arrow

Buscando a Debra Winger (2002)

Buscando a Debra Winger
Trailer
6,1
203
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Rosanna Arquette se pregunta por qué Debra Winger dejó la profesión en la cumbre de su carrera. Éste es el punto de partida del acercamiento a actrices de Hollywood y Europa de la talla de Jane Fonda, Holly Hunter, Whoopi Golberg, Sharon Stone, Melanie Griffith, mujeres que, en cuanto han dejado atrás la juventud, han sido olvidadas por la industria cinematográfica. Hablan de sus experiencias, especialmente de cómo lograron compaginar vida familiar y laboral. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Searching for Debra Winger
Duración
100 min.
Guion
Rosanna Arquette
Música
Jojo Villanueva
Fotografía
Jean-Marc Barr, Olivier Boucreux, Cort Fey, Joey Forsyte, Nathan Hope, Michael G. Wojciechowski
Productora
Immortal Entertainment / Flower Child Productions / 2929 Productions
Género
Documental Documental sobre cine
6
Está en su casa, prejubilada
Rosanna Arquette se rinde tributo a sí misma junto a un buen tropel de primeras actrices de Hollywood desterradas de los grandes estudios una vez se han convertido en madres o han pasado de los cuarenta y tantos. El porqué, tratan de revelarlo a través de conversaciones quizás demasiado metafóricas -un resto al documental- entre grandes nombres como el de Whoopi Goldberg, Rosanna y Patricia Arquette, Melanie Griffith, Daryl Hannah, Holly Hunter, Diane Lane, Frances McDormand, Julia Ormond, Jane Fonda y Vanessa Redgrave, Robin Wright, Sharon Stone o la propia Debra Winger.

El lugar que ocupaban todas ellas en la industria americana del cine ha sido usurpado por actrices de veinte a treinta y pocos años, de escaso talento y sin tablas, que compensan con físicos espectaculares. Es la generalidad, no la norma. Rosanna aprecia por supuesto la peculiaridad de las que continúan en la cresta de la ola y de las que han seguido conservándose en la cima, -lo que es más importante, “sin perder su integridad”-, como Sarandon, Streep o Charlotte Rampling (esta última también participa en el documental).

Muchas de sus protagonistas, confiesan, se han vendido a papeles conscientemente malos para salir del paso o han acabado su estrellato en la televisión. Arquette pone en valor la dignidad de Debra Winger o de Jane Fonda, cuando ambas, de manera voluntaria, deciden dejar el mundo del celuloide, que ya únicamente ofrece a las actrices mayores de 40 años papeles arquetípicos como "amigas de", "suegras de" o "madres de".

Al mismo tiempo debaten sobre el papel que la maternidad ha tenido en sus carreras aceptando, -casi a coro- que se han sentido culpables por trabajar y dejar a sus hijos en casa y al revés, por criar a sus hijos rechazando golosas interpretaciones.

Una de las claves la ofrece un productor de cine americano, por cierto, el único hombre que opina en el documental, -gran desacierto por parte de Rosanna- al manifestar que Hollywood presupuesta 3.000 millones anuales para películas dirigidas al público adolescente. Las preferencias de los menores de 25 años son la ciencia ficción o los efectos especiales. Un cartel de “Lara Croft” aparece detrás de esta confesión.

Pero entonces, se dicen ellas… ¿Qué ocurre con las mujeres de 55 años que quieren verse retratadas en la pantalla? ¿Por qué está discriminado este sector de población de las salas de cine? ¿Por qué la madurez femenina no encuentra papeles con personalidad o buenas historias que recrear? Y lo que es peor… ¿por qué interpretan actrices de 30 años, a mujeres de 55?

Melanie Griffith hace memoria y comenta que, ya con 35 años empezaban a preguntarle si quizás, se sentía preocupada por ir poco a poco dejando de trabajar. Ella, en pleno apogeo, no lo entendía. Cuando por entonces, tenía confirmadas tres películas por año, ni se le antojaba la idea de que el cine la rechazara algún día.

¿Dónde está Melanie Griffith?

No hay spoiler.
[Leer más +]
18 de 18 usuarios han encontrado esta crítica útil
5
Una vez las amamos
Las carreras de los artistas de cine perduraran mientras tengan no solamente sus habilidades, si no la juventud, la belleza y el encanto del público, en especial las féminas. Una vez las amamos, soñábamos con ellas, pero una vez que perdieron el encanto de la juventud y la belleza, rápidamente las sustituimos por otras y estas a su vez por otras.

El film es un documental sobre el paradero de ciertas actrices del cine que ya no se les ve tan a menudo en la pantalla. El documental es escrito y dirigido por Rosanna Arquette como una especie de critica a los productores que se han olvidado de ellas y de otras grandes del cine. Las actrices entrevistadas se quejan de que solamente reciben papeles de madres, tías o abuelas, por lo que han optado por abandonar el cine y dedicarle tiempo a sus esposos e hijos.

Jane Fonda (74), Vanessa Redgrave (74), Charlotte Rampling (65), Teri Garr (64) y JoBeth Williams (63) son las mayorcitas del grupo, no olvidemos que la actriz Jessica Tandy (1909-1994) gano el Oscar en el film “Driving Miss Daisy” 1989) cuando contaba con 80 años de edad y Katharine Hepburn (1907-2003) en “On Golden Pond” (1981) con 74 años, además de que Gloria Stuart (1910-2010) fue nominada por “Titanic” (1997) a los 87 años. El problema no es la edad, son las oportunidades de trabajo para que se puedan lucir y puedan volver a reconquistar el público.

Alfre Woodard (59), Catherine O'Hara (57), Whoopi Goldberg (56), Debra Winger (56), Melanie Griffith (54), Frances McDormand (54), Theresa Russell(54), Sharon Stone (53), Holly Hunter (53), Tracey Ullman (52), Kelly Lynch (52), Rosanna Arquette (52), Daryl Hannah (51), Meg Ryan (50) y Hilary Shepard (50) son las maduritas del grupo, que han perdido belleza y juventud, pero todavía conservan su encanto y su fanaticada.

Ally Sheedy (49), Emmanuelle Béart (48), Diane Lane (46), Julia Ormond (46), Robin Wright (45), Salma Hayek (45), Julianna Margulies (45), Laura Dern (44), Patricia Arquette (43), Martha Plimpton (41), Samantha Mathis (41), Chiara Mastroianni (39) y Gwyneth Paltrow (39) han perdido algo de su belleza y juventud, pero todavía les queda mucho en el cine. Katrin Cartlidge (1961-2002) y Adrienne Shelly (1966-2006) ya no están con nosotros. La película tuvo un presupuesto de $600 mil.
[Leer más +]
4 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil