arrow
2
otra comedia bastante pobre
Poco voy a escribir de esta película, sólo diré una cosa no pierdan el tiempo como yo para verla, no sé últimamente las comedias americanas en su mayoria me hacen muy poca gracia, realmente he de reconocer que estoy viendo muchas más series que películas y antes era al revés. Pero bueno siempre hay excepciones y a mi personalmente las comedias de cine independiente (esta no es su caso) que suelo ver porque la nota no es baja, no me suelen provocar mucha gracia, diferentes son no cabe duda, pero muchas están sobrevaloradas y el fin de una comedia es provocar risas no que sea diferente y sin gracia.
Esta no es rara pero es mala, usted mismo.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Kill Jay, Volumen 5
Jay Chandrasekhar es un viejo conocido para bastardo servidor. Con un volumen cero en forma de la inédita y ¿perdida? “Puddle Cruiser” (1996), protagonicé mi peculiar ‘Kill Jay: Volumen 1’ gracias a “Supermaderos” (2002) donde mi cerebro dictaminó coger una katana y acabar con mi tortura interior expulsando mi ira y venganza sobre Broken Lizard. Desde que incluyeron al señor del apellido impronunciable en la lista de las cien personas que necesitas conocer de Hollywood en el 2005, su ego no paró de crecer y prueba de ello fue el antes con “Club desmadre” (2004) —una de las cintas más vergonzosamente divertidas y estúpidas del arranque del Siglo XXI— y “Dos chalados y muchas curvas” (2005), con sus siete nominaciones a los Premios Razzie como reconocimiento al execrable talento del estadounidense de ascendencia india con sonrisa de anuncio de dentífrico. Fue “La fiesta de la cerveza ¡Bebe hasta reventar! (Beerfest)” (2006) su mejor y gran película que ha mantenido encerrada a la bestia mientras dirigía capítulos de “Mujeres de Manhattan”, “Community” o “Arrested Development”… y relegaba la dirección a su amigüito Kevin Heffernan en “The Slammin' Salmon” (2009).

Y llegamos a “Los babymakers” como quinto volumen del homicidio cerebral y vendetta con katana de Jay… Chandrasekhar convierte la odisea masturbadora de eyaculación y entrega de esperma en una Odisea que solamente Ethan Hunt y su protagonista podrían sobrepasar. Entre zoofilia, traumáticos sueños húmedos cruzados con la religión o pornografía amateur nos quedan siempre dos buenos melones. ¡Qué no falte la tradición de todo hijo de fruta! Halagos a los ovarios, traumas testiculares y proposiciones rectales indecentes aparte, “Los babymakers” cambia cerveza por esperma y el bukkake cómico con el que tiene que tragar el espectador es demasiado ácido y poco espumoso. Que fuera considerada una de las peores películas de 2012 para público y crítica no sorprende demasiado.

El argumento es todo un cum-shot ocultar: el protagonista se enamoró de una mujer maravillosa y compró un anillo de compromiso que no podía costear a 85 dólares la eyaculación en un banco de esperma haciendo 20 donaciones. Actualmente su esposa quiere tener un bebé pero sus espermatozoides están más borrachos que Mel Gibson en Nochevieja y decide robar la única muestra que queda en el banco de esperma, ante la negativa de practicar sexo anal con la pareja de homosexuales que ha adquirido su última muestra de semen. Con la ayuda de sus amigos disfuncionales y un supuesto profesional indio friki que siempre está borracho o drogado intenta perpetrar el robo más estúpido de la historia del cine de robos. La aberración acaba y empieza con llantos de bebé, como metáfora simbólica de aquello que está sucediendo con los propios espectadores. Ni “El Quinteto de la muerte” ni “Atraco a las tres”, ni una revisión con esperma de “Palookaville”, la comedia clásica de la película de robos de banco amateurs, se queda en una corrida sin orgasmo y con grumoso y pestilente esperma. Tenemos a Olivia Munn y cierta apología del onanismo y orgasmo frutal, entre la diarrea de vulgaridad y el arrebatoso discurso de la masculinidad. El baño de semen, algún implante escrotal y la apología de lo políticamente incorrecto como catarsis sentimental y matrimonial, dosifican una propuesta cual micción después de la eyaculación. No se olvide de tirar de la cadena… si es que le queda alguna neurona con vida, claro.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
3
Pareja desesperada quiere bebé
Esta comedia titulada The Babymakers no pasa de ser otra vulgar comedia americana que va decayendo ostensiblemente cuánto más avanza su pobre y alocada trama.

Lo peor es que ni los personajes ni la película en si están a la altura del carisma que transmiten la pareja protagonista, que se ven abrumados ante el pobre proyecto que hay delante y de los chistes ya familiares en la comedia americana contemporánea.

Una película que se deja ver si no hay nada más que hacer pero que no sobresale en ningún aspecto sobre otras comedias que juegan con los mismos términos, más allá del divertido y entregado trabajo que realizan un inspirado Paul Schneider y una guapísima Olivia Munn.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
¿SÓLO UN 3.5?
Una comedia cafre pero muy divertida. No es un películón, pero no conozco ninguna comedia que lo sea. Es irreverente y provocadora... sobre todo de risas. No entiendo el por qué de tan baja nota. Yo me he reido bastante.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
5
Ni Jay sin Broken ni Broken sin Jay.
Aquí no hay más que hablar, o bien se hace una película con Jay dirigiendo y en el guion todo el colectivo o no se hace porque por lo menos esta que es más bien una comedia romántica con alguna que otra bizarrada como el personaje interpretado por Jay se queda en una pasable película de comedia que no hace reír demasiado pero que al menos no se hace aburrida en ningún momento.

Trata sobre una pareja que quiere tener un hijo y miles de aventuras le esperan, sobre todo al marido de esta. La idea es original pero creo que el hecho de que se trate de una pareja queriendo tener un hijo limita la audiencia a parejas enamoradísimas y querindísimas que quiere tener un hijisimo. Vamos, lo que pasa en todas las comedias románticas, o te identificas con la situación/personajes o no tienen gracia. Son las típicas películas que llenan la lista de Películas aparentemente normales que tienen algo especial para mí.

A pesar de esto a mí como digo aburrida no se me hizo así que le pongo un cinco pero tampoco es que sea nada especial, tendré que esperar a la siguiente de Broken Lizard y Jay que por lo pronto es «Super troopers 2». En el sitio de agregado de críticas tiene un treinta de cien, que significa críticas mayormente negativas. Y en la tomatá tiene un ocho por ciento de cien, sin comentarios.
[Leer más +]
Sé el primero en valorar esta crítica
8
Divertida comedia
Otra de esas comedias de las que no has oído hablar y además, como los actores no son muy conocidos, te sientas a verla sin muchas ganas y . . . al final te pasas toda la película riéndote!

La verdad es que los dos nos reímos bastante, sobre todo con el indio loco, cuando van a la consulta del especialista y sobre todo con la pareja de gays (ojo, como mete caña con el tópico de su promiscuidad). Aunque tampoco podemos olvidarnos del amigo gordito que va continuamente enseñando las fotos de su novia y su escena del baño o el momento onanista del protagonista.

Que por cierto es Paul Schneider, al que sinceramente ninguno de los dos conocíamos, pero resulta que tiene una extensa filmografía a sus espaldas (En el ojo del Huracán con Van Damme o El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford) y la verdad es que no lo hace mal. La guapa es Olivia Munn, que ha sido portada de varias revistas y parece que ahora la veremos más en pantalla, sale en Magic Mike.

Es una de esas comedias en las que hay un grupo de maridos y otro formado por sus correspondientes mujeres y ambos bandos hablan de temas distintos y ven las cosas de diferente manera. Aunque esto luego acabe derivando en un robo un tanto estrafalario...

Muy recomendable para pasar un rato entretenido.

PD: Un saludo a Jackie Chan
[Leer más +]
1 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
Ver críticas con texto completo