arrow
4
Tim Burton, me la has vuelto a jugar.
He de decir que tenía esperanzas en esta película, no demasiadas, pero lo visto en los trailers me tenía bastante interesado, peeeeeeero va a ser que no es lo que esperaba.

Tim Burton lleva ya un tiempo de capa caída y este no va a ser su resurgir. Debo añadir que, no me he leído los libros, pero estoy aquí para analizar la película como película que es, así que no lo necesito. ¡Empecemos!

La historia tiene todos los tintes de Tim Burton: Un protagonista que no encaja en la sociedad, el típico 'friki' de clase al que nadie hace mucho caso, con unos padres que no llegan a entenderle del todo y que, el único que tiene un lazo con él, es el que le ha llevado a todo esto: Su abuelo.

El abuelo*, quizás el personaje más interesante de la película, le ha contado durante su niñez la historia de un orfanato para chicos especiales dirigido por la señorita Miss Peregrine, interpretada por Eva Green, la cual hace un buen papel, pero tampoco con la presencia suficiente para salvar la película.

La película, por desgracia, tarda muchísimo en arrancar, deteniéndose cada pocos minutos para explicarnos cómo funciona su mundo: Los bucles, las cualidades especiales, qué es un hueco... Esto la hace lenta y pesada, haciendo que pierdas el interés poco a poco, porque en vez de mostrártelo, te lo cuentan como si fuese un manual de instrucciones. Esto es así hasta que la película comienza a coger ritmo, el problema, es que aquí comienza el caos*.

A estas alturas de la película ya deberías haber empatizado con algún personaje*, pero no es así, porque todo están vacíos y son aburridos: Desde el protagonista, el cual es tan plano que no llega a cautivarte, hasta los villanos, que rozan lo ridículo, y ese es uno de los grandes puntos negativos de esta película que comentaré en Spoilers : Los villanos*.

Según se acerca el último tramo de la película, comienza a notarse que todo está hecho con prisas, sin desarrollo, un salto tan grande en comparación a la primera mitad, que te descoloca por completo. Me hubiese gustado disfrutar de la película, porque tiene elementos interesantes que podrían haber funcionado con la dirección suficiente, pero Tim Burton se pierde tanto en las rarezas y los engranajes del mundo, que al final, todo pasa sin pena ni gloria.

Ya me la jugaste con Alicia en el País de las Maravillas y Sombras Tenebrosas, y lo has vuelto a hacer.

Sigo en Spoilers para profundizar más:
[Leer más +]
80 de 102 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Burton hace un intento de volver
La novela de eso que llaman literatura para jóvenes adultos en la que está basada y que da nombre a la película se convirtió en todo un best seller del New York Times, siendo número 1 en ventas para niños en 2011. En principio se iba a tratar de un álbum ilustrado con fotografías, pero su autor, Ransom Riggs, quería más para su novela por lo que escribió está fantástica historia sobre un muchacho que descubre el oscuro secreto que iba a revelarle su abuelo antes de morir. Una aventura que le llevará a un orfanato abandonado y destruido por una bomba de la Segunda Guerra Mundial, situado en una isla de Gales.

Inmerso en una preocupante crisis creativa «que no alivia desde Frankenweenie», el director Tim Burton quiere volver a los años de Eduardo Manostijeras, Ed Wood o Big Fish, pero no puede o tardará un tiempo en salir de ese pozo oscuro en el que lleva metido unos años, sin embargo, con El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares consigue un buen intento de volver o al menos, logra despertar en mí algo de interés. Porque, la verdad, es que Burton para mí perdió totalmente el interés cuando escuché que iba a hacer lo que fue una espantosa adaptación de Alicia en el país de las maravillas de Carroll.

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares es una película atractiva, sobre todo la apabullante primera hora, con momentos bellísimos «todos los relacionados con el uso de la técnica del stop-motion» y los peores momentos, cuando la dispersión narrativa y la cargante acción toman protagonismo. La película de Burton te deja con la sensación de que le falta más contenido macabro-oscuro, más universo suyo, con su poesía y melancolía, y le sobra algo: que sus obras se siguen midiendo en función de la calidad de sus ocurrencias visuales o que los efectos especiales toman el control hasta el punto de que la genuina y sensible convicción narrativa queda en segundo plano, perdiendo así todo el interés que había conseguido hasta entonces, o tal vez le sobran las dos cosas.
[Leer más +]
47 de 56 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Hipnosis deliciosa
Qué difícil es encontrar en las salas de cine tanta belleza... Escenas de ensueño se mezclan con esa extravagancia de Burton que a tantos gusta y a mí, personalmente, me turba. Una historia sorprendente, melancólica y delirante protagonizada por niños que enamoran, absorbe sin que se tenga ninguna posibilidad de hacer nada al respecto. Lo oscuro, lo siniestro y lo macabro vienen a enriquecer y completar este efecto arrastrándonos a una hipnosis deliciosa.

Quizá la trama y el desarrollo no son tan negros como otras obras del director, pero lo cierto es que no echo en falta ese factor, me parece que está presente en la medida justa. Al igual que el amor, la violencia, la luz, el color y la música. No así la acción, que viene a restarle magia al conjunto en la última media hora del filme. Soy particularmente reticente a aceptar escenas de éste tipo de más de 3-5 minutos, pero aún más en este tipo de películas, donde la historia debería ser la protagonista.

Muy recomendable para todos aquellos que van al cine a disfrutar y entusiasmarse, quizá menos para los que buscan tramas intensas y complejas.
[Leer más +]
22 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
El bucle melancólico
Buenas ideas visuales y narrativas ("Atrapado en el tiempo") tiene, un gusto por la aventura y la maravilla, también, pero cuánto dura, qué larga se hace, qué innecesarias tantas explicaciones y redundancias, tantas transiciones agotadoras, qué desafuero extenuado, agonístico, que no termina nunca, y sigue, y se eterniza, y me abure, y me mata, y no acaba.
Si le hubieran quitado 30 o 40 minutos. Claro. Y si Dios existiera. Y si los malos monstruos no dirigiesen el mundo. Sí. Sí. Así quedó esta película del buen Burton y ya no se puede hacer nada. Hay que apechugar con ella, con esa, finalmente, papilla densa y grumosa.
Imaginación, humor y amor. Viaje en el tiempo, guerras y Gales (el rap de los chavales es simpático, taberna, cura, paro...). Florida (el infierno), familias y ojos. Diluvio de ocurrencias y oportunidades, mil cuentos en uno. Pero, mucho me temo, que todo nos dejó a medias, ciegos y cojos, muy superficialmente mostrado, limado en sus aspectos más sugerentes, inquietantes o sórdidos, infantilizado en el peor de los sentidos, en la convención, el amaño y la tibieza. Cuando debería ser lo contrario, más delirio, riesgo y disparate.
Ya digo, no escatima ni es rácana en cuanto a méritos y virtudes, la pena es que la sensación general, a pesar de su estructura de hierro y su final obligado, deviene amorfa y fofa, deslavazada maleza de melaza.
Ni los inmensos ojos claros de Miss Green, ni el veterano Stamp o esos mamarrachos tan bonitos que devoran ojos (brillante y siniestra idea), ni el Jackson haciendo el majadero, ni por esas, todos arremolinados, deglutidos por la misma inercia perezosa y rutinaria.
[Leer más +]
29 de 45 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
EL HOGAR DE MISS PEREGRINE PARA NIÑOS PECULIARES...IMAGINACIÓN, CABEZA...Y CORAZÓN
Cuando toca hablar de alguien a quien se admira tanto, tanto, hay que hacer un ejercicio de contención y de autocrítica que puede costar hasta hemorragias internas.

Mi adoración por Tim Burton es inmensa, lo cual nunca me ha impedido reconocer sus carencias, sus des-aciertos, sus fracasos ni sus limitaciones.

Antes de emplearme a fondo en dar mi opinión sobre este esperadísimo regreso al "fantastique" de Mr. Tim, he visto dos veces su última película, para decidir si me ha gustado, hasta qué punto me ha gustado o qué no me ha gustado.

Desde ya digo que la primera vez me entretuvo, me ilusionó y me gustó. Hubo un par de escenas que no acabé de encajar y un "algo" en el ritmo que no me acabó de convencer.
En el segundo visionado, todo me encaja.

Si bien es cierto que el ritmo es radicalmente distinto al del resto de sus películas, y que en parte se echa en falta esa agilidad suya natural para el montaje y la narrativa, también es cierto que se debe más a un proceso de madurez y de evolución de un visionario que se niega a copiarse a sí mismo y jubilarse en su "área de confort".

Sí, porque si ya en su anterior "BIG EYES" (que confieso que no me gustó, y en la que realmente no aparecía el sello Burton por ningún lado), se apreciaba sus ganas de cambio, en ésta, seguramente película de transición, se reafirma en su proceso.

En "Miss Peregrine..." Burton se ha desprendido de parte de su equipo habitual. Ha filmado un guión ya escrito cuando él es contratado por una guionista que tampoco ha elegido. Ha cambiado de productores, de director de fotografía (impresionantes encuadres que son prácticamente composiciones pictóricas) , de músicos...manteniendo a su montador Chris Lebenzon y poco más.

De agradecer que un director tan personalísimo como él no se resigne a jubilarse entre con sus habituales, sin arriesgarse, sin nada nuevo que ofrecer y viviendo del prestigio (más o menos merecido) como les sucede al artísticamente cadáver Steven Spielberg o al irregularísmo Woody Allen.

"Miss Peregrine..." nos recuerda, y mucho a la magnífica BIG FISH...y a la vez no se parece en nada. Mr. Tim se toma su tiempo para meternos en esta historia fantástica, renunciando a casi todos sus elementos reconocibles, y aumentando gradualmente la dosis de "Burtonismos" hasta que sin darnos cuenta nos encontramos sumergidos en su maravilloso y enfermizo universo.

Para ello renuncia a efectos visuales y digitales innecesarios, utilizándolos sólo como lo que son: apoyo para narrar la historia, que es lo que realmente importa en ésta, y en todas las películas, y no un objetivo en sí mismos. Eso sí, cuando los efectos cobran protagonismo, nos regalan secuencias absolutamente memorables como el descenso al barco hundido. Sencillamente apoteósica.

Renuncia también a la espectacularidad gratuita, al exceso por el exceso, conservando sólo lo esencial para apoyar el carácter fantástico de la historia sin renunciar a la verosimilitud que aporta todo lo físico que se puede situar frente a la cámara.
A destacar el homenaje al pionero de las peleas de monstruos en stop-motion RAY HARRYHAUSEN, con la delirante batalla entre las creaciones de Enoch. Todo un gesto de generosidad renunciar a un alarde digital para arriesgarse con una técnica tan antigua y con un resultado tan deliberademente poco pulido, al igual que el de maestro Harryhausen.
La historia, adaptación por parte de Jane Goodman del libro de Ranson Riggs, es también un ejemplo de cordura y de dosificación de situaciones y personajes, en un universo tan maltratado por los guionistas y productores como el fantástico. Todo encaja en un sencillo ejercicio de aritmética y métrica. aunque sí es cierto que no le hubiera venido mal un ligero pulido y poda en beneficio de una mayor agilidad. Aunque eso ya es sólo una apreciación personal.

Magnífica la partitura de Matthew Margeson, Michael Higham que nos hace olvidarnos por completo de danny Elfman con una concepción radicalmente distinta de la musicalidad en el cine. Y como colofón no podían ser otros que FLORENCE AND THE MACHINE quienes cerrasen el espectáculo con un temazo como "Whish that You were Here"

El resultado final de esta "liberación de tareas" es una película absolutamente personal del Burton creador, en que hay espacio para todos los elementos de su cine, desde el humor socarrón (sobre todo por parte del personaje de Samuel L. Jackson), al terror gótico, a lo grotesco, lo sentimental y al absoluto desvarío que es la batalla contra los "huecos" en el puerto de Blackpool (con cameo incluido). Hay autorreferencias, pero no autocopias.
Cine con mayúsculas, cine de autor y cine de entretenimiento bien entendido en un proceso de evolución que seguramente no todo el mundo quiera entender, que no todos sus seguidores estén dispuestos a aceptar y que a la gran mayoría de la gente le descolocará. Pero precisamente por eso Tim Burton más que un cineasta, es un artista, y es deber y obligación de todo artista descolocar y evolucionar.
Tenemos Burton para rato.
[Leer más +]
11 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Bucles Temporales con Tim Burton
El 1º Bucle Temporal nos lleva a principios de los 90, o quizá un poco antes, a finales de los 80.
Tim Burton es el grandísimo director que creaba mundos fantásticos plenos de cierta melancolía y tristeza, maravillosos, pero ante todo tremendamente humanos.
Prácticamente ese es el Burton que recuperamos al principio de esta interesante fábula, solo que encima con el plus de sabiduría que da la madurez: la historia de Jake, otro eterno marginado, está punteada por las fantásticas narraciones de su abuelo Abe, que le habla de un orfanato oculto en Gales donde viven los peculiares niños de Miss Peregrine, y nuestros ojos se abren casi tanto como los del pequeño cuando le oímos hablar de monstruos terribles o chicos invisibles, a los que encima da forma con irreales fotografías antiguas.
El gusto es doble porque, como digo, Burton ha aprendido con la edad y ya no juega al despiste metiendo su habitual imaginería cuanto antes. Al contrario, la soleada California donde vive Jake nos recibe desde la primera escena, con sus casas bajas y líneas rectas, donde la única posibilidad de escape reside en la ilusión de que algún día Jake encontrará el perdido orfanato.

Pero una mente infantil es igual de fértil para albergar esperanzas como para desecharlas: nuestro protagonista se da cuenta, con cierto pesar, de que las historias de su abuelo bien pueden ser huecas invenciones para fascinar a un nieto. Burton se permite la licencia de estropear la magia, pintando levemente la decepción adulta ante ella, y así consigue hacerla más impactante cuando finalmente hace acto de aparición.
La aparición de una horrible criatura y de un inquietante hombre de ojos blancos desencadenará el viaje de Jake para buscar respuestas, y entonces todo pasa a ser la historia de un adolescente desencantado a la búsqueda del niño que fue, o del que su abuelo le enseñó a ser. Hay mucho gris plomizo, mucha monotonía en esta primera parte, pero es necesaria para dibujar un entorno que, por lo general, desprecia lo mágico y especial (¿o deberíamos decir lo peculiar?), dejando que se pudra en un rincón olvidado como un orfanato que a todo el mundo da igual.

Pero la fantasía ha encontrado su propia manera de conservarse: precisamente, lejos de la sociedad que la desprecia, apartada entre grietas temporales, en bucles eternos que la permitirán existir solo para quien venga con ganas de buscarla. Siempre a punto de desaparecer, siempre a punto de ser solo escombros bajo una bomba por una guerra que a ella le es ajena, pero siempre permaneciendo.
El hogar de Miss Peregrine se abre a nosotros como un refugio contra el gris plomizo, donde refulgen toda clase de colores, y donde cualquiera puede ser como quiera ser. Particularmente para Jake, y si no fuera por un padre que le espera en otro tiempo, parecería la vía de escape perfecta a una vida insatisfecha, junto a la etérea muchacha de pesadas botas y la certeza de pertenecer a algo.
Claro que no es oro todo lo que reluce: repetir un mismo día tiene sus ventajas, pero sobre todo tiene inconvenientes, porque a la larga podría parecer una prisión más que una liberación. Tras el primer vistazo a lo maravilloso, Jake descubre que existen problemas por la dolorosa mirada de Emma Bloom, y en ese ángulo melancólico y triste vuelve a estar el Tim Burton que más nos gusta: el que quiere a sus raros, pero también los compadece.

Sin embargo, es él quien nos lleva derechos al 2º Bucle Temporal: uno en el que tiene personajes extraordinarios, pero le falta una historia que les dé sentido.
Aún así no nos podemos quejar, porque la naturaleza del orfanato se va desvelando ante nuestros ojos, y parece más dramática de lo que en principio habíamos imaginado. Este lugar sabíamos que era un refugio, sí, pero no solo contra el mundo sino también contra los miembros perversos de los peculiares, que acechan como si fueran pesadilla infantil queriendo llevarse los ojos de los niños, dando lugar a la clase de imágenes perversas que engrandecen este tipo de cuentos (como un banquete de ojos entre monstruosos comensales).
No nos quedamos ahí, sino que Burton sigue llenando su patio de juegos de maravillas, aunque se queden en demostraciones carentes de sentido, pero si el precio de eso es un fantástico viaje al fondo submarino con Jake y Emma, a un crucero de esqueletos descarnados, compremos el billete con gusto. No deja de ser una excusa para ver cómo progresa la encantadora y triste historia de dos jóvenes condenados a separarse, cuando ni siquiera han podido besarse.

Pero acabamos llegando al 3º Bucle. No Tim, por favor.
Hemos vuelto a 2010. A una narración que se te escapa de las manos, que deja historias interesantes en la cuneta, y le interesa más entretenerte que maravillarte. Nunca hemos querido eso de tus películas Tim, siempre supimos que dabas otra cosa.
No diré que tu espectáculo a caballo entre bucles temporales, monstruos tentaculares y gente siniestra sonriendo no me guste. Pero es una pena que para eso Jake deje de querer a su abuelo, o interesarse por estar junto a Emma, aunque con apenas cuatro momentos intentes convencernos de que siguen importando. Samuel L Jackson hace lo que puede por quitar grandilocuencia a tu empacho, pero él solo no puede.

Volvamos al 1º Bucle Temporal. Tú me has demostrado que se puede volver.
A una aventura increíble, original, y que aparte de la maravilla te da seres humanos, peculiares o no, me da igual.
Solo por eso, esta fábula de Jake merecerá la pena.
[Leer más +]
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Maravilloso regreso a la dirección de Tim Burton
Ya tenemos entre nosotros la nueva película del director Tim Burton tras Big Eyes estrenada en 2014. Es una de las que tengo pendiente de visionado, aunque puedo decir que disfruté mucho con la de Sombras tenebrosas (2012) protagonizada por Johnny Depp, Michelle Pfeiffer, Helena Bonham Carter, Eva Green, Chloë Grace Moretz y Bella Heathcote, entre otros. Depp, el actor fetiche de Burton no regresa junto al director de Batman y Eduardo Manostijeras, pero en su lugar lo hace la actriz Eva Green.
En esta adaptación de la novela homónima de Ransom Riggs, Green interpreta a la señorita Peregrine, la cual regenta un hogar para niños peculiares, con ciertas habilidades no adquiridas para un ser humano normal y corriente. Todo esto en el año 1943. Aunque nuestra historia empieza en nuestra era, en el año 2016 con un joven llamado Jake. El chico en cuestión acaba de atravesar una triste situación familiar y para intentar superarla viaja con su padre a una isla pequeña en la costa de Gales. Allí se topará con las ruinas de un sitio muy especial. El llamado hogar para niños peculiares de la señorita Peregrine. A partir de aquí empieza una historia llena de fantasía, suspense y algunas gotas de humor.
Mientras estaba visionando los primeros minutos de metraje me decía a mí mismo si estaba viendo una película de Tim Burton, ya que normalmente empiezan con tintes algo oscuros. La cosa es que no ha tardado en surgir el efecto Burton y ponernos la tensión en el cuerpo. Eva Green está muy bien en su personaje, pero es que todos los actores y actrices jóvenes se han lucido, cada uno a su manera. Mencionar al joven actor Asa Butterfield (al que recuerdo de la magistral La invención de Hugo (2011) de Martin Scorsese y en El juego de Ender (2013) de Gavin Hood) que interpreta a Jake y a la actriz británica Ella Purnell como Emma Bloom. Ambos con unas actuaciones muy notables.
Un aplauso enorme para el gran actor que es Samuel L. Jackson, aunque vaya muy caracterizado. Su personaje da respeto y asusta en cuanto hace su primer acto de presencia. Y con razón. Él y su séquito, porque un malo de película, un villano normalmente nunca anda solo, siempre lleva sus secuaces encima. Además de los chicos, Green y Jackson, entre los secundarios podemos ver a los veteranos Terence Stamp y Judi Dench, Allison Janney, Rupert Everett y Chris O'Dowd. Stamp es otro actor que repite con Burton tras Big Eyes y, aunque no salga tanto como quisiera, uno se alegra de su presencia. Dench olvidándose de la franquicia de James Bond, cuando creíamos que había desaparecido del mapa cinematográfico nos regala este personaje, con pocas líneas, pero nos lo regala. Janney y Everett con dos personajes, cada uno con cierto jugo en su interior. Cuando veáis la película, sabréis por qué lo digo. Dejo a O´Dowd para el final, pero no por ser pésimo en su papel, no. Lo hace estupendamente y es que para mí siempre será recordado como el Roy Trenneman de la genial serie británica Los Informáticos (The IT Crowd).
La partitura musical me ha gustado, leyendo los créditos iniciales me esperaba un Danny Elfman, y en su lugar me encuentro con dos compositores desconocidos (para mí) llamados Michael Higham y Matthew Margeson, los cuales han hecho un muy buen trabajo. Mencionar la canción que se puede escuchar durante los créditos finales (deberíais quedaros a verlos, mientras van avanzando se pueden ver fotos de los protagonistas) titulada Wish That You Were Here e interoretada por Florence and The Machine.
Mezclando efectos visuales hechos por ordenador y el stop-motion, Tim Burton ha conseguido trasladar a la gran pantalla con muy buen hacer, como casi siempre, y gracias al libreto escrito por Jane Goldman, a su vez basado en la novela escrita por Ransom Riggs, esta bonita y fantástica historia. Un regreso por todo lo alto. Bueno, al menos a mí me ha hecho pasar algo más de dos horas muy entretenidas y disfrutables. De eso se trata el cine, de entretener a la gente, o al menos intentarlo. Conmigo lo ha conseguido. Mi nota final es de 9/10.
[Leer más +]
17 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Tim Burton, poco más hay que decir
A pesar de que "El hogar de..." sea algo inferior con respecto a su anterior obra (la infravaloradísima "Big eyes") el magnífico Tim Burton vuelve a traer un film digno de mención, y que nos recuerda que dentro del penoso nivel en el cine contemporáneo, aún sigue habiendo verdaderos maestros que traen grandes películas. Y es que esta historia había nacido para que el director californiano la convirtiera film.

Empecemos con los errores, que son pocos. El principio de la película llega a ser aburrido y espeso, sin demasiada transcendencia al final, y que no aporta nada. Tampoco me gusta el uso de las nuevas tecnologías, pues parece que Apple ha pagado al guionista para que meta IPhones en el film (o eso me ha parecido) y no me ha gustado nada. Y concluyendo los aspectos negativos, me parece que la historia se vuelve muy liosa conforme llegamos al final, aunque esto no puede ser un gazapo para algunos, pero ciertamente el argumento debía de estar algo más al aclarado.

A pesar de estos fallos, la nueva película de Burton me ha sorprendido, como casi todas las obras de este peculiar director (nunca mejor dicho).
A pesar de que esta vez Burton no elige los tonos góticos, su sello se sigue viendo a leguas. Esos colores, la historia, el desarrollo... Todo apunta a ser un film de él.
En la parte técnica, como no, estupendo. Vestuarios, dirección artística, fotografía... Todos soberbios.
Las actuaciones en líneas generales, notables, destacando a Eva Green y Samuel L. Jackson, ambos magníficos.
Pero sin duda alguna, lo mejor del film, es el gran repertorio de escenas memorables. Las luchas finales, el momento en el que se nos presenta a los niños y sus peculiaridades... Estas y muchas más son escenas totalmente asombrosas, y transmiten eso que tantas películas envidian: magia.

Poco más queda que decir sobre esta entrañable película, únicamente vuelvo a decir que gracias Tim, gracias por volverme a llevar tu estrambótico pero bello mundo. Te espero para la siguiente.
[Leer más +]
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Crítica/Review "El hogar de Miss Peregrine"
Critica/Review de "El hogar de Miss Peregrine"
Tras verme la película he acabado con sensaciones muy extrañas porque en general me ha gustado pero pienso que tiene un final muy forzado (yéndose al tópico de siempre) y alejándose de la trama que nos estaba mostrando durante toda la película ya que podía ver seguido por ese lado tan oscuro por el que iba y al final ha decidido acabar con un final mas para la familia que para un publico mas adulto.
En cuanto a los personajes decir que el niño no lo hace mal pero se le ve algo soso y luego el personaje de Samuel L.Jackson parecía un villano muy oscuro y al final ha acabado siendo un villano del montón pero para nada interpreta mal su papel.
Y como no lo mejor de la película sin duda es la enorme Eva Green que cuando aparece la pelicula empieza a enganchar y cuando se va pierde sentido la historia pero bueno.
Con esto no quiero decir que la película no me haya gustado es mas me ha entretenido muchísimo y Tim Burton ha conseguido meterme dentro de la película por lo que chapó por el porque se ve que a nivel artístico sigue increíble.
Así que en resumen una buena película que podía haber sido mas si hubiera optado por un tramo final mas adulto que infantil
- Lo mejor: Eva Green (Cada día mas enamorado de esta actriz) los efectos que son buenísimos y el increíble guiño al Titanic
- Lo peor: El tramo final (por ser demasiado tópico)
NOTA: 7,5/10
Pd: Iros a verla al cine porque las películas de Burton hay que verlas en el cine para disfrutar del trabajo artístico de este director
[Leer más +]
17 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Los pre-púberes X-men en el zafarrancho de Eva Green
Queridos y queridas mías;

Vengo a comentarles qué se cuece en esta nueva película de Tim Burton, en la que nada parece de Tim Burton. De hecho, aquel magnífico cuenta cuentos ha debido ser secuestrado y sustituido por... No se sabe muy bien quién, quizá un guionista lobotomizado, o una servilleta de papel... Porque esta historia es un monumento a lo anodino y a lo "Ey, les voy a contar una movida que no tengo muy claro cómo hilar".

Por dónde empiezo, la trama es horrible. Lo siento, pero es horrible. Digamos que es como sacar a los X-men más inútiles de la escuela del profesor Xavier y ponerles a hacer el gamba. Y ya. Los efectos especiales son estupendos, pero no tienen justificación alguna. Samuel L.Jackson como siempre, es un grande... Pero encarna una especie de chiste de lepe metido con calzador en un poema de Lovecraft.

Eva Green... Qué decir de esta maravillosa mujer, esta Julie Andrews contemporánea, con su porte, su presencia, su físico, su "flow"... Si es que a esta mujer la tumbas en una hamaca con un yo-yo, y tienes para dos horas de película. El problema de Miss Pelegrin es que su relevancia, a los fines de la trama, es nula, no tiene ningún peso real, lo mismo daba Eva Green que un Border Collie adiestrado para controlar rebaños de ovejas (es cierto que hay algún que otro toque a esta aseveración... pero no crean ustedes que mucho).

Los niños son unos sosetes, todos. Sus poderes son como si yo ahora presumiera de que tengo el poder de zumbar escolopendras, morder padrastros o hacerme el fraile a ras de suelo ... Más o menos. Ninguno llega a convencer por nada... (dejo algo para el spoiler).

Y bueno, el argumento... ¡UF! Si les digo que Marty McFly no desentona en el metraje, créanme... No voy desencaminado. Ahora bien, cuando uno se mete en la espiral del tiempo tiene que atar bien los cabos, porque si no, te pegas el mamporrazo padre. Y Mr. Burton, no es que no ate los cabos, es que ni siquiera se ata los cordones... Uno sale del cine necesitado de un par de aspirinas.

Una última cuestión, el divorcio entre Elfman y Burton para este hogar de acogida es calamitoso, una hecatombe, un suicidio como un piano. No hay música en Miss Pellegrin, o al menos yo, no la recuerdo.
[Leer más +]
11 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Vuelve el mejor Tim Burton con una película que agradara a pocos paladares con una oda a la libertad igualdad y solidaridad
La verdad es que iba al cine con la duda existencial si sería una obra menor de Tim Burton y me lleve una grata sorpresa.
Es una película infantil inicialmente (después no tanto) que tiene los mejores ingredientes del director reunidos en la magia, humor negro y sobre todo preciosismo con esos personajes que o te gustan o los odias.
Reconozco que la primera media hora puede ser tediosa, inicialmente porque el arranque es muy lento y tenemos un protagista cuyo único vinculo afectivo mayor es su abuelo, el cual tenía una sensación fría debida a su avanzada edad y escasas facultades mentales. Tras su muerte queda en estado de shock ya que en su infancia rememora todo lo bueno que hizo por el y lo secundario que fue relación llegada su adolescencia.
Después de visitar una psicóloga sucesivas veces a raíz de la muerte del abuelo,el padre dedice por petición del hijo y mediacion de la médica un viaje a una isla perdida en gales donde lo real, mágico y macabro se fusionan para que el hijo puede por una vez decidir qué veracidad tiene las historia de su abuelo (marcado por la segunda guerra mundial) y hacer un recuerdo de este para reconciliarse consigo mismo. Lo que sigue a continuación destripa toda la pelicula.
[Leer más +]
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Miss Aburrida
Con Miss Peregrine, finalmente existen tres películas del genial Tim Burton que puedo decir que "odie literalmente" (planeta de los simios y sombras tenebrosas) Bueno acá tenemos a la "oda al aburrimiento" Miss peregrine literalmente es un somnífero de principio a fin.
vamos con lo rescatable y luego lo imperdonable:
En ciertos momentos se aprecia esa genialidad de la dirección de Burton, pero que la edición y el guion te lo hacen olvidar.
La música (realmente pensé que era de Danny Elfman, pero no) sin embargo toda la música inicial es genial, al igual que en varias escenas en el mar. lo malo:
El personaje del protagonista es totalmente insoportable. llegar a orar para que lo maten rápido es algo que a la mayoría le pasa.
La edición es una tortura, mas de una hora de película y piensas: bueno aquí ira a pasar algo o no?.... para después ver escenas ridículas (lo siento pero lo de los esqueletos es algo como para salir corriendo del cine)......
el guion no tiene fuerza, se desborona de manera precipitada y solo das gracias a dios porque termino.
en fin, esto es realmente un castigo de Dios..... No pierda su tiempo con este bodrio.... Burton sorry, pero no hay forma de amar esto....... a las marianas definitivamente debe parar esto.
[Leer más +]
16 de 27 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Los niños X.
Después de varias decepciones con algunas de las películas que ha dirigido durante la presente década, Tim Burton se embarca en adaptar una historia que parece ideal para llevarla a la pantalla grande, basada en la novela de Ramson Riggs.

Ante el repentino y trágico fallecimiento de su abuelo, Jacob (Assa Butterfield) decide ir a Gales a buscar un hogar donde habitan algunos niños especiales de los que su abuelo le contó algunas historias y le mostró fotografías sorprendentes y donde un tiempo él también vivió ahí.

Al llegar al lugar, Jacob lo descubre en ruinas y abandonado, pero al entrar, un grupo de chicos le guían para seguir un camino que los llevará al lugar y tiempo correcto, donde Miss Peregrine maneja el hogar que cuida y protege a un grupo de chicos con habilidades especiales que están siendo cazados por unos seres hambrientos.

La primera parte de la película es lo más cercano que Burton ha realizado en los años recientes que se asemeje a los grandes títulos que nos entregó en la década de los 90, donde la perfecta mezcla de fantasía en un mundo real y sus personajes excéntricos le permite a Burton acercarse a la esencia de ese cine que lo convirtió en un director de culto.

Uno de los grandes aciertos del film es la inclusión de Eva Green como Miss Peregrine, quien con su enigmática personalidad llena los zapatos de la encargada de proteger a los niños, pero que sin embargo en el último tercio de la película desaparece, cosa que el relato lo resiente bastante.

Lastimosamente, en ese último acto, a la ausencia de Green se suman otros desaciertos que restan méritos a la película, donde la narración se siente descontrolada y con desajustes de ritmo y tensión, además las peculiaridades de cada uno de los niños no son del todo bien aprovechadas y los efectos especiales terminan imponiéndose en secuencias de acción no muy logradas (como si fuera una versión en pequeño de los ‘X-Men’, saga con la que comparte guionista), pero al menos queda la sensación de que el mejor Burton parece estar de regreso.


http://tantocine.com/miss-peregrine-y-los-ninos-peculiares-de-tim-burton/
[Leer más +]
9 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
POR LA PUERTA GRANDE
Ay amigo mio, esta si que si, tras la decepcionantísima y anti personal "Big Eyes", Mi primo Timy nos regala esta maravilla tecnica con un guión espectacular.

No entiendo las criticas que dicen que lo mejor es la primera hora, que si, que esta genial pero por todos los dioses esa batalla de esqueletos versus huecos con adornos de cupcakes y algodón de azucar incluido se quedara en mi retina para siempre, al igual que la secuencia donde una Épica Miss peregrine retrocede el tiempo.

Lo que menos me convence es el protagonista que aun no estando mal, no esta "A la altura" de la chica del aire, haciendo una pareja sin quimica y fisicamente rara, tampoco me gustó el papel de Samuel L. Jackson, que está un poco irrisorio como villano, eso si, en la secuencia donde la chica le sopla está muy gracioso.

Eva Green tremenda y con mucho poderío en esa mirada que lo dice todo sin pronunciar palabra, muy magnética y si coincido en que en el último tercio del film se la echa de menos.

Hay una secuencia donde cobra vida un elefante muy especial, premonición del supuesto siguiente film de Burton "Dumbo".

¿Que pasó con mi adorado Danny Elfman? La música está genial pero se le echa mucho en falta.

Y si, querido Tim, yo soy de los que se percatan de estas cosas, te ví subido en la atracción del sapo loco en el parque de atracciones, en ese mini cameo que haces por primera vez, creo, en una de tus películas.

estoy tan encantado con este gran comeback que no puedo hacer otra cosa que alabarlo.
Gracias genio loco, te quiero.
[Leer más +]
7 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
marca Tim Burton
Me gusta Tim Burton, me gustan sus peliculas y me gustan la marca y el estilo de Tim Burton, con todos sus tópicos y sus clichés.
El hogar de Miss Peregrin no está a la altura de Big Fish (muy complicado), pero lo tiene todo. Todos las peculiaridades sus películas, desde la atmosfera onirica de los créditos iniciales al amargo humor negro y las sonrisas nerviosas, pasando por las referencias a los grandes temas de este director: la infancia, la adolescencia, el rechazo social, las incomprensiones intergeneracionales y las dificultades para conciliar realidad y fantasia.
No faltan en esta entretenida película momentos de batallas épicas, romance (siempre un tannto empalagoso, como en la mayoría de la obra de burton) y aventuras de espíritu ochentero, cuyo único límite es la fantasía de sus personajes.
No hay mas vueltas que darle: si te gusta Tim Burton, esta pelicula no te va a defraudar.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El tio Tim retoma impulso
Aunque el tráiler parezca que Burton se adentra en terrenos juveniles insustanciales tipo Divergente o Harry Potter, nada más lejos de la realidad. Recuerda a Big Fish, a Bitelchus e, incluso, se inspira en El Laberinto Del Fauno.
Todavía se puede ver magia en su cine, todavía hay atisbos de Manostijeras o Ed Wood. Todavía se le ven toques de genialidad.
Y eso, queridos colegas, es mucho hoy día.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Aun con carencias, "El hogar de Miss Peregrine" resulta en su conjunto un largo de aventuras fantásticas tan acabado, singular y alegórico que es un gusto para el fan del género.
Debo admitir que tras ver en la gran pantalla "El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares" acabé con una sonrisa en la cara y, por varios días, con la satisfacción de haber visto una buena cinta de fantasía; constitutiva, sustanciosa y redondeada, con una trama de apreciable mimo y trabajo en su desarrollo (pues esta historia que se nos presenta está bien compuesta, elaborada, justificada y cerrada). Por desgracia no estamos ante uno de los mejores films de fantasía de todos los tiempos (pues este largo palidece ante las mejores entregas de Harry Potter o de la Tierra Media), pero lo que nos ofrece es algo destacado este año, una ficción consistente e ilustrada con rescatables enredos y matices abstractos.

Así pues Tim Burton ha regresado a un distinguido nivel con "El hogar de Miss Peregrine", un nivel al que por desgracia ya no nos tenía acostumbrados. Pero Burton lo logra de nuevo, y lo logra con el género que mejor se le da: el de la fantasía. El director californiano consigue uno de sus mejores largometrajes en este 2016 (en mi opinión "El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares" tan solo es superada por "Big Fish" (2003) y "Eduardo Manostijeras" (1990), y es equiparable a su versión de la rica novela de Roal Dahl "Charlie y la fábrica de chocolate" (2005)).

En él se nos presenta a un adolescente (Asa Butterflied) "perdedor" que es incapaz de encajar en las pandillas púberes, pero su vida da un vuelco cuando descubre una alejada cueva de la que le habló su fallecido abuelo, una cueva que esconde un bucle temporal habitado por niños con "peculiaridades" (aka. poderes especiales) que son cuidados por Miss Peregrine, otra humana con la peculiaridad de manipular el tiempo y que protege a estos niños en un gran mansión galesa. En esta mansión/escuela en la que el mismo día se repite una y otra vez, estos niños aprenderán a controlar sus habilidades mientras nuestro protagonista descubre el místico pasado de su abuelo y si él es capaz o no de tener alguna "peculiaridad" también.

Es más que evidente que la trama de la novela de Ramsom Riggs bebe de numerosas fuentes (desde la afamada Patrulla X, pasando por Harry Potter, o las mejores obras cinematográficas del propio Tim Burton... hasta llegar a las Crónicas de Narnia de C.S. Lewis y la saga de la Tierra Media de su coetáneo J.R. Tolkien) pero, aun teniendo una escasa originalidad a estas alturas en sus páginas, todos los elementos fantásticos que se mezclan en ella logran un cóctel de fantasía y ensoñación realmente relevante y hechizante. Y Tim Burton lo logra plasmar en la pantalla como si hubiera sido concebido por él mismo (lo cierto es que es imposible imaginar esta novela sin que al autor no haya tomado inspiración del mismo Burton).

Es cierto que el realizador no nos ofrece unas secuencias de fábula simbólica y abstracción extraordinarias que se vayan a retener en la memoria para siempre (no, aquí no hay una persecución en bicicletas voladoras de como la del "E.T." de Spielberg, ni un vuelo a lomos de un hipogrifo como en el Harry Potter de Alfonso Cuarón), pues los planos del director no son de una inspiración original y excelente... pero Burton demuestra suficiente pericia como para atrapar durante el visionado al espectador con planos cerrados de estos "niños peculiares" que dan lugar a metafóricos ensueños (destaco ese viaje submarino que realiza el protagonista con la niña que manipula el aire). Desde luego la realización en este largo de Tim Burton no va a pasar a la historia y su estilo tan personal queda bastante desdibujado, pero al menos ofrece un ritmo ágil y evolutivo en la trama. El diseño de producción, si bien correcto, también es olvidable. Y la rutinaria banda sonora también se olvida (¡cómo se echa de menos a Danny Elfman, compositor fetiche de Burton!).

Las actuaciones por su parte son irregulares. Eva Green es el carisma y el embrujo personificado (la actriz de "Soñadores" (2003) mejora cada año, el salto interpretativo que ha dado desde su "chica Bond" de Casino Royale (2006) hasta la serie "Penny Dreadful" es impresionante)... por lo que se echa en falta un mayor desarrollo de su personaje, Samuel L. Jackson resulta un villano (pretendidamente) divertidísimo, y sus notas de sarcasmo produjeron carcajadas por toda la sala. El problema está en su protagonista (el niño de la sobrevaloradísima "Hugo" (2011)), soso, desganado, abúlico, con el carisma de una estatua de piedra y sin trasmitir ningún matiz. ¿No creen que Buttlerflied es una losa para el relato?, pues imagínense el film protagonizado en lugar de por él por Tom Holland (Lo imposible) o Christopher Mintz (Kick-Ass), pues ahí lo tienen, el personaje de Jacob era un caramelo y Butterflied con su exigua presencia no lo ha sabido aprovechar con una sutil interpretación que transmitiera muchísimo más.

Pero por fortuna el film se sostiene debido a la fuerza de su trama fantástica (seguido del oficio de Tim Burton tras las cámaras), el guión lo es prácticamente todo en este cinta. Un guión que se cuida, que en principio ofrece intriga detectivesca (quizá el punto más flojo y plano del relato, pues hasta que no aparecen los "niños peculiares" la cinta no hace palpitar con sus tramas alegóricas), para luego dar lugar a un "viaje del héroe" con juegos de bucles temporales, mordaz humor y mucha empatía metafórica sobre las personas atribuladas y marginadas que no encajan en la sociedad material (tema que siempre se le ha dado de lujo a Burton), pero que se topan con un mundo de fantasía donde el simbolismo pictórico y la trascendencia sentimental priman sobre lo real y terrenal.

En fin, una fábula de fantasía multifacética y completa que hará las delicias de los fans del cine fantástico sean de la edad que sean (aunque a los muy peques no se la recomendaría. Más en spoilers). Estos fans y los de Burton (me incluyo) no se la deben perder..

Lo peor: Asa Butterflied. La banda sonora.
Lo mejor: Su guión. Eva Green...
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Burton en su esplendor, pero poco corazón
“El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares" de Tim Burton, es una bella película, que contiene las particularidades del cine de Burton, su imaginería visual, y la historia se da para explorar el lado mágico, grotesco y emocional, que el director imprime en sus obras. Hay muchos juegos, viajes en el tiempo, aventura, acción, pero me hizo falta más de lo que siempre me enamora de mis películas favoritas de Burton, la emotividad y el corazón. Aún así es buena y tiene varias de las obsesiones del director.

http://frasesdecineparaelrecuerdo.blogspot.com.co/2016/10/frases-pelicula-miss-peregrine-home-for-peculiar-children.html
http://asbvirtualinfo.blogspot.com.co/
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Un intento en vano
Una cinta que empieza de un modo prometedor y atractivo, con una historia interesante y bien gestada en sus compases iniciales. No obstante, hacia la mitad del filme, cuando las bases se encuentran bien consolidadas y se espera el salto de calidad, el metraje se va hundiendo de forma para progresiva, degenerando en un mar de incertidumbre e inverosimilitud, grotesco y decepcionante. El universo creado durante los primeros tres cuartos de hora de película queda arruinado por una narración confusa e ineficaz, con elementos extremadamente baldíos que no hacen más que generar desapego y rechazo hacia el filme. Realmente una gran ocasión desaprovechada.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
EL TIM BURTON MÁS COMERCIAL QUE HE VISTO NUNCA ​
Hay directores que no tienen término medio, o te encantan o los odias: Woody Allen, Quentin Tarantino, David Lynch o el claro exponente que es Tim Burton. Pero es que es más, dentro de sus propias filmografías volvemos a la dicotomía, o te encantan sus pelis o las aborreces. Eso me pasa a mí con el excéntrico californiano. Sus historias siempre te hacen sentir algo. Pero muchas veces, nada bueno. Perdonen sus fieles lo que escribo, pero para mis gustos, mis colores. Yo, de su filmografía, sólo salvo: “Bitelchus” (1998), “Eduardo Manostijeras” (1990). “Ed Wood” (1994), “Big Fish” (2003) y “Charlie y la fábrica de chocolate” (2005). 5 de sus casi 20 películas. A partir de ahí, puras paranoias.

La cinta que vi hoy no me parece del más típico estilo Burton. Esta narración se acerca más a un cine comercial que nos aleja de ese mundo onírico que siempre recrean sus films. Este es un producto hecho por encargo. Se nota. Muchas conversaciones con el productor Peter Chernin me imagino que tuvo que haber para hacerla tan “del gusto de todos los públicos”. Eso se consigue bien en esta cinta. La película se ve fácil. A mí y a mi amiga nos gustó bastante. Una trama bien llevada, un guion bien entrelazado pero plano para que no te pierdas mucho de la historia y con muy pocas tramas secundarias para que no te apartes de un relato que está más cerca del cuento que de la novela.

El guion está encargado a Jane Goldman que ya escribió alguno para las sagas de X-Men y Kingsman. Basado en la novela de mismo título del primerizo Ransom Riggs nos cuenta la historia de Jacob, un adolescente con problemas que ve morir a su abuelo. En su último suspiro, le pide que vaya a buscar a Miss Peregrine para que ella le cuente quién es él en realidad. Ese viaje le conducirá a una aventura en la que tendrá que ayudar a salvar a unos niños con extraños poderes cómo él.

El protagonista es Asa Butterfield, que ya me encantó en sus papeles de Bruno en “El niño del pijama de rayas” de Mark Herman (2008) y Hugo en “La Invencion de Hugo” de Martin Scorsesse (2011). El resto del elenco brillante. Samuel L. Jackson haciendo de villano siempre me encanta, Judi Dench es una de mis debilidades y volver a ver a Terence Stamp fue un regalo que no esperaba (todavía ando buscando una copia de su película “Las aventuras de Priscilla, la reina del desierto”). Los niños muy bien elegidos te meten perfectamente en el cuento porque están muy bien dibujados los personajes desde el relato original. Por poner alguna pega, me pareció muy frio y plano el papel de Miss Peregrin encarnado por Eva Green. No digo que fuera una mala interpretación sino que, quizás, el personaje no estuvo bien diseñado. Y me quedo contento con haber descubierto la belleza y el talento de Ella Purnell que hace el papel de apoyo sentimental del protagonista, como mandan incluir los dictados del cine puramente comercial.

Se echa de menos la música de Danny Elfman aunque aquí esté muy bien resuelta y la fotografía es de Bruno Delbonell (4 veces nominado al Óscar) que, si bien, no refleja esos mundos tan abstractos que busca Burton en sus películas, sí logra recrearnos un mundo de fantasía que hace que haya tensión en gran parte de la cinta. Creo que los pequeños bajones que tienen las dos horas que dura son producidos por la densidad y reiteración en el abuso de los diálogos explicativos que ralentizan algunas partes de la acción pero que sirven para ir revelando al espectador partes que deben entender para que los personajes parezcan creíbles.

Aun así, sales del cine con la sensación de que lo has pasado bien, que te has entretenido un buen rato y que ha valido la pena darle la oportunidad, de nuevo, a Tim Burton.


Valoración: PARA PASAR UN BUEN RATO

TWITTER: @luisalserrano
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo