arrow
7
La película que Almodóvar no filmó
No entiendo la animadversión de la crítica hacia The Paperboy. Quizás sea por su atrevimiento al mezclar por lo menos 4 géneros reconocibles en su trama (la coming-of-age movie, el thriller noir de detectives, la comedia negra sexualizada y ese estilo de película que como The Help o The Long Walk Home iban de la denuncia contra el racismo) lo que contribuye a que no haya una clara definición de cuál es el propósito de la historia, sólo hasta los últimos minutos del melodrama conseguimos entender -luego de unas escenas de suspense que recuerdan y mucho a Cape Fear- , al menos en mi caso, que The Paperboy es un irónico, retorcido y grotesco alegato existencialista sobre la obsesión y la injusticia (¿de la vida?) que al final nos deja en un estado absoluto de indefensión. Es cierto que Lee Daniels no es el gran director que el cine esperaba, en Shadowboxer hizo un esfuerzo más loable que en esa suerte de tragedia bufa llamada Precious, sin embargo, de alguna manera, a pesar de su naturaleza pretenciosa, ha logrado que figuras respetables y reconocidas del medio participen en sus proyectos en papeles que rompen sus estereotipos ofreciendo interpretaciones realmente buenas (desde Helen Mirren pasando por Mo’Nique y en este caso Nicole Kidman). Quizás sea algo confuso, pero más o menos esta sería una sinopsis de The Paperboy: en un pueblo de Florida en los últimos años de la década de los 60s ocurre el crimen de un respetado sheriff (cuyos antecedentes no son muy respetables), por el crimen se culpa a Hillary (John Cusack) un tipo de aspecto y psique nauseabundos que es condenado a la silla eléctrica, de él se enamora ciegamente, aún sin conocerlo en persona, Charlotte (Nicole Kidman) una cuarentona sexual -que recuerda a Sylvia Miles (sobre todo por su bronceado e ímpetus y al procurar su imagen artificiosa de muñeca Barbie) en Heat de Morrissey- que tiene como hobby escribir cartas a encarcelados, Charlotte contacta a Ward (Matthew McConaughey) un reportero que tiene oscuras aficiones sexuales, para que revise el caso de Hillary a quien asegura que se le ha procesado injustamente; el hermano de Ward es Jack (Zac Efron) un veinteañero que gusta de andar por la vida en trusa y que se obsesiona con Charlotte, todo esto es narrado muchos años después de los hechos en los que se centra la trama por Anita (Macy Gray) la empleada doméstica negra en casa de Jack y Ward. La historia comienza a desarrollarse de manera peculiar, procurando sobre todo cuidar la estética de la época, con una banda sonora muy buena con temas de aquellos años y una fotografía que nos intenta trasladar en tiempo y espacio a esa Florida calurosa; en ningún momento las situaciones que cuenta ni su forma de hacerlo son planas –como Boyero dice-, al contrario, hay que estar al pendiente de la trama para captar las sutilezas y sobreentendidos. No sé, creo que si Almodóvar la hubiera realizado como desde hace tiempo se venía diciendo y sería su crossover al cine americano no se le estaría juzgando tan duramente como ahora sucede sobre todo por el respeto internacional que se le tiene como director, porque esta historia The Paperboy posee muchos momentos… digamos, sórdidos, que perturban, almodovarianos. The Paperboy está lejos de ser la mejor película pero tampoco es como se dice “una película que no debió de haber existido nunca”.
[Leer más +]
41 de 48 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
No tan "precious"
Lee Daniels se puso en el mapa internacional con la delirante "Precious", una de esas películas independientes que están tan orgullosas de serlo que fuerzan sus códigos hasta convertirlos en una parodia. Aquella broma pesada, y no digo esto como una forma sutil de calificar a la indescriptible protagonista, no sólo ganó premios en Sundance: estuvo en algunos de los festivales más representativos del globo, fue nominada a los Oscar en las categorías principales y ojo, ganó uno para su intérprete femenina secundaria, Mo'Nique, una mujer que dedicó durante toda la carrera de premios a pasearse con vestidos y faldas por las alfombras rojas sin depilarse las piernas. Bien por ella, eso si que merecía un premio. Esta particular personalidad parece haberse aporado de Lee Daniels, que con "The Paperboy", una de las películas más abucheadas de la historia reciente del Festival de Cannes (2012), se permite el lujo de ser tan grosero como puede. El resultado es una locura protagonizada por un ídolo del Disney Channel y una Nicole Kidman al límite.

La historia, de haberla, versaría sobre un joven repartidor de periódicos en un negocio local que verá cómo su mundo se viene abajo cuando una mujer que va a convertirse en el centro de la próxima historia del diario aparece en su vida. Ella es -cómo no- Nicole Kidman, una rubia teñida más caliente que una mona que decide poner cachondo a un preso a punto de ser freído en la silla eléctrica por cometer un homicidio. Este planteamiento, adaptado desde la novela de Peter Dexter, iba a ser el debut de Pedro Almodovar en USA pero finalmente acabó cayendo en las manos de Lee Daniels, un tío incapaz de filmar una escena memorable, aunque aquí su trabajo no sea tan horripilante como en "Precious", recurriendo pues al carisma de sus actores para que la cosa salga adelante.

Y lo hace a duras penas por la entrega de Kidman, que crea de la nada un personaje tremendamente morboso, y un reparto bastante entregado a la causa en la mayoría de los casos. La película, que cambia de género y textura cada cierto tiempo termina por irse de madre y convertirse en un thriller sureño muy subido de tono, con la incorreción moral como arma arrojadiza. ¿Buena? No. ¿Merece la pena verse? Sí. Aunque sea por ver de primera mano hasta dónde puede llegar un tío que recibió una nominación al Oscar y se creyó capaz de cualquier cosa. Y "The Paperboy" es eso, una 'cosa'.
[Leer más +]
22 de 28 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Zac Efron en calzoncillos
Hace unos cuantos años todo apuntaba a que "The Paperboy" sería el salto a Hollywood de Almodóvar. Aunque al final fue el director de "Precious" el que se llevó el gato al agua, no deja de ser una película muy almodovariana: Zac Efron en calzoncillos durante tres cuartos del metraje, Nicole Kidman haciéndole una lluvia dorada, masturbaciones, la estupenda criada que narra la historia (Macy Gray, la cantante, que en un universo paralelo habría sido Rossy de Palma o Chus Lampreave), un poco de sado gay y el ramalazo de cine negro que impregna la historia (sobre todo en su recta final). Lee Daniels consigue, a pesar de todo (o quizás debido a ello) una película muy personal, no apta para todos los gustos. Horrorizará a tu madre y a tus vecinas, pero a ti, con que tengas un poco de sentido del humor y gustos retorcidos, te parecerá una maravilla. ¿Abucheada en Cannes? Qué aburridos...
[Leer más +]
30 de 47 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Aburrido thriller sin el menor interés
Se estrenó en los cines españoles el viernes 15 de marzo la última película de Lee Daniels, responsable de la aclamada y premiada “Precious” en 2009. La película está basada en la novela original de Peter Dexter.

“El chico del periódico (The paperboy)” cuenta la historia de dos hermanos: Ward Jansen (Matthew McConaughey), un periodista del prestigioso diario The Miami Times; y Jack (Zac Efron), que acaba de abandonar sus estudios universitarios y vive en una pequeña ciudad en el centro de Florida, con el padre de ambos y su nueva novia. Cuando Ward aparece con su compañero de trabajo, Yardley Acheman (David Oyelowo), para investigar una historia para su periódico, Ward le pide a Jack que les guíe por la ciudad. El motivo de que Ward esté ahí es Charlotte Bless (Nicole Kidman), una enigmática mujer que escribe a presos en el corredor de la muerte y que les ha convencido de que Hillary Van Wetter (John Cusack), un desagradable cazador de cocodrilos, ha sido condenado erróneamente en un juicio que tuvo lugar en su pueblo de origen.

La cinta cuenta con un buen reparto, repleto de nombres conocidos, aunando veteranas estrellas con jóvenes actores. Debido a eso, resulta más doloroso contemplar el despropósito en el que se convierte la película, la cual no sólo consigue aburrir, sino que su giro final llega tan tarde que ya ha provocado que el espectador haya perdido todo el interés por ella y el devenir de sus personajes.

“El Chico del periódico” atraerá por la interpretación de Nicole Kidman, como una mujer desesperada por encontrar el amor, y que cree haber hallado a su hombre en un presidiario. Sus escenas conjuntas están llenas de tensión y deseo sexual, pero el efecto que provoca este cambio de rol de la actriz se disipa rápidamente; pero, eso sí, dejándonos boquiabiertos con su primer encuentro en la cárcel con el personaje interpretado de manera notable por Cusack.

El resto del film es tedioso y lento, con una investigación de un posible inocente en prisión que ni es novedosa ni aporta algo digno de ser recordado. También contemplamos como McConaughey sigue intentando tomarse en serio su carrera de actor, sacrificando su hombría y físico a favor de una película que en ningún momento le recompensa el favor. Tampoco la favorece la forma de narrar la historia, con una explicación de la historia en voz en off por uno de los personajes secundarios que ni resulta interesante ni convincente, puesto que en la mayoría de las escenas ella no está presente.

En resumen, “El Chico del periódico” es un thriller sucio y feo, lleno de momentos tediosos y situaciones absurdas, con una investigación periodística vacía de contenido y solucionada de forma tosca; salpicado todo de escenas de alto contenido sexual pero carentes del mínimo interés.

Lo mejor: Lo único salvable de esta película son las actuaciones; por una lado la de Kidman, sexualmente perturbada. Y por otro, la de Cusack, como un preso mentalmente inestable.

Lo peor: Todo lo demás, con un argumento pobre, unos diálogos flojos y una trama que aspira a ser intrigante y patina estrepitosamente; añadiendo a la mezcla una denuncia social de fondo que no es ni original ni suficientemente interesante.

Síguenos en Twitter: @cineralia y @EduQuintana16
[Leer más +]
18 de 25 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
la recomiendo
Hacía tiempo que una película no me llamaba la atención como ésta lo ha conseguido. Ante todo el trabajo de los actores me parece excelente, la mayoria de ellos sale de los convencionalistas papeles a los que nos tienen acostumbrados. Nicole Kidman rompe con su imagen idílica y perfecta para bordar un papel tosco y no apto para puritanos. Matthew McConaughey convence, cosa que no había conseguido en las interminables comedias románticas, con un personaje que destapa su intimidad poco a poco en el trasfondo de su cometido en la historia. Zack Efron aporta la ingenuidad que necesitaba el chico de 19-20 años al que representa. John Cusack consigue disgustarte, sentir desprecio desde el primer instante en el que aparece y hace intuir lo que se esconde detrás de su personaje. La narración por parte de Macy Gray ayuda a entrar en la atmósfera cargada que tiñe la película y aporta el punto de vista de una observadora emocionalmente ligada a ellos.
Película totalmente recomendable para gente que disfruta de las películas que no tienen la pretensión de ser aptas ni agradar a todos los públicos.
[Leer más +]
15 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
EL DESMADEJADO CINE ACTUAL.
Ni entretiene ni divierte, pese a la narración en off, a la que podríamos calificar, como lo más inteligente de esta película.
Nicole Kidman espectacular, brillante e irreconocible en un papel que parece preparado para ella; nunca entendí que veían los directores en la actriz australiana, pues su frialdad evitaba que cualquier interpretación nos llegase con rotundidad.
La película resulta levemente satisfactoria dentro del desmadejado comercio del cine actual.
[Leer más +]
8 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Malas noticias
Hacía tiempo que no me sentía tan engañado por un trailer como después de haber visto The Paperboy. Si alguien creía que vería una película interesante de cine negro, investigaciones periodísticas y asesinatos ¡que se olvide! Aunque empiece con una dinámica bastante rítmica, setentera e incluso colorida, The Paperboy sólo se dedica a sacar los trapos sucios de cada personaje, de forma bastante mediocre, desorganizada y aleatoria, ahogando todo atisbo de emoción y suspense (excepto al final, donde esta trama sumergida aparece como una pequeña burbuja de aire entre las aguas para darle un poco de oxígeno, sin mucho éxito). En fin, creo que lo único que me ha convencido es Marcy Gray. Aburrida ...
[Leer más +]
11 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
El desorden argumental de Lee Daniels
Si Precious me pareció una película desaprovechada, en El chico del periódico vuelve a demostrar que es un director sin rumbo, que intenta rodar unas historias complejas, pero que carecen de lógica argumental. Las situaciuones se suceden de forma deslabazadas, intentando abarcar mucho pero llegando a ser poco creíble. A nivel visual me parece bastante floja y Nicole Kidman está sobreactuada. Zac Efron , en su línea mala y el único que salva la película es Matthew McConaghey, que cada vez me parece un mejor actor.
[Leer más +]
9 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
El chico del periódico
He de admitir que hacía tiempo que no veía una película tan desconcertante y que no tuviera clara la sensación que ésta me ha provocado. Lo único indudablemente evidente es la magnífica actuación de Nicole Kidman que puede llegar a apagar o resucitar ese desconcierto inicial. Una locura de thriller, con toques de ácida comedia, descarada e irreverente, no sólo por la mostrado sino también por lo opaco y oscuro del guión, el cual no tienes ni idea de hacia dónde va a deambular, por lo estrambótico de unos personajes que van a su son, con ocasionales conexiones entre ellos que pronto son cortadas y desviadas sin previo aviso. Una locura de guión, basada en la novela de Peter Dexter, que igual te puede encantar que hacerte vomitar. Con momentos de una gran explotación sexual, morbosa y no del todo justificada, este grupo deambula entre las propias obsesiones de sus propios personajes y el ideal de hacer justicia, una decisión que les llevará al abismo del propio camino escogido. Complicado decidir si vale la pena o no verla, es una ejercicio de calma y respiración, de no dejarse llevar por el asquio inicial y continuado de unos personajes que no entiendes, que te producen repulsión y con los que no llegas a tener ninguna afinidad. Ejercicio de tirantez y aguante para obtener un pésimo resultado que no va a satisfacer tus expectativas creadas. Supongo que es de alabar su atrevimiento y originalidad en la propuesta planteada pero, la verdad, no parece ser suficiente para poder aprobar este melodrama, surrealista y sórdido, ambientado en los años 60. Lo mejor de ella, los actores que intervienen, su impresionante exposición y su libre performance. Lo peor, la desconexión de los hechos, de los personajes entre sí y de éstos hacia ti. No aprueba pero merece un respeto por su disparidad respecto a lo visto últimamente.
[Leer más +]
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Primer y Sórdido Amor
Desde su estreno en Cannes, The Paperboy ha sido una de esas películas que despierta reacciones polarizadas. Hay aquellos que dicen que es un vacío thriller sin más pretensión que el escándalo por un par de escenas subidas de tono, un nuevo monumento al ego y el tremendismo del director de Precious. Otros, creen encontrarse ante un apasionante ejercicio de estilo y de construcción de personajes extremos, un melodrama sureño de esos en los que caimanes, pantanos y viejas costumbres, marcan de por vida a sus obtusos personajes. Yo me inclino más hacia estos segundos.

Habiendo disfrutado de Precious como retrato límite y exagerado y como ejemplo de interpretaciones (o caracterizaciones) realmente desgarradas, encuentro que The Paperboy es una película mucho más sutil y menos sensacionalista. Habla del racismo, de la homofobia, del maltrato a la mujer, en la historia de un país de ensueño pero con enfermedades sociales tremendamente enraizadas, y aunque es una película imperfecta y con la sensación de inacabada, hace un creíble y potente retrato de un lugar y sus gentes, una pequeña historia localista de verdadero calado humano.

Lee Daniels, además, se muestra más experto en la utilización de recursos cinematográficos, y utiliza su espléndida fotografía para construir la historia y los personajes, verdadera joya de la película. Porque The Paperboy es una de esas raras ocasiones en las que el actor desaparece para dejar paso a una creación física y emotiva, original, particular y extraordinaria. Actores que no lo son (Macy Gray, su narración es extraordinaria), otros que no han sido santo de mi devoción (John Cusack, que intimida con su sola presencia y Zach Efron, cuya forma de escuchar desde la sencillez es arte puro), y otros extraordinarios, se les reconozca o no (Matthew McConaughey y Nicole Kidman) construyen un poliédrico conjunto de relaciones imposibles, en el que una verdad profunda inunda a todos ellos.

Mención especial merecen estos dos últimos: McConaughey con una trágica versión de ese carácter sureño en el que se está especializando (Killer Joe, Mud, Bernie, Magic Mike), y Kidman con un guantazo a todos sus detractores, el de una actriz capaz de pasar de un personaje como el de Rabbit Hole hasta aquí, y de dar vida a una heroína y víctima de los acontecimientos, de ser la luz de una historia llena de claroscuros sobre el amor y la muerte.
[Leer más +]
9 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
La vulgaridad por bandera
Antes de ver la película, a uno se le viene a la cabeza, por su temática y su localización, la magnífica "Medianoche en el jardín del bien y del mal", en la que Eastwood daba una lección de detalles, de historia y de drama que para sí mismas muchas querrían. Sin embargo, al finalizar su visionado, la película de Clint ha subido, si cabe, un par de peldaños más.

Esto pasa fundamentalmente porque Daniels ha firmado un film extraño, que vaga entre la coherencia de tratar la posible inocencia de un preso en un estado sureño que tiene sus propias reglas, y el oscuro deseo de narrar explícitamente un drama sexual, grotesco y desmedido ambientado en los farragosos pantanos del interior de Florida. Esta ambigüedad pesa en el guión, que no desarrolla la parte más cerebral y se deja llevar por su vertiente carnal para mostrar turbios asuntos de los personajes.

La violencia explícita genera la convicción de que Daniels se esmera por enseñarnos el morbo que relata el libro en el que se basa la película, y lo hace de manera innecesaria. Muchas veces (qué diría Hitchcock) es mejor insinuar y esconder que mostrar, pero "El chico del periódico" es exhibicionista y no oculta ni siquiera aquellos que debería haber sido ocultado. Más madera para enfatizar el drama, pero que no convence porque es directa y desagradable.

No puede levantar la película un reparto que, por otra parte, es de lo mejor que tiene, con interpretacines vigorosas e intensas que representan lo que se quiere contar. Especialmente activa está Kidman, en un papel arriesgado que lidia con soltura. El ambiente, pegajoso y viscoso, es un personaje más que lo envuelve todo con su calor y que representa la mecha que, posiblemente, prenda la gasolina que todos llevan dentro.

Como "Medianoche en el jardín del bien y del mal" se dedicaba a investigar, a explorar y a preguntar, no tiene casi nada que ver con la que nos ocupa, pero recuerda por la exposición de un lugar misterioso que esconde secretos que es mejor no descubrir. El resto de coincidencias son puro azar del destino.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
¿Pero, esto qué es?
En una palabra, aburrida.
En dos palabras, aburrida y absurda.
Al principio parce tratar sobre los derechos humanos, pero en menos de 30 minutos se deja ver lo que realmente escondía, una historia simplista en la que se dedican a explotar las miserias de los personajes, sin ningún arte ni oficio.
Pérdida de tiempo absoluta.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Almodóvar americanizado
Lee Daniels después de “Monster Ball” y de “Precious” pensó que seria una muy buena idea llevar la novela de Pete Dexter “The Paperboy” (recordemos que Daniels tiene como 5 títulos, contando esta, pero las de mas renombre son esas dos) con actores de renombre.

La película tiene todo para ser excelente y para conseguir nominaciones. Tiene actuaciones muy bien tratadas (las de Nicole Kidman y John Cusack son las mejores), la fotografía es perfecta ya que nos transporta a ese mundo de los 60 y 70, la selección musical, ósea todo es genial, sin embargo la película por el (importante) detalle de que no sabes realmente que es lo que se busca, pueda ser que te parezca un poco “difícil” de digerir. No sabemos si es una denuncia racial, si es un alegato en contra de la injusticia o si definitivamente es solo una película de “investigación” sobre un asesinato. La trama es la siguiente (resumen rápido): después del asesinato de un sheriff se culpa a un individuo un tanto extraño llamado Hillay (Cusack) quien tiene una enamorada que nunca lo ha visto pero dice estar totalmente enamorado de él, llamada Charlotte (Kidman) y quien contrata a Ward (McConaughey) quien es periodista para que investigue el caso, a todo esto se suma que el hermano menor de Ward, llamado Jack (Efron) se enamora de Charlotte y dice que es “la mujer de su vida”.

Entonces, porque digo que Almodóvar me recuerda en todo a la película (o debió ser al revés), es sencillamente por la estética de la esta. Aquí no debemos compararla con ninguna otra (del mismo director) por mas que quieran, y es porque esta mantiene un ritmo un poco acelerado del asunto y nos hace ver mas de una historia (porque esta la de Efron, Kidman, Cusack y McConaughey) aglomeradas en una sola y cada quien tiene brillo propio.

Pero como había mencionado anteriormente la película se pierde en lo que busca y no nos deja claro que es lo que quiere mostrarnos al fin. No sabemos si lo que realmente es enseñarnos ese primer amor que golpea fuertemente en nosotros, o si es que los oscuros secretos que se convierten casi en vicios nos romperán la cara algún día, o si es el tema racial o que. No lo sabemos y no creo que Daniels quiera explicarnos en realidad que es lo que busca, sino que nos quedemos con lo que mas nos convenga.

Luego en Spoilers digo lo mejor de la película, pero claro, si no quiere que te diga que sucede, no recomiendo leerlo porque son muy específicos.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
EL CHICO DEL PERIÓDICO...NO TAN CHICO
Nuevamente, y en contra de todas mis creencias, mandamientos y auto-imposiciones para preservar mi salud mental, cometí el funesto error de leer críticas antes de ver la película que nos ocupa, así que fuí total y absolutamente condicionado.

Por suerte, mis condicionamientos desaparecen rápido y uno ya va teniendo edad para saber lo que le gusta y lo que no. así que adelanto, que la cita que nos ocupa, ME GUSTÓ...con reservas, como no.

Presentada en Cannes. Ovacionada por el público y despellejada viva por la crítica. Pues bien: ni es para lo uno, ni mucho menos para lo otro.

Yo la describiría como UNA MUY BUENA HISTORIA, BASTANTE MAL CONTADA. En este caso, supongo que la reprimenda se la debe llevar su director, Lee Daniels, responsable de la para mi gusto sobrevalorada PRECIOUS, en las que ya apuntaba maneras de pretencioso.

Película oscura, difícil de ver, con personajes extremos del profundo sur de los EEUU.

Un reportero regresa a su pueblo natal a investigar el juicio a un reo del corredor de la muerte. Cuenta con la ayuda de su ayudante, su hermano y una trastornada que escribe cartas de amor a sentenciados a muerte.

Racismo, traiciones, identidades sexuales ocultas, sexo guarro, catetismo, ambiciones, intolerancia, tolerancia, primer amor,....cóctel de ingredientes que bien dosificados, hubieran dado una historia sublime, pero que una narrativa plana acaba por malograr.

Hemos de reconocer una buena dirección de actores: Nicole Kidman, como en sus viejos tiempos, nos regala un personaje deliciosamente extremo y bien construído, John Cusack fabrica un personaje magistralmente repulsivo ya desde el primer fotograma, Macy Gray enorme, Matthew McConaughey soportable, David Oyelowo prescindible, y (oh sorpresa!) Zac Efron muchísimo más que convincente. El chiquillo, a pesar de esa carita de pre-puber, a pesar de su pasado oscuro como ídolo de adolescentas, cumple con creces en su papel y hace que se lo perdonemos casi todo.

A pesar de sus excesos y de sus carencias, la película ME HA GUSTADO. A pesar de su incomodidad, a pesar de su director, a pesar de su falta de pasión. Y quizá lo que la salve sea su sólida base literaria y sus magnificos intérpretes, que ellos sí le han puesto ganas.

Una de esas películas que desgraciadamente nos hacen añorar LA PELÍCULA QUE PODRÍA HABER SIDO, y que hace que nos guste más cuando la recordamos que cuando la estamos viendo. aunque bien mirado, ésto último no es ningún pero, sino más bien todo lo contrario.

Gracias a dios, hay vida más allá del botox y de High School Musical
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
The love/hate movie
No sé como comenzar a describir esta película, considero que soy fanática del cine independiente y del cine raro, bizarro e incómodo. Es por eso que me gusta bastante Lee Daniels, amé Precious, la considero una película bastante honesta en su género; cosa que puede chocar con el espectador de doble moral. The Paperboy ni más ni menos es bien honesta, bastante arriesgada y puede hacer sonrojar a la cualquiera y también indignar.

The Paperboy cuenta con una excelente banda sonora y una fotografía magnífica, ambas te transportan a esa época. Cabe destacar las excelentes actuaciones de los protagonistas Matthew Mcconaughey, John Cusack, Zac Efron y por supuesto Nicole Kidman.

Considero a Lee Daniels un excelente director de actores, realmente me hizo respetar a Efron quien le brinda al personaje la inocencia propia de esa edad. El personaje que destaca es el de Nicole Kidman, en el papel de la cuarentona sexy enamorada de un condenado a muerte. Considero a las personas que anuncian a esta película como un bodrio... gente de mente cerrada que está acostumbrado al cine clásico y se niega a innovar.

¿Que fue abucheada en Cannes? pues yo tengo entendido que fue la película que recibió la ovación de pie más larga de todo el festival (15 minutos)
[Leer más +]
5 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Con mimbres y sin cesto. Pretenciosa.
Vocación escandalosa con nombres destacados en el reparto, cosa que a priori engrandece el proyecto. El resultado es un quiero y no puedo: retrato una atmósfera mil veces mostrada -por poner ejemplos "Arde Mississipi", "Medianoche en el jardín del bien y del mal" o incluso "Una canción del pasado"-, todas ellas con el sofoco sureño de Nueva Orleans y sus conflictos no resueltos; el drama carcelario versión inocencia encerrada en la maldad -John Cusak lo mejor de la peli junto con Kidman- y los enamoramientos epistolares con ese tipo de presos, también mil veces tratado en el celuloide; y por último pero no menos redundante en esta "Paperboy", la voluntad de sorprender por la vía de lo chocante visualmente sin previo aviso, y tampoco es que sea muy novedoso.
A resultas de todo ello, la película se ve sin demasiado interés por su pretendida vocación de descolocar a ritmo sosegado, en muchas ocasiones sin sentido, y finalmente provoca alguna sonrisa desde la vergüenza ajena.
McConaughey y Kidman se esfuerzan en apartarse de roles trillados por ambos y salen victoriosos, especialmente ella -dejó el bótox para mejor/peor ocasión-. Efron en calzoncillos supongo que agradó a algunas tardo púberes y poco más, y Gray y Cusack los mejores del elenco.
Se deja ver, pero sus pretensiones eran muy superiores supongo...
Nota: 4,85.
Pd.La idea de que fuera el debut de "nuestro" Pedro en usamérica a tenor de los resultados no me extraña en absoluto...para mal.
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
La vida en el pantano
Nadie duda de que sea asquerosamente cruel, otra cosa es que esa visión del humano suponga un buen trabajo a todos los niveles de lo que se exige al cine, porque la forma de intimar es demasiado insensible, el contexto parece una simple escusa, y de la intriga montada mejor ni nombrarla, por lo que, si se quiere disfrutar de "El chico del periódico", no queda otra que buscar en ese estercolero, porque eso hacen sus personajes, buscar un lugar donde descansar, dónde está el triunfo?, cómo se puede ahogar más una derrota?...

Toda esta provocación sexual también tiene algo de sugerencia en el modo de caracterización de los personajes, pero en su desarrollo es demasiado defectuosa como para tomarla en serio, es un circo de amor con su propio formato y técnica, y con sus intenciones, trata de mezclar cine casero con cine social, y el negocio sale muy mal, creo que podrían haber optado por hacerla salvaje del todo, secuencias de pantanos y medusas sin pistas sobre el asesino, todo lo que sea hablar de la investigación la hace perder su poca credibilidad.

La película se hunde en su propio fango sin crear conmoción, el juego es explícito y además explota, pero pierde el control entre síndromes y obsesiones, es una película con muchos síntomas de padecer lo que se conoce como poco elaborada porque su contenido es escaso, para mí no cumple con su objetivo, todo el espectáculo grosero es un sumatorio que trata de descender a lo primitivo en su mezcla de violencia y sangre, pero yo, a su creador, le invitaría a ver "Stoker".

Así es la vida en un pantano, héroes y fracasados sometidos a sus tentaciones clásicas, a todos se les va de las manos, no hay personas francas en este producto que tenía mucho que decir pero lo hace sin fuerza, que sabía lo que quería expresar pero no cómo hacerlo, elige nadar entre caimanes y asesinos como camino hacia el éxito, elige vivir todo trauma para ser un gran artista, aunque nunca se supere el primer amor.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
¿Que ha sido esto?...tan indefinible como gustable
No es cualquiera el que pueda disfrutar del collage de excesos groseros que tiene Paperboy, normalmente no me molesta el cine con imágenes tan extremas y toscas como las que tiene este filme, hay cierto grado de hipnotismo en el salvajismo de sus secuencias, sobre todo guardando la forma en que están rodadas y editadas, dando un panorama completo de lo que en otros filmes se escandalizarían por esconder, el trasfondo aquí es que el libro de Peter Dexter, en el cual se basa el filme es bastante oscuro y sucio en su propuesta, por lo que esa obsesiva forma de hacer cine de Daniels (ya lo había hecho en Precious) se vio enormemente encantada por la cantidad de morbo y agresiones sociales que le ofrecía la historia original, a grandes rasgos y sin querer contar muchas cosas, el filme narra la historia de un periodista que vuelve a su pueblo natal para recoger la evidencia sobre un caso de homicidio, que mandara al culpable a la silla eléctrica, en medio del pobre y hermético desarrollo de la propuesta nos damos cuenta que los personajes no son lo que parecen ser, que cada uno tiene un cajón de sucios secretos, de lujuriosos y sórdidos gustos lujuriosos propios de la doble vida que profesan la mayoría de los personajes. El problema del filme no radica en el simbolismo notorio de su director de cautivar al espectador con fuertes imágenes, algunas son justificadas, el problema radica en que la línea argumental no está bien trazada, y en ocasiones el filme se reduce solo a una transición de situaciones sin relevancia argumental, en síntesis no hay una línea de acción pareja de donde colgar las escenas que vemos, por fortuna del filme las actuaciones de su elenco son bien rescatables, sobre todo la de la Oxigenada copia de Barbie plástica Nicole Kidman, en un papel lleno de inseguridades y de una esencia sensual, el papel de Kidman se roba el show no solo por su belleza superficial si no por que dentro de su caparazon se denota una mujer llena de inseguridades, otro que se lleva las miradas del público es el enfermizo trabajo de un Cusack en un nivel notable, lamentablemente su personaje no esta tan bien desarrollado a pesar de que la linea central de la historia debió pasar por el, por ahi reluce a ratos de McConaughey haciendo el papel de un personaje bastante cohibido y con un secreto algo salvaje, de Zac Efron es poco lo que se puede decir, el muchacho solo tiene una estación gesticular para su talento de actuar, en contexto Paperboy es un filme con muchas pretensiones y pocos logros, te choca y te hiere por las secuencias morbosas, toscas, antinaturales y violentas que tiene (algunas sobre pasando el limite del extremo) y aunque esto del todo no sea malo, su pretensión de ser mejor queda en un anhelo, por un desarrollo pobre de su guión y un cuestionable manejo de los giros argumentales, tampoco la variación de los géneros que tiene terminan de zancadillar el filme, por que uno puede decir que como un thriller funciona a medias, pero como comedia negra o drama humano se queda muy corto, no puedo decidir si me ha gustado, lo que si se es que no se puede es recomendarlo abiertamente, podrías ganarte enemistades por eso.

Lo Bueno

Buena capacidad histrionica de Kidman, Cusack y McConaughey

Las secuencias extremas de violencia, sexo y otras sorpresillas mas...a nivel tecnico te pueden dejar sorprendido por su dramatismo

Una buena fotografía encausada a buscar la desesperanza, a veces lo logra muy bien


Lo malo

La idea queda varada, los personajes en cierto momento pierden su desarrollo, me parece que Daniels pierde el rumbo de la idea central

Para los mas puritanos, esas imágenes toscas que a mi me hipnotizaron les resultara como la groseria mas sin sentido que han visto, y lo peor es que pueden tener razon, sobre todo por cierta secuencia en la playa, ya lo verán....

Muchas Pretensiones encausadas en buscar el sobresalto y nada mas.

Un drama sucio, de sucios personajes que hacen sucias acciones a causa de sus sucios gustos, tan sucio como la Ciénaga del filme.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Sudores fríos
Mucho se habló de esta película en el pasado Festival de Cannes debido a ciertas escenas protagonizadas por Nicole Kidman. Apagado ya ese ruido mediático nos llega este drama que bajo la apariencia de un thriller(totalmente desafortunado en ese sentido) nos presenta ,en realidad, el escabroso y sudoroso retrato de una serie de personajes disfuncionales, un drama marcadamente sureño repleto de secuencias tan perturbadoras como efectistas. El reparto asume riesgos, al enfrentarse a un guion tan retorcido, sobre todo Nicole Kidman(empeñada en parecerse físicamente a lo que queda de Meg Ryan) que asume con energía e histrionismo un papel bastante desafortunado; McConaughey no está mal, Cusack me recuerda a Nicolas Cage(no digo más) y a Zac Efron le viene grande casi cualquier papel serio.Como curiosidad hay que decir que fue un proyecto que casi supone el debut de Almodóvar en EE.UU. En definitiva un drama con tintes eróticos, confuso en su narración, sobreactuado y que acaba provocando cierta indiferencia, una pena porque prometía.
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Las interpretaciones muy por encima del guión
Lo mejor de "El chico del periódico son sus interpretaciones". En especial McConaughey, Kidman y Macy Gray. Zac Efron, a pesar de ser el protagonista, está por debajo del nivel de ellos. Y Nicole Kidman, ella sabrá lo que se ha hecho, pero físicamente está espectacular.

Lo peor desgraciadamente es el guión: trata de abarcar demasiado, no llega a profundizar en nada y falla por completo en la parte del suspense, a pesar de ser una historia sobre la búsqueda de la inocencia de un sentenciado a muerte. Pero claro, trata de hablar de tantos temas y lo hace de una manera tan desordenada, que no termina por definirse e incluso llega a aburrir.

El resto de la crítica, aquí:

http://suite101.net/article/critica-de-el-chico-del-periodico-con-nicole-kidman-y-zac-efron-a87230#axzz2Orfgu7GW
[Leer más +]
2 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo