en las opiniones ajenas, sino indagando en la persona en sí, ya que todos sabemos (nos guste el fútbol o no) que es un futbolista extraordinario, no comprendo que no se intente meterse en la persona actual y que él mismo sea el que repase su historia ya que es el que mejor la conoce, y por destacar otro fallo obvio, creo que un biopic tan centrado (yo diría sólo centrado) en este hombre como futbolista, pues es lógico esperar a que el deportista deje el deporte que practicaba y así hacer un verdadero repaso de principio a fin.
Por concluir yo sólo recomendaría la historia a quien tenga especial simpatia por el Barcelona o por Messi, ya que como obra cinematográfica me pareció bastante mejorable.
[Leer más +]
5 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Los biopics son así
Cuando se dedica una película a una persona, es porque ésta ha ayudado significativamente en su proceso de gestación, o quizás porque ''sólo'' se ha limitado a dar ese empujoncito final sin el cual dicho trabajo no habría podido llegar a ver la luz. Es el caso de, por ejemplo, Nicolas Winding Refn, quien decidió acordarse de su amigo y casi guía espiritual (qué peligro...), Alejandro Jodorowski, en los créditos de apertura de 'Sólo Dios perdona'. Aunque desgraciadamente, existen otros motivos. Otros mucho más obvios y, por supuesto, funestos. Saltan ahora al terreno de juego intenciones filo-sensibloides con las que más de un autor, totalmente carente de, precisamente, sensibilidad, ha querido justificar su torpeza a la hora abordar determinada(s) temática(s) o personaje(s). Pero vivimos en una sociedad presuntamente civilizada, y el beneficio de la duda es un derecho que hasta las producciones más sospechosas se merecen.

'Messi' es una película-documental dedicada a Jorge ''Topo'' López, periodista argentino fallecido durante la celebración del último Mundial de fútbol de Brasil, en un trágico accidente de tráfico, cuyas circunstancias son demasiado peliagudas (e incómodas, especialmente para las autoridades del país anfitrión de dicho evento) como para ser abordadas en estas líneas. Además, éste es al fin y al cabo un filme que gira en torno a otro personaje. A otro astro, si se prefiere, que ni mucho menos se ha despedido (ni parece que vaya a hacerlo a corto-medio plazo) de nosotros. Sale pues a relucir uno de los muchos tics de un cosmos deportivo que a la vez es claro reflejo de los tiempos que nos ha tocado vivir. Esto es la tiranía de la inmediatez, la cual nos obliga, con enfermiza vehemencia, a que nos adelantemos incluso a lo que todavía no ha sucedido.

¿Biografías de deportistas a los que todavía les quedan, por lo menos, diez años de vida profesional? Existen. De hecho, las librerías van llenas (qué vida...). ¿Películas cuya principal motivación es celebrar la gloria de uno de los mejores jugadores de la historia del deporte rey? Las hay, también. Faltaría más. Pero, ¿y si todavía no lleva a vislumbrarse la fecha en que la estrellita de marras vaya a colgar definitivamente las botas? Por lo visto, este requisito a priori tan fundamental, ya no lo es tanto. Y visto con perspectiva (con la poca que nos ha dado el escasísimo tiempo transcurrido), la premisa no es tan descabellada como pudiera sonar en un principio. No en vano, 'Messi' dista mucho de ser un producto surgido de algo como podría ser el rigor periodístico (sin importar demasiado lo que esto signifique), es más bien aquello en lo que tristemente acaban convertidos casi todos los biopics: en un ensalzamiento, y no en una indagación; en un ejercicio de mitomanía, y no en una reflexión objetiva, en teoría mucho más apetecible.

Dividido en dos partes que duran prácticamente lo mismo que un partido de fútbol cualquiera, lo nuevo de Álex de la Iglesia (esto debería dolerle...) gira siempre alrededor de la ya mítica (ahí está el qué) estrella argentina. Con la excusa de una reunión-cena conjunta (pero por separado) de celebridades del mundillo y personas que forman parte de la esfera más íntima de Lionel Messi, Jorge Valdano (hablando de Dream Teams) escribe un folleto centrado primero en explorar (siendo generosos) los orígenes humildes del ídolo y después en regodearse en las impresiones que los invitados van compartiendo durante la velada. Como era de esperar, la sentencia ''Es un genio'' se repite hasta que el verbo, el determinante y el sustantivo pierden por completo su respectivo significado. También parece que vaya a hacerlo la propia noción del biopic, que en esta ocasión se presenta tan estirada y relamida que hablar de caricatura es quedarse muy corto.

Los episodios en los que se recrea la infancia del joven Leo son tan torpes, cursis y autocomplacientes que hasta parecen superarse las fronteras que nos llevan de lleno a los peligrosísimos territorios de la TV-movie más ñoña. Ni rastro de espíritu crítico (y no será por falta de manchas negras en el historial), ni mucho menos (y esto es peor) de la personalidad de un cineasta que, para colmo de males, va sobrado de esto. La etiqueta de ''Encargo'' amenaza constantemente con aplastar cualquier atisbo de dignidad del filme... aunque cuando menos lo esperábamos, se da una de estas remontadas que, si bien no consiguen la victoria, al menos sí sirve para que los jugadores puedan abandonar el terreno de juego sin miedo a ser lapidados por sus propios seguidores. La bronca en el vestuario durante la media parte da sus frutos, y éstos se materializan en algo tan involuntario como, qué cosas, precioso.

Por supuesto, no hablamos de la relectura de los capítulos de una historia que, al menos, los integrantes de la parroquia culé nos sabemos al dedillo, sino del hecho de instalarse en ese sucio y, aun así, divertidísimo pozo de pasiones (además de otras pulsiones bajísimas) que son las tertulias futboleras. Aquellas en las que el montador tiene que hacer auténticas virguerías para que Johan Cruyff sólo confunda el género masculino del femenino en una de sus intervenciones (¡increíble!); aquellas en las que uno se entera de que José Manuel Pinto comparte mesa con Gerard Piqué, Andrés Iniesta y Javier Mascherano... media hora después de que hayan servido el primer plato. La escasa implicación del director con la figura que alimenta y justifica el proyecto, se ve compensada por la proximidad y comprensión del tsunami emocional que suele acompañar el espectáculo más grande de todos. Como siempre, los habrá que sean más de Diego Armando, pero en el fondo tanto unos como otros estarán rindiéndole culto al mismo d10s, es decir, a ese dichoso juego de la pelotita que alimenta tantos, piques, discordias, incomprensiones y, a la postre cenas (y digestiones) memorables.
[Leer más +]
4 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Oda al mejor
Una charla amena de naturaleza pelotera que sobrepasa por mucho a otras similares es "Messi" (2014) donde se nota que detrás está un grande como Alex de la Iglesia para nutrir una serie de conversaciones en torno al ídolo mundial del fútbol.

Lionel Messi, el enigmático y retraído pero dotado de una calidad extraordinaria para el balompié, es analizado en diferentes etapas -la personal divida en humana, emocional y biográfica, la futbolística con sus habilidades y dotes, para llegar también a la popular, que es lo que la gente dice de él-, por todos quienes arman su vida o han sido parte de ella.

A diferencia de la autoreferencia de "Ronaldo" (2015), por ejemplo en "Messi" hay una dinámica que no da respiro. Las recreaciones, las diferentes mesas de conversación con un hilo que se desenreda de forma casi imparable y se da maña -y era que no- de pasar desde la telenovela de su infancia al más profundo análisis esquemático y táctico de filosofía futbolística.

Acá De la Iglesia rinde pleitesía a un fenómeno del deporte pero sin su protagonista, sino con la imagen que transmite entre quienes lo han conocido. Y si bien este tipo de películas no genera autocríticas descarnadas o acusaciones showbinistas, lo cierto es que tiene una calidad más que aceptable.

Por supuesto que resulta innecesaria para quienes no les interesa el fútbol o puede saturar cuando se vuelca más hacia el argentinismo, pero para los seguidores del fútbol, del astro o del director en cuestión, les resultará una invitación digna de ver. Eso aunque a la hora del saldo no responda algunas preguntas más esenciales que podrían alejar a la película de su objetivo: Endiosar al fenómeno del fútbol.

Recomendación:
Aceptable. Tiene buenos elementos y lineas diversas, pero carece de matices en otro tono.

=Cité de Lord Buyinski= www.buyinski.wordpress.com
[Leer más +]
3 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Que lindo sería ser 5 segundos Mascherano
El título de mi crítica habla ya por sí sólo, ¿Verdad? Ya podría acabar esta crítica, aún así y para deleite de mis seguidoras, seguiré.

Messi es el puto amo. Es el mayor genio que ha existido en la historia del deporte. Así de a gusto me quedo tras decirlo. Podréis decirme, ¿Y que pasa con Bolt? ¿Y que pasa con Kasparov? ¿Y que pasa con Miguel Jordan? Pues mire, el primero corre mucho pero no más que yo tras las titis cuando las veo en los vestuarios, el segundo jugaba al ajedrez cuestión que incita menos pensamiento que el parchís o el mus y el tercero es de un deporte minoritario. Sin embargo, León Messi es el mejor del mejor deporte. Punto. El mejor del mejor es el mejor. En fin, lo dicho, es un maldito genio con una calidad tan grande que sólo puede hacer llorar a mediocres como Cristina Lloranaldo, Ribery o Santiago Ezquerro, ilustres contemporáneos.

No obstante, esta pelidocumental es una auténtica basura. Alex de la CAtedral se limita a pagarles la comida a varios jetas como Pinto, Cruyff, SAbella (el peor entrenador de Argentina si no contamos a Diego Armando MEtadona), varias profesoras argentinas y algún amigo de Messi cuando era pequeño. Estos, se ponen a parlotear cual cotorras: "Oh, messi, que buen tipo" "Oh, messi, cuanto sufrió pinchándose las piernas". En fin, para ver a un grupo de capullos comer y hablar de fútbol, iría al Burguer King con mis forzudos colegas.

Messi es dios, sí, pero me aburre pasarme tanto tiempo escuchando a estos capullos hablar de él.

No obstante, quiero dedicar mis últimos segundos a Mascherano, un gladiador del siglo XXI. Masche, lo de Messi no tiene mérito porque nació siendo un genio y en el barça siendo mimado. Tú sí que tienes mérito luchando como el proletariado y subiendo, haciendo carrera en Brasil, Inglaterra, España... Si fuera 5 segundos Mascherano, sería 5 segundos un hombre. (normalmente soy un marica)
[Leer más +]
17 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
BRINDEMOS POR MESSI
Documental, bueno, Docu-ficción que es el nuevo género que Alex de la Iglesia ha patentado para explayarse sobre la vida del ídolo futbolístico argentino.
Esta obra está hecha al 99% para los fans y seguidores del astro de Rosario (entre los que me encuentro, obviamente). De ahí que en todo el metraje se subraye lo bueno y fantástico de su figura, sin medias tintas, sin nada negativo.
La combinación de ficción y realidad resulta atrayente, combinando escenas rodadas por actores profesionales con tertulias de sobremesa entre entendidos del tema.
Por otro lado, es un relato con muy poca perspectiva. Tempranero, y es que la estrella futbolística no llega aún a la treintena, le quedan muchos “partidos” que disputar, pero bien sabe Alex de la Iglesia que la pela es la pela, y los encargos son los encargos (sobretodo en época de crisis y si están bien pagados).
En conclusión, en Messi percibimos la vida e historia del futbolista, ni rastro (o muy poco) de la persona humana. Trabajo incompleto. Igual vemos una segunda parte, y puede que hasta hagan una nueva saga, no me extrañaría, los superhéroes están de moda.
[Leer más +]
3 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Un pequeño grande
Documental sobre Leo Messi. Recrea los momentos más importantes de la vida del futbolista por medio de imágenes de archivo, entrevistas y grabaciones familiares inéditas. Álex de la Iglesia concede especial importancia a la infancia y adolescencia del jugador argentino que, a sus 27 años, ya es uno de los grandes ídolos de la historia del fútbol.

Alex de la Iglesia sorprende a propios y extraños, poniéndose a los mandos de este documental biográfico que recrea, de alguna forma, los momentos más importantes de la vida de uno de los grandes jugadores del fútbol mundial, Leo Messí. Narra la historia de Messi a partir de un hilo argumental mínimamente sólido, apoyado en los más próximos familiares, compañeros, futbolistas y entrenadores, dando forma al difícil camino del jugador a las altas esferas del fútbol, hasta convertirse en un ídolo mundial.

Alex de la Iglesia tiene una forma curiosa de desarrollar la trama, reuniendo a todos los implicados en un restaurante donde realizan una aparente charla distendida, comentando numerosas circunstancias que rodearon a la forja del jugador desde sus orígenes. Se sigue con interés y el director logra darle la solidez necesaria, logrando crear una especie de película con la que consigue emocionar y sorprender al espectador. Puede que el documental haya sido un encargo, pero Alex cumple con las expectativas e indudablemente le habrá servido para ganarse un sueldo interesante por realizar trabajos más personales.

Puede que la creación de este documental llegue demasiado pronto, puesto que la carrera futbolística de Leo Messi apunta a no haber alcanzado sus máximas cotas, pero eso demuestra que es una leyenda del fútbol precoz, sin duda llegarán otros documentales, pero este cumple con las expectativas.

Para los seguidores del futbolista, para los amantes del buen fútbol, para los que desconozcan su historia, aquí llega Leo Messi, un documental que recrea las etapas de uno de los pequeños grandes del fútbol mundial.
[Leer más +]
0 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Más o menos bien
Estuvo más o menos interesante este documental, me esperaba más pero al menos varias cosas que mostraron eran interesantes, aunque algunas conversaciones me resultaron cursis y otras ridículas, ademas faltaron algunos vídeos de jugadas de Messi y por lo menos alguna entrevista a él sobre ese documental, no se, digo yo.

También me parece que faltó que contaran más anécdotas, sobre todo por parte de sus compañeros de club y selección y también me parece que sobró la aparición del drogadicto comunista trasvesti de Maradona.

Pero en fin, estuvo medio entretenido.
[Leer más +]
2 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Interesante y bien hilada, aunque lejos de ser una gran película
La película 'Messi' se estrenó este septiembre en Barcelona para los medios de comunicación. En el gran auditorio de Mediapro, con una escasa y privilegiada audiencia, por debajo de las 20 personas. La producción de Jaume Roures tiene todos los ingredientes para convertirse en un éxito de taquilla gracias a la aportación del polifacético Álex de la Iglesia, director del film. No en vano, el coste de la obra asciende a tres millones de euros.

A pesar de ser un documental, 'Messi' cabalga con ritmo y con el objetivo claro de encontrar el lado más humano del, para muchos, mejor futbolista del mundo. La historia se remonta a su Rosario natal con una hábil narración en la que el director alterna ficción con imágenes reales y se enriquece de la conversación que aportan personajes tan emblemáticos como Johan Cruyff, Jorge Valdano (guionista), César Luis Menotti, Alejandro Sabella, Gerard Piqué, Javier Mascherano, Andrés Iniesta o el periodista Jorge 'Topo' López, fallecido de forma dramática este verano.

Sin embargo, se echa en falta la aparición de figuras igualmente significativas en la historia de Messi como Pep Guardiola, Frank Rijkaard, Carles Rexach, Josep María Minguella, Ronaldinho Gaúcho, Cesc Fàbregas y sus familiares. Tanto Messi como sus padres y hermanos no intervienen directamente en el film, sino representados por actores. Lo mismo ocurre con su pareja, Antonella Roccuzzo, que solamente aparece cuando tenía 11 años.

La especial relación con su abuela Celia

Tras un año de trabajo, el rodaje se condensó en dos intensas semanas, una entre Rosario y Buenos Aires y la otra en Barcelona. “Se grabó antes del Mundial para que no influyese en el resultado de la película”, explican fuentes de Mediapro a Diario Gol. El principal activo del film, no obstante, se concentra en Argentina, cuando se reproducen curiosos episodios de la infancia de Messi. Especialmente significativa fue la relación del jugador con su difunta abuela, Celia Olivera de Cuccittini, a la que Messi dedica cada uno de sus goles señalando con sus dedos índices al cielo.
[Leer más +]
7 de 23 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Apología a la subnormalidad más profunda.
No se muy bien cómo empezar esta crítica, pues estoy abrumado por ideas que me rondan la cabeza queriendo expresar toda la impotencia que siento al ver este tipo de "documentales".

La moral de Álex de la Iglesia, como poco es para estudiarla pero ha tenido suerte de haber sido engendrado en una época y en una situación geográfica envidiable para muchos, pues te puedes reír en la puta cara de la gente con total impunidad.
De hecho, la masa no te va a criticar, sino que te va a idolatrar, totalmente absurdo para personas con dos dedos de frente. El protagonista del documental, a pesar de tener muchos signos del síndrome de Down, tiene una moral e ideales muy parecidos a los del director, básicamente se ríe en la cara de sus fans sabiendo que ellos le van a idolatrar, e incluso venderían a su madre por saludarle.
Uno de los mayores defraudadores de Hacienda cobrando más de cien millones de euros al año (sumando la publicidad y su empresa), como repiten los medios: "No defraudes, Hacienda somos todos". Pero si eres un buen futbolista puedes robar lo que quieras a todos nosotros, que no te vamos a llevar a prisión, es más, te vamos a subir el sueldo e incluso hacerte un documental para que muertos vivientes sin capacidad crítica te hagan críticas favorables. Es ridículo.


Sin duda un documental que gustará a la masa borrega, por desgracia la mayoría de las personas españolas son así, por lo tanto enhorabuena a Álex de la Iglesia por saberse aprovechar de la capacidad crítica política de la mayoría de los españoles (Nula)
[Leer más +]
112 de 248 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo