arrow

Full Frontal (2002)

Full Frontal
Trailer
4,7
626
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Relato sobre la vida de un grupo de personajes de Hollywood en las horas previas a la fiesta de cumpleaños del productor del film en el que están trabajando. Carl Bright (David Hyde Pierce), un periodista que, además, escribe guiones, cree comprender la razón por la cual su esposa Lee (Keener) es infeliz. Ella, ejecutiva de una gran empresa, compensa sus frustraciones despidiendo trabajadores. A Linda (McCormack), que trabaja como masajista en un hotel, lo único que le preocupa es encontrar al hombre ideal. Calvin (Underwood), estrella de una popular serie televisiva, ha conseguido saltar al mundo del cine. El día acaba con la fiesta de cumpleaños de Gus en un exclusivo hotel de Beverly Hills.
Película experimental con multitud de cameos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Full Frontal
Duración
101 min.
Guion
Coleman Hough
Música
Jacques Davidovici
Fotografía
Steven Soderbergh
Productora
Miramax / Populist Pictures / Propaganda Films / Section Eight
Género
Comedia Cine dentro del cine
"Full Frontal es cine dentro del cine dentro del cine. Un experimento metacinematográfico excéntrico, difuso, ambicioso y, sobre todo, muy pedante. (...) dispersa, incomprensible y cargante como pocas producciones recientes, termina siendo una reunión de amigos con muy pocas cosas que contar y muchas ganas de presumir."
[Diario El País]
3
Empty Backward
Suele ser bastante común que cuando un director del circuito independiente tiene un éxito comercial toda la tribu gafapastaria monte en cólera y se dediquen a arrojar cubos enteros de detritus sobre el nombre del realizador, acusándolo de vendido, traidor y otras lindezas semejantes.

Lo que ya no parece tan habitual es que sea el propio director el que realize un lavado de consciencia e intente pedir perdón por haber triunfado comercialmente realizando un producto de bajo presupuesto que contente a la "élite intelectual".

Para ello el Sr. Soderbergh intenta ofrecer un juego de cine dentro del cine que pretende ser irónico e intelectualmente atrayente. Lástima que se confunda ésto con pedantería, porque la película es absolutamente insufrible. Estamos ante un catálogo de diálogos plastas y situaciones insustanciales cuyo nivel de atracción es cero.

Está muy bien utilizar el dinero que se gana en los films comerciales en productos más arriesgados, pero ante todo no hay que confundir ser alternativo con ser pretencioso, porque el riesgo que se corre es que igual no sólo es el dinero lo que se pierde, con este camíno lo que se puede arruinar definitivamente son esos réditos que dan tener prestigio.

Lo mejor: Que Soderbergh debe ser buen tío porque hay que ver la de actores amiguetes que participan en la película por la patilla.
Lo peor: Que es pedante y pretenciosa hasta decir basta.
[Leer más +]
7 de 8 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Experimentación sin fondo
Se agradece el esfuerzo por probar y experimentar por parte de un director tan acomodado como Steven Soderbergh, no obstante eso no es suficiente para hacer película alguna. Olvida algo importante: que mostrarse excéntrico no es un fin en sí mismo y que la película ha de tener un fondo, un motivo, cosa de la que, por supuesto, está del todo carente. Full frontal se caracteriza ante todo por resultar dispersa. No da la sensación que realmente quiera decir nada. Soderbergh intenta ser europeo aportando un filme con tono realista, sin banda sonora, pero cargado de personajes insípidos que lo que más hacen es o mostrarse dubitativos al hablar o ser odiosamente pedantes (salvo un par de excepciones) y de situaciones carentes de interés. Una ración de planos extraños, filtros poco razonables y una filmación en plan cine doméstico que en conjunto no conducen a lugar alguno y convierte esta película en un peculiar experimento fallido, como para que Steven Soderbergh se autocomplazca y se demuestre a sí mismo que puede hacer cine independiente (pero con actrices de caché como la Roberts, así cualquiera) a banda de esos bodrios ultra comerciales y mega pastelosos como por ejemplo Ocean's Twelve, Un romance muy peligroso o Erin Brokovich. Vamos, como diciendo que él también tiene su orgullo de cineasta y lo sabe hacer "mejor". Para remarcar aún más esta diferencia entre sus dos vertientes, en medio de la película te muestra una ficticia pelicula que en realidad no existe, con su cuidada fotografía, su banda sonora y todo su maquillaje, pero en vez de conseguir asombrar lo que en realiad hace que extrañes al Soderbergh un poco más masivo.

Sinceramente Steven, estás mejor cuando te quedas en un punto medio, como en Traffic.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil