arrow

Liz & Dick (TV) (2012)

3,7
133
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Película sobre el romance entre Elizabeth Taylor y Richard Burton, iniciado en la filmación de la película Cleopatra. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Liz & Dick (Liz and Dick) (TV)
Duración
88 min.
Guion
Christopher Monger
Música
Lee Holdridge
Fotografía
Paula Huidobro
Productora
Larry A. Thompson Productions / Silver Screen Pictures
Género
Drama Cine dentro del cine Biográfico Telefilm
6
"Liz & Dick" o como desperdiciar una oportunidad de llevar al cine uno de los romances más apasionantes del cine.
No me sorprende la puntuación mediocre que tiene esta película de televisión acá, en FA. Apenas la ví pensé que sus detractores se derramarían como en un vaso lleno de agua.
Lo cierto es que el mayor fallo de la película es la relación director-guionista, quiénes parecen haber estado jugando en la sala de edición. Esto se explica con los rápidos cambios de tiempo, lugares e incluso el amor de nuestros queridos protagonistas, que puede que estuvieran un poco locos, pero no tanto para enamorarse en 5 minutos de duración, ¿No?
Las interpretaciones no me parecen pésimas, discrepo. De última los actores fueron mal elegidos, pero yo personalmente pienso que hicieron lo mejor que pudieron con esta trama que daba para mucho más. Lindsay Lohan, la persona a la que en realidad queremos ver todo el tiempo en la película, lo hace bien, cirugías y problemas personales aparte, ella no es una mala actriz. De última, el jefe/a de casting es el que se equivocó, al poner como opciones a Megan Fox o a Lohan. Entre estas dos opciones, por su "parecido" (ya que Elizabeth tenía más curvas) y también por su material como actrices, Lohan era la mejor opción. No creo que Grant Bowler esté mal, que a propósito tiene gran parecido con el Richard Burton real. Las escenas con los testimonios me parecieron agradables y cálidas. Sus vivencias con los premios, sus derroches, sus viajes, honestamente dudo de que todo sea 100% real. Ahora, los paisajes de la película por momentos eran reales, y cuándo no lo eran (decorados) se notaba mucho, cuidado con esto, es un error sólo respetable hace 70 años, cuando todavía se estaba perfeccionando el mundo del cine, no es aceptable en el 2012/13. De todas formas podríamos ignorar eso si realmente la película fuera buena y no estuviera tan vacía de argumento. Tiene cierto encanto que la salva, pero honestamente, Elizabeth Taylor y Richard Burton, merecen algo mejor. Ya llegará. Espero.
[Leer más +]
2 de 2 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Salsa rosa y rancia
Liz & Dick narra la historia de amor entre Taylor y Burton desde que se conocieron en el set de Cleopatra hasta la muerte del actor, intercalándola con unas declaraciones imaginarias a cámara de la pareja donde dan detalles de sus sentimientos en cada acontecimiento importante. Su historia tiene todos los ingredientes de un gran romance: amor, pasión, celos, discusiones, rupturas, reconciliaciones… Sin embargo, el guión de Christopher Monger, quien estuvo mucho más acertado con el de Temple Grandin, es demasiado torpe y tosco a la hora de desarrollarlo. Por poner un ejemplo, al principio cuando se conocen se detestan, dos días después lo están haciendo como conejos y cinco días más tarde están tan enamorados que ya no pueden vivir el uno sin el otro mientras se dicen las cosas más cursis y sudadas del mundo.

El telefilme tampoco le hace un gran favor a la imagen de la pareja: a él lo presentan como un calzonazos obsesionado con ganar el Oscar que decidió mudarse a un barco para no pagar impuestos y a ella como una consentida celosa que le robaba los papeles a otras actrices para poder trabajar con su marido, además de ser materialista y fanática de los diamantes. Lindsay Lohan no tiene toda la culpa del fracaso de la película, pero pese a que en fotos pueda tener algún parecido con la Taylor no tiene ninguna credibilidad encarnándola. Lo que pasa con ella es que su vida privada ha sido tan polémica que somos incapaces de verla en la pantalla encarnando a alguien que no sea ella misma, además que se ha destrozado la cara con tanta cirugía. Su compañero de reparto, Grant Bowler, tampoco es que lo haga especialmente bien, al menos ambos van a la par en mediocridad.

Liz & Dick no es muy diferente a los biopics televisivos que estuvieron de moda en España hace no mucho sobre personajes importantes de la cultura popular patria como Isabel Pantoja, Carmina Ordoñez o La Duquesa de Alba. Todos están hechos para el disfrute de los aficionados a la prensa del corazón, remarcando los momentos que han ocupado muchas páginas de las revistas temáticas y haciendo una burda recreación de lo que creen que podría haber pasado cuando las cámaras no están delante. Es muy curioso el papel que juegan los paparazzi en Liz & Dick, tan presente en la vida de la pareja que hasta rompen a través de ella. Si tienen curiosidad y un día tonto pueden echar un vistazo a la peli, si no, mejor se mantienen alejados. Y hasta otra corazones.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil