arrow

Centurión (2010)

Centurión
Trailer
5,3
13.845
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Bretaña, año 117 de nuestra era. Tras un ataque de la guerrilla local que ha diezmado la legión, un grupo de soldados romanos lucha por salvar la vida. Pertenecen a la IX legión, la más legendaria por su valor. La misión de los supervivientes, liderados por Quintus Dias (Michael Fassbender), es resistir hasta llegar a la frontera, antes de que las hordas de la feroz y vengativa Etain (Olga Kurylenko) acabe con todos ellos. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
Centurion
Duración
97 min.
Estreno
20 de agosto de 2010
Guion
Neil Marshall
Música
Ilan Eshkeri
Fotografía
Sam McCurdy
Productora
Pathé / UK Film Council / Celador Films
Género
Aventuras Acción Antigua Roma Gore
5
Romanos a la carrera ¡Que vienen los Pictos!
Considero difícil hablar demasiado en serio de esta peli que resucita de forma un tanto irregular ese género perdido que son las pelis de romanos.

Por una parte tenemos cosas bastantes agradables:

La presencia de súper Olga haciendo de guerrera picta muda y macizorra, un placer para la vista disfrutar de la muchachita, la cual al no hablar nos deleita con los movimientos de su body que no es poco ¡Como está Olguita chicos!

Para las chicas por ahí anda el Fassbender (vaya nombrecito, con lo sencillo que es llamarse Pepe), supongo que macizorro también, aunque de esto entiendo menos, haciendo de aguerrido y sudoroso centurión romano, con nombre un tanto irrisorio “Quintus Dias” (¿Quintos Días?). Este actor está de moda y copa la cartelera con trabajos con Tarantino en “Malditos Bastardos” y protagonista de la última de Cronenberg entre otras. En este film cumple sin más.

Una de las primeras escenas en la que los pictos atacan a la “Novena Legión” es sencillamente espectacular, pedazo de batalla con todo de tipo de decapitaciones, puñaladas traperas y bestialidades a doquier, muy bien rodada y con la inclusión de unas bolas de fuego realmente espectaculares.

Una fotografía excelente con unos paisajes que quitan el hipo, música más o menos correcta y escasas escenas de acción, pero potentes, completan lo bueno de esta peli.

Lo pasable, que es lo anterior, se entremezcla con el típico desdén del amigo Marshall, director de “The Descent” y la semi irrisoria “Doomsday”, que pasa de Málaga a Malagón en pocos segundos y lo que te tiene alucinado en una escena lo estropea a la escena siguiente con fallos de guión grotescos, violencia innecesaria, pésimos diálogos y actuaciones , y parones en la acción que aburren a una tortuga.

Sencillamente hay escenas tan tontas que te cuesta trabajo creerlas, para no perderse las tontas torturas que inflingen los pictos a los romanos, los nombres y procedencia de los legionarios romanos, la estúpida persecución de unos lobos a dos de los protagonistas, el ligue que se echa el Fassbander y su boba historia de amor, alguna de las escenas finales etc.etc.

En fin, fantástico comienzo y pésimo final, por ahí escuchareis cosas de lo modesto del presupuesto, la poca pretensión y cosas así, en las que yo no creo, ya que pienso que teniendo el atrezzo adecuado, un buen escenario, con un paisaje fantástico, y un puñado de actores que no están mal, si al final la peli resulta fallida es por un toque de incompetencia del director, como es el caso, un tanto chapucerete el amigo Marshall, cosa que no es para nada nueva.

Para mi roza el suspenso, pero la pongo un cinquillo sobre todo por las escasas escenas de acción de la peli, las cuales me parecen la bomba, que hacen que a veces la peli sea bastante entretenida.
[Leer más +]
87 de 128 usuarios han encontrado esta crítica útil
1
Historia del cine VII: El bodrio que nunca estuvo allí
Había terminado el año en una excelente forma cinéfila gracias a la potable -por fin- selección para la próxima edición de los Oscars y de golpe y porrazo me sobreviene un Bodrio. O en caso de "Centurión": un bodrión.

Un bodrión es un poco como una obra maestra, una rara perla (o una rara caca en este caso) que surge muy de tanto en tanto entre cientos y cientos de películas, con ese lustre especial de las cosas únicas. El bodrión no es un bodrio al uso. Ni siquiera es una película de Uwe Boll. El bodrión es un bodrio totalmente inconsciente de su naturaleza de bodrio. Suele tener un reparto más o menos decente, las localizaciones están bien, la dirección no es horrible y se han currado incluso algo de guión. El bodrión es una alineación de los planetas, un suceso que sólo se produce una vez cada mil años. Y Neil Marshall puede lucir con orgullo el título de Creador. ¿Creador de qué? No lo sé, pero mola.

Todo en "Centurión" es profundamente ridículo: las batallas gores con brazos, piernas e intestinos saltando por ahí, la top model supervillana supermalvada supersalvaje, que les rastreen a través de montañas nevadas y que no sean capaces de encontrarlos cuando los tienen debajo de los pies, las frasazas que me voy a poner de firma en el messenger ("SU CORAZÓN ES UNA VASIJA VACÍA QUE NECESITA LLENAR CON SANGRE ROMANA") ...pero quiero destacar unas secuencias magníficas sin cuya presencia "Centurión" no habría alcanzado el estatus especial del que goza: llegan los soldados a una cabaña en el bosque -qué poco típico- y se encuentran un bruja, por supuesto joven, guapa y rubia con una cicatriz que ni se la hubiese cosido Balenciaga, es un poco más favorecedora y me corto la cara yo para tenerla igual.

Pasan tres días NADA MÁS en la cabaña. Y al tercer día ¡el prota y la bruja ya se han enamorado forever and ever!.

Llegado a este punto, el espectador que no esté conmovido hasta las lágrimas, no es humano.
[Leer más +]
46 de 61 usuarios han encontrado esta crítica útil