arrow
7
En España también podemos
Ojalá esta película consiga que vosotros, malditos productores de cine español, os pongáis las pilas y dejéis de hacer estupideces con los niñatos de “Física o Química”, que os alejéis de comedias absurdas, de idiotas cuyo único fin es follarse a la protagonista, y veáis que también podemos hacer buenos thrillers o películas de acción.

Os pido que dejéis de gastaros el dinero, que el gobierno os regala, en putas y farlopa, en pagarles sueldos a actores que no valen nada pero que atraen a masas, o a directores que ya tienen renombre, como Amenábar o Almodóvar, ya acomodados.

Espero que os deis cuenta de que también se puede ganar dinero haciendo buen cine, porque es más importante el boca a boca, que la mayor campaña de publicidad, sólo os hace falta ver lo que fue “REC”, lo que será “Celda 211”.

Os preocupa el dinero, eso es lo único que os hace felices, quedando claro que el nivel cinematográfico del país os importa poco, pero “Celda 211” dará dinero, o eso espero, sin necesidad de aspectos superficiales como actores guapetes o directores famosos, ¿Sabéis por qué? Porque es buen cine, ya que se ha hecho un guión consistente, aunque algo cogido por alfileres, los actores son buenos, Tosar está magnífico sin quedarse ninguno de sus compañeros atrás, además no se ha querido sacar un churro rápido y corriendo, porque se ha dirigido con aplomo y eficacia, sin flipadas ni pajas mentales.

Espero que España os demuestre que también sabemos disfrutar del cine patrio bueno, que si no se ve cine español es por vuestra culpa, que sólo sacáis mierda. Y si al final no saca pasta, os jodéis, por lo menos algún cinéfilo en este país de borregos os lo agradecerá.
[Leer más +]
424 de 500 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
La VENA artística de Tosar
Razones por las que debería usted ver esta película:

- Porque es española... y ¡es buena!
- Porque destaca entre tanta basura de la cartelera actual (y sin embargo el fin de semana pasado 2012 recaudó casi 6 millones de €)
- Porque tiene en su reparto al mejor actor de este país
- Porque los personajes son carismáticos y la historia engancha

Pero sobretodo, porque asistimos al nacimiento de un diamante en bruto: ¡¡¡La vena de Luis Tosar!!! Alucinantes son los registros interpretativos que alcanza su singular yugular:

- Malamadre encabronao: El grosor de la vena crece alarmantemente hasta un diámetro cercanos al de un boli bic. Casi puede palparse el flujo sanguíneo. ¡¡¡Tiemblen!!!

- Malamadre relajao: El movimiento intermitente de la vena nos indica que en la prisión, Malamadre no se relaja nunca. Duerme siempre con un ojo abierto.

- Malamadre envalentonao: "Tú no has matado a nadie en tu puta vida". Observar el ángulo de la vena sobre la musculatura del esternocleidomastoideo. Se ve que Tosar está en su salsa.

- Malamadre emocionao: En este caso, hay que observar el pliegue alrededor de la vena. La forma en que se abraza a la musculatura adyacente indica que Malamadre es leal a sus principios. Y sólo quien tiene huevos se convierte en colega.

Y si encima los presos parecen presos, los etarras hablan bien euskera y Resines no sale cortando jamón en un bar, entonces esto es motivo de celebración. ¡Corran a verla!
[Leer más +]
236 de 283 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Y el Goya es para...Luis Tosar
El cine español está de enhorabuena. Celda 211 viene a demostrar una vez más el buen hacer dentro de nuestras fronteras, y que en alguna ocasión ( o mejor dicho casi siempre ) no sabemos valorar en su justa medida.
Magnífica película de Daniel Monzón, intenso thriller, directo, sobrio y sin grandes florituras formales. Con un buen reparto, destacando el novel Alberto Ammann, dando una lección de como es capaz de soportar el peso del filme y plantarle cara a un genio como Luis Tosar. Mención especial para éste que hace un trabajo memorable, sin caer en los tópicos propios del cine carcelario.
El comienzo es posiblemente una declaración de intenciones por dónde se van a mover los personajes y el filme, desesperación, traiciones, intereses enfrentados y una dura crítica a la clase gobernante, incapaz de controlar una situación que se les escapa de las manos poco a poco.
Muy interesante el apunte sobre los presos de ETA dónde son el gran foco de preocupación por parte de los gobernantes, incluso por encima del protagonista, atrapado en un mundo al cual no pertenece y olvidado a su fatídica suerte.
Lo dicho, estupenda película que desprende realismo y verdad sin caer en los tópicos del género.
[Leer más +]
195 de 244 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
El motín de Monzón
"Celda 211" es una película que te encierra en prisión desde el minuto uno, su estilo directo, realista y crudo hace que al espectador le sea imposible airearse y atravesar los muros de la cárcel para escapar. La cinta atrapa de un modo pocas veces visto, es algo que se nota en el silencio absoluto que se palpa en la sala, con un par de momentos que logran cortar la respiración, y con una extraña sensación de alivio-reflexión que acompaña al terminar la película.

A Tosar que no hay nadie que le "tosa" en esta película. Sobresaliente a todas luces, la interpretación del actor es muy culpable de la garra que adquieren los hechos, de tal forma, que es casi imposible hablar de este film sin elogiar su papel de "Malamadre". El actor logra dar total credibilidad a este preso temible, de palpable agresividad y malo entre los malos.

Luis encabeza todas las apuestas para obtener el Goya a Mejor Actor Principal este año, pero tampoco sería justo dejar en la sombra el gran trabajo del resto de actores. En especial, me quedo con la labor del desconocido Alberto Ammann como "Calzones", un personaje que sufre una completa evolución a lo largo del film y que llega a tener unos cara a cara con Tosar realmente tensos.

El director Daniel Monzón firma por mucho su mejor película, este es su año, "Celda 211" tiene pulso, tensión y te mantiene atrapado en la butaca muy pendiente del desarrollo de los acontecimientos. Dicen que el tiempo pasa muy lento entre rejas, pero yo no miré el reloj ni una sola vez.

Como decían en aquella película de Berlanga, "Todos a la cárcel", pero que sólo sea por un par de horitas.

Lo mejor: Luis Tosar.
Lo peor: que manden a los Oscars la película de un tipo que dice que el cine español es un montón de mierda.
[Leer más +]
116 de 136 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Talento español bajo rejas
Es una suerte que en un panorama tan desolador como el del cine patrio, que últimamente se acoge, además de a la comedia zafia de turno, al terror de última generación (fantasmas y demás), se presenten de vez en cuando cineastas como Daniel Monzón que, alejándose de la temática habitual (aunque no del todo en esta última "Celda 211") en este, nuestro país, se mueva entre géneros como el fantástico, el thriller o el drama carcelario mezclado con ese último género que es lo que supone el film que nos ocupa, y logre resultados que, si bien en su anterior "La caja Kovac" no eran tan satisfactorios, nos dejen grandes películas como "Celda 211", mostrando que cualquiera tiene margen de mejora, y que cuando se posee talento, todo lo demás viene de la mano, sea pronto o tarde.

Partiendo de una idea de lo más curiosa, como la de un motín en el que se ve involucrado un guardia que, en su primer día, se hará pasar por preso para sobrevivir a la situación, Monzón logra reinventar minuto tras minuto la situación, y confabular unos roles que juegan sus ases con la suficiente inteligencia y perspicacia como para que todo resulte veraz y convincente.
Sus mejores bazas, en este caso, amen de un plantel de actores donde caben nombres como Tosar, Etura y un imprevisible Resines que sale de su papel de siempre para ofrecer una buena interpretación, además del serio papel de un desconocido Alberto Ammann, son el traslado a la gran pantalla de un ambiente como el carcelario, sin que éste resulte forzado o tosco, haciendo que todos los roles que interceden en el film logren darle el empuje suficiente como para que todo resulte creíble a los ojos del espectador, y éste se pueda ir introduciendo, poco a poco, en la temática del film.

Entre sus otras armas, dejando de lado un reparto tan atinado que hasta el secundario con menor importancia está perfecto y no rechina, se encuentra un guión muy bien amoldado, que hace de cada minuto que pasa un hervidero de muy buenas ideas, llevadas con pulso y tenacidad, haciendo que en "Celda 211" no se apague la llama que la mantiene encendida en ningún momento y siga creciendo, dejando temas candentes sobre la mesa e, incluso, algo de crítica tras ella (aunque, por suerte, no sea su principal eje), para culminar en un final que estalla en las propias narices de un sorprendido espectador, y es que, si actualmente hay algo más loable que mantener al respetable enganchado prácticamente dos horas a una trama vivaz, eso es culminarlo de un modo respetuoso, coherente y firme, que es lo que sucede exactamente en "Celda 211", obteniendo así un final no sólo acorde, sino además alejado de insidiosos tópicos.


(Termina en el Spoiler)
[Leer más +]
116 de 152 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
No cuela
8 goyas, 8. Nada menos. Y la aclamación de público y crítica. Y vuelvo yo a pensar lo mismo del año pasado, cuando Camino se llevó 6 ó 7 goyas (no me acuerdo, pero muchos): ¿Tengo yo suelto algún cable que me impide apreciar las obras de arte del reciente cine español?
La experiencia de ver Celda 211 supone enfrentarse a una amplia serie de situaciones inverosímiles, con personajes desdibujados, borrosos. Malamadre, es malo pero es bueno. Es sanguinario pero es compasivo. Es inteligente, pero es un tontorrón. Y esto, que podría dar realidad y riqueza al personaje, aporta poco porque está planteado desde el tópico, desde la pincelada anecdótica, y no desde el trabajo elaborado y fino de un buen guión.
[Leer más +]
98 de 119 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Exagerada buena crítica
Exagerada la buena crítica que ha tenido esta película. Empieza de una intriga y un ritmo muy interesantes, pero a medida que avanza se va convirtiendo en poco creíble.
[Leer más +]
109 de 142 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Mira lo que ha hecho la celda de tu hija.
Vaya por delante que de lo que de la vida se retrata en el cine, me quedo con su parte más macabra, que la hay, y mucha. Así que si eres de los que se escandalizan por lo políticamente incorrecto, ya puedes dejar de leer.
[Leer más +]
131 de 193 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
La rebelión de los hijos de Malamadre
Mereció una ovación cerrada en Venecia y en el cine al que fuimos, se le tributó un silencio pensativo y perplejo después de que salieran los títulos de crédito. No es de extrañar.

Brutal guión, brutal puesta en escena, brutal Luis Tosar. "Celda 211" te mantiene pegado a la butaca de principio a fin con un potente superglue a base de buenos diálogos, interesante trasfondo crítico y un personaje, Malamadre, que se come la pantalla a dentelladas. Sin ser la hostia de original (a más de uno le va a recordar mucho a la alemana "El experimento"), este filme de Monzón tiene una fuerza colosal, tanto que no te da ni para pensar en las palomitas, la cocacola o el cigarrillo de después mientras estás contemplando la odisea del desgraciado del protagonista. Además las simpatías del espectador no son blancas ni negras: hay momentos en los que discurren del lado de los presos y otros en los que entiendes y compartes a la perfección los dilemas de los de fuera.

Tiene pegas varias que impiden que sea una obra redonda (para que os coja todo de nuevas, las reservo para el spoiler) y sin embargo, pocas películas como ésta vamos a encontrarnos en la cinematografía española. Y salvo por la sui generis cuestión de los presos etarras y el inteligente uso que se les da en la historia, según la estaba viendo ya me componía el remake americano con Bruce Willis y Colin Farrell. ¿Qué no?.

Los amantes de las películas de cárceles están de absoluta enhorabuena y los demás, casi que también. Muy chula.
[Leer más +]
84 de 101 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
¡Oh, me pareció ver a un lindo presito!
Jess Franco lo bautizó “cine de paleto lento” y señaló como culpable suprema a la difunta Pilar Miró. La escena os sonará, la habéis visto miles de veces, en sus múltiples variantes: plano general del campo; un paleto diminuto a lo lejos que se acerca pasito a pasito; tras largos minutos de espera, el paleto llega al lugar en el que se encuentra la cámara, que ha seguido, inmóvil, su amenísimo camino. Fin de la escena. Sin duda el viejo tío Jess no es del todo justo y ya sabemos que su fuerte nunca ha sido la diplomacia, pero algo de razón tiene al señalar una de las razones que ahuyentaron al público de las salas donde se exhibía el cine español que bendecía la crítica allá por los 80.

Como este es un país de extremos y acomplejado donde se desconocen los términos medios, hemos pasado, de un tiempo a esta parte, a colmar de estatuillas cabezonas y parabienes a toda película que busque el entretenimiento puro y duro, y no resulta extraño que entre los halagos que recibe esté el de no parecer española sino americana, como si eso fuera por sí mismo una virtud y no una simple descripción, no necesariamente positiva o atinada. De hacer caso a las críticas y premios cosechados por “Celda 211”, por ejemplo, uno puede llegar a creer, sin verla, que se trata de un películón, de un hito en el cine español y de no sé cuántas cosas más, invariablemente galácticas y desorbitadas.

Y me da a mí que si algún cine americano recrea esta peli es el de tantos telefilms amodorrantes de tarde de domingo, por un guión con más cráteres que las lunas de Saturno y no pocas e innobles trampas para epatar al espectador (spoiler), que debió ser escrito hacia el 93, cuando ETA se daba el lujo de atentar dónde y cuándo quería y Tarantino acababa de estrenar “Reservoir Dogs” (¿un infiltrado? ¿flashbacks? ¿una oreja amputada? ¿de qué me sonará a mí eso?); por unos personajes planos y esquemáticos y, en general y pese al buen trabajo de Tosar, mal interpretados, que actúan como perros de Pavlov, y a quienes los torpes y efectistas tumbos de la trama tratan en vano de dar relieve, planteando conflictos morales metidos con calzador y a estas alturas más bien desgastados (toda esa monserga sobre los borrosos límites del bien y el mal ya atufa: ¿cuántas veces hemos visto al Seagal o el Van Damme de turno llorando por su esposa, su hijo, su compañero del alma o su fiel y adorable perrito, y tomándose la justicia por su mano?); por ese panoli, en fin, que canta entre rejas como Piolín metido en una jaula de gatos hambrientos y que en una cárcel de verdad no pararía de recoger pastillas de jabón del suelo y de tragar marisco gordo y fresco en el jergón de su celda.

La verdad es que, puestos a abusar de la paciencia de uno, no encuentro mucha diferencia entre este delirante correcalles y el pobre paleto lento: ambos me enervan y desesperan y hacen que me pregunte dónde coño está mi patriotismo. Ahora que el paleto corre, voy y me quejo. Si es que nunca estoy contento, joder.
[Leer más +]
55 de 68 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Porsche 911
Ágil, fiable, potente, explosivo, carismático… Así es el Porsche 911, uno de los deportivos más célebres del mundo. Y así es, también, “Celda 211”. El Porsche de los thrillers carcelarios hispanos. Una peli que demuestra que también es posible realizar buenos thrillers en esta puñetera piel de toro y que cuando se mete en una coctelera un guión de acero, una dirección vigorosa y una interpretación colosal (cualquier otro adjetivo atribuible al papelón de Tosar se me antoja paupérrimo) el resultado no puede ser más que un peliculón a-co-jo-nan-te.

Y no hay más, señores. ¿Qué la peli exhibe tópicos a punta pala? Cierto ¿Qué la peli emplea los efectismos a cara descubierta? Cierto ¿Qué los actores no vocalizan correctamente? Cierto ¿Qué esos flashbacks metidos con calzador son inútiles? Cierto ¿Qué esta no es una de esas franchutadas gafapastiles al estilo “Un condenado a muerte se ha escapado”? Cierto. Pero si no eres muy tiquismiquis y lo único que deseas es clavar las uñas en el asiento y disfrutar de un subidón de adrenalina descomunal, súbete a un 911 y písale. ¿Qué no te llega para un 911? Pues haz como yo: sácate una entrada para “Celda 211” y disfruta, coño, que para el caso es lo mismo.
[Leer más +]
51 de 63 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Entretenida pero inverosímil y tramposa.
El comienzo te hace pensar que vas a ver algo diferente, un funcionario de prisión en su primer día se ve encerrado por una horrible circunstancia del destino, en el interior de una cárcel en medio de un motín, tras un impresionante y aterrador encuentro con uno de los presos que parece grilladísimo, en pocos minutos debe de hacer verosímil que el es uno más de ellos para que no le maten haciéndose pasar por homicida recién entalegado.
Aqui se termina lo bueno y comienza lo tópico, el novato del módulo se hace amigo del alma y mano derecha del más malo de la cárcel ya desde el primer día, como un flechazo y se hace completo protagonista de todo lo que acontece en la prisión, cuando lo lógico sería haberse limitado a estar en un rincón callandito y esperando que pasara todo el embrollo.
Para empeorar más las cosas, el papel de Resines es del todo incoherente y su afición a jugar con disfraces de antidisturbios coge con pinzas una trama que a medida que llega a su desenlace se torna más y más fantasiosa y absurda. Me recordó un poco a Trainig Day pero más pretenciosa, la película sin ser mala como para dejar de verla, está bastante sobrevalorada es comercial y efectista por no decir tramposa.
Como cine de denuncia no me dió mucha pena por los presos la verdad, es posible que el sistema penitenciario español sea una porquería, por eso yo prefiero portarme bien y permanecer fuera de el.
[Leer más +]
55 de 72 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
EL CHICO VA ESPABILANDO...
Lo mejor de Monzón hasta ahora.

Al grano: el film no es redondo, peca de cierto bajón de interés en su segundo acto (muy típico de docenas de filmes) y podría mejorar en lo visual (Monzón juega al HD cámara en mano michaelmannesco con razonable acierto, pero le sigue faltando ojo para los planos). Por otro lado, el ritmo está más logrado en lo tocante a guión que en realización y Alberto Ammann parece estar un tanto verde para el papel que le toca.

Pero muchos de los actores aciertan. Tosar se hace él solito con el filme gracias a un personaje bien escrito y mejor interpretado, Luis Zahera clava a un yonqui auténtico y el resto de secundarios se defienden sin problemas. Por otro lado, el enfoque moralmente gris que se da a la historia la beneficia, dibujando una situación en la que nada está claro.
[Leer más +]
51 de 64 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
El Robacámaras
El tono general de las críticas es bastante positivo, y yo no voy a ser menos. La película me ha parecido un auténtico escándalo, pero no porque fuera española (axioma que han utilizado algunos para aceptar a regañadientes que era buena), sinó por su portentosa realización.
La fotografía es magnífica, recordándome bastante a la excelente fotografía de aquel dramón también carcelario llamado El Expreso de Medianoche, de Alan Parker.
Los secundarios, como ya se ha dicho, estan muy bien caracterizados (no creo que estén estereotipados; en la mayoría de cárceles de condenados en primer grado los sujetos son realmente así). Un plantel de secundarios muy bien adaptado en la película, desde Resines hasta Manuel Morón (chupatintas y lamealfombras en Smoking Room) sobresaliendo Luis Zahera (abogado en la película Concursante), con esa voz de yonki de ultratumba realmente espléndido. También destaco a Carlos Bardem, en su papel de narcotraficante colombiano, que quién lo diría! parece un auténtico hampón barriobajero.
Alberto Ammann, teniendo en cuenta el papel de coprotagonista con marchamo de inocente funcionario, lo hace correctamente, si bien en ocasiones no hay una catarsis completa con el espectador. Alguno apuntaba que, hombre, si hubiera sido otro quizá lo hubiera hecho mejor... bueno... o peor!
Y bueno, el que se sale de la pelicula es Luis Tosar. No voy a contar nada nuevo que no hayan contado los demás usuarios. Luis Tosar, simplemente se dedica a robar cámaras, de una forma asombrosa. Parecido a lo que hacía el inspector nazi interpretado por Christopher Walz en Malditos Bastardos. De una forma incomprensible, en cada secuencia de la película en que asomaba su figura, la cámara ya no podía enfocar nada mas: la cámara era totalmente suya. Un robo en toda regla. Y ese robo le va a suponer un Goya, con todo merecimiento. Qué espectáculo!
Otras de las cuestiones que tampoco entenderé, es el porqué de ese escepticismo sobre del cine español. Como si el cine americano que nos inunda todas las salas fuera sublime!

Larga vida al cine español!

PD: A ver cuando sale el típico facharon de turno a desacreditar la película, porque el director es mas o menos progre y su coprotagonista se manifestaba contra el Prestige! A ver....
[Leer más +]
48 de 63 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Una de las mejores películas e interpretaciones del año.
Había gran confianza con Luis Tosar en una interpretación que ha despertado elogios en la crítica, y ganas de ver una película española que prometía, pero que se temía que al final acabara siendo una película más en cartelera, o como mucho, meramente correcta.

Pero algo pasa, esta película no comienza como la mayoría que nos llegan, tanto como del cine de éste país como del extranjero. No solo me refiero a una narración distinta en su comienzo (breves minutos vistos de dos formas diferentes). A los cinco minutos, ya te agarra el suspense, y prepárate, porque esa sensación en las piernas y esa tensión en la espalda, no te van a desaparecer pronto, ni mucho menos.

La interpretación de Luis Tosar es magistral, créame lector, que los críticos no exageran cuando califican ésta de "impresionante" o "todo un recital", y es que a éste actor, si no teníamos suficientes razones como para valorarle ya, empezaremos a hacerlo seriamente a partir de esta película. Su personaje, Malamadre, es lo más conseguido, frío, y en parte terrorífico, que se ha dado en el cine este año (y puede que en unos cuantos más). En cuanto al trabajo de los otros actores no es nada desdeñable. Tras el elogiadísimo Tosar se encuentra Alberto Ammann, un desconocido actor que también se merece cierto respeto debido a la difícil evolución que se ve obligado a dar su personaje y de la que consigue salir airoso. El único pero en las actuaciones solo lo tendría con 'el negociador bajito', que habla tan forzadamente que no parece estar actuando.

Así pues, 'Celda 211' supone una patada para todos los que llevamos años diciendo que el cine español está completamente de capa caída, y es que, películas como esta se agradecen, se agradecen mucho, sea de la nacionalidad que sea. Por eso hago hincapié en que no les eche atrás por el mero echo de ser española como haría cualquier persona. Celda 211 es una película muy buena.


Genial Tosar. Genial película.
[Leer más +]
49 de 66 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Americanada
No entiendo tanto elogio de verdad. No se si es por aquello de "pa' ser española está bien" o qué, pero es que, en serio, no se a cuento de qué tanta alabanza porque esto si fuera un producto americano, más de uno que la pone por las nubes diría que es del montón. Y no está mal, pero no es para tanto.
Pero si está lleno de clichés made in USA, el protagonista, un bueno gilipollas, un moñas sin carisma y nada creíble, con la vida y la mujer perfecta que de repente vive una situación límite y ha de lidiar con el tipo más duro del lugar que por supuesto en cosa de cinco minutos se hace su mejor amigo.
[Leer más +]
46 de 66 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
"Malamadre" habría sido un "buenpadre"
Luis Tosar por aquí, Luis Tosar por allá, Luis Tosar a la izquierda, Luis Tosar a la derecha...Lo están inflando?No, OLE LOS HUEVOS TOREROS DE LUIS TOSAR!!. En serio, es el actor español por excelencia, podría irse a Hollywood e incluso a Marte a rodar lo que le viniese en gana. En cambio se queda, se pone a las manos de un amante del cine como Daniel Monzón,(cuyas críticas me apasionaban siendo un enano pre-pueril cinéfilo empedernido) y firman junto a un equipo de lujo una de las mejores películas patrio de la última década.

"Celda 211" es un auténtico mimo al cine y una verdadera bofetada al espectador, demuestra como tocar un gran número de temas desde diferentes perspectivas sin caer en un metraje excesivo con cabos sueltos. Los personajes están muy bien creados, el protagonista "Juan, el funcionario", demuestra que tiene tanto que perder que haría cualquier cosa por sobrevivir, en cambio "Malamadre" su antagonista, es todo lo contrario pero aún así mantiene ese "sentido común" que nos hace personas. Rodada con un estilo realista y directo, este filme dará mucho que hablar, aunque gracias a su crudeza, el silencio en la sala era sepulcral.
Los secundarios, quizás pequen de estereotipados pero eso sí, muy bien caracterizados. Desde el primer segundo nos sentimos encarcelados, y es ahí donde empieza una "aventura" llena de acción, suspense y desesperanza, donde el humano saca a flote su verdadero instinto de supervivencia.

No recuerdo haber oído ninguna pieza musical, algo muy razonable cuando tu única compañera es la soledad, las voces son estremecedoras están cuidadísimas, destacando a "Luis Zahera" cuya primera aparición aterra a cualquiera. Me alegro mucho de haber invertido mi tiempo y dinero en esta película, y digo esta frase porque en época de crisis muchos sólo quieren saber si merece la pena, en este caso mi respuesta es rotunda: "POR SUPUESTO QUE SÍ"
[Leer más +]
31 de 36 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
A mí me pareció un poco mierda...
Yo también fui una de vosotros; de esos que acudieron en bandada el día del estreno con la mandíbula apretada y susurrando "esta vez sí".
Pues no, esta vez tampoco.

Iré al grano:
En primer lugar quiero dejar claro que no tengo ni idea de cine.
Bien, ¿por qué esta película roza el sobresaliente?

1- ¿Porque para ser Española no da vergüenza ajena? Pues no. No me vale… ahora no vengáis con favoritismos y estupideces. Sí es verdad que parece ser que esta vez han puesto un poquito más de empeño, pero a mí no me la cuelan.
Sigue apestando a cine Español por todas partes.
¿Qué pasa con la vocalización joder? ¿Es que somos gilipollas y no sabemos hablar? Porque yo me pasé casi toda la película intentando descifrar qué coño estaban diciendo (como en “El secreto de sus ojos”, pero ésta por lo menos tiene la escusa de que es Argentina…).

¿Y qué pasa con Alberto Almmann? ¡Madre mía, qué sosaina por dios! El chico intentó neutralizar su acento, y las debió pasar putas…pero nada, se le notaba a leguas al muchacho. ¿Su interpretación? Basura, yo no me creí nada de nada…otro de tantos. Nada que destacar. Anda coño, pero si le han dado un Goya al tío por el papelón de su vida… ahora es cuando del 5 le bajo al 3. ¡Y la muchacha que aparece tan solo 5 minutos también le han dado otro! Esto es de locos.
Tosar. Un tío majo; el único que te puedes creer un poco…saca la película a delante él solito. ¿Pero qué es eso que veo? Bardem entregando el Goya al mejor actor… ¿qué ha dicho? ¿“Malamadre”? ¡Dios! El tío del Oscar acaba de calcar a Malamadre y yo diría que hasta lo ha hecho mejor que él. A tomar por culo. Nota final: 2.

2- Porque, aunque parezca increíble, hay gente que tiene menos idea de cine que yo.

PD: ¿De verdad esperaban impresionarnos con un final tan previsible?

Un saludo para aquellos que dicen que la película no es para tanto y le ponen un 7, claro que sí, con dos cojones.
[Leer más +]
84 de 143 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
UN BUEN EJEMPLO PARA EL CINE ESPAÑOL
Pienso que "Celda 211" debería de ser a partir de ahora todo un referente para el cine español, porque tiene que convertirse, como ya existen otros claro está, en el espejo en el que se miren nuestras próximas películas. Y es que debemos hacer cine de calidad por encima de cualquier otra cosa, apostando por buenas historias que estén amparadas por una dirección magistral y sobre todo, por interpretaciones memorables.
En esto debería consistir el cine y sólo de esta manera, conseguiremos llevar espectadores a nuestras salas para ver trabajos españoles.
Dicho esto, comentar que "Celda 211" es una descarga de adrenalina continua, donde Luis Tosar se come literalmente la pantalla con una interpretación para el recuerdo. Pero a su alrededor, un puñado de buenos actores hilvanan una historia inteligente y muy bien llevada, ante la que no podrás ni parpadear, porque la acción es frenética.
Para mí ha sido una muy grata sorpresa esta película, donde a partir de sólidos diálogos y personajes contundentes, se va desarrollando una trama que no dejará a nadie indiferente, porque además, a medida que van ocurriendo las distintas situaciones, el espectador se ve obligado a pensar y a tomar partido ante lo que se le ofrece.
Como digo, este último trabajo de Daniel Monzón es un buen ejemplo para ese gran número de películas lamentables que año tras año, se empeñan en ensuciar lo que debería de ser el buen nombre del cine español. Ya está bien de tanta basura y de tanta tomadura de pelo.
Que cunda el ejemplo y apoyemos ahora con nuestra presencia en las salas, esta profesional e interesante manera de entender el séptimo arte.
[Leer más +]
30 de 37 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Vaya decepción...
Una peli que prometía, que se inicia bien, pero que conforme avanza va desinflándose con escenas y tramas nada creibles y poco rigurosas. Pasados los primeros momentos tienes la sensación de haberte trasladado de la butaca del cine al sillon de tu casa y estar viendo una serie de televisión. Muy bien Luis Tosar, pero se hace tan poco creible las comunicaciones con el exterior del funcionario, lo de la carga policial, las entradas de los negociadores, etc. que su personaje se va diluyendo pese a la fuerza y a su gran actuación.
Lo dicho, una buena idea pero muy mal desarrollada. Decepción ante las expectativa creadas.
[Leer más +]
66 de 110 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo