arrow
7
Supervivencia Z, reflexiones
Ventajas y desventajas de que los no muertos corran

Pros.

Los Zombies acojonan bastante más. En cero coma están encima y más que correr, hay que sprintar. A ver quien es el guapo que aguanta más de media hora a ese ritmo (ellos no se cansan, hay que recordarlo). Además, a ver como aciertas en el entrecejo a un blanco móvil (o varios) que se acercan a toda pastilla si no has disparado en tu puta vida y la única arma que has conseguido es un arpón para peces de la tienda de deportes de tu barrio (el Decathlon estará lleno de infectados, conviene recordar).

Espero que la infección (cuando llegue), me pille en los USA (profunda preferiblemente), donde pueda entrar a un Badulaque y armarme de pistola, escopeta, kalasnikov, municiones y cuantas granadas me entren en los bolsillos. En Europa estaremos jodidos, aviso.

Contras.

Además de la poca verosimilitud (jeje) de que un no muerto alcance semejantes cotas de coordinación estando muerto, el principal problema que plantean los zombies que corren es que los humanos no pueden ganar, así de claro. Es imposible.

Si los Zombies corren, estamos jodidos. La única esperanza que tenemos para cuando ocurra (que va a ocurrir) es que la masa putrefacta de no-muertos sean una amalgama de gaupaseros pasados de kalimotxo de los que puedas huir corriendo tranquilamente (a medio trote) y buscar un refugio provisional donde instalarte y pensar un plan para ir a un refugio provisional mejor e instalarte y pensar un plan…

Así ad infinitum, hasta llegar a una isla desierta, o a un glaciar alpino, o donde quiera que puedas aguantar cinco a diez años (lo que tardan los no muertos en pudrirse) y empezar a reconstruir la sociedad y repoblar la tierra, y que las generaciones vendieras te recuerden como a una leyenda, un semidiós (como Jesús, Son Goku o Akenaton).

Ahora, si los Zombies corren (a la puta carrera además) y no puedes escapar ni de cinco tristes Zombies con un mínimo de garantías, apaga y vámonos.

En serio, si los zombies corren, ya puedes beber vino, fumarte un porro, hacer el amor con tu novia y las paces con Dios. Pégate un tiro en un rincón tranquilo o agarra una motosierra y muere matando. No queda otra.

No me cogeréis vivo cabrones.
[Leer más +]
107 de 117 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Nada nuevo, un batido. Pero en la batidora han metido lo mejor del género.
En el título está dicho todo, han cogido lo mejor del género zombie y les ha quedado un exquisito pastel de vísceras.

Aquí la receta:

- Originalidad cero, no importa, después de añadirle los demás ingredientes, no es necesaria.
- Zombies ágiles (que no infectados, jiji) y atmósfera sacada directamente de 28 días/semanas después.
- Crítica a lo podrido de la sociedad occidental y las relaciones humanas, obviamente heredado de la saga de Romero.
- Vallas repletas de zombies, y el modo de morir de cierto personaje a lo ''ojalá que os atraganteis'' plagiado del Día de los muertos.
- Arma + mira telescópica + zombie = Amanecer de los muertos.
- Personajes carismáticos con pinta de que le mole Motorhead = Moteros del amanecer de los muertos
- Un poquito de Gore, visceras y demás, perdido últimamente supongo que para llegar a más público.

Para ir directamente a la carnicería a por un poquito de hígado.
[Leer más +]
60 de 64 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Hambriento Gran Hermano
Cuando todo parecía perdido. Cuando nada se esperaba sino pan y agua y oscuridad en las mazmorras del cine de terror. Cuando una crisis de fe me estaba vapuleando en mitad de las tinieblas, un rayo de luz me ha devuelto la esperanza : Dead Set. Un miniserie inglesa que podría pasar perfectamente por un spin-off ,versión serie, de 28 días y de 28 semanas después. O sea una serie sobre zombis, que en principio nada tendría de especial salvo que en esta ocasión las personas que luchan por sobrevivir son los concursantes de Gran Hermano. La mera premisa argumental ya merece mi alabanza y devoción ( que algo así en España sea impensable, no por falta medios sino de cojones, también me produce ira y envidia).Pero es que además los capítulos son rápidos y corren al mismo ritmo endemoniado que los zombis. Porque los zombis corren, y muy rápido. Porque el grupo humano que retrata tiene personajes magistrales, como el productor, que me provocó una explosiva mezcla de risa y de terror. Porque hay un montón de sangre y de persecuciones y todo lo que puede esperarse de una buena historia sobre zombis.Porque la heroína principal es una chica bonita que me hace sonreir y tiene cabeza y corazón. Porque hay, como siempre debería ser, una historia de amor. El amor en los tiempos del zombi.
Y porque, el fin del mundo es, como no debería ser pero inevitablemente será, trágico y desolador e inevitable.
Lo único que puedo echarle en cara es su extremadamente corta duración, aunque quizás lo mejor es que sea así. Apasionante e intensa.
[Leer más +]
51 de 55 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Tan excesiva, chillona y sobrevalorada como su nota media
Por muchas vueltas que le dé no me explico, sinceramente, por qué cojones un telefilm tan mediocre y olvidable como “Dead set” ostenta -en FA- una puntuación tan abultada. Y no me lo explico porque no observo en “Dead set” nada que no me hayan contado previamente Romero, Fulci o las dos recientes entregas de “28 días”. De poco me sirve, tampoco, que los más firmes y devotos defensores de este chirriante producto televisivo se hagan fosfatina con la brillante idea de situar el consabido ataque zombie en el plató de “Big Brother” o con esos impresionantes movimientos de cámara vistos una y cien mil veces en estos últimos tiempos.

No negaré, sin embargo, que como divertimento puro y duro “Dead set” satisfará las expectativas de cualquier adepto (entre los que me incluyo) al género zombie. Sobre todo porque todo lo que hace referencia a sangre y vísceras está muy pero que muy bien conseguido. Pero no exageremos, señores. Ese 7 y pico de media es grotesco e indignante. Y no sólo porque -como ya he comentado- la peli de marras no aporta absolutamente nada nuevo al género zombie sino porque cuando tengo delante de mis propias narices un guión y unos personajes tan previsibles y estereotipados no puedo evitar pensar que sus responsables me toman por idiota. Y eso no se lo consiento ni a mi padre.
[Leer más +]
46 de 77 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Esta noche, en directo desde marte, el último expulsado de Gran Zombie
Cuando terminas de ver Dead Set tienes una impresión bien clara: se les ocurrió mezclar GH con zombies y se quedaron en eso, no escarbaron más allá de quedarse con lo evidente, que los fans de Gran Hermano son unos carroñeros que únicamente buscan carnaza, y el productor, de forma evidente en la serie, se la da. Una decisión valiente, pero la falta de ingenio hace que, en definitiva, no vaya más allá de mezclar el reality, la forma en que los fans de la telebasura devoran la vida de sus fans, y la estética de 28 días después, con homenajes al cine de Romero (crítica a los medios, a los policías, la forma en que la estructura de la sociedad destruye las relaciones entre personas) y a Amanecer de los muertos . Respeta el entramado zombie de pe a pa, podemos hablar casi de un decálogo que resume todo lo que nos ha dado el género desde La noche de los muertos vivientes, pasado por el tamiz del toque documental-realista-verista que pretende tener aquí, algo que ya vimos en la muy mediocre El diario de los muertos. Es interesante la exploración que hace de la relación entre la sociedad actual y el poder de los medios de comunicación, y el modo en que los grandes hermanos son el centro totémico de nuestro mundo actual, generando el culto absurdo y simiesco de todo ello, pero no tiene profundidad suficiente para considerarla una obra de más enjundia, pues se queda en medio de dos aguas, provocando un relativo desinterés mientras se va viendo.

Se presentan personajes cuyas historias no se llegan a desarrollar, y justo cuando parece que van a hacer algo se los cargan; estereotipos planísimos, como el de Pippa, el productor o el gay; trampas de guión de principiante, como parar a los personajes a la mínima excusa para que se los carguen o encontrarles un refugio en mitad de la nada; los personajes están realmente mal conectados, con lagunas emocionales enormes provocadas por todos estos errores que da como resultado que no consigamos entender qué les pasa por la cabeza a los personajes. Se repiten siempre los mismos patrones en cada capítulo, cayendo en la monotonía, que únicamente se rompe cuando los personajes tienen que salir de la casa a buscar medicinas a un hospital, casualmente el capítulo más ameno, puesto que hay más variedad en el planteamiento. Al final se nos transmite la sensación de aceleración, de prisa por acabar, de quitarse de en medio la serie para no rematar la faena con unos guiones más cuidados y una duración mayor. Y hay también cierto aire rimbombante, de importancia y gravedad mesiánica, que impide tomarse en serio la serie. Da la sensación de pretender ser la obra definitiva sobre zombies, atacando a la banalidad de la tv, y se echa en falta algunos toques ligeros. Siendo británica, el humor debería haber sido una parte importante, para relajar una tensión que es imposible mantener constantemente, lo que hace que haya muchos bajones de ritmos por los ya comentados fallos de guión que provocan un estancamiento en la historia.
[Leer más +]
15 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Por encima de la triste y paupérrima media.
Serie inglesa de zombis, emitida en cinco capítulos, aunque creo que se disfruta más viéndolos del tirón, ya que la duración total es de dos horas aproximadamente. En la línea de las dos 28, nos encontramos ante una historia narrada de manera solvente y con un punto de vista mas o menos original, con un humor negro que por fortuna no llega a a caer en la zafia parodia, en un genero en el que es difícil innovar, está bien rodada y cumple con los cánones del buen cine de zombis, son tantas las bazofias que se perpetran en nombre de este género, que ante cualquier cosa más o menos correcta, nos ponemos a dar palmas con las orejas. Desde La noche de los muertos vivientes (George A. Romero 1968), las tropecientas películas que se han hecho, son variaciones, más o menos afortunadas adaptadas a la época de producción de cada una de ellas. Atención a la adaptación que se traen entre manos la Paramount y Brad Pitt de dos espeluznantes libros escritos por Max Brooks (hijo de Mel Brooks), Guerra mundial Z y Guía de supervivencia zombi, si se llegan a rodar no me cabe la menor duda, que estaremos ante un antes y un después del tema zombi.
[Leer más +]
15 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
28 nominaciones después
No os dejéis llevar por el argumento, porque podéis llegar a perderos una pedazo miniserie. Si las películas de Romero y "28 días después" os gustaron, ésta os va a sorpender muchísimo.

Muy buena, bien llevada, perfectos los personajes y zombies, maquillaje, ...

Hacía tiempo que tenía ganas de una serie de zombies y allí en Inglaterra se sacaron una joyita de la manga, no se si lo rodarían en serio o no, pero les salió algo de muy buena calidad. GOD SAVE THE ZOMBIES!!!!

Parece de coña que salga el Gran Hermano, pero aunque suene a risa esta posible idea errónea, vale mucho la pena.

Solo vi los 3 primeros episodios, la serie consta de 5, pero me dejaron un buen sabor de boca. A ver si amplían con una 2ª temporada.
[Leer más +]
23 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Experimento exitoso
Para una persona, que gusta de los Films del genero zombie/holocausto y, a su vez, aborrece el mundo Gran hermano (GH) y todo lo que rodea a éste, he de reconocer que me encontraba ante una gran duda sobre cual sería la sensación que albergaría al visualizar la serie Dead Set.

Pues bien amigos, el resultado ha sido mejor de lo que esperaba.

El experimento (Si es que se trataba de tal) ha cubierto casi todas mis expectativas (que no eran muchas inicialmente)
Zombies y Gran Hermano juntos, ¡Toma ya! Como el que mezcla churras con merinas....

Ambos conceptos, que en principio parecen totalmente absurdos e incompatibles, han sabido mezclarlos para ofrecer básicamente lo que ofrecen los Films del género Zombie. Y lo han sabido mezclar hasta el punto en que, el hecho de que la historia principal transcurra en los estudios GH, y varios de sus protagonistas sean participantes reales en Reino Unido, es casi anecdótico, o por lo menos pasa desapercibido a un 2º plano, lo suficiente para no robar el protagonismo a la verdadera esencia que encierra la serie.
Y cual es la esencia de la serie? Afortunadamente lo típico del género: Epidemia, contagio, lucha, atrincheramiento, aislamiento, supervivencia...lo tiene todo, hasta el típico "tocanarices" que pone en riesgo al grupo.
Tampoco faltan las escenas de suspense, angustia, gore y algunos sustos, incluso te deja esa "agradable" sensación de desolación, típica de estos Films.
Los "actores" cumplen con su cometido, buen maquillaje y acertados ángulos de cámara.

Como aspecto negativo señalar que, la sensación apocalíptica, no es tan pronunciada como otros Films, como la saga 28 o Soy leyenda.
Al menos lo intentan, utilizando para ello los típicos detalles; periodistas informando en TV, sintonización de una radio encontrada...todo ello ayudado por algunas escenas en espacios abiertos y en la periferia de los estudios, pero que no contribuyen a lograr la desoladora atmósfera deseada.

Resumiendo, si eres fan del género te gustará Dead Set.
[Leer más +]
11 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
El sistema devorado
No sé ustedes, pero en lo personal me repele Gran Hermano y toda la periferia mediática parasitaria. Si encima le agregamos, en los famosos debates, que algunos "psicólogos" afirman que ese bodrio se asemeja a la vida diaria...pues si fuera cierto, y está lejos de serlo, preferiría no haber nacido, haberme asfixiado con el cordón umbilical o alguna muerte por el estilo. Algo está muy claro: Gran Hermano representa una vida que nos quieren vender, no la vida en su conjunto, que para eso quedan a miles de neuronas de distancia.

Pero si hay algo que le agradezco a esta mini serie es haber "mordido" por lo sano, por extraño que suene. Por Dios, era hora que los muertos vivientes, esos seres ficcionales repugnantes pero inmortales y, a esta altura del partido, adorables y esperados por su público, se encargaran de cargarse a un planeta demasiado bastardeado. La crítica social no sólo es evidente, es la única lectura posible para esta pequeña joyita. Demange tomó las metáforas políticas de Romero y las focalizó en aquello que seguramente detesta. Y estoy con él.

Es cierto que la serie, si bien siempre tuvo su hilo narrativo bien definido e incluso con determinadas peripecias argumentales a resaltar (la secuencia del río; las locaciones específicas por donde se maneja la historia con los grupos humanos diferenciados y lo notablemente organizadas que están) tuvo en sus inicios ciertas torpezas de filmación: por momentos la cámara en mano me resulta demasiado caótica, marea un poco, pero por suerte se va mesurando conforme avanza la trama, e incluso se animan con panorámicas pasando la mitad del metraje.

El final logra algo importante para una teleserie: es bastante inesperado, llega a darnos angustia y la toma final...un producto virtuoso, desde donde se lo vea.
[Leer más +]
10 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
YA PODRÍA PASAR EN ESPAÑA…
Una plaga de zombies, de origen indeterminado, se extiende por Inglaterra mientras suceden expulsiones en el programa telebasurero “Gran Hermano”. Los concursantes quedan aislados de la realidad, como hasta entonces, sólo que lo que hay fuera no son fans histéricos, sino muertos vivientes hambrientos de algo más que de fama. ¿Os imagináis a una monstruosa Mercedes Milá, intentando comerse a los concursantes en el plató? Bueno, simplemente sería evidenciar más lo que ya hace… y ahí reside gran parte de la gracia de la propuesta: exagerar la situación actual hasta extremos grotescos para exponer la ominosa naturaleza de lo que nos ocurre.

“Dead set” es una divertidísima miniserie gore crítica con los reality shows, los famosos de quita y pon y la sociedad volcada en “devorar” cualquier cosa que se les ofrezca por los rayos catódicos. Igual que los zombies mastican indiscriminadamente la carne de los vivos, muchas veces los espectadores nos tragamos a palas todo cuanto surge de la pequeña pantalla, aceptando sin filtro ni criterio el dictado de las tendencias imperantes. O sea, que no cambia gran cosa, aparte de la dieta.

Quizás me paso de profundo, pero es que soy alérgico a todo esto de los “grandes hermanos” y sucedáneos. ¿Os acordáis hace más de diez años, la polémica que había al estrenar por primera vez un formato de reality show en España? ¿Los debates en cuanto a la cuestionable falta de ética de la propuesta? Cómo hemos cambiado.

¿Quién sigue cuestionando un modelo abominable, cuando ya ha sido socialmente aceptado y normalizado? Desde Gran Bretaña, experimentos cachondos como este “Dead set”, aparte de funcionar como efectivo y efectista film de horror, nos recuerdan lo saludable que es reflexionar sobre lo que tan alegremente nos brindan desde los omnipresentes medios de comunicación.

Aquí en cambio, se hizo un invaluable documental antropológico titulado "El gran marciano". Qué grandes somos.
[Leer más +]
10 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Voracidad depredadora en la casa de Gran Hermano
Quizás lo más valioso de la cinta sea la ocurrencia de presentar como escenario tan singular la casa de Gran Hermano para vivenciar el Apocalipsis zombi que se desarrolla contextualmente.
Y con ello obviamente que el blanco conceptual crítico se traslada a la superficialidad que rodea ese programa de televisión. (Magnífica la metáfora que se deja entrever con ese zombi mirando fijamente la pantalla de televisión deseando comerse a los integrantes de la casa de Gran Hermano, en clara referencia a los atontados espectadores que se obsesionan con el programa y que no pueden despegarse de la pantalla)
Ya no se ataca de trasfondo a la sociedad de consumo, sino que se apunta directamente a los ratings televisivos, a los programas basura que sólo buscan el chisme y la polémica voyerista, a la frivolidad y el interés egoísta de lucrar gracias a la utilización de personas, al oportunismo de querer alcanzar los cinco minutos de fama con un programa que resulta la salvación y el ganarse la vida fácilmente.
Me ha gustado también la alegoría expuesta entre líneas donde el ganador del juego Gran Hermano es quien establezca en la vida real las estrategias más potables para sobrevivir a la masacre zombi. La supervivencia en la casa es ahora más realista todavía, porque no se trata de dejar afuera a los participantes, sino de aferrarse a la posibilidad de mantenerse vivo dentro, ya que es el búnker ideal para soportar la epidemia masiva que hay afuera.

Desde la historia no hay nada nuevo, el mito zombi se respeta a rajatabla y no hay salidas novedosas que nos llamen la atención. Esta miniserie por ende es convencional, pero bien hecha. Como positivo es que está correctamente llevada a la pantalla, pero de negativo hay que decir que no hay aportes novedosos significativos como para asombrar al espectador con giros sorpresas.

Resulta interesante también -ya que la duración del metraje lo permite- el desarrollo de los carismáticos personajes que se dan cita en la casa para sobrevivir. Ello es quizás uno de los puntos que mantiene el interés en la cinta, otro es sin dudas la nerviosa puesta en escena con ampulosos movimientos de cámaras para darle más frenesí e hiperrealismo a la puesta en escena de la historia.

Una opción más de zombis, en esta ocasión bien hecha donde indirectamente se carga las tintas contra la “tele basura” y la frivolidad del mundillo que rodea ello, que despliega mucha acción y donde hay tiempo para desenvolver escenas muy sangrientas y truculentas en clara alegoría a lo bestial que puede convertirse el ser humano.
[Leer más +]
9 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Una patada en el culo a la TV
A simple vista puede que Dead set no aporte nada nuevo. Lo único original en el conjunto puede ser la premisa inicial de juntar Gran Hermano con el holocausto zombie, tan sobado en subproductos que se repiten unos a otros con mayor o menor fortuna.
Pero Dead set tiene un elemento que lo diferencia de todo lo anterior: que no es una película. Es una serie, y está concebida para la gran masa de telespectadores acostumbrados a la soberbia inteligencia de House, a los detectives superdotados de CSI o a los sensibles adolescentes de One tree Hill. Dicho de otra forma, hay que tener muchos cojones para hacer una serie así en tiempos de refinería estética y guiones imposibles. Y digo esto por que más allá de la metáfora evidente de la crítica a la televisión, y de los estereotipos exagerados de los personajes, en Dead set hay sangre, vísceras, descuartizamientos, cabezas que rebientan y mucha, mucha mala leche. Puede que no sea original, pero esto en televisión no se había visto nunca, porqué el género gore (que no el de terror) ha sido siempre considerado de segunda, para un público minoritario, y celebro la valentía de hacer algo así.
Y puede también que la cámara se mueva mucho (también utilizan este recurso Cristopher Nolan en "Batman Begins", o Ridley Scott en su "Gladiator", pero claro, si lo hacen ellos hay que claudicar porqué son quienes son, no?), pero nadie podrá negar que el gore de Dead Set es explícito cuando tiene que serlo, y los que la habéis visto estaréis de acuerdo conmigo.
Así pues, aplaudo esta serie porqué ha conseguido lo que buscaba: impactar al espectador y innovar en el ámbito de la televisión. Cuando alguien tenga el valor de hacer algo parecido en España me avisáis!
[Leer más +]
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Entre Romero y saga 28
Bien, como muy aficionada al sector zombie, me sorprende tanto comentario de similitudes con la saga de 28 dias/semanas después.
Cierto es que contiene tintes de ambas, muy bien colocados, (camara en mano, musica bien colocada, ojos virulentos, que rapido corren!) pero le veo mucha más similitud a las películas de Romero.

Es decir, mezcla de confrontación de personajes, estado holocaustico, grupo acorralado... crítica durísima a la sociedad actual que vive observando y despedazando a los componentes de un programa de televisión. Porque al final, lo que hacen es observar para luego, despedazar... no sin perderse ni un solo programa de los GH variopintos que pueblan la tele.

Todo eso, junto con el final, totalmente Romeriano. (ni una sola vez dicen "zombie"!)
A mi me gustó, para para una tarde a oscuras, para ver como la protagonista cae siempre en los mismos errores que todos los protagonistas... solo me falta preguntarles....

¿¿los personajes de GH no ven pelis de zombies?? ¿¿que no sabe que un compañero mordido debe ser encerrado porque es un futuro bicho??
[Leer más +]
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Zombies + serie corta = ¡Perfecta combinación!
Nuna he logrado engancharme de verdad a una serie porque siempre me acabo cansando (demasiados capítulos, si te pierdes reengancharte es un coñazo, etc). Pero esta serie reúne dos de los aspectos que más me gustan: el género (mmmm... ¡zombies!) y la duración, son unas 3 horas, de modo que en una tarde te la puedes ver entera.

¿El problema? ¡Me he quedado con muchas ganas de más! ¿Para cuando un Dead set de Granjero busca esposa? ¿Hotel Glam? ¿O de Supervivientes?
¡Cualquiera me vale!
[Leer más +]
8 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
De cómo el sistema se devora a sí mismo
Una sátira sobre los "reality shows", y sobre determinadas realidades sociales y culturales, en forma de miniserie de cinco episodios, que por fin he podido ver completa, en DVD. Para mí es también una de las ficciones audiovisuales más interesantes de todas las realizadas sobre muertos vivientes. Voy por partes:

1)¿Por qué las ficciones audiovisuales sobre muertos vivientes son mundos en los que, de forma sorprendente e inexplicable, nadie o casi nadie, tantos años después de "La noche de los muertos vivientes" (Night of the Living Dead, 1968), de George A. Romero, ha visto una sola película o serie sobre el tema, de modo que cuando los vivos ven muertos que andan, o corren, siempre se sorprenden, y no saben cómo llamarles, y han de aprender cómo deben hacer para aniquilarles? Esta falta de referencias al mito de la ficción cinematográfica y televisiva resta credibilidad a las historias sobre muertos vivientes. Las ficciones que conozco que más lejos han llegado en este sentido son, precisamente, esta serie de TV, donde, al principio, un personaje dice la frase célebre de la ya mencionada película de Romero, "¡Vienen a por tí, Bárbara!", y la genial película, también británica, "Zombies party (Una noche...de muerte)" (Shaun of the Dead, 2004), dirigida por Edgar Wright, donde Nick Frost dice "¡Vamos a por tí, Bárbara!".

(Sigo abajo, en la zona muerta)
[Leer más +]
6 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Familiar magnífico de las películas de "28... después"
Ante todo, decir que yo no soy un fan de lo que esté relacionado con los zombis, pero eso no quita que sí que me encanten las dos películas de "28..." o los videojuegos de Resident Evil.
Esta miniserie ha sido una sorpresa para mí porque creía que no iba a encontrar más zombis al estilo de "28..." y porque está muy bien realizada, muy definida. El montaje, la dirección, los personajes, etc, es excelente. La mejor parte de la miniserie se encuentra en el episodio 5 donde los personajes se desarrollan mucho mejor en un momento tan hostil, superando a los mejores de Saw o de películas clásicas de zombis.
Doy gracias porque existan estos zombis (o infectados), tan dinámicos (aunque no son tan explotados como en "28...") y no como en las clásicas películas de Romero y compañía, que van a paso de tortuga por lo que no me resulta creíble que te puedan alcanzar.
En resumen, es puro dinamismo: personajes, zombies, montaje, historia. Es decir, fiel reflejo de lo que supone una exterminación.
Si lees esta crítica tienes que ver esta miniserie.
[Leer más +]
7 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Traumática.
Una joya del nuevo cine de terror, tanto en su planteamiento moderno así como en su conducción hacia uno de los finales más agobiantes y angustiosos que he visto nunca. La trama cuenta como en "Gran hermano" el concurso de televisión llega un virus que vuelve zombie a todo el munco comiendose los unos a los otros. La variedad de personajes es otra baza, ya que podemos encontrar a muchos de los caracteres que hoy colman la televisión de cualquier país. Las escenas son aterradoras y con pequeños golpes de humor se hace llevadera e interesante a la vez que terrorífica. Uno de los mejores films de terror que se han hecho actualmente y toda una renovación del género.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Un horror de reality
No hay que dejarse engañar por la sinopsis de esta miniserie, porque aunque se nos diga que la historia gira en torno a una horda de muertos vivientes a la que sólo parecen sobrevivir los participantes de Gran Hermano, quienes, ajenos a todo, siguen con sus quehaceres (es un decir) dentro de tan popular casa, no estamos ante una parodia propiamente dicha, sino ante un producto serio y bien realizado al que, eso sí, no le falta cierto toque irónico.

Lo que tampoco falta son litros de sangre e incluso un buen puñado de momentos gore, algo imprescindible en este tipo de producciones. Es cierto que la miniserie de Demange no ofrece demasiadas novedades (el que algunos personajes tengan que arriesgar sus vidas saliendo al exterior en busca de provisiones o medicinas es un tópico que siempre funciona), pero parte de una idea francamente curiosa (¿qué pasaría si los estereotipados participantes de un reality fuesen los únicos supervivientes a una terrorífica pandemia?), no escatima en escenas desagradables y, lo que es más importante, gustará a los amantes del subgénero.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Los zombis también corren
Entretenida miniserie que narra desde una original perspectiva cómo los habitantes de el Gran hermano de turno son los únicos supervivientes de una pandemia que asola toda Inglaterra, ya que la casa del susodicho programa es el único sitio dónde se puede estar a salvo. Mientras luchan por sobrevivir asistimos a cómo tienen que idear una estrategia ahora ya no para ganar el concurso sino para seguir con vida, las actuaciones son bastante creíbles, sobretodo la del productor del programa, que resulta ser odioso hasta para el espectador. Os la recomiendo fervientemente porque te puedes ver los capítulos del tirón y se te pasa volando.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Los zombis visitan Gran Hermano
La miniserie parte de un original planteamienteo: La epidemia zombi se extiende en Gran Bretaña mientras los panolis de Big Brother no se enteran de nada, encerrados en la casa.

Es ese comportamiento de los personajes, que se creen el ombligo del mundo, el que destaca en el desarrollo del argumento ... ¿cómo se van a enfrentar a una horda de zombis si no saben hacer más que "estar" en la casa?
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo