arrow
8
"El mejor truco del diablo, fue convencer al mundo de que no existía.."
Mucha gente habla de que el tiempo pesa sobre ella, porque han aparecido réplicas hasta en la sopa o porque el modelo que mostró ha sido imitado hasta la saciedad. No estoy de acuerdo ni por asomo. Sospechosos habituales, además de contener un guión soberbio donde los haya, con algún que otro desliz, eso sí, pero soberbio, posee una dirección a cargo de Synger impresionante, abrumadora desde el primer hasta el último minuto, excelentes planos la bañan, mostrando que es un gran exponente de intriga y suspense, una banda sonora maestra la acompaña, haciendo que durante los momentos de más importancia o vitalidad el espectador sienta como una extraña sensación invade su cuerpo, y brillantes interpretaciones la envuelven, dejando a cualquiera con la duda de quien es quien y por qué sucede lo que sucede.

Si soy totalmente sincero, en su primer visionado descubrí quien andaría detrás de todo pasado determinado punto del film, sin embargo, poco o nada podía imaginar yo, el complejo y notablemente estructurado entramado que escondía detrás de sí este trabajo de Synger, pues todo está narrado con gran trazo e hilado del modo más interesante para que, a 5 minutos de su sublime final, nos veamos sorprendidos por un desenlace arrollador, impactante y grandilocuentemente elaborado. Eso sí, en algo menos quedaría todo de no ser por la precisa realización a la que se ve sometida dicha cinta, porque los momentos antes de la conclusión, contienen una tensión, intriga e incertidumbre, que harán removerse todo dentro de la mente del respetable, logrando llegar a ser, incluso desasosegante.

La historia, como muchos conocereis, reune a cinco tipos de lo más peculiares y algo distintos entre ellos: McManus, Keaton, Verbal, Fenster y Hockney, que decidirán colaborar para perpetrar distintos golpes. Sin embargo, el esquema al que se ven sometido dichos personajes, pueda resultar algo típico por las características que demuestran poseer, el sujeto impulsivo, el carismático, la supuesta voz de mando, etc... Pero aun y siendo así, cada intérprete aporta su toque original, para que no queden relegados a ser más que simples objetos de una trama que los maneja a su antojo. Spacey se comporta fabulosamente, Byrne aporta carácter, Baldwin nervio, del Toro desfachatez, Pollak fuerza, y todos ellos están sustentados por un serio Palminteri y Postlethwaite, que otorga el porte necesario a su personaje.

En definitiva, ni el tiempo ha hecho estragos en ella, ni su guión ha perdido pese a los clones, ni está sustentada por puros trucos de desarrollo, pues el conjunto se comporta con una firmeza y esplendor enormes, siendo la narración una de sus mayores armas, y sus interpretaciones otra gran dote, que hacen de esta obra una de las más prolíferas para el género en el que se enmarca, además de un film con el empuje suficiente para no verse apagado en un sólo instante, ofreciendo un gratísimo entretenimiento a la vez que un apabullante comecocos. Una delicia para los sentidos.
[Leer más +]
93 de 116 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
El tullido y el mural
Sin duda, una de mis películas favoritas, de esas que desaparecen de la memoria inexplicablemente y redescubierta hace poco tiempo. Hay quien dice que con los años ha perdido frescura, pero no puedo estar menos de acuerdo, sigue tan fresca como el primer día que la vi, su notable guión y su buen trabajo desde la dirección encaminan su principal valor al sobresaliente giro final, perfectamente manejado desde el principio. Un buen, en su línea, Spacey encabeza el reparto, por lo demás nada brillante pero resultón, sin más.
Quizá, lo que más fuelle le ha hecho perder son los centenares de imitadoras que le han salido, pero lejos de quedarse atrás, con su aire más simple y menos moderno que las actuales, las sobrepasa en la mayoría de los aspectos, pues Singer engrasa y ajusta con maestría una cinta para que todo funcione en su justo momento, evitando que el filme sobrepase sus pretensiones iniciales retorciéndolo en exceso; pues, aunque la complejidad es demasiado frecuente en sus copias, la característica fundamental de Sospechosos Habituales es su sencillez en el cómo y el qué de lo narrado. Quienes la acusan de tramposa no se dan cuenta que, desde el inicio, se nos muestra la solución (*) delante de nuestros propios ojos, aunque siempre nos pasará desapercibida y volveremos a caer en la gran trampa de Kaiser Sozé, la gran trampa de Bryan Synger.
[Leer más +]
62 de 74 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
DURMIENDO CON TU ENEMIGO
"Sospechos habituales" trata ese género del séptimo arte en el cual, todo lo que se va tejiendo durante la película, queda tirado por los suelos en unos pocos segundos, con la famosa frase de nada es lo que parece. El director, a través del personaje que interpreta Kevin Spacey, se burla de los espectadores en el más amplio sentido de la palabra, pues les hace creer lo que no es y los mantiene engañados hasta el brillante desenlace final.
A mí particularmente, me pareció una película soberbia, tremendamente inteligente, perfectamente desarrollada desde todos los puntos de vista y sostenida por unos personajes, muy sólidos y que literalmente se comen la pantalla.
De esta manera, no me importa ser engañado y es más, disfruto con ello, por lo que si todavía no se han sumergido en la magia de esta película, no pierdan más tiempo y prepárense a pasar un buen rato. En definitiva, se trata de cine en estado puro y de entretenimiento al más alto nivel.
Avisados quedan.
[Leer más +]
86 de 132 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
¿Quién es Kaiser Sozé?
Dirigida por Bryan Singer en 1995 se ha convertido en una película de culto, ya que en su momento fue muy innovadora y renovó las bases del género. Ahora resulta una película muy interesante con unas actuaciones bastante buenas, aunque no sorprende como lo hizo en su día, porque ya estamos demasiado acostumbrados a los giros de guión y a los trucos para darnos un final inesperado.

Toda la película es contada por el personaje de Kevin Spacey, un lisiado que se ve implicado en un incendio de un barco en el que murieron 27 personas asesinadas, un policía interpretado por Chazz Palminteri le interroga para intentar averiguar la verdad. Una verdad que no sabremos hasta el final, con un personaje misterioso llamado Kaiser Sozé, que será la clave de todo.

Kevin Spacey hace una de sus mejores interpretaciones, junto con Seven y American Beauty lo mejor de su carrera. Los demás también están bien, aunque Benicio del Toro está algo artificial para mi gusto.

El guión es genial, todas las piezas están perfectamente colocadas, como en la típica película que te deja pensando un rato cuando acaba para comprobar si todo encaja. Aunque hacia la mitad de la película averigué el final y eso me la estropeó un poco, pero si te dejas llevar el final te sorprenderá, sobre todo si no has visto cierta película antes (ver spoiler).
[Leer más +]
48 de 62 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Por favor, que alguien me la explique
Tengo un problema: segun mis "almas gemelas" esta película ha de ser una obra maestra. Entonces cojo y digo: pues oye, habrá que verla. Y me pongo a verla. A los 5 minutos ya estoy aburrido, y no la entiendo. A los 20, veo un poco más de película pero sigo igual de aburrido y sin entenderla. Y oye, así paso las casi 2 horas de película. Al final, el malo era uno de los que se supone que podría ser. Es decir, es un malo "esperable". Pero no entiendo la trama, se me escapa. Quizá demasiados diálogos, demasiada información en muy poco tiempo. No entiendo como se las apaña el malo para engañar a todo el mundo (inclusive el espectador). Quizá si alguien es tan amable de explicarme un poco mas detenidamente la trama logre puntuar esta película como la mayoría de la gente la puntúa.
[Leer más +]
128 de 229 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Mucho arroz para tan poco pollo.
Para ver esta peli hay que mentalizarse de ordenar cronológicamente las historias que se van contando. Los atracos, los muertos, y dedicar especial atención a los sospechosos, habituales y no habituales, aconsejando también no descuidar a los policías.
Así se podrá seguir la pista un poco mejor de las andanzas de los 5 protagonistas.
Reunidos primeramente por la policía para declarar sobre un robo inexistente, pronto advierten que es una excusa para que se unan con el fin de realizar cierto trabajo: Asaltar a unos policías corruptos que llevan a un capo con dinero y drogas. ¿Pero quién ha logrado reunirles con ese fin? Luego vendrán otros robos hasta llegar a la misión final: el asalto al estilo comando de un barco en el que se supone va cargado de droga. Este último trabajo les es impuesto por un fantasmagórico personaje llamado Kaiser Sozé mediante chantaje, un malvado asesino capaz de cargarse a su propia familia antes de doblegarse. Un peligroso mafioso que no quiere que nadie conozca su identidad.
La película va dando saltos, el final es lo primero que aparece, luego vuelve a avanzar, hay momentos en que el argumento apenas se sostiene, se embrolla. Hilos delgadísimos y otros aparejos auxiliares apenas mantienen el seguimiento de los sospechosos. Pero es difícil, incluso a veces uno pretende abandonar, tal vez sea lo mejor dejarse llevar.
La película mantine un clima de intriga que se advierte pero no atrapa del todo debido a las secuencias tan dispares y, en parte, mal enlazadas. Los momentos críticos transcurren con demasiada facilidad, nadie les importuna. La policía está y no está, es como si desapareciera cuando no es necesaria su intervención. Lo mismo que en la secuencia del asalto al barco, entre dos se cargan a toda la tripulación, todo es demasiado preciso en favor de un embrollado guión.
El punto crítico es la presentación del mal. Es necesario que se imponga pero la exagerada acción con la familia del llamado Kaiser no resulta convincente a pesar de querer presentar de esta forma a alguien maléfico, diabólico.
Es muy lógico que a algunos les entusiasme y a otros no, porque no tiene una base narrativa estable. A mi sí me deja algo indiferente.
[Leer más +]
119 de 215 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Una historia verdadera de verdad.
La primera vez que la ví me pareció un peliculón, allá por los (en mi caso) turbulentos noventa. Ante todo debo reconocer que mi memoria para las películas (y para casi todo lo recordable en general) es nefasta.

Hace pocos meses, y con ese estúpido afán tan propio del cinéfilo pedante que pretende impresionar al pobre neófito con una película de obligada visión, no se me ocurrió otra cosa que preparar a mi amada compañera de visicitudes para una ración de Sospechosos Habituales, obra maestra del cine negro moderno, de trama endiablada y final imprevisto a la par que impactante.

El desbarajuste me pilló de vellón cuando al poco de comenzar a dar vueltas como loco el DVD... noté que algo no iba según lo dispuesto... mi nebuloso recuerdo, aunque nebuloso, era bastante mejor que lo que estábamos viendo. Lo cierto es que las espesas parrafadas preambulares, exposición de personajes, así como los laboriosos diálogos y la trama que antaño me pareció ágil y cautivadora, me estaban causando un incómodo efecto narcótico. Yo miré de reojo a mi consorte y noté en su semblante no poco interés, estaba ella como incorporada en la butaca y con la vista atónita, fija en los detalles y secretos que descubría sutilmente la pantalla, arrugando de vez en cuando las naricillas como rumiando para sus adentros... Así que gemí medio alborozado, convencido de que el problema era mío, y que se acercaba por fin la hora de quedarse patitieso.

En esto que tenemos al gran Kevin Spacey charlando con el bueno de Chaz Palminteri en la comisaría, faltaba un buen trecho de metraje para llegar al éxtasis final... y va mi mujer y suelta con un dulce desparpajo (que en ese momento me pareció sacrílego): "¡Ah, vale!, creo que ya sé como va a acabar... ¡menganito farfollito es en realidad potorrito cartuchero y ha pitufado tururús todo el rato, y además seguro que al salir de la comirrísfula cangrejea de una pollaina!"... y resulta que destripó en poco tiempo lo que había costado sudores a unos sesudos libretistas de hollywood que cobran por guión más pasta de la que yo veré en toda mi humilde aunque honrada existencia.

Reaccioné como un energúmeno y apagué el aparato antes de que finalizara la peli... "total, si ya sabes como va a acabar...". No me lo tuvo en cuenta... Al poco advertí avergonzado en que lo que me fastidiaba es que ella, que es muchísimo más inteligente que yo (y a la que nunca se le ocurriría escribir críticas de cine en una página web, ni siquiera leerlas), hubiera descubierto el pastel tan pronto y me dejara con una expresión idiota que tardó en borrárseme de la cara.

Desde ese día le perdí el respeto a esta película... pero aprendí otras cosas más importantes.
[Leer más +]
62 de 101 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Un chiste
Esto es uno que va y que se quiere comprar un coche porque le ha tocado la lotería, y llega el tio y se va a un concesionario de Ferrari. Quiero probar el F-40, dice. Y sale con el F-40 por la calle, se flipa, da una curva, dos, tres, acelera, brom brooom, joder qué máquina de coche, le meto quinta, curva derecha ras, ostia, joder joder, señoraaaaa... PUM.
Y pilla a una vieja.
Total, que el tipo acojonado mete a la vieja muerta (porque estaba muerta, como atestiguan los cachos de cerebro que le salen por una oreja) en el maletero y sigue como si nada. Y en esto que le mete segunda al coche y se flipa otra vez, y justo cuando pasa el límite de velocidad le para un policía local de estos macarrillas de los de ahora. No veas que guapo, le dice el agente. ¿El coche? No, usted. Se hace un silencio incómodo tras lo cual, el agente pide que le abra el maletero. Venga ya, agente. Que lo abra. Vale, lo abro. Y ahí está la vieja espachurrada. El agente se mesa la barba y se mete un dedo en el culo, le pregunta si eso no será un cadáver y el tipo le contesta que no, que cómo puede pensar eso, que es una pieza fudamental del coche. Un sarcúfago, que a pesar de su indudable parecido con una vieja atropellada sirve para aumentar la potencia del aire acondicionado de los pies. Ah, dice el agente. Bueno, no le multaré, pero me tiene que invitar a cenar.
Nuestro amigo pestañea, pero acepta. Decide ir a la cena con una pajarita y un frasco de arsénico en el bolsillo. Han quedado en un restaurante italiano, y cuando llega el agente le espera comiendo un kebab. Siéntate, lobo, le dice el agente. El tipo carraspea y se sienta. Quizás, piensa, el agente tiene algún secreto. Y lo tiene. Le dice, justo entonces, mira lobo, tengo un secreto debajo de la mesa, ¿por qué no levantas el faldón?
Disculpe, pero no lleva pantalones, dice nuestro amigo mientras una gota de sudor le recorre la frente. Bueno, dice el agente, pues mejor que hables con Kaiser Sozé.
¿Quién es ese tipo?
Mi abogado.
¿Qué abogado?
[Leer más +]
32 de 44 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
¿2 horas removiendo las neuronas?
Leo en una crítica: "dos horas removiendo las neuronas para encontrar la solución"
¿2 horas rompiéndose las neuronas?... pues la peli dura solo hora y media.
Dejando el chiste fácil a un lado, leo en otra: "a mitad de peli ya se sabe quien es el malo"
Yo iría aún más lejos: (ver el apartado spoiler*)

He visto esta peli en 2006, no en 1995, y es posible que en su época fuese la repera (o no), aún así dudo que elevase mi puntuación al notable.
Eso sí, la película es interesante, está bien hecha, es decir, "encajan los detalles" como dicen algunos, pero para mí no llega al 7 debido a que, desde mi punto de vista, tiene un gran fallo (explico porqué en el apartado spoiler*).
[Leer más +]
39 de 60 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Magistral
Un reparto formado por actores de la talla de Benicio del Toro, Kevin Spacey, Gabriel Byrne o Chazz Palmintieri ya promete una buena película. Si a ese elenco lo dirige un Bryan Singer en estado de gracia todavía mejor. Pero si además le añades un guión de los que ya no quedan, pues mejor que mejor...

Si empiezo a elogiar a los actores tengo que detenerme claramente en Kevin Spacey que realiza un papel soberbio, hipnótico.
Por otro lado la cinta esta llena de planos magistrales y de escenas llenas de ritmo, que por su montaje, ritmo e incluso su música, recuerdan a grandes películas como JFk (Oliver Stone).
El guión es sin duda el punto y aparte de la película. Durante todo el metraje mantiene un ritmo increible y acelerado, lleno de acertados detalles que le dan credibilidad a una historia increible. Pero es el final la que da el verdadero mazazo sobre el espectador. De esos finales que te dejan con la boca abierta y con una sonrisa de bobo que no puedes evitar.
Es inevitable decir tambien que recuerda al final de Se7en, casualmente del mismo año y con el mismo actor, Spacey.

No le doy la nota máxima por que solo he visto la película una vez (y es de esas que hay que ver dos o mas veces) y me quedan cabos por atar, pero seguramente algún día le de el 10.
[Leer más +]
24 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Farragosos habituales
La claridad es una virtud. Singer no la conoce. No recuerdo un inicio y un desarrollo tan denso e ininteligible como el de esta película. La primera vez que tuve ocasión de verla me dormí a los quince minutos, pero al ver todos los nueves y dieces con los que los usuarios la premian pensé que se trataría de una joyita y que lo bueno empezaría en el minuto 16. Pues no, ni en el 16, ni en el 34, ni en el 65, lo bueno llega en el minuto 80. Y sí, el final es brillante pero no compensa de manera alguna la caótica y nefasta dirección del hombre que será recordado por hundir a Superman.

Frases como "Te mantendrá pegado a la pantalla para no perderte ni un detalle", "Te hará estrujarte los sesos" o "La he visto 2, 3, 4 veces" no hacen otra cosa que delatar lo ineficaz de la dirección y la mala presentación de un guión muy bien construido que tiene perlitas dignas de mención. De ninguna manera la complejidad argumental justifica tal despropósito, con flashbacks mareantes, diálogos escupidos a la velocidad de la luz y con una docena de nombres bailando al compás. Se me viene a la cabeza el ejemplo de un profesor que tras intentar explicar un tostón marinero y ante las caras de confusión de sus alumnos acaba con ¿Me habéis entendido? cuando debería preguntarse ¿Me he explicado?

La maestría es hacer fácil lo difícil o simple lo complejo. Esta telaraña espesa, donde bajar la guardia durante 10 segundos supone perderse sin posibilidad alguna de retorno, está lejísimos de parecerse a una obra maestra. Las interpretaciones correctas con un Spacey cumplidor. El final sorpresa y un perfil del malo maloso tremendamente atractivo la salvan de la quema pero exprimir la capacidad neuronal durante hora y media para descubrir qué narices te están contando además de frustrante es agotador.
[Leer más +]
42 de 69 usuarios han encontrado esta crítica útil
4
Sin sospecha de ningún tipo, es un filme regular, a pesar de sus 2 oscar
Una película de excelentes críticas, premios, etc., pero que a mí, y pido disculpas por ello si ofendo a alguien, no me ha parecido un gran producto, sino una construcción cinematográfica demasiado "peliculera", en el peor sentido de dicho término aplicado a un guión.

"Sospechosos habituales" no pasa de aceptable o interesante, sólo eso; a mí no me ha dejado ni marca ni huella de perdurabilidad, en pocas semanas ni siquiera recordaré de qué trataba el argumento.
[Leer más +]
29 de 45 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Un pequeño problema para una gran película.
“ “Sospechosos habituales" mmm... Kevin Spacey, gran actor, pero sus últimos trabajos... no han sido para tanto... Chazz Palminteri... ¿Otra de mafia?... Benicio del Toro... no le cojo el punto.... Gabriel Byrne... me gusta en "En tratamiento", pero eso de que salga en "Ghost ship" me deja a cuadros... ¡Espera! ¡Stephen Baldwin!... se acabó... paso de esto."

Eso fue (junto a la crítica más votada, que la deja por los suelos) lo que me hizo dejar esta cinta en el estante de mi casa durante mucho tiempo. Este fin de semana aburrido la puse... y descubrí que estaba totalmente equivocado. Primero, por su guión se llevó el Oscar, y eso habla por sí solo. Después su reparto.

Kevin Spacey (Oscar al mejor actor de reparto) se sale, te crees todo lo que dice, pero los demás no se quedan atrás, en especial Pete Postlethwaite, que siempre borda esos papeles de hombre serio e impasible ("En el nombre del padre" o "Dark water"). Destacar el interrogatorio practicado por Kujan, el policía al que da vida Chazz Palminteri, que sirve para mostrar un juego del gato y el ratón, en el que no se sabe quién de los dos, Verbal o Kujan, hace el papel de gato. Formidable y complejo rompecabezas, capaz de romper todos los esquemas del espectador, y en el que todas las piezas acaban encajando hasta llegar al final. Impresionante final. He leído en otras críticas que no gusta ni sorprende, allá ellos. A mí me encantó.

Pero había un problema. El motivo por el que no le puse el 10.
[Leer más +]
15 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
No sé qué nota poner porque es tan liosa que casi no me entero de nada...
Como en este sistema de puntuación no existe la opción "NS/NC", pues le pongo un 5, por ponerle algo y me explico:
La película comienza por el final y después nos pasan al principio, ya empiezan los líos para el espectador. No se puede pretender que dicho espectador esté desde los primeros 10 minutos intentando descifrar de qué va ésto mientras le invaden con nombres (y encima raros, para más inri), continuos flasbacks entre el despacho del policía y las escenas normales, además de intentar seguir el hilo argumental de una historia de mafias, como si fueran poco enrevesadas por sí solas. De ahí el óscar al mejor montaje, no me extraña, porque desliar una historia como ésta y presentarla tal y como la ve el espectador es para ganarse un óscar, está claro.
En el cine actual no se puede pretender simular el mejor cine negro americano de mediados del siglo pasado queriendo rizar el rizo solo con un buen montaje final y un casting de escándalo (aunque me esperaba más de Del Toro, los demás lo bordan salvo Spacey), por tanto, veo mucha complejidad para algo sencillo de contar y que tiene profundidad incluso contado de forma lineal, como debe ser, sin necesidad de hacer las cosas raras con las que se presenta esta película.
Destaco a Spacey pero no por hacerlo muy bien si no todo lo contrario, no lo veo demoledor como en otras películas suyas y me ha extrañado su actuación.
Sobresale la fotografía, como debe ser al tratarse de cosas de mafias.
Hay escenas muy poco creíbles objetivamente pero el espectador está tan concentrado en tratar de cuadrar lo que ha visto en la escena anterior sin perder el hilo, que pasan desapercibidas...
Resumiendo, le daría un NS/NC pero, como no se puede, la dejo en pasable.
[Leer más +]
11 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Entretenimiento completo
Por aquí no se puede contar mucho pero tengo claro que es el mejor final de película que he visto.
Esto no iba de un grupo de delicuentes que la arman?
Esto si que no es violencia por la cara, aquí todo está planeado, no hay imagen ni palabra al azar, es perfecta en este sentido.
Creo que todos mis sentidos se estimularon. No es broma aquí no se pestañea...
Descubrí esta página cuando, nada mas terminar de ver la peli, busqué opiniones de la gente.
Impresionantes actuaciones y dicho de paso en esta crítica tiene que aparecer en mayúsculas KEVIN SPACEY.
[Leer más +]
15 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
SPACEY EN ESTADO DE GRACIA
El hilo argumental de este filme esta quizá demasiado trillado, una serie de mercenarios que por el don de la "casualidad" se convierte en una banda mas o menos organizada y comete numerosos atracos, asesinatos... Hasta ahí no deja de ser una película interesante que se deja ver, pero donde cobra unas dimensiones de gran filme es cuando literalmente el gran Kevin Spacey se come la cinta, bien secundado por un gran Gabriel Byrne. También cabe destacar una dirección portentosa y eficaz de Bryan Singer y curiosamente el guión que ha sido alabado por activa y por pasiva por crítica y público es donde yo creo que sufraga un poco ya que es un tanto engañoso hacia el espectador, que por otro lado quizá fuera la intención del guionista y director, la confusión que queda al final a pesar de la evidencia, hacen de este final único e innovador pero también enmarañado y complejo sobre todo si se visualiza la cinta de nuevo. Eso si en el guión los dialogos son brillantes, enérgicos y vivaces.
[Leer más +]
16 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
KLUEDO (con K)
A mediados de los noventa, el panorama del cine negro sufría una nueva reconversión gracias al fenómeno de la tarantinitis con títulos como Pulp Fiction y sucedáneos, amén de más que interesantes propuestas como Seven, Fargo, Casino, La última seducción, etc. Entre todas ellas brilló con luz propia el director Bryan Singer, con este thriller impecable a modo de puzzle de mil piezas, donde la estructura se va (des)configurando para llegar a su culminante cénit.

Aún siendo un film-juego al estilo más clásico, el resultado fue de lo más refrescante al coger un leit motiv tan desgastado -quien es el asesino- y renovarlo con tanta perspicacia en su forma. Además de la excelente realización, resaltan espléndidos actores como Gabriel Byrne, Kevin Spacey, Chazz Palminteri, Benicio del Toro, Kevin Pollack, etc. que defienden con soltura un guión milimétricamente conformado para sorprender al respetable sin artimañas, puesto que las pistas están ahí, pero finalmente… la revelación de la identidad de Kaizer Soze, criminal mefistofélico donde los haya, nos deja vapuleados sin piedad en nuestro asiento con cara de tontos y deseando volver a ver la película para ver como todo encaja desde el principio.

Sin entrar en detalles queda solo mencionar, para los muchos despistados a los que el desarrollo les resulta una narración incoherente, que todo lo que vemos es lo que cuenta el personaje de Verbal en la comisaría, no necesariamente la verdad de lo acontecido; el film en sí mismo es su versión de los hechos, su gran coartada.

Muy recomendable a aquellos que busquen un thriller inteligente, elegante y bien ejecutado, a mi parecer una pieza clave en el cine de los noventa.
[Leer más +]
11 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Decepción
La vi por las muy buenas críticas que vi en filmaffinity y porque mis almas gemelas también la recomendaban. La miré en video, la paré varias veces, y luego la volví a ver y quisiera que me explicaran de que va esta película, que la considero muy sobrevalorada. No entendí quien era que estaba internado en el Hospital y da la descripción de Kaiser S. Tampoco entendí quien era la persona que estaba en el buque y van a matar. El argumento tiene muchos agujeros que hacen muy confusa la película. No discuto que como todos dicen los últimos 5 minutos son muy buenos pero antes hay que ver todo un desarrolo muy soso para mi. Perdón....es mi humilde opinión. Para mi es imposible verla en cine de una sola vez. Hay que digerirla varias veces y asi mismo vuelvo a repetir que su desarrollo es muy confuso.-
La actuación de Kevin Spacey, como en todas sus películas que he tenido el agrado de ver es muy convicente.-
En síntesis: tiene un argumento muy rebuscado.-
[Leer más +]
12 de 17 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
¿Quién es Keyser Söze?
Cine negro en estado puro, el director se recrea jugando con el espectador durante todo el film a cuenta de que el final sea una auténtica delicia para este por lo bien rematado de sus costuras argumentales, mimado hasta el detalle.
De esas pocas películas pertenecientes al selecto club "no le puedo poner ningún pero".
[Leer más +]
11 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
LA ALARGADA SOMBRA DE KEYSER SOZE
En el momento en que comiezo a escribir, 120 usuarios me han precedido ya con sus opiniones sobre esta película, y sin embargo, contraviniendo mis costumbres, he decidido sumarme. Tal vez porque recuerdo la primera vez que ví este filme, siendo un chaval, y cómo me impactó, efecto que aún perdura en mí pese a los años transcurridos y a las muchas películas vistas desde entonces.

"Sospechosos habituales" es un thriller manierista, al igual que la mayoría de los que se vienen realizando desde la década de los setenta, incluso aquéllos que buscan recrear las clásicas historias y ambientes del cine negro; ello se aprecia en que los códigos habituales del género están siempre presentes pero con funciones distintas a las tradicionales. De ahí que este tipo de películas jueguen constantemente con las apariencias y los sobreentendidos, aspectos en los que la presente obra brilla a gran altura, pues toda su narración se sustenta precisamente en ellos. De hecho todos los personajes, criminales o policías, resultan engañados al tratar de encajar los hechos en sus propios esquemas mentales, y también nosotros, los espectadores, fiándonos de nuestro instinto cinematográfico, resultamos fácilmente embaucados. Este es el gran logro narrativo de la cinta, con permiso de la concepción de ese genio maligno que es Keyser Soze. Se me ocurre que el modelo para este personaje puede ser de lo más clásico, y que más allá de posibles inspiraciones cinematográficas (el Doctor Mabuse de Lang, por citar uno), tiene un parentesco literario, concretamente el Profesor Moriarty, al igual que él, un implacable genio criminal que todo lo maneja desde la sombra. Desde el momento en que se menciona a Soze, la película cobra un interés especial, así como un ambiente que linda con lo fantástico (el temor que inspira es supremo, como todo aquello que se desconoce).

Tal vez a causa del tortuoso atractivo que su narración ejerce, los espectadores tienden a obviar lo bien filmada que está la película; el prólogo inicial, ambientado en el barco y que enlaza con una larga secuencia posterior, es una lección de puesta en escena, logrando el realizador planos enormemente sugerentes, con un empleo muy sabio de la oscuridad y del fuego. El barco se convierte así en una especie de infierno, destino inevitable de los protagonistas, a quienes aguarda allí el mismísmo diablo, y el director potencia su importancia mediante lentos movimientos de grúa, generalmente ascendentes, que nos muestran el sombrío panorama. Por otro lado abundan los primeros planos centrados en unos personajes confusos, que buscan, al igual que el espectador, encontrar el hilo que les lleve a la certeza, sin intuir que esta no existe, y que es precisamente ese afán el que los confunde.
[Leer más +]
7 de 7 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo