arrow
7
Inteligencia en el planeta zombie
Aunque los zombies ya habían sido objeto de varias producciones enfocadas más al ritual que a un efecto apocalíptico, fue Romero quién con “La noche de los muertos vivientes” creo al zombie tal y como le conocemos actualmente. Inspirada en “Soy Leyenda” de Richard Matheson y en películas como “Plan 9 from outer space” e “Invisible Invanders”, Romero realizó una obra de culto imprescindible para cualquier amante del cine de terror que todavía perdura. Aunque el género ha sido carne de la serie b o la parodia, sigue resistiéndose al paso del tiempo gracias al videoclip (Thriller de Michael Jackson) o a los videojuegos (Resident Evil). Últimamente no ha sido raro encontrar en una sala comercial películas como “28 días después”, el remake de “El amanecer de los muertos”, “Zombies Party” o las dos entregas del conocido videojuego. Gracias a esto Romero ha podido retomar la saga que dejó aparcada con “El día de los muertos”.
Exceptuando su opera prima, las películas de zombies de Romero habían quedado bastante obsoletas aunque se podían seguir visionando por los mensajes sociales y políticos que se ocultan tras la trama y la carne humana desgarrada a bocados.
En esta nueva entrega vuelve a retomar la invasión zombie donde la dejó: los podridos y los pocos humanos que quedan conviven en el fin del mundo. Mientras los primeros “viven” en armonía y tranquilidad, los segundos han formado en una ciudad-fortaleza una nueva sociedad que casualmente sigue pecando de todos los errores y defectos del ser humano.
Romero no ha necesitado hacer que los zombies corran como en el remake de “El amanecer de los muertos” para hacerlos más terroríficos, simplemente les ha dotado inteligencia y más mala hostia.
El filme es violento, tiene suspense, sustos, acción y suficiente carne fresca y mutilada para contentar a los aficionados del cine gore y de terror. También es inteligente: lanza dardos envenenados sobre la situación social y política que atraviesa Estados Unidos y los países capitalistas. Nuevamente Romero se erige como el dueño y señor de un estilo que inventó. Tan sólo los zombies de la genial y delirante "Braindead" le pueden hacer sombra.
La película tal vez peca de oportunismo, aporta poco o nada al género (salvo ciertas muertes y desmembramientos muy dignos) y será sólo recordada por sus fans o los aficionados a este tipo de cine.
De todos modos siempre es interesante ver una película de Romero y si lo hace bien y demuestra que está en forma dos veces bueno.
[Leer más +]
65 de 88 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
La tierra de los mediocres vivientes
Romero se ganó su fama a pulso, vale, pero eso no significa que, una vez ganada la fama, puedas decepcionar a tu público con cosas como "La tierra de los muertos vivientes" que, por hábil que intente ser, sólo se queda en un pastiché de tópicos mil veces pisoteados y totalmente Hollywoodienses, cosa que no permite al realizador desarrollar las personalidades de sus personajes y, así, dar alguna base sobre la que apoyar sus intereses cinematográficos.

Romero pasa de ello, y les da unos roles tan vulgares como estereotipados: El prota bueno y honesto, el malo codicioso y malvado, el compañero del bueno un crack, el ex-compañero del bueno un traidor, la chica una tía buena, etc, etc... vamos, que en cuanto a planteamiento de personajes, no puede ser más ínfima y pueril.

Lo que es el argumento.. tampoco aporta gran cosa, amen de que los tan mencionados muertos vivientes aquí tampoco poseen un gran papel: Vale que se carguen a alguno de los protas, y propicien ese asedio tan visto y revisto, pero más allá no dan para más, básicamente porque la trama lo único que busca es apoyarse en esa triple relación y sus consecuencias, es decir, siendo puro espectáculo y comercialización de un producto que tan bien funcionaba con sus otras bases, pero ya se sabe, cuando los proyectos no se hacen cómodamente... salen cosas así.

Hablar sobre la acción y sobre la (casi) inexistente casquería podría producirme sarpullidos, a la par que darme más motivos para seguir arremetiendo contra esos que, llegado un punto en su carrera, se tornan mediocres, pero no porque lo sean, no... sino porque así lo manda el star system. En fin, ver para creer.
[Leer más +]
39 de 59 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Romero a lo suyo
George A. Romero, está considerado como el padre del género zombie, por mucho que sea un tema que ya apareciera de otras formas el películas más antiguas que “La noche de los muertos vivientes”, film de inevitable nombramiento cuando se habla de este director. Si este hombre logró zafarse un poquito de la etiqueta del género con alguna película como “La mitad oscura” o alguna otra cuyo título ni recuerdo, siempre se esperado de él que recayera en el género y qué mejor momento que el actual en el que otros films como la genial “Amanecer de los muertos” o “28 días después” que pusieron el tema otra vez de moda. Así que George, regresa a lo que se entiende como su terreno, la gran diferencia con respecto a los nuevos zombies de Snyder y Boyle estriba en la concepción que de ellos tiene, mientras que los otros son ágiles, rápidos y más agresivos, Romero mantiene el mismo esquema de siempre, es decir más lentos y torpes, aunque les aplica alguna nueva dimensión como la capacidad de aprendizaje y la sumisión a un líder que los dirige. La intención no parece otra que la de repetir la misma fórmula, actualizándola con un look más visual y atractivo y mejorando los efectos de sus anteriores trabajos, aunque hay que tener en cuenta que Romero no es de los que malgastan el dinero con grandes presupuestos, algo que juega en su favor, así como el reparto que aplica entereza a sus personajes, dándoles la solidez necesaria para un film como este. Mi conclusión es que Romero demuestra estar atascado por sus principios y por ello no aporta nada significativo, quedando muy por debajo del film (remake) de Snyder y algo por debajo del resultado de “28 días después”. Una película que sin estar mal tampoco podrá presumir de ser un nuevo icono del género por mucho que Romero esté detrás.
[Leer más +]
19 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
La tierra de los muertos vivientes
Escribe Antonio Weinrichter que Romero es el autor que mejor explota el mito que él mismo ha creado, los zombis. Y tiene razón. No nos vamos a engañar: su mano se muestra más dubitativa tras la cámara que la de otros bisoños seguidores (Zach Snyder) y su última creación no presenta el poderío narrativo, la imaginación y la fuerza arrolladora de Amanecer de los muertos, pero por el contrario nos pone en bandeja un discurso pesimista que va más allá del ñam-ñam de los muertos y que supone el lógico y conveniente desarrollo al resto de títulos de la saga. De hecho, en el último (El día de los muertos, con toda seguridad el que hacía más hincapié en el aspecto sociológico y humanista de la historia) aparecía un zombie encadenado al que los vivos intentaban educar, dominar y someter.

En esta nueva entrega todo ha avanzado: los zombis persisten y son mayoría, pero están expulsados de las fronteras que los separan de los seres humanos, o si están dentro del sistema sólo es para cumplir una vergonzosa función social: divertir a la gente de a pie, ofrecer su cuerpo al pan y circo del día día, volver al divertimento romano y servir como esclavos a los señores bajo cuyo yugo (no) viven. Pero aquí viene la novedad: bajo ese misma sociedad utópica creada al margen de los infectados se ha erigido otra, la de los pordioseros y demás gente de baja estofa que malviven a los pies de los ricos pero sin temer al peligro de los muertos (que serían a su vez los de extrema pobreza). Es aquí donde queda patente el fascismo de las nuevas sociedades (¿la nuestra?), en la que “los de arriba” limpian la escoria sin mancharse las manos, mientras los basureros humanos no reciben nada por hacer el trabajo difícil y salvarles el culo.

Lo dicho, cine combativo y con mensaje sin salir de la serie B... y con sus buenas dosis de sangre y casquería, que para eso hablamos de Romero. Un buen plato de carne poco hecha para amantes de las parábolas políticas, el cine post-apocalíptico y el gore con cerebro.

Lo mejor: reencontrarse con un Romero reivindicativo y en plena forma.
Lo peor: el ritmo se resiente de vez en cuando.
[Leer más +]
14 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Epitafio
Debo reconocer que no resulta fácil insistir una y otra vez en una misma fórmula sin repetirse o parecer cansino. Máxime cuando el que firma esta peli (Romero) se ha visto obligado durante toda su carrera a trasegar, inexorablemente, con bajos presupuestos y guiones tan simplones que cabrían sin demasiadas dificultades en una servilleta de papel.

Aún así, debo reconocer también que empiezo a estar bastante harto de susodicha fórmula. Por mucho mensaje de fondo que incluya entre toneladas de sangre, vísceras y látex. Porque sí, no voy a negar que Romero ha sabido extraerle el jugo a su propuesta zombie hasta la última gota. Y tampoco negaré que nadie como él ha sabido mostrar las insólitas reacciones de determinados grupos humanos ante una amenaza tan terrorífica. Pero esto ya no da más de sí, señores. El subgénero zombie, a mi juicio, agoniza. Irremediablemente. Y aunque otras han sucedido ya a “La tierra de los muertos vivientes” permitidme reincidir en mi teoría: las pelis de muertos vivientes están -como su propio nombre indica- muertas. O si no, moribundas. Exangües. En peligro de extinción. Condenadas, cuanto menos, a sobrevivir infamemente en los sumideros del cine más friki, corrompido y putrefacto.

Seis meritorias estrellitas y un sincero hasta siempre, pues, para un subgénero que me ha proporcionado horas y horas de morboso y escalofriante deleite filosófico-existencial y al cual siempre estaré eternamente agradecido. Me quedo, en esta ocasión, con la última secuencia de la peli. Aquella en la que el prota, tras impedir que un miembro de su equipo dispare al grupo de zombies que huyen, pronuncia una especie de revelador epitafio: “No, déjalos. Sólo buscan un lugar a donde ir. Como nosotros”. Descansa en paz, subgénero zombie. Descansa en paz.
[Leer más +]
9 de 9 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
ARRRRR RRRRR!!!! jejeje
Otra película más de "zombis"... de sustillos, de casquería, de miedo...¡bufff! y ¿qué tenemos que decir ante esto? Gracias Romero, gracias (imaginad estas palabras con una lagrimilla asomándose por la comisura del ojo, sniff). Y es que pelis de "zombís"... pues sí, hay bastantes pero siempre queremos más, ¿no?. Y hay que reconocer que esta es de las que sobresalen, a mí me ha gustado bastante, no la guardaría debajo de mi almohada, pero sí que podría llegar a repetir (tres, cuatro o quizá diez veces más...¿qué? pienso vivir muchos años, hum).
En ella se cuenta la historia de cómo sobrevive el ser humano (y el no humano también). El despertar de los "zombís" ha llegado y van ocupando sus calles. Un grupo de humanos -una ciudad entera- se agrupa en torno a una fortaleza para mantenerse lejos de sus enemigos y defenderse de ellos. Pero, ¿quién se defiende de quién?
Los tópicos se van mostrando según avanza la película:
1. El zombie siempre va despacio pero llega a su destino. Siempre.
2. El zombie desarrolla una fuerza brutal capaz de arrancar cabezas de cuajo pero es débil cual indefenso animalito.
3. Suelen caminar de medio lado.(Como algún borracho que yo me sé)
4. El zombie es un despojo que ni siente ni padece sólo busca carne humana (cerebros el plato fuerte)...
¡Eh! un momento, es aquí dónde nos equivocamos. Aquí el muerto no es un irracional y tiene sentimientos. Vé lo que le hacen a su pueblo y busca venganza. No es una cuestión de asesinar y sacar tripas sin más, no no, es una cuestión personal. Deben buscar a aquellos que irrumpieron en su terreno y mataron a los suyos y lo hacen liderados por un "gasolinero-zombí" que poco a poco va desarrollando su inteligencia (es un muerto por lo que va despacio, pero va) y conseguirá llegar a a la fortaleza donde se esconden los humanos y donde vejan a los no-vivos.
Película de casquería y sobresaltos tiznada por breves pinceladas de cine social. (jeje, bueno, no es esto exactamente pero si dentro del cine de zombis hubiera un cine social, sería este).
El prota humano y el prota zombí son verdaderos guerreros nobles. "¿Dónde van? Donde nosotros. A buscar un lugar para vivir".
Arrrú.
[Leer más +]
9 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Rapapolvo a una película notable
Aunque el concepto "muerto viviente" ya existía desde tiempos remotos, George Romero puede decir sin despeinar su melena blanca, que él, y tan sólo él, es el padre/creador de lo que hoy se conoce como "zombis". Y desde la mítica "La noche de los muertos vivientes" del 68, muchos son (él mismo incluido) los que sacaron provecho de los terroríficos espectros para hacer cine; algunos con más aciertos que otros.

Allá por el 2005 se colaba como un torbellino por las salas mundiales un film llamado "Amanecer de los muertos" de un tal Zack Snyder. Si se me permite un apunte; la mejor película hoy por hoy del género sin ningún tipo de duda.
Tan sólo un año después, el auténtico padre de los no muertos, estrena su moderna visión, con la seria intención de reinventar al zombie en "La tierra de los muertos vivientes"; para mi juicio no muy acertado el lavado de cara, ya que Romero incomprensiblemente humaniza a los monstruos.

Aun así la película va mucho más allá del aprobado. Si se quiere ver una de zombis esta de Romero se puede recomendar perfectamente, pero lo peor del asunto es que la de Zack Snyder de tan sólo un año antes hace que el aprobado de George sepa a poco. Yo lo compararía con la anécdota que protagonizó Charles Chaplin al participar (camuflado) en un concurso de imitadores de Charlot y quedó en segunda posición. Y es que hay ocasiones en las que uno jamás bajo ningún concepto puede quedar subcampeón en cierta competición; como fue el caso de Chaplin o el de George Romero en este caso.

En "La tierra de los muertos vivientes" no gusta que el atrincheramiento sea en la extensión que ocupa toda una ciudad por muy artificial que esta sea. La tensión se vive cuando las víctimas están rodeadas en una dimensión limitada y no en tan espacioso lugar.
Tampoco me agrada ver a los zombis haciendo de músicos (¿Qué es esto de verlos cual banda musical del pueblo?). No digo que tengan que estar forzosamente embadurnados con fango de tierra santa, pero joder, no me lo pongas tocando una trompeta o currando en una gasolinera.

Aunque para los simpatizantes del género, sin ningún tipo de duda, "La tierra de los muertos vivientes" nos ha resultado muy, muy, muy buena película, siempre quedará ese pequeño enfadillo con Romero por haber permitido que Zack Snyder haya sido superior a él. Y es que sólo el comienzo (Intro) del otro es mucho más espectacular que el total de Romero.
[Leer más +]
13 de 21 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Para Romero lo que es de Romero
Los zombies como plaga, la bajada de línea socio-cultural, el gore, el enfoque transgresor, el nuevo género del terror, que mas le podemos pedir a Romero?. Uno de los pocos realizadores que tienen algo que decir, sus películas de zombies resultan una irónica reflexiva que carga contra la sociedad de todas las épocas. El racismo en "Night of the living dead", la obsesión por el consumo "Dawn of the dead", la discriminación y los límites éticos de la ciencia en "Day of the dead"....Para un público que no sabe (o no puede) ver mas allá de la sangre, debe(ría) entender que este director utiliza el escenario para metaforizar su punto de vista crítico acerca de la condición humana, y siempre evitando el formato comercial y de fácil acceso para un publico acostumbrado a refritos del cine terror que siempre bañan de sangre la pantalla sin un guión trascendente y original.
Filmó "night of the living dead" con un puñado de dólares....y gracias al éxito (y homenaje) de Danny Boyle con su "28 days later", Hollywood decidió que sería un buen negocio echarle mano al nuevo guión del creador de los muertos....
No habrá sido un "gran" negocio para Hollywood, pero un verdadero regalo para sus seguidores.
[Leer más +]
14 de 24 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Paparruchas
Personajes planos y guión para niños pequeños.

Romero afirma hacer una crítica de la situación sociopolítica actual, y que para él los buenos son los zombies. Se supone, pues, que su ideal de humanidad es el de unos seres humanos descerebrados, sin individualidad, sin capacidad para construir nada, que se alimentan de la destrucción, que siguen ciegamente a un líder. Pero, como quiere que nos identifiquemos con ellos, los hace tener unos primeros atisbos de sentimientos e inteligencia.

Si los zombies se estancan en su evolución, construirán una perfecta sociedad comunista, sin conflictos (puesto que no tienen la suficiente inteligencia como para diferenciarse entre ellos y desear fines distintos), sin peleas por la riqueza (puesto que no tienen deseos ni capacidad de crear nada), y al fin y al cabo, sin vida (ni mental, dado su encefalograma cero, ni física, puesto que cuando terminen de destruir todo se quedarán sin recursos alimenticios).

Si, como se apunta en la película, su evolución en inteligencia y sentimientos continúa, surgirán zombies con más inteligencia que el resto, una incipiente división de tareas, diferencias en influencias, en bienes materiales, en inclinaciones, hasta llegar a una estructura política, medios de comunicación, etc. Es decir, cuanto más humanos sean los zombies, más se acercará su sociedad a una sociedad capitalista con progreso material y libertades individuales, como esta de la que disfrutamos todos los lectores de filmaffinity, muy lejos de la caricatura de sociedad capitalista que nos presenta Romero en la película.

Flaco favor le hace el señor Romero al tercer mundo, si es eso lo que quiere representar mediante los zombies. Por cierto, ¿cree alguien que Romero donará todas sus ganancias al tercer mundo?. Además, las personas que se ven obligadas a emigrar desde el tercer mundo vienen buscando ser uno de nosotros, ser miembros de esta "decadente" e "injusta" sociedad capitalista, no destruirla para retornar a la miseria y el caos de los que vienen huyendo.

Y, por supuesto, si pueden, querrán vivir en las torres de los más ricos.
[Leer más +]
12 de 20 usuarios han encontrado esta crítica útil
9
Made in Romero
Como era de esperar, sobresaliente. El señor Romero vuelve con sus zombies a sembrar el pánico, mientras da pinceladas aquí y allá, para que no nos vayamos del cine sin pensar un poco en la sociedad en la que estamos inmersos. Reseñas varias a la xenofobia, el capitalismo, la libertad, la división de clases, el papel de dios, etc...¿El marco?...una sociedad al límite debido a su imprudencia, y un mal creado por ella, que pide cuentas mientras busca su lugar en el mundo. Buena ambientación, y genial recreación de las criaturas, unos actores que cumplen sin llegar a bordar una actuación estelar, y la promesa de salir del cine con un buen sabor de boca. Este género es, en mi humilde opinión, uno de los más difíciles de abordar, y creo que Romero consigue, desde la simplicidad, encontrar temas profundos sin llegar a aburrirnos. Altamente recomendada, así como toda la filmografía zombie que ha engendrado. ¡¡¡Tres hurras por el señor Romero, y larga vida!!!. Ciao, y hasta otra crítica ;).
[Leer más +]
9 de 14 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Programa especial de Halloween III: Zombies
Sólo para estómagos aguerridos. George A. Romero arroja una perspectiva colosalista a una moderna revisión de su fundacional obra maestra no-muerta y fabrica la mejor película "seria" de zombies de los últimos años. Por fortuna aquí se han empleado más sesos que sangre y aunque las vísceras rebosan por doquier, suficiente para contentar al fan más acérrimo del género higadillos on the floor, es la épica confrontación entre podridos por dentro y podridos por fuera lo que retiene casi todo nuestro interés: y más de uno se situará del lado de los zombies. Ellos sólo querían alimentarse.

Los zombies, después de cientos de películas en los que eran tratados como ciudadanos de tercera clase, están aprendiendo. Y eso y no el gozoso muestrario de descuartizamientos, es lo que resulta más perturbador. El viejo Romero se resarció bien y disfrutó esta vez de un reparto conocido y unos medios a lo grande para revivir su antigua odisea zombie.

Y nosotros a disfrutarlo.

Ideal para acompañar mientras se comparte una pizza a ser posible de salami.
[Leer más +]
7 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Otra joya del maestro.
"Land Of The Dead" es una de las mejores películas del subgénero zombie, pero eso no sorprende a nadie viniendo del que es considerado por unanimidad (aunque había películas anteriores a su primer filme que ya trataban el tema) del creador del mismo, George A. Romero.

Romero demuestra que se desenvuelve como nadie tratando su tema favorito, creando imágenes y situaciones rodadas con la maestría que lo caracteriza: esa introducción con la "boda zombie", esos muertos vivientes saliendo del agua, esa zombie mirando fijamente los fuegos artificiales son sólo algunos toques que hacen que la película no solo sea una masacre de zombies más, sino una pieza clave del género llena de personajes macarras, con toques "cool" que le dan empaque a la cinta y la hacen aún más grande: Simon Baker derrocha carisma haciendo de héroe caza-zombies, Robert Joy está perfecto ejerciciendo el rol de una especie de Sancho Panza y Asia Argento, que está como siempre: muy limitada, pero desbordando el sex appeal que necesita su papel. Por otro lado tenemos a un bastante acabado Dennis Hopper con su ya mítico "malditos zombies" mientras busca petróleo en su fosa nasal.

Aunque la película es ya un hito del cine de terror actual, el viejo Romero ha envejecido y se nota: parece por momentos que intente mostrar en cada momento el supuesto mensaje socio-político de la cinta (que tan bien quedaba en sus anteriores films y aquí parece un poco metido a calzador) y el conjunto de referencias al maestro John Carpenter (ese Dead Reckoning que parece sacado del tren de "Ghosts From Mars", esa ciudad sitiada digna de "Escape From New York" y alguna más que ahora se me escapa) parecen mostrar la decadencia de la frescura que desprendía su trilogía zombie.

Aunque nos encontremos ante la menos brillante de la ya tetralogía (a la espera de "Diary Of The Dead"), esta seguirá siendo un hito del fantástico y comprobamos en esta como cada vez el mundo decae ante los muertos vivientes: en "Night of the living dead" somos testigos de como se origina la epidemia, en "Dawn Of The Dead" (la mejor de la saga en dura pugna con la siguiente) vemos su expansión (los humanos ya hacen guettos para combatir), en "Day Of The Dead" los zombies prácticamente dominan la tierra (los protagonistas se pasan la película encerrados en un búnker) y en esta "Land Of The Dead" el ser humano y la sociedad que conforma son ya una pura anécdota.

Aunque las expectativas estaban muy altas, "Land Of The Dead" no defrauda. Y era necesario, ante el resurgimiento del género zombie con títulos de dudosa calidad como "Resident Evil" y "28 Days Later" (aunque esta última tenía cosas bastante apreciables aunque también un tercio final de traca), que el maestro Romero volviera y dejara su huella en el vapuleado cine de terror actual. Y sí, maestro, porque ha creado un género tan admirado e imitado como denostado, aunque otra cosa es que sus otras películas fuera de él en su mayoría no alcancen el nivel esperado.
[Leer más +]
6 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
A otro zombie con ese hueso
Menuda pedazo de mierda la que nos caga aquí el endiosado Romero. Desde luego, fue inventar todo un subgénero, que por cierto me encanta, y pensar que podría dedicar toda su vida a ir devaluándolo poco a poco, al tiempo que se hacía más y más rico. Podría tomar nota de sus propios guiones, malísimos, sí, pero con cierto grado de crítica social y económica valorable, que no interesante.

Poco tiene que ver aquí la denominación de serie b o como se quiera llamar, yo por más que intenté relajarme y "disfrutar" de la película me fue imposible. Los diálogos, que se empeñan en usar en exceso, me aguaron la fiesta... Por Dios, qué sarta de estupideces.

Respecto a lo que nos interesa, sólo destaco tres muertes; el resto no es más que mierda tintada de rojo. Ah, y fuegos artificiales.
[Leer más +]
5 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Snyder hiere a Romero
Siendo George Romero yo esperaba mas, Simon Baker tiene el carisma necesario y no se le explota, podría haber sido un serpiente Pliskin y se queda un poco moñas.

Tiene detalles interesantes sobre los zombies, que comienzan a pensar un poco mas de la cuenta, pero lo mismo de siempre, sin pena ni gloria.

Amanecer de los muertos parece que le ha hecho un daño brutal a George Romero.
[Leer más +]
4 de 4 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Romero: El azote de los muertos
Muy bien actualizado el genero, en el que todo parecía ya inventado. Enlazando bien con la idea, que dejó pendiente en "El día de los muertos", acerca de la inteligencia de los zombies, consigue añadir, con elegancia, un punto novedoso a la historia.

Por otro lado nos deja una moraleja, bastante obvia, acerca del orden mundial y las abismales diferencias entre el llamado Tercer Mundo y el "Primero".

Podemos disfrutar de todos lo que se le pide al genero: tensión, sustos, acción, una historia lógica y, por supuesto, sangre.

Gracias otra vez George A. Romero.
[Leer más +]
7 de 11 usuarios han encontrado esta crítica útil
6
Zombis modernos. Segunda parte
Romero retoma la senda que mejor se le da en esta película interpretada por míticos actores secundarios como Simon Baker, John Leguizamo o Robert Joy, la presencia del magnífico Dennis Hopper y de la espectacular Asia Argento.

'La tierra de los muertos vivientes' no pasará a la historia por ser la mejor película del director que prácticamente inventó (o redireccionó y perfeccionó) el género, pero eso no significa que no sea disfrutable.

Las interpretaciones son de manual. Con esto no quiero decir que sean la leche, me refiero a que son de manual porque se acoplan a los personajes y punto pelota. Simon Baker está correcto haciendo de salvavidas, Leguizamo hace de capullo con solvencia, Hopper (poco aprovechado) lo borda, Asia Argento derrite la pantalla y probablemente el mejor es un Robert Joy que crea un personaje entañable al que muchos quisiéramos como amigo.

Romero, pues en su línea... ambienta de maravilla la historia y maneja el tiempo perfectamente para que la película se sostenga por si misma. Repito que dista mucho de ser su mejor trabajo, pero así y todo es un buen ejercicio el del director.

Lo mejor de la película, como casi siempre que participa en algún proyecto, es Greg Nicotero. El (posiblemente) mejor artista gore del cine salpica con sangre todo lo que toca y llena de vísceras las secuencias que dependen de él, dotando de detalles tan difícilmente perceptibles como imprescindibles a las escenas.

Lo peor, como en la mayoría de las películas de zombies son los diálogos. Para que Asia Argento diga las chorradas que dice, mejor que se quede callada, que creo que los tíos solamente con verla nos quedamos contentos. La "sentencia" final de Simon Baker es demasiado demagógica y hasta un poco ridícula.

Una película que no está entre las mejores del cine zombie, pero que puede verse tranquilamente y disfrutarse si eres amante del género.

Gran personaje el gasolinero (Eugene Clark)
[Leer más +]
3 de 3 usuarios han encontrado esta crítica útil
8
Aysidedpipol!!!
Una vez más George Romero "El padre de las pelis de zombies", le da una vuelta de tuerca a un tema que parecía agotado y sale bien parado. Aunque obvias sus bajadas de línea (ahora los zombies razonan o al menos acumulan conocimiento y tienen un lider negro) George se las rebusca y te las filtra entre piernas y brazos desmembrados. Perfecto el papel para Dennis Hopper, un tipo que me cae muy bien verlo en pantalla y más haciendo de maldíto.
[Leer más +]
6 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
La evolución del zombie
No busquen en esta peli de zombies más de lo que puedan esperar. Es lo de siempre, casquería, vísceras y muchos tiros en la cabeza, pero esta vez con una ligera diferencia, que los zombies en cuestión tienen la capacidad de aprender, con el juego que ello da a la cosa (o que podría haber dado).

Aparte de eso, el guión es bastante tonto, y los diálogos parecen escritos en media hora, algo que no deja de ser algo habitual en este tipo de pelis. Pero bueno, ¿a quién le importa?; estas pelis son para lo que son, para pasar un rato entretenido viendo mucha sangre y llevarse algún sobresalto que otro; y lo que son las escenas de casquería hay que decir que están muy bien hechas.

Lo que he echado en falta es algo de humor, porque he de decir que la peli es bastante sosa (excepto dos cosillas que me han hecho un poco de gracia).

También dicen que mas allá de la sangre esconde una sátira sobre el capitalismo, pero si es así, hay que decir que también es más de lo mismo, que no aporta nada que ya no supiésemos. ¿Que el dinero manda sobre las vidas y todo lo que nos rodea?. Pues claro George, claro que lo sabíamos... Y en cuanto al final... buf!!! que tontería más grande... quiere ser profundo y se queda en convencional..

En fin, una película para tomárnosla como un pleno ejercicio de entretenimiento. Típica y tópica, pero bien hecha. Aún así está lejos de ser buena; aunque imagino que si sois asiduos del director entonces sube muchos enteros.

¿Que George Romero es el padre de este género? Pues claro que sí, y muchas gracias que hay que darle; pero de ahí a valorar en demasía esta cinta por esa trayectoria hay un paso que no voy a dar.

En todo caso.. disfrútenla.
[Leer más +]
6 de 10 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Innecesaria
Realmente, y teniendo en cuentas que al sentarse en la butaca a ver este tipo de peliculas, uno ya sabe que puede esperar, el resultado es pobrisimo. No tiene argumento, es totalmenbte incoherente, divaga constantemente por situaciones que, aun dentro del contexto de las paliculas del zombie-horror, son increibles y que nunca terminan de cerrar. Que le sucedera por la cabeza a Dennis Hopper o a John Leguizamo para caer en esto....? malos efectos, peores maquillajes y terribles actuaciones...... Sr. George Romero, la verdad es que era innecesario, para usted y sobre todo...para nuestros bolsillos!
[Leer más +]
5 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Gore del bueno.
Eso es lo que buscaba yo en esta película, gore del bueno, y lo da con creces. Los maquillajes son muy buenos, y las escenas de destripamientos y desmembramientos son excepcionales. Le achaco que deberían de hacerlo de otra manera cambiando la interpretación en lo referente a cuando le arrancan a alguien un miembro o la cabeza, pues lo hacen como si no requiriera esfuerzo. Esto es poco creible.

Pues eso, que así como en el remake de "amanecer de los muertos" se cortaron con este tema gore, esta da de sobra lo que pedimos los aficionados y sin censuras.

Como película pues bueno, empieza muy bien, a veces se hace aburrida y acaba bastante mal. Las interpretaciones son correctas, sin mas.

Vuelvo a destacar los curradisimos efectos especiales y los maquillajes. Yo quiero uno de esos para carnavales.
[Leer más +]
4 de 6 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo