arrow

Teniente corrupto (2009)

Teniente corrupto
Trailer
5,4
9.360
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
Terence McDonagh (Nicolas Cage), un teniente de la policía muy poco ejemplar, adicto al juego y a las drogas, investiga el asesinato de cinco inmigrantes senegaleses en Nueva Orleáns. Remake de la película "Teniente corrupto", dirigida por Abel Ferrara en 1992 y protagonizada por Harvey Keitel. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Estados Unidos Estados Unidos
Título original:
Bad Lieutenant: Port of Call New Orleans
Duración
121 min.
Estreno
8 de enero de 2010
Guion
William M. Finkelstein (Remake: Abel Ferrara, Zoë Lund)
Música
Mark Isham
Fotografía
Peter Zeitlinger
Productora
Millennium Films / Nu Image Films / Edward R. Pressman Film / Saturn Films
Género
Thriller Drama Drogas Remake
6
"A veces tengo un mal día"
Correcto trabajo de Herzog (planos de reptiles incluídos) que ni desbanca ni echa por tierra el Teniente Corrupto de Ferrara del 92. Digamos que sería un empate. Es imposible realizar una crítica sin comparar las dos películas; Harvey Keitel era un cabronazo de cuidado, gesticulaba menos pero conseguía amedrentar más que este nuevo teniente, aunque hay que reconocer que el careto y el cuerpo desencajado de Cage sacan de quicio a cualquiera (espectadores incluídos).

Este remake dota al protagonista con la coartada moral de sus dolores de espalda para campar a sus anchas por los bajos fondos de Nueva Orleans. Es por tanto una versión edulcorada de su antecesora. Lo cierto es que la película tiene cosas curiosas si se ve algo fumado. El repelús que da de por sí Nicolas Cage en esta cinta es constante, ya que de los 121 minutos que dura consigue salir en 121 minutos. Planos cortos, primeros, detalle, generales, de espaldas, americanos, planos medios... el tío se los chupa todos, y claro, al final lo que presientes o lo que realmente deseas es que llegue un negrata de esos de kilo y medio de collar en cuello y le pegue dos tiros. Y bueno, así debería haber sido, pero ya he comentado que esto era una versión light y Herzog, aparte de alguna pirueta surrealista de las suyas, creo que no ha profundizado dónde debía, es decir, el respeto al espectador. Un film dónde Nicolas chupa cada segundo ha de terminar con éste con una tonelada de cemento en ambos pies y saludando con las cejas y el peluquín a los peces del río Topomac, Hudson o como se llame el puto río que desemboca en Nueva Orleans. Ah sí, el puto Mississipi!

El personaje es bueno, interesante, bastante real diría yo, pero Herzog le dulcifica un purgatorio constante resolviéndolo en dos infames minutos que pensé eran una alucinación más de la acabada figura que interpreta Cage. Para mí se equivoca en esta parte. Me he sentido defraudado, como si se hubiera vendido a la Industria en esos dos minutos. Herzog podrá gustar o no, pero es indudable su personalidad a la hora de rodar. Y creo que me ha tomado el pelo, realizando un desenlace facilón que se encuentra en las antípodas de trabajos anteriores, como si la mano que ahora le da de comer fuese hoy día más importante que sus principios narrativos. A pesar de todo ello, la película cumple su función y al menos (a pesar de sus pesares) uno llega entero hasta el final, un plano que es seguranente lo mejor de ella.
[Leer más +]
52 de 71 usuarios han encontrado esta crítica útil
7
Rutinaria historia para un impecable lucimiento de Nicolas Cage
Partiendo de la base de que hablo de esta cinta sin haber visto la original anteriormente al visionado de la misma, puntualizo que mi valoración sobre esta película no puede buscar la comparación y por ello me refiero a ella como si fuese un producto nuevo alejado de ser un remake.

El recién ascendido a teniente de policía Terence McDonagh (Nicolas Cage) esnifa cocaína, fuma marihuana, ocasionalmente crack y debido a sus dolores de espalda es adicto a la Vicodina que se le prescribe. Le es encomendada la investigación de un caso de asesinato múltiple en el que han resultado muertas cinco personas de origen senegalés en la Nueva Orleans posterior al huracán Katrina, intentado resolver el caso no con demasiado interés. Pues sus viciosas obsesiones hacen que parezca despreocupado de su trabajo, interferido por sus disimulados saqueos al almacén policial en el que se archivan pruebas como la cocaína que el consume.

Cubriendo su tiempo libre preocupándose por su singular familia, jugando a las apuestas o quedando con su novia, una prostituta interpretada por Eva Mendes, el personaje de McDonagh está brillantemente interpretado por un Nicolas Cage que a mi modo de ver se come la pantalla, siendo el más ideal para el papel que se le da, repleto de histrionismos y alucinaciones cubiertos de sudores fríos y movimientos ansiosos tambaleados por lo corvado de su dolorida espalda.

Personalmente creo que la película es buena, como poco interesante, y es la interpretación del anteriormente citado Cage la que ha conseguido que esta cinta termine conquistándome, habiéndome entretenido con ella hasta el nivel de divertirme y saliendo de la sala de cine bastante satisfecho con el resultado. Creo que las opiniones del público pueden ser muy diversas respecto al veredicto sobre la misma, más cuando los que hayan visto la original se sientan fieles a la misma y puedan sentirse decepcionado con lo que presenta esta, pero sin duda es un bonito y movido ejercicio con tintes originales en el que resaltan algunas peculiaridades ofrecidas por su director y de la que se puede reprochar algunos vacíos que no logran cubrir algunas -pocas- escenas aburridas que bien pudieron haberse compensado con algunas dosis de acción.

Y aunque resulte pesado recordarlo: me ha encantado Nicolas Cage, sin el que esta producción hubiera perdido enteros.
[Leer más +]
25 de 33 usuarios han encontrado esta crítica útil
Relaciones 1