arrow

El devorador del océano (1984)

3,1
106
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un diabólico animal surca las aguas del mar del Caribe, producto de un experimento genético. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Italia Italia
Título original:
Shark: Rosso nell'oceano (Shark: Red on the Ocean)
Duración
90 min.
Guion
Lamberto Bava, Gianfranco Clerici, Luigi Cozzi, Sergio Martino, Hervé Piccini, Dardano Sacchetti
Música
Fabio Frizzi
Fotografía
Giancarlo Ferrando
Productora
Coproducción Italia-Francia; Filmes International / Les Films du Griffon / National Cinematografica / Nuova Dania Cinematografica
Género
Terror Acción Thriller Animales Tiburones
3
Bicho marino asesino a la italiana
He aquí un auténtico exploit a la italiana de “Tiburón” (Spielberg,1975) en toda regla.
Si señor, con sus santas narices se plantaron a hacer una seudo copia, con un puñado de liras y poca, poca imaginación…Y claro, el resultado es el que es…algo cutre, mucho, pero que tiene en el fondo su encanto, la verdad.
Una simple historia sobre un híbrido marino, que ha sido manipulado genéticamente y que se vuelve asesino…como no…y si a ello le sumamos la arquetípica historia amorosa y su consabida conspiración científico-militar, ya tenemos el trabajo terminado. Listo para rodar, con apenas medios, efectos especiales nulos, con un bichejo de plástico de risa y con actores americanos sacados de vaya usted a saber ...como es el caso del protagonista Michael Sopkiw, que hizo alguna otra película italiana, también en plan copia, como 2019: Tras la caída de Nueva York a los ordenes de un director clásico en series Z italianas, como es Sergio Martino (Caimán, 1979). Del resto ni hablamos….alguno salio en algún spaghetti-western y poco más. Su director Lamberto Bava, con una larga filmografía en cine de terror (Demons,1985), es lo único destacable en la parte de artística del film, que además es hijo del famoso director italiano Mario Bava que nos dejo esa joya del sci-fi que es Terror en el espacio (1965).
Y del resto del film poco que decir, banda sonora mediocre y montaje insulso…pero lo dicho, aunque se que figura en alguna lista oficiosa de las cien peores películas de la historia, sinceramente, el que la incluyó no ha visto todas las que se pueden incluir en semejante lista, ya que está en concreto, no se lo merece. Eso sí, por los pelos.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil
2
Sharktopus ya estaba entre nosotros... y era italiano
Muchos años antes de que en Syfy abordasen su rompedor proyecto "Sharktopus", los italianos ya habían explorado las posibilidades de la mezcla de un Tiburón-Pulpo. Puede que os haga llorar, amigos míos, leer lo que tengo que decir, pero debéis saberlo; Sarktopus es un remake.

Por increíble que pueda parecer, eso que he dicho es totalmente cierto. En esta ocasión un híbrido, mitad pulpo mitad tiburón prehistórico y con alguna que otra sorpresa más, campa a sus anchas por las aguas del caribe después de haberse escapado durante un experimento. El híbrido en cuestión (a partir de ahora lo llamaremos Sharktopus, por comodidad) había sido creado para ser una especie de perro guardián marino que protegiese los futuros "terrenos en el mar" con los que una malvada compañía pretendía hacerse rica. El caso es que ademas de todo eso dotaron a Sharktopus de una malignidad tan grande que no es capaz de ocultar ni en su voz -en palabras de uno de los protagonistas "un sonido terrible... lleno de odio"- ni en sus actos, y se pasa el día matando gente.

A partir de ahí tenemos la típica historia de sheriff que quiere matarlo, científicos que quieren estudiarlo, protagonista al que le da igual que maten a su novia porque así puede quedarse con la chica, etc... Todo es bastante anodino y tópico, y en general bastante aburrido. Por momentos ni siquiera parece italiana; no hay sangre ni apenas desnudos femeninos. Ni siquiera se nos permite ver en condiciones a nuestro querido Sharktopus; durante toda la película solo vemos algunos primeros planos de sus dientes, tentáculos por aquí y por allá y su silueta bajo el agua. Y con eso es más que suficiente para darnos cuenta de lo cutre que es el muñeco de plástico empleado.

Aun así hay cosas dignas de mención. Como la música épica de película porno (¿existe eso?) que suena casi todo el tiempo, o la presentación del protagonista; dejando a McGyver a la altura del betún. Tampoco está mal la ola de asesinatos que lleva a cabo la compañía malvada para tratar que nadie sepa que están involucrados, o los ordenadores a los que puedes engañar para que te den datos de archivos clasificados simplemente preguntando "¿Si fuese XXXX que me dirías?". O el hecho de darnos cuenta de que todas las escenas submarinas están rodadas en lugares con menos de 4 o 5 metros de profundidad (y no lo digo por decir, es que se ve el fondo), aunque luego Sharktopus a veces esté 30 o 40 metros por debajo del barco.

Lo extraño, tras ver el pobre resultado general, es que el director parece un hombre con algo de ojo tras la cámara. Consigues sacar alguna que otra secuencia visualmente bastante resultona, lo que no parecía fácil viendo el percal.
[Leer más +]
5 de 5 usuarios han encontrado esta crítica útil