arrow
5
Un Coppola menor
Tras el sonoro fracaso que supuso "Corazonada", en los 80 Coppola tuvo que sacar su carrera cómo fuera. Dirigió películas menores y con mucho menos presupuesto de los que barajaba en los 70 (con esas cuatro obras maestras dirigidas en esa decada) y lo hizo lo mejor que pudo con algunas películas admirables cómo "La ley de la calle" o "Cotton Club". En esos años se sitúa "Jardines de piedra". No está el amigo Nicolas Cage que en esos años ya trabajaba en algunas pelis de su tío pero si que estan dos de los actores más utilizados por Coppola: James Caan cómo protagonista y Laurence Fishburne un papel muy secundario (Fishburne ha aparecido en "Apocalypse Now", "La ley de la calle" y "Cotton Club").

Quizá fuera porque Coppola no quería vivir otro infierno en un rodaje cómo el que vivió con "Apocalypse Now" por lo que no se traslado a ningún lugar a rodar escenas de guerra. Quizá fue, tal vez porque no tenía el presupuesto necesario para hacerlo o que simplemente Coppola está vez no quería mostrar ninguna escena de guerra que puede ser.

El caso es que la dirección de Coppola no es tan sobresaliente cómo en otras ocasiones pero que aún así su mano se nota. Dirigida con sobriedad y con la experiencia de un director que había realizado varias películas importantes ya.

Cuenta con una historía cuanto menos interesante pero demasiado típica y con varios tópicos y que en ocasiones en una película de estas con soldados le pides mucha más mala leche de la que tiene en algunas escenas.

Los actores lo hacen bien. Tampoco es que Anjelica Huston tenga un papelazo pero bueno. James Caan comparte el protagonismo junto a D.B. Sweeney y ambos están bien. James Earl Jones tiene los momentos más graciosos.

Pues eso, no es lo peor de Coppola ("Jack" y su fragmento de "Historias de Nueva York" ocupan ese lugar) pero tampoco es lo mejor. Simplemente una película que se puede ver pero que tampoco es ninguna maravilla.
[Leer más +]
16 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Otra joya de Coppola
Excelente y original película acerca de la guerra de Vietnam. Mediante un sobrio guión y sin necesidad de secuencias de batalla y acción, el film nos cuenta la realidad de dicho conflicto a través de un héroe de guerra, excelentemente interpretado por James Caan, a quien se ha denegado la posibilidad de participar en la lucha. La magnífica dirección del maestro Coppola y el excelente reparto junto con el mencionado guión, convierten este film en una de las mejores historias sobre Vietnam contadas en el cine.
[Leer más +]
7 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Extraño Coppola
Argumento trillado y hasta flojo, no exento de propaganda bélica, en el que James Caan, como siempre, salva la situación: una actuación franca y correcta, que configura un personaje de temperamento y valía. Jones no lo hace mal, aunque su personaje sea risible (por actitudes así es que hay tantos "jardines de piedra"...). Siento cierta pena por Coppola, la misma que sentí por Gabo a propósito de "Memorias de mis putas tristes": cuando un genio hace algo por debajo de sus facultades, nada se celebra.
[Leer más +]
6 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Solo jardines... de arrozales poco...
Film de Coppola con una interesante reflexión sobre la que se considera retaguardia de un conflicto armado: El país de origen de los soldados enviados a luchar. El director pretende contar la historia contrapuesta del sargento experimentado y veterano en Vietnam junto con la del ambicioso y jóven dispuesto a morir por su patria. Ambos forman parte de la Guardia Nacional, un cuerpo del ejército famoso por ser equiparable a un conjunto de marionetas dedicadas unicamente a desfilar y a enterrar a los norteamericanos que han salido mal parados de la guerra contra el comunismo.

El personaje interpretado por James Caan tiene la intención de abandonar una facción del ejército que considera inútil para acudir a un verdadero campo de entrenamiento en el que convertir a jóvenes americanos en expertos combatientes y no en carne de cañón.

El jóven yuppi del ejército está empeñado en subir puestos en el escalafón militar a la par que fuerza su salida hacia Indochina para ganar méritos en campaña militar.
[Leer más +]
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Gran decepción.
Sosa, pesada y corriente. Se salvan un par de escenas. Parece mentira que el señor Francis, muchos años después de rodar la gran película Apocalypse Now, se adentre en la dirección de esta cinta bélica tan corriente. ¿En qué demonios estaría pensando? Francis suele comentar que sus películas envejecen como el buen vino pero mucho me temo que esta botella no la llenó con vino sino con gaseosa.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
LA GUERRA DESDE FUERA
Aprovechando el recuperado filón sobre películas acerca de la Guerra del Vietnam, y cabe decir que él es el principal instigador gracias a esa magistral lección de gran cine como es “Apocalypse Now” (1979), Francis Ford Coppola regresó, con menor fortuna y menos medios épicos, con ésta personal y sincera historia de amistad, honor y romance que se rodea, como en el mejor verano del amor del 68, el acuartelamiento de la Guardia Nacional, dónde sus oficiales y reclutas rinden honor a los caídos en combate. Entre ellos están los sargentos de instrucción Clell Hazard (James Caan) y Goody Nelson (James Earl Jones). La mayor parte de su tiempo, cuando no lo pasan con los recién alistados, sufren los improperios de su superior, el capitán Homer (Dean Stockwell). La llegada de un nuevo recluta, Jackie Willow (D.B. Sweeney), aspirante a oficial y con el objetivo de embarcarse en la Guerra del Vietnam, despertará la simpatía y admiración de Hazard que, a la vez, no ve el conflicto con buenos ojos.

Vietnam desde dentro, o desde fuera. Desde el último capítulo o reducto donde los muertos en combate son enterrados con todos los honores y desde una perspectiva liberal pero sin dar concesiones al pacifismo militante, son los aspectos más característicos de éste drama de Coppola que pasó desapercibido por los cines, mientras “Platoon” (1986) de Oliver Stone, o “La Chaqueta Metálica” (1987) de Stanley Kubrick triunfaban con toda la pólvora que dejaban a su rastro.

“Jardines de Piedra” pasa por ser un film modesto, pero el director de “El Padrino” sabía dónde meter bien el dedo en la llaga gracias a la carga emocional de su contenido. Las caracterizaciones de Caan y Earl Jones son la mejor aportación de una visión del Ejército que siempre se le ha otorgado una visión más disciplinaria y conservadora de la que se cree.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Cine sólido.
Lo que en manos de muchos otros se convertiría en un correcto telefilm de sobremesa, en manos de Coppola se convierte en una buena película. Es capaz de crear momentos de intimidad, de miradas, de silencios y movimientos llenos de espontaniedad y humanidad. De hecho, basa toda su narrativa en ir alcanzando estas pequeñas islas de placer cinematográfico, donde encontramos la verdad del espíritu de los actores y sintonizamos con ellos en un nivel muy real. Magia.

Coppola es genial, entre otras muchas otras cualidades, por esto. Y coge una historia digna, pero tampoco arriesgada, y extrae cine, cine y más cine. Cierto es que no hay en el film escenas con vocación de trascendencia artística, con riesgos y virtuosismos, ni falta que le hace; más difícil puede ser plantar la cámara y esperar a que surja el milagro. Y a Fe de Dios que lo consigue.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
5
9 años después de Apocalypse Now...
Coppola retoma el tema de la Guerra de Vietnam. Ahora sin disparos, sin muertos, sin una música sobrecogedora en un contexto demencial. La historia de un joven militar entusiasmado por ir lo antes posible a primera línea de combate y subir rápido de rango a capitán choca con la visión pesimista de los altos cargos que deben instruirle en la academia militar.

De manera tendencialmente poco entusiasta, algo descafeinada y en ocasiones un poco ñoña, la visión anti bélica que intentan hacer aparecer en esta película tiene sentido como redención de una sociedad que tardó décadas en darse cuenta de lo ocurrido bajo el nombre de la democracia.

La intención no es mala, pero después de verla queda la impresión de que podía haberse hecho mucho mejor con un poco más de esfuerzo.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
5
Un poco de decepción
Me senté frente al televisor dispuesto a ver una grandiosa película y... Realmente me aburrí. No es que esté mal porque tiene escenas interesantes, pero ninguna exitante. Los mandos tratan demasiado bien al jovencisimo D.B.Sweeney (algo que no cuadra con lo que se supone es el ejército yanqui). Se forma una relación casi paternal entre el sargento interpretado por Caan y el muchacho, eso no está mal, pero no cuadra tanta amabilidad en él que se supone te tiene que ordenar. Anjelica Huston empieza haciéndo un buen papel, de mujer independiente y demás,aunque acaba tirándolo por la borda cuando cambia a enamorada y obediente. Es un film que se ve con dificultad y desde la mitad de la película se sabe el final del muchacho protagonista que parece demasiado perfecto en todo.
[Leer más +]
2 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo