arrow

Full Monty (1997)

Full Monty
Trailer
6,9
46.130
Votar
Plugin no soportado
Añadir a listas
Sinopsis
El cierre de la fábrica de acero de Yorkshire deja sin trabajo a casi toda la población masculina. Gaz, uno de los obreros afectados, perderá el derecho de ver a su hijo si no consigue dinero para pagar la pensión de manutención familiar a su mujer. En medio de la desesperación, se le ocurre una idea, a primera vista disparatada, y se la plantea a los amigos que están en la misma situación: organizar un espectáculo de strip-tease. (FILMAFFINITY)
Dirección
Reparto
  Ver reparto completo
Año / País:
/ Reino Unido Reino Unido
Título original:
The Full Monty
Duración
83 min.
Guion
Simon Beaufoy
Música
Anne Dudley
Fotografía
John de Borman
Productora
Channel 4 / Redwave Films / FOX International Productions
Género
Comedia Comedia dramática Trabajo/empleo
Peter Cattaneo (o lo que es lo mismo: Ken Loach con sentido del humor) sorprendió al mundo con esta estupenda ópera prima basada en un guión tan ingenioso como cautivador de Simon Beaufoy (que se merece más de la mitad del mérito). El asunto: unos obreros del metal en paro sólo ven un modo de conseguir unas libras esterlinas: enseñando sus cuerpos antidanone. El problema: que para enseñar sus "cosas" antes tendrán que esconder otras: su timidez y su orgullo. Así, combinando una simpática comedia (la escena de la cola del paro vale más que mil muecas de Jim Carrey) con un amargo drama (inmenso Tom Wilkinson -el antiguo jefe-), este taquillazo mundial consiguió no sólo llegar a la final de los Oscar (consiguió 4 nominaciones, incluyendo mejor película), sino también el unánime favor de crítica y público... y miles de sonrisas ante el esplendor de las barrigas cerveceras más entrañables de los últimos tiempos -con permiso de Homer Simpson, claro está-.
[FilmAffinity]
"Un filme irrepetible, en el que todos sus elementos parecen hallarse en estado de gracia. Y además, una muestra emblemática de comedia comprometida, que logra lo más difícil: que el espectador se carcajee con situaciones que, en el fondo, no tienen maldita la gracia. Los personajes desbordan credibilidad, los gags se suceden sin pausa (atención a la secuencia del baile en la oficina del paro) y el filme desprende acidez y mala uva al tiempo que elabora un canto a la dignidad de lo más emotivo. Sencillamente perfecto"
[Diario El País]
8
La compleja sencillez de una obra maestra
Primorosa y magistral “opera prima” de Peter Cattaneo, -un casi desconocido director procedente de la televisión británica-, “Full Monty” se convirtió en un inmenso éxito de critica y público, -auténtico fenómeno sociológico-, y en una de las películas del año.

Emotiva y entrañable peripecia vital de un grupo de obreros en paro, -tras el cierre de la fábrica de acero de Yorkshire-, que para sobrevivir tomarán la alocada decisión de mostrar sus cuerpos desnudos en un espectáculo de strip-tease. Pero primero tendrán que vencer a sus miedos y a su timidez, para poder recuperar su orgullo, su dignidad y su perdida autoestima.

A caballo entre la comedia ácidamente disparatada y el drama social, “Full Monty” tiene el aroma del mejor cine social ingles, trasgresor y políticamente incorrecto. Divertida y tierna al mismo tiempo, “Full Monty” es capaz de hacernos reír, sin que por ello perdamos de vista el intenso drama humano de sus protagonistas. Esa entrañable galería de personajes con los que nos identificamos y con los que, a pesar del envoltorio de comedia del film, compartimos sus problemas y los sentimos como muy nuestros.

Exquisita y sofisticada partida de ajedrez, donde todos los elementos encajan de forma milimétrica. Bajo la inspirada dirección de un Peter Cattaneo que lo borda. Que mueve sus personajes con respeto, sensibilidad y mirada amorosa sobre ese prodigiosamente perfecto, -autentico trabajo de orfebrería-, tablero de juego que es el GUIÓN de Simon Beaufoy, sin duda uno de los pilares fundamentales en el que se sustenta esta pequeña gran obra maestra; junto a una puesta en escena que funciona con la precisión de un reloj suizo; una brillante banda sonora, de hábil e inteligente utilización dramática -premiada con el oscar-, y la impecable labor interpretativa de ese grupo de actores, encabezados por un Robert Carlyle sencillamente perfecto, un Mark Addy entrañable y por ese monstruo de la interpretación que responde al nombre de Tom Wilkinson.

Sería larga la enumeración de todas las secuencias destacadas que surcan el mar de este irrepetible y vitalista film, pero aún a riesgo de ser repetitivo, quisiera destacar dos de mis preferidas: La absolutamente antológica de la cola del paro, auténtico prodigio de coreografía visual y narrativa, en perfecta simbiosis con la rítmica canción de Donna Summer, y la de la desesperada confesión que un impagable Tom Wilkinson hace a sus amigos, tras la fracasada entrevista de trabajo, de sublime y sobrecogedora grandeza dramática.

Joya del cine. Para nostálgicos de los BUENOS GUIONES perdidos.


Francesc Chico Jaimejuan
Barcelona, 5 de junio de 2008
[Leer más +]
59 de 65 usuarios han encontrado esta crítica útil
10
Es para verla varias veces.
Esta película, lamentablemente tratada por los medios por su constante repetición y utilización de gags, es sensacional. Probablemente la mejor comedia de su década(y no he visto ninguna mejor en la que estamos), precisamente por su contenido dramático, realista y enternecedor. Por eso aconsejo, de primeras, verla una vez, volverla a ver y una vez hecho este ejercicio hacer una valoración de lo que se ha visto.

Precisamente por culpa de los medios, que tan machaconamente nos acostumbraron a algunos de sus gags, la primera vez que la ves estás más pendiente de cuándo van a aparecer las escenas que conoces sin haberla visto, que de veras el drama cómico que estás visualizando. Por eso es mejor verla más veces, y cuantas más veces, más detalles absolutamente geniales, de auténtica obra maestra. Y sí, digo Obra Maestra porque lo merece, por todo lo que contiene, desde la historia que cuenta hasta los actores, pasando por cómo la cuenta, la música(la mejor banda sonora no "profesional" tipo John Williams o el compositor de turno de los últimos años) la fotografía, los lugares utilizados, todo. Maravillosa.

Y maravillosos los actores, sobretodo Tom Wilkinson y Mark Addy, los que más profundidad tienen en la película, ya que el personaje de Carlyle es más lineal(tiene un objetivo y lo cumple). Los matices de ambos actores a su personaje cuadran sin fisuras, como un guante, y dotan de un realismo nunca visto en una supuesta comedia. Ese realismo es tal que pareces estar dándote una vuelta con ellos cuál parado sin otra cosa que hacer por las frías y desconchadas calles de la ciudad otrora industrial de turno. A mí me hubiera encantado tener amigos como éstos, y parece durante la película que lo sean.

Por lo tanto no puedo sino calificarla como lo que es, una película Excelente, que nunca me cansaré de ver y tendré en todos los formatos de los que disponga, para cuando quiera echarme unas risas y disfrutar pueda tenerla siempre a mano.
[Leer más +]
25 de 26 usuarios han encontrado esta crítica útil