arrow
4
Para morir de un ataque de azucar barato
No digo que "Rastros de sándalo" sea una mala película, posiblemente no lo sea, pero su apariencia de telefilme y su apatía argumental, han hecho que a mi me provoque un profundo aburrimiento. Una desconexión desde el minuto uno. Y lo mas curioso es que esta historia real parece menos real que cualquier otra alocada ficción. Todo es tópico, todo está en función de conseguir emocionar al espectador. El problema es que lo hace desde una flojeza argumental que asusta. Por ejemplo, lo primero que hace la protagonista al enterarse que es hindú es ir a un videoclub a alquilar una película de Bollywood donde aparece su hermana, otro ejemplo es ese vergonzoso momento a lo "Ghost" amasando el pan. Las escenas están alargadas innecesariamente, los actores parecen desubicados y su factura visual es demasiado modesta. Es de esas películas hechas para emocionar que solo emocionan a los que están ya predispuestos a emocionarse, es decir, no corre el mínimo riesgo. Por cierto... ¿quien fue el genio que imaginó que Aina Clotet podía pasar por hindú? Un apunte: la película tiene escenas que transcurren en el barrio donde vivo (el Raval de Barcelona) y pese a estar bastante bien ambientada, ni tan solo eso ha conseguido atraer mi atención. Apatía por doquier y un final tan tópico y ñoño que corres el riesgo de tener tal subida de azucar que puedes acabar en el hospital. Y azúcar de la barata, de la corriente.
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
En las Ramblas también se quema incienso
María Ripoll presentó en la Seminci 2014, fuera de concurso, una efectista (en el buen sentido) historia sobre los afectos impredecibles que pueden acechar, a lo largo del camino, a una vida supuestamente encarrilada. ¿Qué pasaría contigo, andaluz de pura cepa, si aparece un señor de la Laponia rusa comunicándote que eres su hermano? Pues algo parecido le sucede a Paula, bióloga y científica, cuando alguien le dice que su nombre real es Sita y que nació en la India.

Rastres de sàndal está tratada de forma muy habilidosa, con un guión en el que encajan perfectamente todas las piezas, y que consigue total naturalidad, hasta el punto de hacerte creer que cualquiera podriamos pasar por una situación parecida.
Este proyecto tiene la particularidad de que está construido exclusivamente por mujeres, tanto en el aspecto creativo, como en el técnico y comercial.
Alguien, erróneamente, podría pensar que es un culebrón de Bollywood impregnado por la intencionalidad comercial de un equipo de féminas listas. Hay más, aparte de la destreza y la pericia. Lo fantástico que es dejarse contaminar por la gente con la que nunca tratamos y lo negativos que son los prejuicios, son aspectos que destacan, entre otros principios de convivencia y tolerancia,

La directora (Barcelona 1964) hace un estupendo y agradecido recorrido por la ciudad que la vió nacer, dejando claro que esas son las calles que ella pisa y no las de visitantes ocasionales, como Woody Allen.
[Leer más +]
9 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Encontrando las huellas
¿Qué le sucede a "Rastros de sándalo" para que no pase a ser de una escala superior?
La historia es buena, las interpretaciones correctas, el tono es correcto, pero la pelí no levanta el vuelo.
Aquí ya se han dado algunas claves de por qué eso sucede. La primera parte es llevadera y de deja ver con agrado. La segunda parte, por contra, desarrollada en Barcelona, cae. Esos detalles costrumbristas de los que aquí vivimos y conocemos la idiosincrasia de su paisaje y su gente hace que en todo momento, yo por lo menos, piense que lo que se retrata aquí es el deseo de un tipo de ciudad y un tipo de gente.
El conflicto queda relegado a un segundo plano por culpa de esos detalles, y porque seguramente Aina Clotet, aunque se esfuerza en su interpretación, no tiene suficiente solvencia para desarrollar la complejidad que se supone tiene que sufrir para encontrar su identidad. Se evidencia demasiado, de manera discursiba, el conflicto y no se hace partícipe al espectador de ese sentir. Si además se le suma el énfasis con efectos -o defectos de montaje- como la pequeña doble acción cuando ella se viste de India, es cuando uno, personalmente, ya está fuera.
[Leer más +]
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Seguir el rastro lleva al inicio, al 'quiénes somos'
No creo que la película trate sobre la adopción, conforme he leído en varias de las críticas, sino sobre el amor fraternal y la infancia y sobre la identidad, de hecho la adopción, así como su desconocimiento por la protagonista, resultan ser un mero recurso para hacer avanzar la trama, mientras que el conflicto con sus padres adoptivos es totalmente secundario.

En mi opinión, la crítica no se debe centrar en el desarrollo del personaje de Paula, que, digamos, se inicia en la segunda mitad de la cinta, sino en la búsqueda, por parte de una hermana-madre, de su hermana pequeña-hija hasta el fin del mundo, y lo cierto es que los que tenemos hijos sabemos el preciado tesoro que representan y es posible que nos toque por ello la fibra sensible de un modo especial el viaje de averiguar qué sucedió a aquella pequeñita que apartaron de su familia a la fuerza, de ahí la catarsis con lo que se nos narra. Paula trabaja con células-madre, busca a la madre, y de hecho la hermana mayor le lleva a la madre, es decir, a la India, la Madre India. Se ha de conocer y asumir la raíz para extender las ramas hasta el cielo.

No es que el guión apueste por una gran profundidad, pero sí que contiene un acercamiento sincero al amor con mayúsculas, el que cruza mares y mueve montañas, del mismo modo que conecta con la idea de que, queramos o no, todos en este planeta somos hermanos, por ello resulta tan interesante la idea de que Paula desde sus circunstancias de urbanita mediterránea, hasta descubrir su realidad, nunca se hubiese imaginado que podría llegar a 'hermanarse' con alguien de la India. Por otra parte, la historia romántica creo que está bien encauzada pues muchas veces en la vida conectamos casi sin quererlo con aquello que estamos anhelando de forma inconsciente. Y por su puesto, el relato propicia, sin ahondar en ella en absoluto, la reflexión sobre la identidad propia, ¿qué sucedería si nuestra historia personal fuera diferente a la que nos aferramos cada dia? ¡qué liberación! ¿somos sólo nuestra historia, o somos también nuestra esencia?

En todo caso he de decir que Clotet está muy convincente en la vertiente catalana en lo que al desconcierto de la noticia se refiere, es decir, la segunda mitad de la cinta, pero creo que falta conectar el guión y la interpretación con esa niña pequeña que fue apartada de su hogar contra su voluntad, falta el llanto profundo al oler ese sándalo, ese rastro que da título a la película, al conectar con esa memoria inconsciente, y es que sin ser un producto meramente comercial, que no lo es, si pretendes del espectador que aborde la propuesta con un paquete de kleenex en la mano, es para que lo use entero, no se puede nadar y guardar la ropa, en caso contrario juguemos a otra cosa..
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
UNA DE INDIOS
Maria Ripoll cineasta todo terreno formada en los USA, demuestra que ha sido buena alumna y firma con solvencia un melodrama emotivo y previsible, un cuento intercultural, que si no se moja lo que algunos quisieran en los dramas que esboza, si que nos desahoga de tanto valle de lágrimas y horrores. Es una bonita historia, bien interpretada que se empeña en llevarle la contraria a la ley de Murphy, para goce de aquellos que a sabiendas de que no nos va a tocar la lotería seguimos comprando.
Lejos de "ocho apellidos indios", guerras civiles, con indios o no y thrillers regionales, nos propone otros caminos igual de válidos. El equipo formado mayormente por mujeres es otra novedad destacable en este puente sobre el arco iris entre Bollywood y Las Ramblas.
[Leer más +]
3 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Interesante Rastro de realidad
Aquí María Ripoll usa varios géneros a la vez. Usa el drama y usa el romance. La historia trata de dos hermanas que son separadas. En fin la mayor que se convierte en actriz (Preciosa la elipsis donde la niña se convierte en mujer en un cine). La buena mujer llega a Barcelona. Y aquí todo se va complicando. Lo que prometia un dramón de repente se convierte en una película romántica. Que termina por no saber donde cogerlo. Aunque los actores trabajan muy bien y el guión es sólido. Los bonitos escenarios de Barcelona. Poco mas para una película interesante pero pobre
[Leer más +]
3 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
NO
No puede ser lo que se ve. Falla la idea principal, falla el casting y falla rotundamente el guión.

Mal las actrices principales, especialmente la muy sosa Aina Clotet, igualmente Subodh Maskara es plano y aburrido y solamente se salva Godeliv Van den Brandt, siempre hay aire fresco en sus escenas. La niña, bien también.

Si con estas películas se pretende mostrar las bondades del feminismo, apañados/as vamos. Y lo digo por María y Anna, directora y guionista.
[Leer más +]
3 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Film ONG
Yo creo que hay una categoría en los subgéneros dramáticos que son estas películas tan bien intencionadas pero con mucho tufillo de film reivindicativo del multiculturalismo y la unión de diferentes civilizaciones. En la línea de Zapatero, para que se entienda. Este es uno de ellos, nos retrata una Barcelona reconocible y multicultural, cosmopolita y siempre llena de gentes por la calles, en el entorno de la Rambla, con viandantes de varios colores... Ese aspecto del film está muy bien resuelto, un pelín exagerado en cuanto a que incluso la compañera de la protagonista sea de color y ella una niña barcelonesa adoptada sin saberlo en la lejana India. Un pelín exagerado, cogido por los pelos. La historia, en cuanto en tanto transcurre en la India, es mucho más dramática, casi un documental. Los actores, aunque aquí priman las actrices, son muy creíbles, aunque el retrato de Barcelona está mejor realizado que el que se hace de una dudosa Bombay. Se ve, simplemente, aunque a veces se hace un pelín pesada.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Rastros de sándalo
Tras casi diez años de silencio creativo, con “Rastros de sándalo” iniciamos la triada de películas que se ha estrenado María Ripoll en apenas tres años. Que dicho sea de paso, no es mala media para un realizador español cuando lo habitual es que estrenen un film cada tres años.
“Rastros de sándalo” es, muy posiblemente, la historia más seria y comprometida de los tres recientes estrenos de Ripoll. La película, basada en la novela de Anna Soler-Pont, nos narra la historia de dos hermanas hindúes que son separadas en su juventud. Tiempo después la única de ellas que conserva recuerdos de la separación iniciara un viaje para tratar de saber que sucedió con su hermana. La historia central de “Rastros de sándalo” es potente, eso es indudable, pero seguramente hay cosas de las que rodean a esa trama central que no terminan de encajar todo lo perfectamente que debieran. El punto de partida está muy bien, y además habita en el primer acto un giro bastante estimulante que funciona a las mil maravillas como regalo sorpresa en el aspecto narrativo. Luego, en cuanto entra en escena el personaje de Aina Clotet, es cuando más puntos de discordia tengo respecto a la película. Algunas de las reacciones de este personaje, fruto de ir conociendo sus orígenes, no las he llegado ni a comprender ni a compartir, y la parte de la trama que concierne a sus padres es la que mas rabia y confusión me produce. Y el problema es que al final de “Rastros de sándalo” da la sensación que María Ripoll tampoco comprendía ni compartía esa vertiente de la historia ya que le da un cierre: fácil y que no concuerda con como se iba desarrollando.
Otra vertiente de “Rastros de sándalo” que tampoco termina de gozar de la fluidez que debiera es la historia amorosa de su protagonista española. Esa parte de la trama se nota metida con calzador resultando más una concesión gratuita que no termina aportando nada, y lo peor es que no resulta creíble.
Y aunque muchas de las cosas que giran alrededor del personaje de Aina Clotet no terminan de encajar como debieran, sí que tengo que admitir que la actriz demuestra un excelente nivel interpretativo reflejando a la perfección el viaje emocional que sufre su personaje. Eso y la capacidad de María Ripoll para no caer en el melodrama fácil son, sin lugar a dudas, dos de los puntos fuertes de “Rastros de sándalo”.
En definitiva, “Rastros de sándalo” es una interesante historia aunque no una redonda pelicula, pero aun con defectos merece la pena descubrirla.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Adopción y encuentro entre culturas
Al comienzo de la película se ve la escena de un parto en una zona de la India. En él, la madre muere al dar a luz. La criatura es una niña y su hermana allí presente, de diez o doce años, se hace cargo de ella. Pero fueron separadas y la niña acabó siendo adoptada y ella, la mayor, gran actriz de cine que con el tiempo la buscará denodadamente.
Película de todo punto bien realizada por su directora María Ripoll, que logra crear un clima emotivo y sentiente, o sea, un clima envolvente de emociones compartidas con el espectador. También les doy la enhorabuena a un excelente guión escrito por Anna Soler-Pont, coautora con Asha Miró. La historia es fruto de la experiencia vivida por una de las coguionistas. Y es meritoria también la labor de Anna Soler-Pont, por haber sabido trabar tan bien el guión, un guión cohesivo a la hora de contar una historia con tantos matices, como ahora diré.
Tiene el film una música cautivadora con algunos temas magníficos de Zeltia Montes, y una gran fotografía de Raquel Fernández que sabe encuadrar, seguir a los personajes y volar inquieta por entre la trama.
En cuanto al reparto yo querría subrayar que siendo actores y actrices poco conocidos/as en España, tienen ya una importante trayectoria y su trabajo es de excelencia en las figuras principales. Nandita Das es una importante actriz y directora de cine en India. Aina Clotet, actriz y guionista experimentada también, se luce en su papel de hermana pequeña adoptada. Naby Dakhly, actor francés de origen argelino interpreta con altura el rol del amoroso joven indio Prakash, que acompañará en su periplo de búsqueda personal a Paula. Éstos y el resto de actores y actrices (Rosa Novell, Godeliv Van den Brandt o Subodh Maskara) hacen que no haya que poner mayores reparos a la interpretación, al contrario. Clotet y Das transmiten a sus personajes una credibilidad y una sintonía muy grande para quienes ven el film. Ellas resultan ser el símbolo de unión entre culturas, en una película que no cae en el error de subrayar los contrastes sino más bien predicar la universalidad de las cualidades humanas, sobre todo de la bondad y el amor.
La película aborda la complejidad de la adopción y el encuentro entre culturas muy distintas. El tema intercultural está muy bien tratado.
Entiendo que esta película quiere ser un Puente de entendimiento entre dos culturas muy distintas, un viaje espiritual entre las ciudades de Bombay en la India, y la mediterrànea Barcelona.
La situación compleja que trata este está plenamente resuelto en la cinta, que deja a las claras el nudo de impresiones fuertes, diversas y contradictorias que asoman en la protagonista. Y mi impresión es que la directora María Ripoll logra su objetivo de emocionar, sin cuentos ni engañifas, sino mostrando las realidades complejas pero evidentes que laten bajo la historia y vinculadas a las adopciones.
Me ha gustado igualmente que la película retrate una Barcelona real, sin los artilugios a los que estamos acostumbrados.
En fin, una película que hace que las piezas encajen, y que consigue total naturalidad, de forma que uno puede creer que cualquiera habríamos podido pasar por una situación parecida. Y más allá de la tentación de creer que se trata de una especie de culebrón Bollywoodiense con toques de comercialidad, lejos de esto, digo, este film yo lo entiendo como una invitación a abrirnos a la realidad, al intercambio con otras gentes sin temor ni prejuicios. Con todo ello, la Ripoll hace gala de oficio, de destreza y de pericia en su hacer cinematográfico.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Podría ser mejor si fuera plural de verdad
Esta película empieza muy bien en su parte India pero cuando llegas a la parte de Barcelona en la que los indios que solamente llevan tres años en Barcelona hablan catalán mejor que Jordi Pujol Ferrusola, en la que en un instituto de investigación no hay nadie que hable en castellano, en la que en una fiesta barcelonesa de Indios de la India auténticos y genuinos todos hablan única exclusiva y maravillosamente en perfecto catalán y te das cuenta que te la han clavado y te has gastado el dinero en ver un panfleto de los mundos excluyentes de Yupi que los que conocemos la Barcelona plural desde hace mas de cincuenta años sabemos que no existe y que solo existe en la imaginación de los amigos de la utopía secesionista. En fin una pena por que la película es distraída y está bien hecha.Pero meterte en el cine y salir con la impresión de que te han querido adoctrinar es muy desagradable.
[Leer más +]
18 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Pasable, por los pelos.
La historia es amable, pero le falta chicha. Salí con la misma cara con la que había entrado.
Aina Clotet y Nandita Das son dos buenas actrices, pero la trama es un poco floja.
Aina Clotet no parece (EN ABSOLUTO) de origen indio. Eso corta el rollo bastante y hace realmente difícil meterse en la historia.
Podrían, al menos, haberle dado unos rayitos uva.
[Leer más +]
4 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Emotivo relato de reencuentro
No estamos ante una gran película aunque podemos decir que se trata de una cinta hecha con profesionalidad, con un guión donde todo encaja y que te emociona aunque la estructura narrativa sea previsible y los utilicen los trucos habituales para tocar la fibra sensible.
"Rastros de sándalo" plantea con un dramatismo muy medido la búsqueda de los orígenes desconocidos de Paula, una científica Barcelonesa con una vida apacible y del todo resuelta. Todo se tambalea cuando aparece Mina -una actriz de éxito en la India- y de repente se convierte en "Sita", una hermana separada de su lado para darla en adopción a una pareja acomodada que oculta la adopción con un ánimo protector.
La habilidad de la directora y de la misma guionista -de hecho se trata de un proyecto con una abrumadora mayoría de mujeres- permite no caer en el error de una sensiblería insustancial y terminan planteando un relato creíble y equilibrado entre los dos alejados mundos de las hermanas: Bombay y Barcelona. Incluso las obligadas "postales" de las dos ciudades no son las típicas "turistadas" que, por ejemplo, cae el mismo Woddy Allen en el caso de Barcelona.
Otro mérito destacable es el acierto a la hora de introducir dentro de la trama más íntima y personal un relato paralelo muy bien resuelto alrededor del cine dentro del cine sin caer en los tópicos de Bollywood y su industria. Un hecho que permite completar toda la biografía de las dos hermanas sin la utilización en exceso de las retrospectivas típicas a modo de recordatorio.
El equipo interpretativo es de una equilibrada solvencia destacando la desconocida Nandita Das y una Aina Clotet aceptable en un papel muy arriesgado.
Se trata de un cuento de hadas sin sorpresas ni engaños. Podemos decir que todo se mantiene dentro del cánones, que no hay sorpresas ni golpes de efecto, se huye deliberadamente de una originalidad de feria o de una tensión permanente y artificial. María Ripoll desarrolla el argumento con mucho oficio, utilizando los elementos narrativos y técnicos de forma convincente y, finalmente, emocionante sin llegar, aunque por momentos esté a punto, a la exageración llena de sentimentalismo. (6/10)
http://bit.ly/1s2h9Fa
[Leer más +]
3 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Tú al Ganges y yo al Llobregat
Melodrama bastante discretito sobre una historia en teoría prometedora pero desarrollada de manera insatisfactoria siendo benévolos o cutre siendo un poco más ácidos. La película tiene cierto encanto alternativo y humilde que me agradó, pero la frontera entre lo alternativo y lo cutre a veces es muy difusa, y esta obra se debate entre ambos lados constantemente, con algunos momentos atractivos que se mezclan con otros muy fallidos, ya sea por estar mal resueltos o porque parecen copias borrosas de otros films.
Otro de los lastres de la película que me hacen restarle algún punto es que Aina Clotet no parece para nada hindú a pesar de su caracterización, la cual es comedida al principio pero se remarca cuando el personaje descubre sus orígenes, momento a partir del cual dicha acentuación llega casi a rozar lo cómico en ocasiones aunque afortunadamente sin caer de pleno en ese terreno. Tampoco es que me molestase especialmente el hecho de que la actriz protagonista no concuerde físicamente con el personaje que interpreta, pues Aina Clotet me parece una actriz interesante que hace este papel dignamente, pero la elección de una actriz de raza blanca para interpretar a una hindú pura en mi opinión le resta credibilidad y seriedad a todo el conjunto.
En general las interpretaciones de todo el elenco son correctas aunque discretas.

También tengo que decir que vi la película doblada al castellano, lo cual juega también en su contra y le resta algún otro punto, ya que el doblaje castellano me parece defectuoso y da bastante el cante. Si la hubiera visto en versión original quizás le hubiera dado un aprobado raspado, pero no más allá de todas formas.

Para mí lo mejor de la película son los escenarios, la ambientación y ese aire alternativo y humilde que a veces desprende y que comenté anteriormente, pero globalmente me parece una obra mediocre y no pasa de ahí aunque la vi con la mejor de las predisposiciones.
[Leer más +]
2 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
dos culturas
Película sobre la identidad propia y ajena, que tiende un puente entre dos culturas tan diferentes como España y la India.
Es agradable de ver este drama con final feliz.
La película engancha, porque te hace llorar y te hace reír.
Aunque se la ve comercial, con todos esos bailes de Bollywood.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
6
LAS RAÍCES DEL CORAZÓN
'Rastros de Sándalo' es un melodrama con sabor a folletín de media tarde que, sin embargo, funciona mejor de lo esperado, gracias a la original estructura de su guión que propone un par de giros dramáticos inesperados que insuflan un nuevo aire a la historia que se explica, evitando que decaiga y haciendo que cambie el punto de vista narrativo, algo muy interesante en una película como esta de marcado enfoque comercial. Sin duda, ese riesgo que se toma en el rumbo del relato es lo mejor de la película que finalmente cae en demasiados convencionalismos en sus subtramas románticas, pero propone un interesante debate sobre la adopción y la identidad del individuo según sus orígenes.

'Rastros de Sándalo' (bonito título) tiene una estética que también debe adaptarse a las distintas partes que integran la historia, funcionando especialmente la parte inicial ambientada en la India, resultando más telefilmera la parte final, pero siempre dentro de un conjunto de suficiente solidez como para entretener y captar la atención del espectador, sin ceder en demasía a lo lacrimógeno o sentimentaloide.

'Rastros de Sándalo' se beneficia del duelo interpretativo entre las dos actrices protagonistas Nandita Das y Aina Clotet, aunque destacan como secundarias la niña Vaibhavi Hankare y la naturalidad de Godeliv Van den Brandt. 'Rastros de Sándalo' es un film efectivo, entre el melodrama psicológico y el drama romántico, que sabe empatizar con el público con una historia rodada con sensibilidad que busca las luces y elude las sombras, pero con esa estructura tan particular de muñecas rusas que la hace crecer.

Crítica para www.universocinema.com
@danielfarriol
@Universo_Cinema
[Leer más +]
2 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Conexión India-Barcelona
La directora de interesantes films como "Tu vida en 65 min." o del documental "Cromosoma cinco", estrena ahora este drama intercultural que gira entorno al tema de la adopción. Presentada en la última Seminci de Valladolid, no parece muy creíble la premisa de que dos hermanas índias fueron separadas tras la muerte de la madre y que una de ellas vivía en Barcelona. Pero si nos dejamos llevar por la historia, esta película es de las que puede gustar al público y le deja con buen sabor de boca. Además, hacen falta más propuestas que traten las relaciones entre personas de diferentes nacionalidades. En cuanto a las protagonistas, la actriz índia Nandita Das hace un buen trabajo y Aina Clotet acaba resultando convincente en su personaje que sufre una evolución de identidad. Estamos ante uno de los títulos a tener en cuenta en los próximos premios Gaudí de la academia catalana, sobretodo gracias a la actriz catalana.

http://josh-cine.blogspot.com.es/
[Leer más +]
1 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Rastros de sándalo
Básica, elemental, carente en excesivos puntos, un desfilar robótico de personajes inapetentes por las limitadas interpretaciones de sus actores y, momentos desganados en demasía por pereza de diálogos sosos, desaboridos, insulsos -que nunca rozan la mínima consistencia- de manual sobre cómo no interesar un ápice al espectador que no ayudan, en nada, a una motivación que desaparece a los pocos minutos de su rodaje por tratarse de un relato cliché, estandar, estereotipado, de pasos consabidos hasta por el más burdo y que caen, aún más, en la desidia conforme compruebas que sus exiguas ideas no dan para transmitir apenas algo.
Anna Soler-Pont se encarga del guión de su propia novela, a la cual también financia -y no dirige ¡por poco!-, proyecto personal de ver plasmada su obra escrita en imágenes de poco fruto y beneficio, camino que abre su andadura en la India, con la desolada sentencia "Es una niña, mala suerte", para resolver la incógnita de la búsqueda en una veloz media hora, sin contratiempos ni tensión, un visto y no visto que deja perplejo por la alelada facilidad, para trasladarse con urgencia a una Barcelona cosmopolita donde, aparte de las hermosas vistas de turismo gratis, sólo encontrarás un gélido y ineficaz como-portavoz-de-cualquier-tipo-de-esencia personaje, inútil emocionalmente, autista en cuanto a difundir sus sentimientos, cansina tartamudez afectiva que demora hasta aniquilar todo rástro de sándalo y esperanza de mejora.
Dudo si el relato en palabra escrita es tan pobre como en fotograma pero, si ya la película no te dice nada, dudo que lo haga su homóloga en papel de la cual nace, nada que resaltar/poco que contar que no sea conocido-ya rodado-ya narrado, pesadez generalizada envuelta de bonito colorido y babiecas sonrisas a quien ni tu más ingenua condescendencia puede aprobar o perdonar.
Torpeza argumental de nula originalidad, profundiza en una inocuidad que es su mayor sello distintivo, error de una naturalidad desganada que asfixia y que no encuentra su química porque nunca tuvo chispa ni ritmo inteligente que mostrar, indulgencia inexplicable en la nota otorgada que atrae tu atención, en un primer momento, para perderlo rápidamente y no recuperarlo jamás.
Ni con sal ni pimienta, ni como entrante ni postre, superficialidad dulce que no alivia las penas pues vive de una debilidad y flojera que gustará a quienes sólo se fijen en el lindo y estético mantel pero sin contenido sabroso que valga la pena en los platos de una cena, cuya memoria apenas se recuerda.
Sensación de cuento bello para almas piadosas que no exigen ni marean, fábula ideal para niños a los que amansar y dormir, sin encanto-sin vivacidad-ni empeño de llegar muy lejos más valdría haber escogido, como Aina Clotet, una película de Nandita Das de Bollywood pues hubiera entretenido con más gusto, energía, coraje y disfrute.
Si tu idea, ya de base, es corriente y no sobresales en las formas ni en las maneras, ¿qué queda?..., sensación molesta de fastidio por la falta de diversión o interés en algo, es decir, aburrimiento de toda la vida.
Cuando encuentras películas tan soporíferas y vacuas de sustancia, de esfuerzo y ánimo impeceptible por transmitir espíritu, o alma, o lo que se tercie que no sea nulidad de insalvable distancia, te preguntas por el placer de tu hobby pues la sesión de cine no ha sido fructuosa y la creatividad de la escritura está siendo arduo costosa.
Resumen..., tuviste, Maria Ripoll, el desafortunado acierto de quitarme, durante hora y media, las dos cosas que más quería; entonces, ¿qué queda?..., sensación molesta de fastidio por la falta de diversión e interés en algo, es decir, aburrimiento de toda la vida.

lulupalomitasrojas.blogspot.com.es
[Leer más +]
1 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Tengo un dilema
Tengo un gran dilema sobre la película.
[Leer más +]
1 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
EMOCIONANTE
Desde el primer minuto hasta el último te tiene emocionado, es un constante sentir, sobria, realísta, encantadora.

Muy recomendable.

Llevar pañuelos en abundancia.

A las autoras y directora ,gracias por la peli, ayer lo pasé fantástico.

Joan.
[Leer más +]
4 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo