arrow

Algol: la tragedia del poder (1920)

6,5
32
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Un diabólico alienígena del planeta Algol da a un trabajador de una mina de carbón un artefacto con el cual puede dominar el mundo. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Alemania Alemania
Título original:
Algol - Tragödie der Macht
Duración
99 min.
Guion
Hans Brennert, Friedel Köhne
Fotografía
Axel Graatkjær, Hermann Kircheldorff (B&W)
Productora
Deutsche Lichtbild-Gesellschaft e.V. (DLG)
Género
Fantástico Ciencia ficción Extraterrestres Expresionismo alemán Cine mudo
7
Modernidad
A pesar de los años transcurridos desde su estreno, “Algol” se sigue viendo hoy como una obra muy potente. Bien sea por los temas eternos que aborda, bien por su tratamiento visual, esta película sorprende por su extraña modernidad. Werckmeister matiza y depura el lenguaje expresionista y con ello acerca las tramas al espectador, que puede identificar las historias como algo que le concierne directamente, sin renunciar por ello a la magia, la metáfora y la fantasía.

La película tiene un especial significado si se tiene en cuenta la convulsa época en la que fue rodada. Acababa de terminar la Primera Guerra Mundial, la revolución bolchevique triunfaba en Rusia y comenzaba a generarse el caldo de cultivo en el que se desarrollarían el fascismo y el nazismo. Con ello, "Algol" es una aguda reflexión sobre las ambiciones humanas, la felicidad personal, la política y las organizaciones sociales. El dinero mueve el mundo e incluso manda en las emociones de buena parte de los personajes. El poder real (capacidad de hacer cosas para mejorar el mundo) cede ante el poder del dinero (capacidad de comprar cosas y voluntades), y con ello se desencadena la tragedia a la que alude el título. Emil Jannings cumple como siempre, en un personaje que es una extraña mezcla entre el Fausto de Ghoete y el Ciudadano Kane de Orson Welles.

Vigorosa narración con un trabajado guión en el que se desarrollan de manera dinámica y bien trabada una diversidad de subtramas, algo muy avanzado para el cine de esos años.

Muy interesante.
[Leer más +]
1 de 1 usuarios han encontrado esta crítica útil