arrow

Monster (2003)

Monster
Trailer
6,6
27.927
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Basada en hechos reales. Aileen Wuornos (Charlize Theron) es una prostituta que fue ejecutada en 2002 en el estado de Florida, tras confesarse autora de seis asesinatos, incluido un policía. Aileen declaró que había matado en defensa propia, como reacción a los violentos ataques que sufria mientras ejercía su oficio. Al borde de la desesperación y del suicidio, conoce un día en un bar a Selby Wall (Christina Ricci), una joven lesbiana, que ha sido enviada por sus padres a vivir con su tía para "curar su homosexualidad". Wuornos, víctima de una trágica infancia llena de abusos, rápidamente se enamora de Selby, encontrando en ella una razón para vivir. Incapaz de encontrar un trabajo digno, Wuornos sigue ejerciendo la prostitución. Cuando uno de sus clientes la maltrata, ella lo mata en defensa propia, comenzando así una trágica cadena de asesinatos. Esta es la historia de una asesina, pero también una historia de amor entre dos inadaptadas. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Monster
Duración
110 min.
Guion
Patty Jenkins
Música
BT
Fotografía
Steven Bernstein
Productora
Newmarket / Media 8 Entertainment / DEJ Productions
Género
Drama Crimen Prostitución Asesinos en serie Homosexualidad Años 80 Años 90 Basado en hechos reales
"Monster no sería lo que es, una vigorosa, tremenda historia de muerte y amores a contracorriente, sin la presencia inmensa de Charlize Theron."
[Diario El País]
6
Aquí la única `mostrua´ que hay es Theron
Lo que falla principalmente en "Monster", no es que la realizadora se olvide de los demás aspectos para dejar paso a la interpretación de dos `mostruas´ como Christina Ricci y Charlize Theron, sino que se observe una convencionalización del producto que no nos inmiscuye en los conflictos internos y las preocupaciones de sus dos protagonistas, sino que se limita a narrar con algún buen momento, una historia que podría haber dado para mucho más y, en cambio, se deshecha debido a un film que sólo se limita a mostrar, en ningún momento a sugerir o ofrecer una reflexión suficientemente profunda como para que el espectador lo pueda agradecer una vez finalizado el ejercicio.

La caracterización de Theron en este episodio de su carrera resulta increíble, no sólo ella logra bordar ese personaje duro y abrupto, sino también ese extremado aspecto que ofrece en la cinta, y que le otorga todavía más poder descriptivo al personaje.
Christina Ricci en cambio, no logra tanto aplomo ni un papel tan absorbente y queda como lo que en un principio era, un personaje secundado por esa (pretendidamente) desgarradora historia sobre un amorío y asesinatos varios, y por el empuje de Theron, claro.

Tampoco me gusta su conclusión, precipitada en exceso, sin ahondar y con poca claridad, aunque sí se agradezca que los desatinos sentimentaloides no sean vistos en pantalla, aunque de todos modos, el metraje que falta aquí, sobraba en su desarrollo, uno de esos desarrollos hinchados para no contar nada, bueno sí, sencillamente cuenta que Aileen asesina a sus clientes, que Selby no lo ve bien en un principio, pero poco más, sólo se llega a raspar la superficie de un terreno que merecía ser excavado, y la cosa queda en algo interesante, pero en su mayor parte también espesa, así que al final uno da gracias por las interpretaciones y por haber visto algo (ligeramente) distinto, aunque se haya quedado en la periferia, y aun esté buscando el desgarro y la crudeza de una historia que debió tenerlos, y que se los dejó por el camino. Toda una pena.
[Leer más +]
52 de 74 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Seres perdidos
Una película interesante aunque dificil de ver, por su tono oscuro, desencantador y pesimista, alejado de los patrones del cine de nuestros tiempos, al presentar a una serie de personajes torturados y atrapados por la vida, siempre al límite de su mundo, esos parajes de la América profunda, sucia, oscura y difícil, con lugares no demasiado lejanos al infierno. Uno de los aciertos de Monster es que en una historia que podría haber caído en la condescendencia y el estereotipo, en sus personajes y en especial en su protagonista, lo sortea con acierto gracias a un guión en el que todos los personajes tienen puntos humanos y oscuros, la asesina no se justifica únicamente porque haya tenido una vida difícil, así como el hombre no es un ser despreciable en todos los casos, sólo porque contrate los servicios de una prostituta; hay que alabar el guión de la también directora Patty Jenkins, por los matices sutiles que introduce a la historia y a sus personajes. Pero este acierto en el libreto eclipsa en parte su labor como realizadora, que si bien es justificable que se centre en cierto feísmo, no da interés a sus imágenes, por lo que la historia fácilmente podría pasar por ser un telefilm, lleno de escenas y relaciones sórdidas (las escenas de los crímenes de Aileen son sobrecogedoras, se hace difícil mantener la vista en la pantalla). Podemos decir sin embargo que la distancia que separa la interpretación de Theron con la de la coprotagonista Christina Ricci es abismal. Esta se limita a exponer un limitado repertorio de expresiones haciendo su personaje insoportable, no se sabe si por este o por la interpretación de una perdidísima Ricci, a la que parece cuesta demasiado recuperar su alicaída estrella. Sus escenas en parte acaban lastrando el interés y el ritmo del filme.
Y luego está Charlize Theron. Por mucho que se haya dicho de su caracterización (muy interesante oír a la propia actriz reflexionar sobre esto) su interpretación es sencillamente impresionante. Su cuerpo de convierte en un matiz más de la caracterización de un humano que prácticamente dejó de serlo, sorteando el sentimentalismo y la sobreactuación. Los ojos de la actriz se convierten en ventanas, por momentos esperanzadas, a un mundo desperanzado y árido emocionalmente. Sus expresiones, su forma de mirar y hablar, la convierten en un animal herido e infantil y sin embargo cruel y posesivo en ocasiones, que espera encontrar aún un camino que la lleve adelante y la saque de la espiral en la que se encuentra. Pero esa esperanza choca con su verdadero yo, mostrado en la película a través de cartas de la propia Aileen, en la que nos desvela su carácter autodestructivo y realista, sabedora, aunque en ningún momento lo acepte, de su único destino: su propia destrucción. Que una actriz, en tan solo dos horas sea capaz de desvelarnos todo esto sobre una persona, dice mucho de su calidad como intérprete, como dicen todos los premios alrededor del mundo.
[Leer más +]
32 de 35 usuarios han encontrado esta crítica útil