arrow

13 Críticas de los usuarios

Críticas de los usuarios:
8
"O menino e o arte"
"El niño y el mundo", segundo largometraje del brasileño Alê Abreu, es una película de animación con una fuerza expresiva abrumadora. El mensaje que nos quiere hacer llegar el director a través de los ojos inocentes de un niño es de un contenido muy amplio, pero sincero y directo. En cuanto a la animación en sí -esas formas con las que se decora, acompaña y refuerza aquello que el realizador nos quiere transmitir- cabe decir que es preciosa y que sus múltiples representaciones -en ocasiones minimalistas y en otras muy detallistas- encajan a la perfección con cada momento de la obra.

El tema principal del filme es la aventura que vive nuestro "menino" cuando abandona su hogar para ir en busca de su padre, quien parece que ha marchado a la ciudad para poder ganar dinero y cuidar de su familia. Más adelante veremos que en realidad la película supone un canto nostálgico sobre la infancia y los recuerdos de una vida sobretodo familiar.

A lo largo de esa búsqueda nuestro protagonista va conociendo distintos escenarios, pasando del campo a las zonas industriales y acabando en la ciudad. El campo esta representado como el paraíso, el lugar donde uno es libre y puede correr sin limites, investigar, experimentar... Esta lleno de colores, formas y vida tal y como se observa perfectamente al principio de la obra. Lo único que rompe con la belleza del lugar es el tren, un gusano gris que se contonea de una forma horrible y que va contaminando el ambiente a su paso.

La ciudad es en cambio todo lo contrario, un lugar frío de formas rectas y sin sentimiento, de colores grises y personas apagadas. Ya en la zona industrial el "menino" había sido testigo de como el fuerte se come al débil, y de como el obtener el máximo de ganancias prima sobre dar trabajo y alimento a nuestros semejantes. El capitalismo favorece el egoísmo. No todo progreso o avance tecnológico es bueno por ser efectivo.

Pero cuando el pequeño niño llega a la metrópolis todo lo anterior se acrecienta, sacando a la luz problemas como el alcoholismo, la prostitución, los extremismos políticos o el exceso de publicidad tan patente hoy en día. También hay una critica muy clara la contaminación medioambiental, al militarismo y de nuevo a la ambición humana siempre encaminada a obtener el máximo lucro posible. Pero a pesar de estos asuntos tan graves y tan evidentes la gente no reacciona, no se defiende. Esto es porque la televisión los amansa y manipula, también porque tienen su deporte favorito para desahogarse. El ocio de las masas. El fútbol.

En todo este contexto solo unas personas no se dejan engañar por este estilo de vida. Se trata de un grupo alegre y colorido que disfruta cantando y caminando por el mundo compartiendo su filosofía, el Ave Fénix los representa. En un momento dado mantienen un conflicto directo con los oscuros militares, quienes cuentan con el apoyo del Aguila Negra Imperial y por lo tanto acaban venciendo. Pero mas adelante veremos un pequeño grupo de niños que juega y entona la misma canción que cantaba antes este grupo de gente. Un pequeño pájaro les acompaña. El Ave Fénix resucita. Los soñadores nunca serán exterminados.

A todo lo anterior cabe añadirle la hazaña de que el filme no presenta diálogo alguno. Es cierto que escuchamos sonidos -muy importante la tonadilla que suena a lo largo de toda la obra- y palabras, pero estas últimas son ininteligibles. Abreu nos cuenta su historia a través de la imagen, la forma cinematográfica mas pura que existe.
[Leer más +]
11 de 12 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Territorio salvaje, la frontera de todos y nadie
Así como hace parte de la naturaleza: el amor que
Tiene a la guerra como medio, se erige sobre
el odio mortal por la humanidad

Para cuando el descubrimiento del Nuevo Mundo o mejor, para cuando lo españoles llegaron América, los pueblos que vivian en él eran sofisticados y “extraños” en cuanto a cultura se refiere, el resultado de encuentros, mutilaciones, despojos, culturales, cruces de seres de colores, aromas, aspectos, dialectos diferentes terminarián en esa forma lasciva de satisfacer plenamente esos deseos siempre insatisfechos de la humanidad, partiendo del bautizmo de sangre y dolor que maldice un continente por siempre o como diría Galeano, que mantiene a su gente y latinoamerica con las venas abiertas por siempre.
Menino descubre un país invadido de colores, texturas, grupos sociales. Un continente que sufre. que la falta de diálogos sobran cuando sabemos que se refieren al parcero-a, compañero-a, amigo-a, socio-a, indigena, afro, gitano, colono, al garoto-a, guajiro-a, campesino-a, al sumerced, che, cherador, Brasilero-a, Argentino-a, Chileno-a, Mexicano-a, cubano-a, panameño-a, haitiano-a, peruano-a y todo persona que habita el continente, y por desgracia, al saqueo y capitalismo salvaje que es lo que predomina en la historia.
Este mundo de colores, dibujado con diversas tecnicas que van de las más simples a las más sofisticadas, se desarrolla en Brasil, el miedo, la necesidad que este niño tiene ante la ausencia de su padre, al amor por él, lo llaven a recorer y conocer estos colores, una amazonia repleta de belleza, animales, esa naturelza hermosa, virgen en gran proporsion, unos campos, cultivos, montañas, rios, sabanas, desiertos con gente trabajadora.
Pero en el continente más diverso del plantea ha sido bautizado con sangre, sus riquezes y los beneficios naturales que contine han hecho desde la colonia que los paises “del primer mundo” usen estas caracteristicas para hacer dinero y desequilibrar la balanza mundial, las dictaduras y la operación condor desaparecieron gente sebramdo terror, miedo, acabando con la inosencia y experanza de muchos niños.
Las grandes multinacionales extraen materias prima que transfiguran y venden de nuevo a estas regiones por un precio a un mayor que el justo, la gente trabajadora tiene que privarse del sueño, de una buena alimentación e incluso de diversion para poder subsistir, siempre en compañía del amor y el compañerismo.
La música en la película es la excusa y aliento que encunetran muchas personas antes un mundo en decaida, al igual que la samba el bossa nova, nacen en fabelas como contra parte del control político y la corrupción, se convierte así la música en fuente de energia, motor del corazón ante el rechazo y la resistencia de este capitalismo salvaje e hipocrita, la música tranciende en folclor, en fiesta y los mejores recuerdos de un niño y su entorno.
Película invadida y hecha a colores, éstos caracterizan un pais y un continente entero, porque está historia no solo habla de las fabelas, de rio de janeiro, de los campos, las playas, la selva y por supuesto de la gente y música del Brasil, habla de todo un continente que ha soportado explotación laboral, robos, muerte, destruccion de la naturaleza causada en mayor medida por entidades extranjeras que abusan de la inocencia del niño, de la inocencia de un continente que es “nuevo” y “menor” por obligación , de esa invensión de las fronteras.
[Leer más +]
10 de 16 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
La Mejor Película de Animación del 2014
Sin dudas la mejor película de animación que he visto en el año (por encima de The Lego Movie y Cómo entrenar a tu dragón 2), y además, es una de las películas animadas más curiosas, interesantes y originales que he visto en los últimos años… Aunque a primera vista no lo aparente.

Dirigida y escrita por Abreu, cuenta en forma general la historia de un pequeño que vaga a través de distintos mundos, bajo el recuerdo y la ausencia de su padre. Es una historia de búsqueda… de la figura paterna, de los recuerdos… en fin… una travesía en la que nos adentramos en la vida de ese pequeño niño, y vemos todo bajo los ojos de él. Una mirada inocente, curiosa, anhelante y evocadora.

Lo que más me ha sorprendido, es el cambio en los estilos de animación… desde un estilo muy clásico, casi que primitivo y artesanal con dibujos a colores de crayola, hasta técnicas más modernas y experimentales. Curiosamente, las técnicas y la atmósfera en general de la trama, se transforman de acuerdo a los mismos acontecimientos que se van presentando. Lo que inmediatamente nos hace inferir que absolutamente nada de lo que se muestra en pantalla es improvisado, sino que todo tiene una intención específica, por lo que hay que estar atentos a cada uno de los símbolos que se presentan, los cambios en la animación, en los colores y a la misma historia. Y es la historia, otro de los detalles que me han gustado, como se logra mezclar una historia inicialmente infantil, con temas más serios, tristes y conmovedores… incluso hasta críticos, porque de alguna forma se muestra una transición de la etapa de producción manual hasta la tecnológica, se muestran temas modernos como de las protestas en Brasil (ya verán como relacionan esa lucha de aves en el cielo, una colorida y otra oscura), el capitalismo, en fin… diversos problemas, y todos vistos desde la perspectiva del pequeño, que inocente sigue en su búsqueda inicial. En esa misma parte de la historia, me sorprendió también la estructura narrativa, con irrupciones atemporales, imágenes oníricas, y alguna que otra sorpresa en el tramo final, que sin dudas te dejará con una sonrisa en el rostro o un sentimiento de tristeza.

Por esas y otras razones, me ha encantado esta película. Es muy artística y poética, no tiene muchos diálogos (que de hecho son en portugués), pero la belleza y precisión de las imágenes hablan por sí mismas, las construcciones visuales y todo el engranaje que une esta bella obra de arte. Curiosa, bella, triste, conmovedora, crítica, divertida y colorida, entre muchos otros adjetivos que no alcanzan para describirla. Supongo que también me encanta el minimalismo, especialmente el que es aparente y esconde tras de sí aspectos muy profundos… Y eso pasa con esta pequeña película. Qué bien por Brasil que ha avanzado mucho en el cine de animación, y esperemos que nos siga ofreciendo tan interesantes propuestas.

http://asbvirtualinfo.blogspot.com/2014/12/comentario-pelicula-o-menino-e-o-mundo.html
http://www.frasesdepeliculas.com.co/
[Leer más +]
6 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Un mundo sin padre
No voy a ir de listillo y voy a decir que he visto muchas películas de animación del estilo. Unos cuantos cortos en mi haber sí que tengo, y la verdad es que creo que dicha experiencia me condicionó algo negativamente. En todo momento no pude quitarme la sensación de estar viendo un corto, y es por desgracia el poso que me ha dejado.

Cuando digo "por desgracia" no me refiero a que tenga algo en contra de los cortometrajes. Más bien es todo lo contrario. Comparativamente tengo la sensación de haber visto lo mismo muchas veces, y que el mensaje haya llegado con la misma potencia con tan sólo unos minutos de metraje. El Niño y El Mundo no es una mala producción, pero no acabé de empatizar con todo lo que se contaba.

Ahora bien, la evolución del mismo es significativa y uno tendrá el placer de ver una radiografía de un mundo imaginario demasiado realista. Todos los temas "destruye-mundos" que puedas imaginar serán tratados por Alê Abreu, con especial énfasis umbilical al mirar mucho hacia el país de origen de la producción. Quizá por ello y por no haber contextualizado tanto el marco no acabé de quedar tan satisfecho con la película. Una mirada más mundial quizá me hubiera venido mejor.

No seré yo quien niegue las virtudes de la película, pero tampoco el más capacitado para ensalzarla.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
La inocencia frente al capitalismo animado
Largometraje brasileño sin diálogos, pese a que se escuchen unas cuantas palabras en un idioma inventado, que opta al Oscar a la mejor película animada y que su director se encargó de dibujar a mano en su totalidad.

El filme mezcla varios tipos de animación diferentes, aunque predomina un tipo colorista e infantil, que dan vida a esta fábula que esconde en realidad una lúcida crítica a la sociedad y a la historia brasileña. Así, tras la curiosa mirada del niño protagonista, seremos testigos de cómo el país pierde su inocencia, cayendo víctima de un capitalismo salvaje que le ha robado sus raíces y que ha sufrido la paulatina deforestación del Amazonas, la explotación laboral, el hacinamiento en las favelas, el caciquismo, etc.

Una sorprendente y preciosa película que su director imaginó previamente como un documental y que ha acabado siendo una animada clase de Historia llena de simbolismos y metáforas.

Más críticas en http://hambredecine.com
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El padre y la patria
La primera impresión es que nos encontramos ante una película con una animación bastante simple y en la que acompañaremos al niño protagonista en la perdida y busqueda de su padre. Pero en realidad tanto la animación como la historia son mucho más ricas y complejas.

A partir de la busqueda del padre nos iremos adentrando en un Brasil desolador, donde la explotación laboral, la contaminación, la deforestación del Amazonas y la perdida de las tradiciones y la identidad del pueblo van apoderándose de una historia que se inicia repleta de color y alegría.

La película es una denuncia sobre los males de la modernidad y el sistema económico pero esa tristeza y desolación se hace más soportable gracias al colorido de la animación y a la música que esta muy presente durante toda la historia.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
El niño, el mundo, y las venas abiertas de América Latina
Siguiendo el hilo que cae de la madeja, la que cuenta esta peculiar y hermosa película, se deja entrever un drama que cotiza en piel de gallina. El subtexto que prevalece es de una crudeza que cuesta pensar en cómo contarle semejante historia a una niña o a un niño. Pero lo hace, como si fuera la hora de irse a dormir, con la dulzura aún intacta de la sábana recién puesta.

La hermosa magia de los dibujos animados bien entendidos, que no disfrazan ni esconden, transmiten un cúmulo de sensaciones reales bajo un par de garabato que, si no lo supiera, pensaría que son azar. Queda entonces una historia tan carne y real por contar que acude al único modo en que un niño, una niña, podría entenderlo mejor: los dibujos. Animados o no animados, los dibujos que pueblan esta película usan el mismo lenguaje que el de los niños. Sencillos, coloridos, síntesis perfecta de un retrato.

Y la historia camina entre el papel en blanco y los lápices de colores, mientras por debajo se adivinan todas las venas abiertas de Ámerica Latina.
[Leer más +]
5 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Los dibujos y poco más
Los dibujos resultan fascinantes, es evidente que con reminiscencias, también en el argumento, de otras muchas obras anteriores. Pero es que aparte de eso no hay mucho más. Sin diálogos el argumento es un deja vu largamente repetido que nos sabemos hasta la saciedad (el mundo capitalista malo frente a la gente pura, sobre todo si vive en en ese campo que es la nueva Arcadia feliz) y enormemente maniqueo. Esa sensación de corto alargado que llega a aburrir en muchos momentos y que solo la magnífica animación consigue mantener a duras penas pero sin humor, sin pasión, ...
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
O menino e o mundo - El niño y el mundo.
Con un estilo muy peculiar de dibujos animados, el director brasileño Alê Abreu crea en 2013 esta bella película donde el niño Cuca es el protagonista principal.

El padre de Cuca se va de casa para trabajar en la ciudad y el niño queda al cuidado de su madre y el abuelo. Ahí conoce lo hermoso del campo y las tradiciones musicales, el valor del trabajo y la seguridad de vivir en una comunidad pequeña.

Sin embargo, decide dejar la aldea porque no soporta más la nostalgia al recordar a su padre. Se marcha a la ciudad y conoce ahí el avasallador peso del capitalismo en la economía, la globalización, la explotación laboral, el desplazamiento que la tecnología hace del trabajo humano. Es muy ilustrativa el combate de las aves: una es colorida y representa al pueblo, a la clase trabajadora, a la humanidad; la otra representa a la oligarquía y la represión militar.

Al final, Cuca regresa a su pueblo para reencontrarse con esos conceptos elementales que lo hacen feliz y que hacen más bella la vida de los seres humanos.
[Leer más +]
1 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Recordando tu niñez
Un largometraje tan maravilloso, por el concepto, en donde el parlamento no se hace presente, porque las imagenes bien coloridas, diseñadas, pensadas, lo dicen todo. Te hacen sentir, recordar tu niñez, simplemente te hacen vivir. Cada fotografía acorde con cada canción.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
7
‘Original y mágica pero… ¿gustará a la mayoría?’
Desde Brasil nos llega ‘El niño y el mundo’, nominada a mejor cinta de animación a los Oscar 2016. La cinta de Alê Abreu es un trabajo narrativo tan excepcional como atípico, un título que rompe los moldes del cine de dibujos al que nos tienen acostumbrados las grandes productoras, visualmente fascinante para aquellos que busquen nuevas experiencias cinematográficas.

La fuerza de sus 80 minutos se centran en una narración suma de los clásicos dibujos de viñeta, creados por el talento de un adulto que seguro aún atesora en su interior ese niño que algún día fue, y una banda sonora que forma parte intrínseca del conjunto. No se podría entender ‘El niño y el mundo’ sin la música y los sonidos que le acompañan, medidos y colocados con precisión en cada fotograma de la cinta. Esa cuidada banda sonora se funde con el argumento para conducirnos por el viaje de un niño en busca de su padre, presentando una historia trabajada hasta el más pequeño de los detalles. El largometraje de Abreu es una denuncia en toda regla a la sociedad actual y los problemas que acontecen, una original forma de cine educativo.

Como todo en esta vida hay peros, y el de ‘El niño y el mundo’ puede ser su atrevimiento y originalidad, estamos ante un producto que los fanáticos del séptimo arte seguro disfrutarán pero que puede que al gran público le cueste digerir. Si buscas una cinta de animación para simplemente pasar un buen rato probablemente no sea lo que esperas, su elaborado argumento fundido entre imágenes y música sin diálogo alguno posiblemente no acabe de convencer a los más pequeños, sobre todo a aquellos que se derriten con los espectaculares gráficos y las tramas simples pero efectivas de cintas como ‘Del Revés’, ‘Big Hero 6’ o ‘Zootrópolis’. ‘El niño y el mundo’ es algo diferente, único y mágico a la vez, pero es precisamente eso lo que la puede hacer de difícil acceso para la gran masa.

Lo mejor: su original y elaborada narrativa y el mensaje que transmite.

Lo peor: puede que decepcione a los que disfrutan con el cine de animación convencional.

Más en http://estovacine.blogspot.com.es/ y http://www.magazinema.es/
[Leer más +]
1 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
La película es lírica pura.
Toda mi crítica abajo, no concibo las críticas sin spoilers...
[Leer más +]
0 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Un gran paso en la animación brasilera, pero no suficiente
Este año tenemos una terna interesante en los oscars: la de animación.
Se presentan cinco películas dentro de la categoría, dos norteamericanas y tres extranjeras, una de ellas "El niño y el mundo".
Me he reservado esta película para el final, después haber visto las otras nominadas. Como primera buena impresión, debo decir que la pelicula se merece el reconocimiento, pero no por amplio márgen.

Se nos presenta un mundo totalmente diferente al cine de animación comercial actual: personajes hechos en lápiz a mano bajo un estilo naif, utilizando múltiples técnicas de animación en su elaboración.
Si bien ocacionalmente los personajes pronuncian palabras en un idioma inventado, no deja de ser una película muda, cediendo el lugar del diálogo a la música como principal hilo conductor.

Este mundo colorido, minimalista y de diseño primitivo, da una reminiscencia constante a los paisajes de Brasil. Nuestro protagonista, un chico que vive en el campo con su familia, decide salir a la búsqueda de su padre que se fue a la capital en busca de un empleo. El chico en cuestión encuentra que la vida en la ciudad no es tan feliz como lo esperaba: existe explotación laboral, natural y humana, dando a parar en una favela donde la gente distrae sus penas con los resultados del fútbol.

Si bien la película tiene un tinte existencialista y de protesta que vale la pena resaltar a lo largo de toda la historia, el ritmo del metraje se vuelve muy complicado de mantener en pie. La falta de diálogos y de acción real hace que la historia despierte bostezos facilmente (a diferencia de su par en la terna "Shaun The Sheep", que sin diálogos se la han rebuscado para crear una historia mucho más sencilla pero llena de acción y de humor incesante), sobre todo porque los 80 minutos de metraje podrían resumirse en media hora y contar exactamente la misma historia pero menos pausada.

Se debe destacar principalmente la combinación de la música con la aparición de los personajes y de los entornos donde aparece nuestro "menino" por el mundo.
Se debe destacar también que con muy pocos recursos se ha creado un relato digno, entendible universalmente, pero con ciertos detalles bien "brasileros" que cierta parte del mundo podría llegar a perderse de asimilar lo expuesto sobre las tradiciones que este país (y sudamérica en general) está perdiendo debido al capitalismo salvaje que la película denuncia.

Alê Abreu creó una película única dentro de la región y bien merecido se tiene los reconocimientos que con ella ha logrado, pero esto es recién un escalón inicial para que el cine de animación sudamericano pueda ofrecernos nuevas entregas de calidad a nivel mundial.
[Leer más +]
0 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo