arrow

Rey y Patria (1964)

Rey y Patria
Trailer
7,3
653
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Drama antibélico, de argumento similar a "Senderos de Gloria", rodada por Kubrick en 1957. Un soldado británico, acusado de desertar durante la batalla, es juzgado, y sus superiores quieren imponerle un castigo ejemplar. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
King and Country (King & Country)
Duración
86 min.
Guion
Evan Jones (Teatro: John Wilson)
Música
Larry Adler
Fotografía
Denys Coop (B&W)
Productora
American International Pictures
Género
Drama Ejército I Guerra Mundial Drama judicial
8
demasiada sangre, demasiada mugre, demasida muerte...
Nueva visión sobre la deserción durante la primera guerra mundial. Pese a sus numerosos puntos en común con la magistral "Senderos de Gloria", Rey y Patria es una película con entidad propia que impresiona por su verosimilitud (la humedad, la podredumbre, etc.)
Se encuentra algo lastrada en mi opinión por una estética algo efectista con la mezcla de imágenes fijas de la guerra e imagen en movimiento pero los diálogos (hay auténticas perlas) y las interpretaciones superan cualquier exceso cometido por Losey en éste sentido.
Un poderoso alegato antibelicista en general y en particular, una crítica al despotismo y a la estulticia del estamento militar. Muy recomendable.
[Leer más +]
15 de 15 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
El juicio a la rata.
068/30(22/02/10) Gran drama antibélico que tiene el pesado lastre de las comparaciones con la Obra Maestra de Kubrick ‘Senderos de gloria’ (1.957), en las que sale perdiendo, pero si nos atenemos al análisis de la cinta sin compararla con esta, el film es de una gran calidad pedagógica en la que nos dan muestras del sinsentido de la guerra donde para insuflar de ánimos a la tropa antes de entrar en combate no se les ocurre otra cosa que fusilar a un pobre soldado, que se le nota no muy bien mentalmente. El argumento se sitúa durante la Gran Guerra, en medio de la peor batalla del conflicto, una masacre sangrienta símbolo de la fatuidad de las guerras, ‘Passchendaele’ en 1.917, una aldea belga, conocida también como la tercera batalla de Ypres, esta contienda se la conoció como ‘El Infierno de Barro’, las condiciones de vida fueron espantosas, no paraba de llover, las trincheras eran desagües naturales por lo que en todo momento estaban inundadas. El agua encharcada, unida a los cadáveres no enterrados, ayudaba a la transmisión de enfermedades. El terreno embarrado se convirtió en un Océano de enfangado, con multitud de trampas en forma de tierras movedizas provocadas por la suma de barro y cráteres de obuses, produciendo en cada avance aliado multitud de engullidos por el terreno, después de más de tres meses de luchas los británicos tomaron la aldea y se encontraron en un lugar fantasma sin ningún valor estratégico, los aliados perdieron 400.000 hombres, los alemanes causaron 65.000 bajas, el shock en la opinión pública inglesa fue brutal, más de 40.000 soldados desaparecidos no fueron hallados jamás, fueron tragados por el lodo, aún hoy en día los agricultores belgas, al arar la tierra encuentran cadáveres de los que no escaparon de ‘El Infierno de Barro de Passchendaele’. Cuento todo esto para enmarcar esta ’Rey y Patria’, que sintamos un poco su padecimiento, el horror que sufrían, como no era difícil que la gente enloqueciera, y de cómo los gerifaltes militares no tienen pudor alguno en fusilar mezquinamente a un soldado claramente afectado por el hostil entorno. La cinta posee una atmósfera teatral, se nota su procedencia,sucede todo de un modo casi minimalista, lo que destaca en ella son unas cuantas escenas magníficas de una gran fuerza dramática, ayudadas por sus excelentes protagonistas Dirk Bogarde y Tom Courtenay que consiguen transmitirnos la emoción de los personajes, destacaría la escena de el juicio al que los soldados someten a una rata, maravillosa alegoría de lo que está sucediendo. Recomendable a los que gusten de buen cine antimilitarista, sin prejuicios por su parecido a la obra de Stanley. Fuerza y honor!!!
[Leer más +]
13 de 13 usuarios han encontrado esta crítica útil