arrow
10
INSUPERABLE
Si no has visto esta serie o solo has visto algún capitulo suelto te recomiendo que comiences a verla sin juzgarla a la ligera, pues los primeros capítulos son muy muy flojos en comparación con los últimos (como ocurría con los primeros capítulos de los Psimsons por poner un ejemplo con sus personajes aún sin definir y con unos argumentos y una calidad mucho más baja que los posteriores), y si has visto algún capitulo intermedio ignorarás la evolución y profundidad de cada personaje.

Después, cada una de las temporadas irá siendo sorprendentemente mejor que la anterior hasta llegar a la quinta (de la sexta todavía no puedo opinar) y te irá atrapando irremediablemente .

En el plano personal, hay un género cinematográfico que adoro por encima de los demás es el que retrata los entresijos del hampa, y en mi opinión los Soprano tiene algunos capítulos (casi siempre son los últimos de cada temporada) que igualan o superan a obras maestras como El padrino, Goldfellas, Scarface por nombrar algunas de mis películas favoritas, implicándote muchísimo más en la trama que en cualquier película por la profundidad y familiaridad que cada uno de los personajes adquiere a lo largo de los más de 60 capítulos

Como ya he dicho aún no he visto la temporada 6, pero los 2 últimos capítulos de la 5 son las 2 horas mejor aprovechadas que nunca pase frente a una pantalla, (eso sí, que nadie trate de verlos sin ver todos los capítulos anteriores porque no entenderá nada y destrozará una posibilidad única de engancharse a una serie excelente).

Podría escribir largo y tendido sobre esta fabulosa serie, pero me abstendré por lo tedioso que resultan las críticas largas y por lo tanto concluyo:

"no conozco ninguna serie más recomendable"
[Leer más +]
229 de 284 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Ahora que se han ido...
Ya está. Acabó. Han sido muchos años, y me ha llevado mucho tiempo ver las seis temporadas de “Los Soprano”. La sexta se me resistía, pero ya está. Han sido 86 episodios de amores y rencores hacia esa familia, y ahora…, estoy triste.

Cuando ingresé en esta fantástica comunidad llamada filmaffinity, una de las primeras cosas que hice fue ponerle un 10 a “Los Soprano”. Una de mis primeras críticas también fue para esta maravillosa serie creada por David Chase para la HBO. Ahora la cambio porque le quiero hacer justicia a Tony y a sus dos familias.

En mi anterior crítica escribí:
(…) Toda la serie es peculiar, todos los personajes tiene sus secretos, fantasías, preocupaciones, y todos tienen sus difuntos, ya que esta familia es un tanto especial. Las dos familias de Tony, la propia (mujer, hijos, madre, tío) y la otra (la mafia de New Jersey) son cada cual con sus cosas, realmente impresionantes (…).

Pero necesitaba decir algo más y empezaré por su protagonista.
Tony Soprano, ese gordo entrañable que igual te ahoga en tu propia sangre como te da un abrazo de oso amoroso. James Gandolfini da vida al mafioso al que llegas a admirar como figura protectora, le coges cariño, le quieres, le invitarías a tu casa a conocer a tu familia, pero luego hace lo que hace y no desearías conocerlo nunca. El personaje más maravilloso, entrañable y temido que haya creado la televisión en décadas. Ahora sigo la trayectoria de Gandolfini y no pierdo detalle de lo que hace este fabuloso intérprete.

Pero no sólo el personaje de Tony es excepcional, hay otros grandiosos. Christopher Moltisanti (Michael Imperioli), Silvio Dante (Steve Van Zandt) y Paulie Walnuts (Tony Sirico), sus tres hombres más fieles y cercanos. Magníficos.

Los problemáticos Richie Aprilie (David Proval), Ralph Cifaretto (Joe Pantoliano) y Tony Blundetto (Steve Buscemi). Una angustia constante, sobretodo los dos primeros. El personaje de Ralphy es uno de los mejores de la serie. Los capítulos en los que sale están todos entre los mejores.

En el reparto femenino destaca dos entre todas. Carmela Soprano (Edie Falco) como mujer de Tony, y Janice Soprano (Aida Turturro), su insoportable hermana. Sin ellas la serie estaría coja.

No creo que tenga que decir nada más. Llevo toda mi vida recomendando esta serie, algunos se engancharon, otros no. Para mí siempre serán especiales, son “Los Soprano”.

¿Y ahora que? Realmente es jodido, todo llega a ser tan familiar que ahora me siento como si me hubieran quitado algo. Son muchos años…
Soberbios guiones, buenos directores, maravillosas interpretaciones.

Sólo me queda dar las gracias…

David Chase,
…me has matado.
[Leer más +]
182 de 195 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
"Con el debido respeto...heroína pura"
Es el único símil que se puede encontrar a la tremenda adicción que causan Los Soprano, o la mayor aportación televisiva a la historia del séptimo arte. Aportación americana, como El Padrino, Uno De Los Nuestros, Casino y otras muy pocas más...solo a la altura de estas joyas se podría encasillar. Repleta de anécdotas y detalles que la mitifican. Y quién iba a creer que tan tremendo regalo iba a venir de la televisión. De esa caja donde parece que todo lo que nos enseña son mediocridades, vanalidades y ordinarieces...pero estoy hablando de "nuestra" televisión, no de aquella televisión, la americana, y en este caso HBO. Aunque esto es harina de otro costal. Aún así, gracias HBO por todo.

Centrándonos en la serie y después de haberla disfrutado hasta el último suspiro un par de veces y en versión original, que decir: no he disfrutado nunca tanto delante de una pantalla ni creo que lo vuelva a hacer. Guiones a la altura de El Padrino, Chinatown o Ciudadano Kane, personajes inolvidables (Anthony Soprano, Pauli Gaultieri, Christopher Moltisanti, Silvio Dante, Jhony Sacrimoni, Adriana LaCerva, Dra. Melfi...), direcciones de leyenda (Steve Buscemi, Michael Imperioli, Tim Van Patten), apariciones estelares, inesperadas y emocionantes (Steve Buscemi, Nancy Sinatra, Lauren Bacall...), música inolvidable (Frank Sinatra, The Chi-Lites, The Kinks, Journey...), lugares míticos (Brooklyn, Newark, Las Vegas, Little Italy...), actores que rozan la majestuosidad en sus interpretaciones (James Gandolfini, Steve Van Zandt, Michael Imperioli, Lorraine Bracco, Edie Falco...) y un largo etcétera de aspectos sobresalientes, brillantes y mágicos que nos regala momentos cumbres que han pasado y pasarán a la historia del cine y de la televisión.

Personajes que han llegado a tu puerta y que los has querido y los has temido, que los has respetado y los has compadecido, que los has entendido y te han sorprendido, que los has admirado y los has defenestrado y que en definitiva, han entrado a formar parte de tu adicción, de tus pensamientos y de tu vida.

Supongo que antes o después retomarán la idea, o no, de seguir con una película o incluso con la serie. No lo sé. No creo que lo sepa nadie. Aún así no dejaré de disfrutar nunca de las siete temporadas, de los ochenta y seis capítulos, da las cien horas más geniales de la historia moderna del cine y que forman parte de mi estantería en un lugar, en el lugar más preferente.
[Leer más +]
133 de 151 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Mi familia
Recuerdo que todos los jueves solía salir de casa por la noche. Cuando regresaba, Sersolo seguía atónito en pantalla.
-¿Qué ves?
-Los Soprano.
Así, jueves, tras jueves manteníamos la misma conversación:
-¿Qué ves?
-Los soprano.
Pero un día, la conversación cambio:
-¿Qué ves? (yo ya sabía lo que veía… era por joderlo)
-¡Calla!
El silencio inundaba la habitación. Y me dijo:
- Tienes que ver esto.
-Vale.
-Pero ahora no, que no te vas a enterar.

Y eso que estuve esperando. Y esperando. Y la impaciencia es un arma de doble filo. A veces, a veces suele pasar que esperas mucho de algo y luego las expectativas eran demasiado para la espera. Quedas defraudado y cabreado y no sueles valorar las cosas como debieras. Pero… a veces… a veces la vida (o mejor, HBO) es maravillosa y te regala joyas como esta serie de mafias y manías que nos ofrece la caja tonta.
Ya estoy sufriendo. Sufriendo porque dicen que la sexta temporada es la última. Pues no, la vida no es maravillosa, es una mierda que te regala un caramelo para luego arrebatártelo sin piedad. ¡Cabrones!
[Leer más +]
108 de 136 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Bienvenido a la familia
El cine te apasiona, te remueve por dentro, te hace sentir cosas que nada ni nadie podrá igualar. Por mucho que, por ejemplo, quieras a una persona, nunca vas a sentir lo que Edward G. Robinson te hizo sentir cuando encendió el último cigarrillo de Fred MacMurray en "Perdición". Por mucho que vivas, será difícil que algo te conmueva más profundamente que el agónico y poético discurso de un replicante Rutger Hauer a un Blade Runner Harrison Ford, que ha visto cosas que nosotros no creeríamos y que sabe que es hora de morir. Complicado será también sentir mayor culpa que al ver a James Stewart recibiendo unas palabras en un tren que deberían ir para el vaquero más grande del séptimo arte. Y, por supuesto, nunca verás una puerta cerrarse con un panorama tan poderoso como el que refleja Coppola en su primera parte de "El Padrino".

Y, joder, que una serie de televisión, la conocida ahora y siempre como "la caja tonta", sea capaz de sacudirte como lo hacen las mejores cintas... Sería absurdo empezar a deshacerme en elogios, podría llenar hojas y hojas de adjetivos positivos en su forma más superlativa. Absurdo sería también empezar a recordar personajes, mejor dicho, personas: nombres que para mí significan ahora el cielo, que me han hecho pasar por una experiencia inigualable. "Los Soprano" no es una serie: 86 episodios, 4.300 minutos que conforman el mejor cine, la película más larga de la historia de este arte, que, gracias a ésta, se engrandece un poquito más.

Y es que de lo que Chase y su equipo de guionistas nos hablan aquí, no nos engañemos, es de la vida: cogen los momentos más insustanciales de la vida diaria de un norteamericano (o por extrapolación, cualquier persona) medio, e incorporan sobre dicha base los mejores elementos del cine de mafiosos. Ponen en boca de estos gangsters diálogos alucinantes, reflexiones que ya querrían para sí más de la mitad de películas estúpidas que se estrenan en salas con aires de grandeza.

Seis temporadas. Y lo mejor es que, como he dicho antes, como esto es cine, puede verse todo como una larguísima pelicula. No se pueden comparar temporadas, no en términos de calidad ni de historia, aunque sé que habrá quienes no esten de acuerdo con esto. Para mí, "Los Soprano" comienza con el rotundo tema "Woke Up This Morning", en una sala de espera, y termina, de forma brillante, en una cafetería cualquiera, con un fundido a negro que creó mucha polémica en su día pero que, creo, no se podía haber hecho mejor, con el apabullante tema "Don't Stop Believing". Desde el "Piloto" hasta "Hecho en América" asistimos a una experiencia única, que debe ser vista en conjunto, que te coge y no te suelta, te agarra y te tiene donde quiere. Como hacen las mejores películas. Como hace el mejor cine. "Los Soprano".
[Leer más +]
85 de 92 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Léame: seré útil para usted se lo aseguro
Magnífica serie americana que toca el tema de la mafia desde un punto de vista familiar, mostrándonos personajes peligrosos, salvajes e inescrupulosos pero a la vez hogareños, con defectos y necesidades humanas que logran que el público por momentos se identifique con aquellos.
El casting es excelente con Gandolfini, Imperioli y Edie Falco en su máximo esplendor, sin olvidarnos de actuaciones breves pero inolvidables como la de Steve Buscemi.
El personaje Tony Soprano interpretado por Gandolfini llega a un nivel de perfección y realismo tal, que logra un efecto peculiar y paradójico, y éste es la capacidad de odiarlo en ciertos capítulos y amarlo en otros, o incluso amarlo y aborrecerlo en un mismo capítulo.
Hay un capítulo en la nieve contra un mafioso ruso al que sumándole media hora más de duración se lo convierte en una de la mejores películas del género.
Para que esta crítica sea útil para usted le contaré el significado etimológico de la palabra MAFIA: Según la tradición siciliana un grupo de soldados franceses llegaron a la isla en el siglo XIX, aseguran que 3 de estos soldados violaron y mataron brutalmente a la muchacha más bella del lugar, la madre de ella salió a las calles clamando justicia y gritando: "ma fia!, ma fia!" ("mi hija!, mi hija!", en el cerrado dialecto pastoril). El resto del pueblo siciliano fue solidario con aquella sufrida madre y a alguien se le ocurrió que este grito de "ma fia" podía servir también como acrónimo utilizando las iniciales: "Morte Alla Francia, Italia Anella!" (en español: ¡Muerte a Francia, Italia Anhela!) y salieron en caravana con carteles en los que se leía la nueva palabra: MAFIA!!!
Dr.Juventus
[Leer más +]
53 de 61 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Made in America
Parafraseando al protagonista y motor de toda la historia: cada día es un regalo y una serie como “Los Soprano” la perpetua calidad elevada al talento.

Añadir y escribir algo sobre una gran serie como “Los Soprano”, pensada inicialmente como película y con el temor simultaneo de su estreno en formato serie al son de “Una terapia peligrosa”, se me antoja una tarea no imposible sino repetitiva. Poco se puede ampliar la opinión generalizada de público y crítica a una serie que lo es todo y supuso un nuevo punto de partida y reflexión a las series de televisión contemporáneas. Sus guiones, con tramas abiertas como heridas sinuosas de bala, la convirtieron en un artefacto de culto y terrible adicción desde su arranque y serán recordados dentro de lo mejor que ha generado la televisión. Sí, hay un antes y después de la serie que protagoniza y monopoliza Tony Soprano y su estirpe. Queda, únicamente mostrar las sensaciones que uno retiene sobre sus innumerables crímenes y peripecias familiares. Narrar en primera persona aquel terrible poso que supone un corte abrupto hacía ese terrible ‘negro’.
[Leer más +]
52 de 59 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
PUTA HBO.
Puta HBO.

El foco de luz que da a los cinéfilos actuales algo de calidad. Que entrega obras maestras de colosal consideración. Al nivel de las grandes, de los clásicos.
Solamente por haber parido a The Wire se merecen un pedestal. Por Los Sopranos otro.

Estos inconformistas, narradores precisos que mandan a tomar por culo la comercialidad para parir obras autenticas. Arte concebido sin haber pasado por el filtro depurador de una industria que se va a la puta deriva.
Estos, digo, son los genios a la sombra. Los olvidados y los que el día del mañana reclamaran su trono en la gran historia del arte que nos ocupa. Brindo por ellos. David Simon, Chase, Knauf...brindo por vosotros.

Los Soprano es obra colosal. Enorme en su riqueza narrativa y audiovisual. En su dominio a la hora de profundizar en unos personajes, mimados, tratados y cuidados hasta la obsesión.
La vida es el gran tema de Los Soprano. La existencia. Guion exquisito, fino y demoledor tratado de la familia en el siglo XXI.

Mientras The Wire radiografiaba en su ambición sin límites, una ciudad, Baltimore, que a la vez, simbolizaba a un país, Estados Unidos, que a su vez, simbolizaba un sistema económico instaurado, el capitalismo y sus efectos en la sociedad, Los Soprano es radiografía minimalista del ser humano.

Es trazo sincero y tierno a la vez que agrio y duro, de nuestras motivaciones. De nuestros deseos, miedos, alegrías y pensamientos. Todos somos Tony Soprano. Con nuestras responsabilidades a la espalda, la familia, los amigos, los negocios...todos nos vemos reflejados en ese personaje enorme, lleno de matices y contradicciones que compone un genial James Gandolfini.

El mejor cine, se mudo desde 1999 a la pantalla pequeña, y ahí reside todavía. Gracias HBO, por no subestimar la inteligencia del espectador medio, por arriesgarte con dos cojones por la vía difícil y por hacer las cosas con cariño, fe y calidad.

Enorme.
[Leer más +]
39 de 41 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Conduciendo por Nueva Jersey, con la ventanilla bajada, fumando un puro y escuchando Woke Up This Morning.
Quien me iba a decir, la primera vez que vi a esta banda en acción, que me acompañarian tantas y tantas horas de mi vida. Pues si, así es, así ha sido.
Después de haberla visto varias veces desde el primero, hasta el ultimo episodio, siento que no volveré a ver nada parecido en mi vida. Nada tan puro, tan inspirado, tan perfecto.
Me he sentido parte de una familia, que ha estado ahi en esos momentos en los que no me apetecía nada, en los que estaba cansado y abatido, en los que estaba harto de todo. Ahí estaban Los Soprano. Animando y alegrándome el día. No creo que se le pueda pedir nada más a una serie. Esta serie da otro significado a palabras entretener, divertir, gozar, disfrutar, vivir.
Dicho esto, a continuación me centrare en lo que para mi es lo mas importante de Los Soprano; Sus protagonistas, la familia, los personajes... Y que personajes, señores.
Por encima de todo y de todos se encuentra el gran Tony Soprano. James Gandolfini, el que parte la pana, el que corta el bacalao, el omnipresente, el gran jefe. Simplemente magnifico, solo toca inclinarse ante el que ya es un personaje mítico de la historia de la televisión.
Seguidamente, un peldaño por debajo se encuentran los fijos, la familia mafiosa, los que cada capitulo que pasa, vas descubriéndolos un poquito más.
Christopher Moltisanti, interpretado por Michael Imperioli. Me encanta cuando la atención se centra en el y sus problemas. Silvio, Steve Van Zandt, el que podríamos decir que es el consigliere. No es Robert Duvall, ni falta que le hace. Recuerdo su imitación de Al Pacino. Y Paulie interpretado por Tony Sirico. De este ultimo destacaría el carácter de su personaje, de lo mas entregado que te puedes encontrar por la vida.
Menudo tridente mágico, si señor.
Entre los personajes femeninos destacaría a la mujer, Carmela, interpretada por Edie Falco, su madre, interpretada por Nancy Marchand, su hermana Janice que es Aida Turturro y como no, su psiquiatra, Lorraine Bracco, ¿alguien dijo tensión sexual?.
Y volviendo con los hombres, menos mal que no estamos todos juntos metidos en una sauna, a lo que voy que me pierdo... uno que merece mención aparte, Dominic Chianese como el tío Junior. Me gusta su personaje, siempre sabiendo como volver loco a Tony hasta sin proponérselo, y alguna vez va aun mas lejos todavía.
[Leer más +]
25 de 29 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Esos 10 segundos...
No sé ni qué decir sobre la serie a estas alturas.
Interesante trama y buen reparto, sobre todo James Gandolfini. Creo que la serie no hubiera sido lo mismo sin él de protagonista. Igual que Steven Van Zandt (Silvio). Con todas sus carencias interpretativas le da ese toque grotesco al personaje que tan bien le queda. Y Paulie es sencillamente genial. Muy bien manejado en las primeras temporadas para que luego te cueste aceptar que en realidad es... un jodido cabrón (en este aspecto me recuerda mucho a Nate en "A dos metros bajo tierra"). Y Carmela, qué mujer. Madre ante todo, dispuesta a pasar POR DONDE SEA con tal de que sus hijos lleguen a ser alguien (socialmente hablando, claro).
Jennifer, Adriana, Christopher, Bobby (¡genial!), Janice, Meadow, Anthony Junior... Prácticamente personas auténticas. Pero...
Creo que la serie falla en un sentido: La trama mafiosa prácticamente no avanza. Es estupendo ver la mezcla de las dos familias (de hecho, probablemente ahí resida su éxito) pero falta cierta "corrosión" en la familia del Bing. Constantemente parece que va a ocurrir algo e incluso aparecen varios personajes (muchos) que hacen tambalearse el status como jefe de Tony. Pero de una u otra manera siempre se consigue solventar y, por tanto, la trama se estanca. Y la verdad es que poco más puedo contar sin destripar nada. Me voy a la sección SPOILERS.
[Leer más +]
31 de 46 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
REDEFINIENDO A LA FAMILIA
"Los Soprano" es una de las series más impactantes que se han hecho en los últimos tiempos y por ello, engancharse a ella es más que recomendable. Casi diría que es un acto imprescindible.
De una manera sencilla, como sin darnos cuenta, la serie nos va introduciendo en los entresijos de la vida de Tony Soprano, un hombre que cuenta con dos familias; la suya propia, que forman su mujer, sus dos hijos, su madre, sus hermanas o su tío y otra familia mucho más peculiar y complicada, que lo hace ser parte integrante de la Mafia.
En cada capítulo se va aportando nueva información sobre los personajes, sobre la trama, sobre las relaciones de poder del Hampa y en definitiva sobre la historia de una familia que dista mucho de ser convencional. Pero todo ello de una forma muy estudiada, a cuentagotas, sin descubrir desde el principio todo el pastel y eso hace que el espectador quede enganchado desde los comienzos.
Todo es destacable en esta serie, la cual cuenta por ejemplo con una estupenda banda sonora y con un elenco de actores muy metidos y comprometidos con sus respectivos personajes; pero si tuviera que quedarme con algo, lo haría con su frescura y con su originalidad, pues estamos sin duda ante una serie diferente y que no dejará indiferente a nadie.
Si añadimos además que los argumentos están tremendamente cuidados y que existen en los diálogos buenas dosis de sentido del humor inteligente e irónico, comprenderán que nos encontramos ante una verdadera joya de la televisión, que convendría no perderse.
Yo desde que la descubrí, soy un adicto más a "Los Soprano". ¿Se unen a la "familia"?
[Leer más +]
17 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Porque de 145 críticas 127 son sobresalientes
Más de un diez, se habrá identificado con Tony al discutir con un colega o reñir en familia. Más de un diez, se habrá puesto en la piel de Carmela (que papelón) con los sinsabores que genera la vida. Y muchos dieces más se compararán con los adolescentes, con alguna historia de los miembros de la familia o se identificarán con cualquiera de las estupendas actuaciones que van surgiendo temporada tras temporada. La realidad se parece tanto a esta ficción que cualquiera podría pensar que tiene de vecino a un Soprano.
Está serie tiene una puntuación de notable. Por el mero desprestigio que algunos le profesan a temas de mafia, porque no entienden una serie diferente a las más comerciales o, simplemente, por joder, y solo hay que leer algunas críticas con bajas puntuaciones para entenderlo. Personalmente todavía no he visto una serie que mantenga el tipo durante 6 temporadas con escenas que rayan la soberbia, con personajes y actuaciones tan conseguidas y con guiones que desearías reproducir en cualquier momento de tu vida.
Y ahora, una comparación para generar debate. Comprueben la puntuación de "El padrino II" y verán que esta serie tiene mayor proporción de sobresalientes. Ahí es nada.
No es casualidad, que 128 personas cataloguemos esta serie como obra maestra.
Brindo por los soprano.
[Leer más +]
17 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
The Sopranos
Una gran serie que sin dudas engancha a partir del capítulo 2 de la primera temporada (el primer capítulo es muy flojo) pese a un pequeño bajón en la quinta temporada que, eso si, acaban resolviendo los guionistas.

Los guiones de la serie son muy inteligentes, impregnados de un humor negro genial. Los problemas de Tony Soprano con sus dos familías y como los soluciona en prácticamente permanente estado de depresión. Todo engancha y los personajes secundarios son geniales especialmente los masculinos.

La serie es machista, violenta y los tipos son despreciables. Así que si la veís ya sabeís lo que os podeís encontrar. Son egoistas, egocentricos, mirando siempre al beneficio propio, pero es que así es la vida y muchas personas son así. No son algo digno de emular igual que no lo era el Jake LaMotta de Robert de Niro en "Toro salvaje" ni el Truman Capote de Philip Seymour Hoffman. Así que no me vale esa excusa a la hora de descalificar a la serie.

Entre los actores, no es por ser machista, pero los hombres son los mejores. Mi personaje favorito es Richie Aprile (David Proval) al que creo que se le debería a ver dado más protagonismo. Entre los mejores personajes están Pussy (Vincent Pastore), Ralphie (Joe Pantoliano), Livia (Nancy Marchand, pero en la primera temporada en los últimos capítulos especialmente), Paulie (Tony Sirico), Silvio (Steven Van Zandt), Chrissy (Michael Imperioli) y por supuesto su protagonista, Tony (James Gandolfini).

Entre lo buenos personajes Carmela (Edie Falco), la dra. Melfi (Lorraine Bracco), Janice (Aida Turturro), tio Junior (Dominic Chianese), Adriana (Drea de Matteo), Furio (Federio Casteluccio, aunque se le pudo dar mas importancia en lo suyo con Carmela), Johnny Sack (Vincent Curatola), Tony Blundetto (Steve Buscemi), Bobby (Steven R. Schirripa) y Artie (John Ventimiglia).
Y entre lo pasable los hijos, Meadow (Jamie Lynn) y Anthony (Robert Iler) y el personaje que menos me gusto fue el de Jackie Jr. (Jason Cerbone).

Entre los directores que han dirigido capítulos caben destacar a Peter Bogdanovich y Steve Buscemi (ambos actores en la serie), Rodrigo García, Mike Figgis, el ahora de moda Allen Coulter y Lee Tamahori entre otros.

Una gran serie, con la que más he disfrutado en los últimos tiempos. La he descubierto algo tarde, pero bueno, lo importante es que la he descubierto a tiempo. Y si pueden verla en versión original haganlo, porque aunque el doblaje dentro de lo que cabe no es demasiado malo (aunque la voz de algunos personajes si lo son), la serie gana mucho con las voces reales de los actores.

Primera temporada: 9
Segunda temporada: 10
Tercera temporada: 8
Cuarta temporada: 10
Quinta temporada: 7

La sexta temporada la espero ansiosamente a que salga en DVD. Será grande.
[Leer más +]
38 de 63 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Si quisiera, podría dejarlo.
Estoy enganchado.
Me pensaba que ya era mayorcito para irme enganchando a teleseries, pero he vuelto a caer en el vicio. Vuelvo a ser un teleadicto y me avergüenzo de ello, lo digo aquí porque hay confianza, pero que quede entre nosotros.
No es sólo que de vez en cuando (sobretodo a finales de temporada) surja algo de misterio y suspense, ni que algunos capítulos sean hilarantes (cuando se muere la madre, cuando Christopher Moltisanti se empeña en hacerse escritor...), ni que a Meadow Soprano le crezcan los pechos capítulo a capítulo...
Creo que es simplemente porque los personajes me caen simpáticos y me preocupo por ellos y me resulta muy agradable verlos y saber qué es de sus vidas (bueno, siempre hay algún secundario coñazo y agresivo en plan Joe Pesci, pero suelen matarlo al final de cada temporada y sustituirlo por otro en la siguiente... pero verlos morir también produce un gustirrinín considerable).
No me enorgullece precisamente hacerme amigo de personajes de ficción televisiva porque me parece algo propio de la audiencia de los culebrones.
Y tenemos que aceptar el hecho de que Los Soprano no deja de ser un culebrón, aunque esté protagonizado por mafiosos (y ya sabemos lo que dice el Teorema #6).

Me amparo en la típica excusa de que cada capítulo de este moderno culebrón puede verse casi como una minipelícula de una hora, con su tramita, sus retratos de personajes, su ternura, su ritmo y todo eso.

Nota: notable.
[Leer más +]
57 de 102 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Grazie per tutto, amici miei.
Si hay algo que de verdad diferencia a “Los Soprano” de cualquier otra caracterización de la Mafia a través del cine y la televisión es esa capacidad de sus creadores para imprimir sobre cada uno de los rostros protagonistas de esta organización criminal una personalidad que logre transmitir la perfecta naturalidad de sus vidas. Roban, estafan, trafican y asesinan infundiendo verdadero terror de puertas para afuera, pero una vez todo queda en casa podemos ser testigos de cómo las personas más despreciables del mundo pueden convertirse en seres que despiertan auténtica simpatía. A esto llegamos por el esfuerzo que esta producción demuestra en ofrecernos una visión muy personal de los integrantes de la Mafia norteamericana, dejando completamente abiertas las puertas de sus vidas para que veamos todas sus pequeñas y grandes preocupaciones familiares o personales, además de la expresión de sus ilusiones y proyectos de futuro. Este recorrido a través de sus sentimientos sirve también para que la trama se adentre en cuestiones morales que plantean directamente el dilema de si el honor, respeto y cariño que se dispensan entre los criminales dentro de la Mafia es algo auténtico o simplemente una llana hipocresía impuesta por las viejas tradiciones italianas, empleada para poder pisotear a todos aquellos que se interponen en el camino del aspirante a un puesto más alto dentro de la organización. En saber si los amigos que tienes son de verdad o una mera pantomima.

Sucede así con su protagonista principal, Tony Soprano que ya desde el primer episodio acude a una psicóloga, la Dra. Melfi, por unos supuestos ataques de pánico que dejan entrever una personalidad depresiva. La terapia a la que acude sirve como hilo conductor de las confesiones más personales del capo, que entre los suyos desde luego jamás podría dar muestras de ningún tipo de debilidad, pues dentro de su ‘negocio’ todo se sostiene en unos superficiales cimientos sobre los que se construye la mítica y tópica imagen de los mafiosos. Además, Tony, orgulloso y contundente pero en el fondo con buen corazón, debe lidiar con el estrés de tener que organizar dos familias, la suya propia y la organización criminal. En la suya encuentra la entregada ayuda de su esposa Carmela, quien intenta ser una buena madre para sus hijos -soportando incluso las infidelidades de su marido- y una excelente ama de una casa donde no se respira olor a Mafia: entre sus familiares están vetadas esas conversaciones. Tony no se lleva el trabajo a casa.

Y luego está ‘La cosa nostra‘. Tiempo atrás, durante las décadas de los 50-60 la Familia de Nueva Jersey era tema del padre de Tony, Johnny Boy, y de su tío Junior. Hoy las cosas han cambiado y el poder está reñido, algo a lo que deberá enfrentarse Tony para llegar al punto que decidirá el rumbo de las seis temporadas que dura la serie.

(Sigue en el SPOILER sin desvelar detalles del argumento, por falta de espacio)
[Leer más +]
12 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
De aquí a la eternidad
Se podrían escribir decenas de libros sobre esta obra de arte hecha serie de televisión. Como lo mejor que se puede hacer es verla, resumiré en unas pocas líneas lo que ofrece:

- Un encuentro con el estilo de vida más genuino y expresivo que he visto nunca en ningún medio audiovisual.
- Una profundización sin límites en la creación y evolución de diferentes tipos de personajes y personalidades.
- Un relato "sui generis" absolutamente maravilloso del concepto de familia, de sus conflictos y sus lugares comunes.
- Un mastodóntico alarde de imaginación y creatividad en los guiones.
- Unas inconmensurables interpretaciones, dignas de ser objeto de estudio en universidades y escuelas de cine.
- Una historia irrepetible que absorve al espectador invitándole a formar parte de ella.

"Los Soprano" marcará un antes y un después, un punto de inflexión ineludible para cualquier amante del arte en general. Ojalá en el futuro podamos contemplar alguna serie que se acerque a lo que ha logrado Tony Soprano y su "familia".
[Leer más +]
15 de 19 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Con el debido respeto, esto es una OBRA MAESTRA
'Los Soprano' es un relato serio, objetivo e imparcial de la cosa nostra. Sin sentimentalismos ni compromisos. Con sus agonías y crueldades.

Es áspero, irritante, frío, asfixiante. Son infinitas las sensaciones que provoca su visionado. Compruébenlo, vean y juzguen. Esto es cine con letras mayúsculas.
[Leer más +]
13 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
SI EL PADRINO DURASE 75 HORAS...
Esta serie es genial. Es un vivo retrato de la mafia de Nueva Jersey en la actualidad. Por lo visto, en unas escuchas del FBI a unos auténticos mafiosos de Nueva York, los chicos mantenían extensas discusiones acerca de la serie y comparaban acontecimientos de su vida real con situaciones de los Soprano. El protagonista, Tony Soprano, es uno de los personajes más fascinantes que he visto en una pantalla. Puede pasar en un segundo de cuidar tiernamente a su caballo a asesinar fríamente a un ser querido. Los que le rodean no son menos interesantes: sus numerosas amantes, su resignada esposa, su enigmática psiquiatra, su leal sobrino, la espectacular novia de éste, su silencioso consigliere, sus brutales compañeros, su acomplejado tío... y su madre.
[Leer más +]
21 de 32 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
UN MONUMENTO. (TRIBUTO A JAMES GANDOLFINI)
38/03(05/03/14) Crítica en tributo a uno de los mejores actores que ha pasado por una serie de televisión, James Gandolfini, el gran Titán entre titanes, un coloso arrollador, Carismático Tony Soprano, actor al que un repentino ataque al corazón se lo llevó con apenas 52 años. Esta mítica serie fue un hito catódico glorioso, una obra para la que la pequeña se le quedaba muy escasa, su grandeza era un Universo en expansión que con la excusa de radiografiar una patética mafia, el patio trasero del glamur de Nueva York, la decrépita Nueva Jersey, realizaba un fresco magnífico de la compleja Condición Humana.

Se estrenó en la cadena HBO en USA el 10 de enero de 1999, acabó tras seis temporadas y 86 episodios el 10 de junio de 2007 en el controvertido último episodio. En 2013 el Writer Guild of America la declaró la serie de televisión mejor escrita de todos los tiempos. Creada por el italoamericano David Chase (en realidad su nombre es David DeCesare), según sus palabras <Quiero contar una historia acerca de este hombre en particular, acerca de la realidad de ser un mafioso-o lo que yo percibo como la realidad de la vida en el crimen organizado. Ellos no están disparando unos a otros todos los días. Se sientan alrededor de la comida y averiguan quién debe a quién dinero. De vez en cuando, la violencia se desata-más a menudo de lo que hace en el mundo de la banca, tal vez. Me dije a mí mismo, este show es sobre un hombre 40 años. Heredó en negocio de su padre. Trata de ponerlo en la edad moderna. Tiene todas las responsabilidades que van junto con esto. Tiene una madre autoritaria, ama a su mujer, ha tenido una aventura, tiene dos hijos adolescentes, y está lidiando con la realidad de lo que es eso. Sufre de ansiedad, está deprimido, comienza a ver a un terapeuta, está buscando el sentido de su propia vida, pensé: la única diferencia entre él y todos los que conozco es que él es el Don de Nueva Jersey>. Chase se inspiró en su vida personal en Jersey, el creció allí. La relación de Tony con su madre está influenciada por qué Chase tuvo con su progenitora. Chase estaba en terapia cuando escribía la serie, sirviéndolo de molde para la Dra. Melfi su propia psiquiatra. La familia mafiosa se inspira en la Boiardo y en la DeCavalcante , dos familias que operaban en Nueva Jersey cuando Chase crecía. La sinopsis me la salto por el límite de caracteres.

La serie es la antítesis de “El Padrino”, reverso feista de esta épica saga, remarcado por sus créditos iníciales donde Tony Soprano nos pasea por una mugrienta e industrializada New Jersey, a Vito o a Michael Corleone nunca los hubiéramos visto ir a recoger el periódico en bata y calzoncillos. Es la historia de unos matones sin grandeza alguna, compaginan su sociedad del crimen con su vida familiar. En sus Homéricos episodios Chase toca temas de todo tipo radiografiando el Alma Humana con saña, nos habla de la familia, amistad, matrimonio, sentido de la vida, muerte, honor, lealtad, dignidad, traición, piedad, la presión de los poderosos, las adicciones de todo tipo (drogas, alcohol, juego o sexo), la envidia, la bondad, el egoísmo o la corrupción moral. Chase consigue que el espectador se sienta incomodo pues hace que nos identifiquemos con Tony y sus sicarios, produce en el espectador reflexiones morales, nos sentimos atraídos por este mundo del mal, poblado de tipos miserables, por los que sentimos empatía, compasión, sufrimos con ellos. Todo esto se alcanza con guiones equilibrados que hacen de cada capítulo un acontecimiento digno de ver, con maravillosas construcciones de personajes, todos los secundarios tienen su espacio para mostrarse, con diálogos ingeniosos, con situaciones de enorme intensidad donde lo imprevisible domina, con un toque barriobajero fascinante en las muertes, bien sean asesinatos, accidentes o muertes naturales, siempre chuscas, lejos del tono operístico de “El Padrino”, y este Magno drama aderezado con sugestivas dosis de humor negro, mordaces sus constantes guiños a “El Padrino” o “Godfellas”. Chase edifica un universo atávico donde impera el machismo, la misoginia, la crueldad, el narcisismo, la violencia, la ambigüedad moral, retrato patético de la Condición Humana. Un microcosmos donde lo ordinario es robar, dar palizas, estafar, estafar, chantajear, traficar ilegalmente con todo lo posible, y por supuesto matar, y todo esto lo aparcan al llegar a sus hogares y parecer tipos amables, cariñosos, con sus ilusiones y anhelos, la complejidad humana, es la dualidad Humana, el lado animal primario que defiende su territorio . Cuestiona sobre si es mejor ser temido o ser querido, ello en el marco de la mafia, donde campa la hipocresía. En un escenario donde la mujer está en un muy segundo plano, al menos eso parece, pero si rascas veras su importancia en geniales personajes, como Livia, Carmela, la Dra. Melfi, Adriana, Janice, Irina (buena Oksana Lada), Annalisa (gran Sofia Milos), Gloria (buena Annabella Sciorra), y más que son el motor en la sombra de los personajes masculinos. Chase da gran importancia a los elementos que elevan la calidad como lo onírico que da una tonalidad existencial a la serie, impregnando de tormento a quien los sufre, o el elemento del padecimiento físico cuando un personaje tiene algo crucial que afrontar, o el elemento culinario los personajes comen a todas horas, en restaurantes, en Satriales, en el Bada Bing, en casa, sacando alimentos del frigo, y más, los hace humanos. Un elemento que me crea contradicción es que una serie de 86 capítulos, con picos Gloriosos, haya quedado para algunos reducido a sus minutos finales (spoiler). La serie ahonda en la hipocresía de una nación corrompida, con unas autoridades (policías y políticos) que se venden por dinero o por miedo, reflejan la construcción de un país donde domina la ley del más fuerte, el que infunde más pavor, es una selva donde el “Oso” Tony Soprano grita e infunde más terror. (continua en spoiler por falta de espacio)
[Leer más +]
11 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
FIRMA AQUÍ SI TAMBIÉN QUIERES VER A JOE PESCI COMER MACARRONES EN LOS SOPRANO
A ver, gentuza, que sois todos gentuza y no os enteráis. Los Soprano es la cosa más grande que ha parido la madre Gea y es insuperable para los próximos 100.000 años porque así lo dicta el AXIOMA PADRINO. Dicho Axioma, que se le ocurrió a Coppola mientras recogía las cacas de su hija emo DaRk_SoFFi, dice que cualquier evento audiovisual que incluya mafiosos sicilianos, directamente y sin pasar por la casilla de salida, se convierte en OBRA MAESTRA. Y punto. Y a callar todo el mundo.

- Ya, pero... Es que para estar viendo todo el tiempo los problemas de una familia de italo-americanos en la época actual, pues no sé. Si fuera como Mad Men o la misma Boardwalk Empire que reflejan también el estilo de vida trasnochado de una época de derroches, pues podría pasar. Pero para ver los mismos problemas que tendría mi vecino, pues...

¡Pues te los ves y punto! Además, y tú qué sabes, ¿eh? ¿EH? Ahí donde ves a un Tony paseando en batín durante 10 minutos y poniéndose fino de salchichón, yo veo a un asesino implacable que está maquinando cómo hacerse con toda la producción de heroína de occidente. Y de esa señora que no para de hacer macarrones con tomate, ¿qué me dices? La que se está montando ahí es fina. Anda que no. Si no sale en los extras de los extras del DVD Regidor Cut's, es por la extrema crudeza de sus imágenes.

- Ya, pero... No sé. Que un episodio entero gire sobre si al niño gordo le echan o no del colegio, pues me parece abusivo. Y así prácticamente todos. Cualquier intento de trama que intenta despegar, la ignoran a los pocos episodios y al final lo solventan de la manera más rápida y superficial posible.

¡Pero cómo dices que lo del niño gordo es una chorrada! ¡Si es justamente lo mejor! Es el nacimiento del género Mafioso-Onírico porque, mientras sigues viendo otros 20 minutos de Tony en batín poniéndose hasta las trancas de mortadela, tienes que imaginarte como el niño gordo se está paseando en traje por el instituto, traficando con tizas y creando negocios de rameras con el profesorado. Que le echan, que no le echan... ¡Qué más da! Matar al profesor de Educación Física con una Thompson sin que te pille el conserje, esa es la clave de todo el episodio.

- ¡Qué no! ¡Qué esa serie no tiene nada especial y es de lo más normal del mundo! Es puro estancamiento constante que apenas tendría alguna diferencia si fuera una familia de carteros ¡Que llevo ya 4 temporadas y eso no avanza por mucha Meadow teniendo su primera regla o la jodida depresión de Tony!

Que no es depresión. ¡Es una pose por si hay micrófonos por la calle!

- Paso ya de ti y de tu Axioma. Si quieres más explicaciones, pasa al Spoiler. So cansino...
[Leer más +]
57 de 106 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo